27 diciembre, 2019

Lectura para fin de año: Por Mi Gordísima Culpa


«Por Mi Gordísima Culpa» es el libro escrito en 17
capítulos por la recién estrenada escritora migueleña
Lorena Reyes.

Uno que siendo el primero de la autora cae inevitablemente dentro de la narrativa intimista y que con un lenguaje coloquial migueleño, que la lleva a abusar de las frases cliché, refleja sus vivencias personales que bien podrían ser la infancia de toda una
generación.

Influenciada por unos padres conservadores como equivocados que nada pudieron hacer para evitar su negro porvenir nos revela una sociedad que (para bien o mal) ya no existe, muriente, totalmente perdida en una nueva ciudad remesera en que se ha convertido y re identificado San Miguel.

Aquel pueblo donde nadie era más que nadie (no por la ausencia de posiciones económico-sociales) sino porque todos se conocían ya no existe y reiteradamente Lorena Reyes nos retrotrae para
explicarnos ¿por qué allí se hizo gorda? La idea de que
más amor significa más comida y que la gordura es salud
se revela de manera sutil en una violencia intra familiar
infantil continuada personalmente en la adultez hacia una
vena autodestructiva que puede estar más cerca de lo
que creemos de todos nosotros.

No es un libro de autoayuda y menos para adelgazar. En
principio, pero si puede hacer comprender el lev motiv de
la obesidad de muchos: no es la comida estúpidos.

Narración de la frustración personal que comienza con el
fatídico desbalance adolescente del gen FTO pasando por
la búsqueda de la aceptación desenfrenada entre los
mayores por la marginación que conlleva ser gorda(o)
elevada a embarazo o familia forzada.

Continuada por una maternidad glotonera como mecanismo de
canalización del abandono del donante de esperma en
que finalmente se convirtió el hombre de su vida. Finaliza
con la superación de la vida, de esa vida de gordura y la
puesta en imprenta de un sueño: un libro. «Por Mi
Gordísima Culpa» que como catarsis bueno fuera que
todas las historias terminaran así.

Los seres humos somos para siempre dos tercios nuestra
infancia y ambiente familiar. Ser gordo es una cuestión
personal pero con unas repercusiones sociales dramáticas
en una sociedad de consumo, las relaciones
interpersonales, laborales y sexuales truncadas a causa de
esto obligan a sobreponer el tercio restante que le toca
construir a cada uno fuera de la esfera de la familia como
lo mejor que tienes.

Una herencia a destruir es la obesidad. ¿Y si es qué es psico-genética? Es un libro misericordioso visto desde quienes nunca fuimos obesos pero llega a la crueldad desde quienes si lo fueron o lo son. Y así debe ser porque no pretende ser un manual
para dejar de ser un tragaldabas.

El libro no es pretensioso, no entrara a la literatura
universal. Tiene de traslucido la ciudad de todos nosotros,
San Miguel.

La vida de los que tenemos que irnos a estudiar o trabajar fuera porque quizá nos queda chiquita la provincia o porque simplemente pueden pagarse la universidad más allá del rio Lempa pero regresamos.

Allí radica su importancia, es un relato sencillo, honesto y con
buena intención narrativa, comprensible para un lector
que no le gusta leer que pueden también comprarlo en
Amazon.


Corolario:
El Teatro Nacional de San Miguel nominado en la década
de los 30`s Francisco Gavidia celebrará el próximo 29 de
diciembre 110 años.

Para conmemorarlo se ha organizado una velada cultural que incluirá una obra de títeres; lectura del libro de la neo escritora migueleña Lorena Reyes, «Por Mi Gordísima Culpa» y el documental El Nacional que incluye la historia de los Teatros de San Salvador y San Miguel, ambos dirigidos por mí.

Todo comenzará desde las 6.00 PM y la entrada es libre para los
asistentes, sean gordos o gordas incluso si no lo son.
Nadies es perfecto al fin y al cabo.

ESCRITO POR MARVIN AGUILAR. Analista político, Culturologo, graduado de la Universidad Estatal de Moscú. Cineasta documentalista. Columnista.

@_aguilarumana