Las 262 municipalidades del país aún sin recibir fondos por impase Legislativo

Las 262 alcaldía de El Salvador serán perjudicadas aún más en sus finanzas, sí este viernes los diputados de la Comisión de Hacienda, no ratifican los préstamos de $550 millones para el combate de la pandemia por coronavirus en el país.

Los recursos deben ser ratificados por los legisladores, de no hacerlo previo a “vacaciones Agostinas”, serán las comunas las afectadas directamente al no poder recibir el 30% de los fondos que el Gobierno del presidente Bukele ha gestionado y que necesita para la mejora de más hospitales, insumos médicos y otros aspectos relacionados a palear la difícil situación que El Salvador enfrente por el COVID-19.  

Los recursos ya han sido avalados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con el Ejecutivo y solo falta la ratificación de los parlamentarios para su ejecución.

Lo anterior de acuerdo con el decreto 608, aprobado el pasado 26 de marzo por el Legislativo, donde se estableció que las municipalidades recibirían el 30 por ciento de los fondos obtenidos para atender la Emergencia.

Los recursos serán transferidos de forma directa a las alcaldías de conformidad a lo establecido en la ley FODES, en proporción a como vayan ingresando los mismos al Fondo de Emergencia.

En este momento, la Asamblea Legislativa mantiene en estudio 2 proyectos de financiamiento con el BID, de los cuales $171 millones serían destinados a los diferentes gobiernos municipales para la atención de los salvadoreños a lo largo del territorio, de conformidad al inciso segundo del artículo once del Decreto antes mencionado.

De ese monto, $96 millones pertenecen al programa de emergencia para la Sostenibilidad Macroeconómica y Fiscal y $75 millones al Programa de Fortalecimiento de la Política Pública y Gestión Fiscal para la atención de la Crisis Sanitaria y Económica causada por COVID19 en El Salvador.

Cabe destacar que el Programa de Fortalecimiento de la Política Pública y Gestión Fiscal para la atención de la Crisis Sanitaria y Económica causada por COVID19 en El Salvador, corre el riesgo a perderse por el retraso de la Asamblea Legislativa para ratificar el contrato y permitir a Hacienda incluir los componentes al Presupuesto.