13 agosto, 2019

Artista venga el asesinato de su esposa en el momento que eran víctimas de asalto

Consternación ha causado en Colombia la tragedia familiar que enfrenta el cantante Richard Muñoz Cardona, conocido por imitar al intérprete de música popular Pipe Bueno en el concurso de televisión “Yo Me Llamo”. El artista mató al delincuente que asesinó a su esposa durante un atraco del que fueron víctimas.

El hecho delincuencial ocurrió la madrugada del 10 de agosto tras finalizar la presentación que él ofreció en Fusagasugá.

Muñoz Cardona y su esposa Charlotte Cobos, de 29 años, salieron a la calle, cuando repentinamente dos sujetos a bordo de una motocicleta pararon su marcha y uno de ellos bajó para asaltar a la pareja. Las imágenes fueron captadas por una cámara de videovigilancia.

“Se me acercó con un cuchillo y me dijo: ‘deme todo gonorrea, deme todo lo que tenga’ y no haga nada”, detalló Muñoz a Noticias Caracol.

Esta es una de las imágenes que compartió meses atrás Charlotte en su cuenta de Facebook. En esta aparece junto al cantante conocido por imitar a Pipe Bueno.

Sin embargo, el cantante relató que su esposa se resistió al robo y en medio del forcejeo el ladrón le asestó dos puñaladas en el pecho.

Ante la situación, Muñoz asegura que reaccionó y él también se enfrentó al delincuente a quien terminó matando. Las imágenes muestran que, incluso, el otro sujeto que quedó en la moto bajó para ayudar a su cómplice, pero al final huyó.

“Yo logré desarmar al bandido y en un momento de ira, de dolor, de rabia e impotencia, no tuve más remedio que acabar también con él”, narró.

Charlotte fue trasladada a un centro asistencial, donde murió a raíz de gravedad de las lesiones que sufrió. Mientras el artista fue detenido por el homicidio del delincuente.

No obstante, Muñoz quedó en libertad, porque el juez que llevó su caso determinó que actuó en legítima defensa, señaló la publicación de Noticias Caracol.

Agregó al medio que ahora teme por la seguridad de él y de sus dos hijos menores de edad, pues indicó que los delincuentes pertenecen a una estructura criminal.