La protesta ciudadana es por el aumento de impuestos - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Opinet

La protesta ciudadana es por el aumento de impuestos

PUBLICADO

on

Los abucheos al presidente en el National Park de Washington DC pidiendo que lo metan preso el pasado 27 de octubre anuncian el inicio del impeachment al que será sometido Donald Trump por delincuente. Mintió a su pueblo. Si bien el empleo, buena marcha de la economía está en records históricos arrastra dos grandes obstáculos para ser un éxito que le permita la reelección: es lenta para las demandas urgentes de una sociedad de primer mundo (agravada por la guerra comercial con China) además de ser manifiesta una concentración de riqueza que acrecienta la desigualdad entre los estadounidenses.

El miedo a perder su hegemonía mundial hizo del lema de Trump “hacer grande a América otra vez” un seductor catalizador de las esperanzas del WASP (White, anglo-saxon and protestant) de volver a la época de oro de los 50`s y 60`s. Los colegios electorales (no el pueblo) para liberar presión de la olla política que hervía contra el establishment lo eligieron presidente. Pero Donald Trump un empresario inculto y mafioso ignoraba que la realidad económica mundial había cambiado desperdiciando una buena oportunidad. De allí que su estrategia de bienes raíces llevada a la política fracasara. EE.UU. perdió la guerra comercial contra China que prometía devolver las fábricas a los obreros estadounidenses.

¿La clave de la victoria China? Hacer agua a EE.UU. que ha devenido en una potencia financiera basada en una moneda fiat (dólar) que tiene como único respaldo su fuerza militar mientras China conocedora de su realidad tiene el yuan contante y sonante respaldado por oro y, que, en una alianza militar indestructible con Rusia les permite hacer una dupla dinámica y atractiva para la economía y geopolítica.

Es sencillo pero complejo explicar lo que sucede en el mundo. Básicamente estamos a las puertas del fin  unilateralista estadounidense iniciado desde la caída de la URSS. De facto viendo los fracasos geoestratégicos militares de Trump en Siria, Corea del Norte, Irán, Turquía o Venezuela ya dio inicio el trilateralismo que compartirán –se tarde en aceptar o no- China, Rusia con EE.UU.

II            

La base económica que acompañó el unilateralismo propuesto e impulsado por Estados Unidos era la globalización y el neoliberalismo. Finalmente estos dos pilares han sido derrotados, uno por Donald Trump al imponer el nacional-populismo y el segundo, por los pueblos afectados por las políticas económicas impulsadas por el FMI-BM u organismos similares amparados en la teología económica del bautizado consenso de Washington.

Sudan, Grecia, Argentina, Haití y Portugal son ejemplos clásicos de los errores del neoliberalismo. Igual podríamos con las protestas vistas por 10 días sumar al alumno aventajado de los chicago boys: Chile y, desde luego, El Salvador con la anunciada por Alfredo Cristiani teoría del rebalse en 1989, la privatización de las pensiones por Armando Calderón Sol; la dolarización de Paco Flores que prometió hacernos el Hong Kong de Centroamérica. Esto que ya era una bomba de tiempo obligó a Tony Saca a llamarse gobierno con rostro humano implementando una serie de medidas paliativas sin entrarle al problema económico. El FMLN incapaz cuando menos de lograr la paz social, administró el sistema económico neoliberal e incluso se animo a privatizar CORSAIN y vender parte del oro nacional desaprovechando el proyecto ALBA para crear un aparato productivo agrícola y no hizo nada ante el aumento de la migración de salvadoreños tanto interna como hacia el exterior. Todas fueron promesas fracasadas plagadas de corrupción, castigadas el 3F pasado.

Corolario:

¿Qué lección nos dejan las protestas contra los impuestos en Líbano, Ecuador, Irak, Chile, Francia, los fracasos económicos de Venezuela, las desigualdades del triángulo norte de Centro América que depositaron la esperanza personal en el narco, migración o corrupción?  Que el sistema económico que deberíamos impulsar es el neoclásico, aquel que sostiene que invertir en capital humano potencia el crecimiento. Más matemáticas, más profesionales, gente feliz y educada solo lo puede lograr un gobierno de personas para personas.

La solución del despegue económico nacional pasa por las MYPES, cierto, pero por la MYPES agrícolas o tecnológicas antes que las de servicios que son las que predominan desde hace 30 años y no lograron sacarnos del estancamiento económico.

Los problemas salvadoreños se derivan del incumplimiento del artículo 118 de la Constitución. De allí se originan las crisis de desempleo y que el dinero no alcance a fin de mes. Entonces si la clase política está decidida a no cumplirlo (art 118) obligada esta a entender como lo decía Adam Smith (fundador del capitalismo) que no puede haber una sociedad sana y feliz cuando la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados.

Dispuestos a ignorar el 118 Cn. Debemos entonces aceptar que la educación, salud, empleo y pensiones nunca serán suficientes para todos y nunca de calidad a quienes lleguen, que eso hará siempre pender de un hilo la seguridad pública y que nunca la clase política dejará de decepcionarnos. La paradoja salvadoreña radica en el miedo a reconocer que entre menos educados más conservadores (cerebro concreto) y entre más educados más liberales (cerebro abstracto). 



ESCRITO POR MARVIN AGUILAR. Cineasta documentalista. Columnista.

@_aguilarumana
      

Opinet

Un epitafio para el FMLN

PUBLICADO

on

Douglas Farah y Caitlyn Yates de la NDU de Washington escribieron un informe que relata que el robo al pueblo venezolano hecho a través de la iniciativa ALBA en 11 países terminó lavando $28,000 millones. De estos $1,100 millones fueron prestados por ALBA petróleos de El Salvador a 8 compañías panameñas que igualmente eran controladas por afines a la izquierda salvadoreña, este dinero terminó en bancos de las Islas Vírgenes Británicas; Caimán; Belice, Suiza y Rusia. Sigfrido Reyes no es más que la punta del iceberg de otros reputados testaferros que se prestaron a crear empresas de papel para lavar dinero.

No se vive de la política se vive para la política. Esa es la diferencia entre los buenos y malos políticos. Con el caso de Sigfrido Reyes, los últimos 30 años han quedado evidenciados como décadas de malos políticos. Porque aunque se alegue que dentro del tinglado salvadoreño hubieron buenas personas participando dentro de los dos ex grandes partidos mayoritarios tampoco se puede negar que peor que los actos de corrupción de los políticos malos fueron el silencio o consentimiento que los políticos buenos dieron a esos ladrones que jurando cumplir las leyes con su mano alzada robaron descaradamente a una nación pobre y enferma como la nuestra.

¿Y el FMLN de Oscar Ortiz? pues ha descubierto que un incendio se apaga con fuego y una inundación se detiene con agua. Al acusar al sistema de persecución política obvian que esta ocurre en la Nicaragua de los Ortega-Murillo o en la Venezuela del madurismo y que perseguir políticos corruptos no es violentar los derechos políticos de nadie. Contrario sensu ellos han terminado (no solo asesinando como hemos sabido en detalle recientemente con el caso Mayo-Sibrian) sino traicionando a los muchos heroicos jóvenes estudiantes y campesinos que murieron bajo el régimen militar desde Maximiliano Hernández Martínez hasta Carlos Humberto Romero. Así de grave es la traición al pueblo y que bueno que nunca triunfó su revolución.

Al hombre superior nunca se le conocerá por pequeños asuntos (corrupción) porque estará ocupado con las grandes preocupaciones. Por contrario al hombre inferior siempre se le conocerá por los pequeños asuntos. Los robos de la izquierda salvadoreña se produjeron por una sencilla razón, cayeron en la trampa que les dejó ARENA: de que triunfar en la vida es acumular dinero y, que, quien no hace dinero no puede ser feliz. Y no se trata de ir en contra de la mística del trabajo, esfuerzo, ahorro que legítimamente puede otorgar riqueza sino de seducirse por esa verdad que camina por los corrillos políticos de que la corrupción es la manera más rápida para llegar a la felicidad y de que quien no lo haga es tonto. Sigfrido Reyes por un tiempo pensó que los tontos éramos nosotros, los ciudadanos y, calculó que lavar dinero y traficar influencias desde la burbuja del poder eran validas para los revolucionarios que sobrevivieron a la guerra civil. Pero las burbujas estallan.

Corolario:

La política no se arregla con dinero. Se arregla con pasión. El dinero empareja barrancos también puede pagar cirugías plásticas pero nunca cambiará la realidad nacional, la de los pobres, la de la mayoría.

Por eso un representante del pueblo debe vivir como vive la mayoría de esas gentes que representa o luchar para que este pueblo no tenga carencias. Esa es la esencia de una república democrática que sustentará sus decisiones por mayoría. Quizá tener una izquierda como la salvadoreña explica mejor el voto popular los 20 años de ARENA: que mejor nos gobernara una minoría que ya sabemos como son y, no, un FMLN infantil que luego se transforma en lo que siempre criticó.

Parafraseando a Lao Tsé para un epitafio del FMLN: el hombre vulgar cuando empieza una gran obra siempre la echa a perder por su corrupción.

ESCRITO POR MARVIN AGUILAR. Analista político, Culturologo, graduado de la Universidad Estatal de Moscú. Cineasta documentalista. Columnista.

@_aguilarumana

SIGA LEYENDO

Opinet

2019 derrotó al bipartidismo

PUBLICADO

on

2019 será un parte aguas histórico en El Salvador. Cuando historiadores estudien el primer tercio del siglo XXI dentro de un siglo, que es cuando ya se tiene mejor objetivización de todo lo sucedido en nuestros días, no podrán menos que señalar el fin de la dicotomía histórica que arrastramos desde la independencia de España en 1821.

Ha devenido nuestra patria en el falso dilema que nos mantuvo en guerras internas por casi 170 años. Los odios de monárquicos e independentistas; liberales y conservadores; capitalistas versus comunistas; derecha e izquierda dejaron un atraso cultural, económico, educativo, social y humano que cuando se hagan los cálculos monetarios de esa testarudez nacional de no avanzar por la patria y sí por intereses familiares, de grupo o sectoriales las futuras generaciones entenderán que quizá nunca fuimos pobres sino más bien unos simples ignorantes. Somos un país de la periferia y no del núcleo por decisión propia.

El 3F de 2019 será la fecha oficial del fin de esa hegemonía enferma de tener que definirse en uno de los bandos históricos que lastró a El Salvador. ARENA y el FMLN bisnietos del pecado original concebido durante la separación española han agotado este año su discurso político. Toca ahora a la población volverse ciudadanos empoderados y únicos responsables de la clase política que nos gobierna. El 3F es el evento del año.

II 

El protagonista de 2019 es el Movimiento Nuevas Ideas. Desde luego tal como lo propone Antonio Gramsci: vive El Salvador en este momento particular la circunstancia de que el viejo mundo muere y el nuevo tarda en aparecer. Monstruos intermedios incluidos. De allí la confusión de la vieja política de colarse en el partido Nuevas Ideas para traer las malas costumbres de la vieja política que podemos notar a nivel nacional al pretender usar a NI como su tabla de salvación. El reto estará en identificar a los mismos de siempre que lleguen envueltos de novedad.

Igualmente mientras no surja un nuevo ó resurja ARENA como antagónico del Movimiento el poder del partido Nuevas Ideas será indiscutible, pesar de los errores que se cometan. Ahora bien, si pasados los años termina predominando el ADN ancestral de la antigua tradición política nacional la factura electoral con riesgo de convertirse en derrota política hundiendo a Nuevas Ideas en una crisis interna al mejor estilo de ARENA o el FMLN será inevitable.

El poder es como el Centauro: mitad coerción mitad legitimidad. El reto del Movimiento es ser un racimo de uvas (debido a su horizontalidad) o como tataranieto de la vieja forma de hacer política sumergirse en una balcanización si optan por manejar al partido como tradicionalmente se ha venido haciendo desde 1821. Imponer dirigencias o candidatos funciona a corto pero a largo plazo es el lupus político de los partidos.

III

La tecnología hizo estragos en las estrategias electorales de los dos partidos tradicionales salvadoreños. Herederos del cinismo, la violencia y la puñalada trapera no comprendieron que las redes sociales definirían el resultado electoral de 2019, torpemente se escudaron en explicaciones llamando troles a seguidores; acusar de ausencia de estructura partidaria a nivel nacional al adversario y, desprestigiar encuestas que siempre colocaron ganador a Nayib Bukele.

La tecnología como herramienta electoral llegó para quedarse por eso es el legado de 2019. En la actualidad (según estudio de la UCA) el electorado se entera «y decide su voto» en un 45% a través del social media y un 40% vía televisión. Así un 85% del votante cree en esto para conocer a su clase política. «Benditas redes sociales» expreso Manuel López Obrador para explicar su victoria electoral pesar del «PRIAN». Pero no se trata de pauta solamente, se trata también de contenido. Las redes sociales exigen decir la verdad o, exponerse a quedar evidenciado como demagogo y esa característica es debido a que por estos lares –la verdad- es una verdadera revolución.

Corolario:

¿Está preparada nuestra clase político-dirigencial para el porvenir? El futuro es femenino. Esto presagia un cambio cultural importante. La unilateralidad liderada por EE.UU. cede paso a la tripolaridad compartida con China y Rusia, esto hará una transformación geo-política nueva. La crisis de fe actual dará paso a una religión mundial nueva: la ecología. Pataleen o griten grupos ultra conservadores-religiosos la ampliación de Derechos Humanos avanzará y al final de este siglo serán estudiados como los nazis y fascistas del siglo XXI.

Este cambio será posible a la llegada del 6G de la mano de los chinos. Provocando un cambio fundamental en la manera en que nos comunicaremos. Estamos pasando del clásico de boca en boca al mundo en boca y esto limpiará a nuestros países de políticos o dirigentes corruptos, doble moralistas, evasores o elusores de impuestos, estafadores y manipulares de las masas.

Y todo llegará tan rápido, dentro de 80 años. Al final del siglo. No importa si lo vemos, importa saberlo.

Feliz 2020 a tod@s  

ESCRITO POR MARVIN AGUILAR. Analista político, Culturologo, graduado de la Universidad Estatal de Moscú. Cineasta documentalista. Columnista.
@_aguilarumana

SIGA LEYENDO

Opinet

Lectura para fin de año: Por Mi Gordísima Culpa

PUBLICADO

on


«Por Mi Gordísima Culpa» es el libro escrito en 17
capítulos por la recién estrenada escritora migueleña
Lorena Reyes.

Uno que siendo el primero de la autora cae inevitablemente dentro de la narrativa intimista y que con un lenguaje coloquial migueleño, que la lleva a abusar de las frases cliché, refleja sus vivencias personales que bien podrían ser la infancia de toda una
generación.

Influenciada por unos padres conservadores como equivocados que nada pudieron hacer para evitar su negro porvenir nos revela una sociedad que (para bien o mal) ya no existe, muriente, totalmente perdida en una nueva ciudad remesera en que se ha convertido y re identificado San Miguel.

Aquel pueblo donde nadie era más que nadie (no por la ausencia de posiciones económico-sociales) sino porque todos se conocían ya no existe y reiteradamente Lorena Reyes nos retrotrae para
explicarnos ¿por qué allí se hizo gorda? La idea de que
más amor significa más comida y que la gordura es salud
se revela de manera sutil en una violencia intra familiar
infantil continuada personalmente en la adultez hacia una
vena autodestructiva que puede estar más cerca de lo
que creemos de todos nosotros.

No es un libro de autoayuda y menos para adelgazar. En
principio, pero si puede hacer comprender el lev motiv de
la obesidad de muchos: no es la comida estúpidos.

Narración de la frustración personal que comienza con el
fatídico desbalance adolescente del gen FTO pasando por
la búsqueda de la aceptación desenfrenada entre los
mayores por la marginación que conlleva ser gorda(o)
elevada a embarazo o familia forzada.

Continuada por una maternidad glotonera como mecanismo de
canalización del abandono del donante de esperma en
que finalmente se convirtió el hombre de su vida. Finaliza
con la superación de la vida, de esa vida de gordura y la
puesta en imprenta de un sueño: un libro. «Por Mi
Gordísima Culpa» que como catarsis bueno fuera que
todas las historias terminaran así.

Los seres humos somos para siempre dos tercios nuestra
infancia y ambiente familiar. Ser gordo es una cuestión
personal pero con unas repercusiones sociales dramáticas
en una sociedad de consumo, las relaciones
interpersonales, laborales y sexuales truncadas a causa de
esto obligan a sobreponer el tercio restante que le toca
construir a cada uno fuera de la esfera de la familia como
lo mejor que tienes.

Una herencia a destruir es la obesidad. ¿Y si es qué es psico-genética? Es un libro misericordioso visto desde quienes nunca fuimos obesos pero llega a la crueldad desde quienes si lo fueron o lo son. Y así debe ser porque no pretende ser un manual
para dejar de ser un tragaldabas.

El libro no es pretensioso, no entrara a la literatura
universal. Tiene de traslucido la ciudad de todos nosotros,
San Miguel.

La vida de los que tenemos que irnos a estudiar o trabajar fuera porque quizá nos queda chiquita la provincia o porque simplemente pueden pagarse la universidad más allá del rio Lempa pero regresamos.

Allí radica su importancia, es un relato sencillo, honesto y con
buena intención narrativa, comprensible para un lector
que no le gusta leer que pueden también comprarlo en
Amazon.


Corolario:
El Teatro Nacional de San Miguel nominado en la década
de los 30`s Francisco Gavidia celebrará el próximo 29 de
diciembre 110 años.

Para conmemorarlo se ha organizado una velada cultural que incluirá una obra de títeres; lectura del libro de la neo escritora migueleña Lorena Reyes, «Por Mi Gordísima Culpa» y el documental El Nacional que incluye la historia de los Teatros de San Salvador y San Miguel, ambos dirigidos por mí.

Todo comenzará desde las 6.00 PM y la entrada es libre para los
asistentes, sean gordos o gordas incluso si no lo son.
Nadies es perfecto al fin y al cabo.

ESCRITO POR MARVIN AGUILAR. Analista político, Culturologo, graduado de la Universidad Estatal de Moscú. Cineasta documentalista. Columnista.

@_aguilarumana
      

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído