“El plasma me salvó la vida, es muy efectivo… Al rato tenía ganas de vivir”, narra mujer recuperada de COVID-19

Una mujer de nombre Cristina que se recuperó del COVID-19 conversó con la agencia Telam sobre su experiencia y la razón que le ayudó a superar la cruel enfermedad.

La mujer dio a conocer que las terapias con plasma de personas convalecientes fue lo que le salvó la vida y la ayudó a dejar el hospital sana.

“Me lo colocaron y al rato ya tenía ganas de vivir, era como si nunca hubiera tenido la enfermedad”, contó a Télam.

La mujer contrajo el virus al igual que dos de sus hermanos, todos tuvieron que ser internados en un hospital de la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

“Nos transfundieron plasma: a mí, en dos oportunidades; a mis hermanos, solo una sola dosis porque no había más”, explicó.

Cristina aseguró: “Me colocaron el plasma; la primera dosis me levantó un poquito; cuando me dieron la segunda, al rato, era como si nunca hubiera tenido la enfermedad, tenía ganas de vivir”.

“El plasma me salvó la vida, es muy efectivo; mi hijo y mis sobrinos están esperando que pasen 14 días del hisopado negativo para poder donar”, expresó orgullosa.

Insistió: “Por favor, el que esté en condiciones de donar que done, el plasma salva vidas, es una cosa que te revive, no afecta la salud del donante y da resultado”.

Cristina y su hermano Juan Antonio fueron dados de alta días atrás y este viernes fue el turno de Miguel, que salió aplaudido por los médicos y enfermeros que le salvaron la vida.

Actualmente, en El Salvador existe una gran polémica, debido a que muchos recuperados del COVID-19 han buscado vender su plasma para que se trate a los enfermos, algo que ha sido muy criticado por la sociedad en general.

La noche del jueves, la Asamblea Legislativa aprobó, con 62 votos, la Ley de Fomento para la Donación de Plasma Sanguíneo de Pacientes Recuperados de COVID-19, la cual busca fomentar tal acción, establecer los protocolos para facilitar el plasma y suministrarlo a pacientes que requieren este tratamiento.

La iniciativa además contempla la aplicación de infracciones, sanciones, y prohíbe solicitar o recibir cualquier tipo de gratificación, remuneración, dádiva en efectivo o en especie por el otorgamiento de plasma.