Su esposo la reportó como desaparecida pero ella confesó: “Estoy perfecta. No me molesten, quería tener sexo con mi amante”

Hace unos días, las autoridades iniciaron una intensa búsqueda para dar con el paradero de una mujer de nombre Marina Silvia Morbiducci, a quien su esposo y sus hijos la reportaron como desaparecida.

La familia de Marina pensaron que había sido víctima de algún delincuente, pues no tenían rastro de su paradero, por lo que las autoridades argentinas se movilizaron para tratar de localizarla lo más pronto posible.

La policía llegó al motel y en efecto, encontraron a Morbiducci, sana y salva.

“Estoy perfecta. No me molesten, quería tener sexo con mi amante”, dijo la mujer de 53 años a una cámara de televisión que se encontraba en el lugar.

A algunos les pareció que Marina no se encontraba bien al momento de las declaraciones, pues se le veía muy perturbada y alterada, diciendo cosas que parecían no tener sentido.

Las investigaciones descubrieron que la mujer había hecho una reservación en dicho hotel y que incluso, se habían hecho cargos a su tarjeta de crédito. También se sabe que un hombre hizo una llamada a sus familiares para pedir rescate por ella, pero no se sabe si se trató en realidad de un secuestro o bien, algo planeado por esta mujer con su amante.