Golfo de Fonseca, alcaldes irresponsables y un tal Dr. Stockmann - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Opinet

Golfo de Fonseca, alcaldes irresponsables y un tal Dr. Stockmann

PUBLICADO

on

Esta semana se cumplen 132 años desde que Henryk Ibsen escribió “Un Enemigo del Pueblo”.

La obra es una crítica a una población que se siente orgullosa de la clase de alcalde y de sistema (débil y corrupto) económico que
tienen. Stockmann es un medico que descubre que en el balneario (fuente de turismo y dinero del pueblo) existe una bacteria provocada por los desechos de un molino de una familia poderosa que podría enfermar a todos los habitantes.

La solución es cerrarlo para tratar las aguas y
evitar daños mayores e incalculables. Empresarios, medios, ciudadanía, finalmente el alcalde que es su hermano terminan declarándolo enemigo del pueblo por
querer cerrar el único medio de subsistencia de los habitantes. En aquellas circunstancias Stockmann interesado en el bien común acaba siendo una amenaza.

En la zona oriental de nuestro país bien podría estarse gestando la segunda parte de la obra de Ibsen, lo que Stockmann deseaba evitar. Según el juez medioambiental de San Miguel, en el Golfo de Fonseca, la parte que comparten al menos seis alcaldías han dejado que se contaminen las aguas del mar que ya comenzaron a arrojar moluscos muertos afectando la economía de los pescadores locales. No solo, la población –sostiene el juez- no tiene conciencia ni cultura ambiental, abona a la tragedia que las alcaldías y los ministerios no han estado
haciendo nada por resolver el problema que está
afectando a todos.

En El Salvador el caudillismo malo como rémora del siglo 18 se evidencia actualmente en el poder local.

Las alcaldías se han convertido en coto de caza de un elite provinciana que muy poco interesada en desarrollar a sus municipios como ciudades circulares y amigables con el ambiente poseen un culto a la infraestructura (muchas
veces poco provechosa) que les facilita cobrar en negro porcentajes que van desde el 10% al 30% según la importancia del proyecto. Este ingreso ilegal permite operar un clientelismo que les reelige indefinidamente.

El caso más paradigmático que refleja la vigencia de la obra de Ibsen lo observamos en los alcaldes involucrados en la crisis del Golfo: pertenecen al partido ARENA y llevan como máximo en la comuna 12 años. En todo ese periodo nunca miraron hacia el mar o cuando menos no
se imaginaban que bajo las aguas que vieron había vida.

El FODES -que bien podría haber servido para evitar la crisis ambiental en la que están inmersos por negligentes estos munícipes- pensado para potenciar el desarrollo ha
terminado siendo una fuente de corrupción que
disfrazada de buenas obras ha creado derivada de la política una nueva clase económico-social en los municipios del país.

Por estos lares los alcaldes honrados son como los marcianos. Nadie los ha visto hasta ahora.¿Exagerado? No. Porque hasta el alcalde que no cobra la coima de los proyectos, vía FODES, se agencia un salario desigual en relación a sus vecinos y, no solo, además bajo la figura de
gastos de representación o viáticos aumentan su
patrimonio de manera escandalosa. Desde luego el Concejo Municipal no se salva porque para lograr (votos) el silencio o complicidad de sus miembros la erogación de dietas para ellos en los presupuestos es igualmente una jarana al erario municipal.

Corolario:
Cuando niño observaba al Dr. Fausto Cisneros pasando por el negocio familiar caminando desde su casa-clínica hacia la alcaldía, regresar a almorzar y luego volver a su trabajo en el despacho municipal cada día. En el oriente
ya ningún alcalde va caminando a su oficina.

Con FODES
se compran narco-carros que les otorgan el estatus que su inculta existencia no puede darles, de allí que, así le va al Golfo de Fonseca. Los políticos ahora son como la ropa interior de cualquier color. Hay que cambiarla seguido porque sino apestan.

Las protestas a nivel hemisférico que hemos visto en los últimos días es debido al descredito de los políticos que aprovechándose de la democracia llevan ejerciendo poder demasiado tiempo, sean estos de derecha o izquierda.

No es ideológico, es ciudadano el malestar.
Como Ibsen hace decir al doctor Stockmann en su obra: hay una vieja equivocación popular: creer que la cultura intelectual es contraproducente, que debilita al pueblo.

Lo que en realidad debilita al pueblo es la ignorancia, la pobreza y todo lo que se hace para embrutecer. Cuando en una casa no se barre ni se lava el suelo, sus habitantes acaban por perder en un par de años toda noción de
moralidad.

La conciencia, como los pulmones, vive de
oxígeno, y el oxígeno falta en casi todas las casas del pueblo, porque una mayoría aplastante (hasta ahora)*, que es lo bastante inmoral, quiere basar el progreso de nuestra ciudad en cimientos falsos y engañosos.

ESCRITO POR MARVIN AGUILAR. Analista político, Culturologo, graduado de la Universidad Estatal de Moscú. Cineasta documentalista. Columnista.

@_aguilarumana
      

Opinet

La protesta ciudadana es por el aumento de impuestos

PUBLICADO

on

Los abucheos al presidente en el National Park de Washington DC pidiendo que lo metan preso el pasado 27 de octubre anuncian el inicio del impeachment al que será sometido Donald Trump por delincuente. Mintió a su pueblo. Si bien el empleo, buena marcha de la economía está en records históricos arrastra dos grandes obstáculos para ser un éxito que le permita la reelección: es lenta para las demandas urgentes de una sociedad de primer mundo (agravada por la guerra comercial con China) además de ser manifiesta una concentración de riqueza que acrecienta la desigualdad entre los estadounidenses.

El miedo a perder su hegemonía mundial hizo del lema de Trump “hacer grande a América otra vez” un seductor catalizador de las esperanzas del WASP (White, anglo-saxon and protestant) de volver a la época de oro de los 50`s y 60`s. Los colegios electorales (no el pueblo) para liberar presión de la olla política que hervía contra el establishment lo eligieron presidente. Pero Donald Trump un empresario inculto y mafioso ignoraba que la realidad económica mundial había cambiado desperdiciando una buena oportunidad. De allí que su estrategia de bienes raíces llevada a la política fracasara. EE.UU. perdió la guerra comercial contra China que prometía devolver las fábricas a los obreros estadounidenses.

¿La clave de la victoria China? Hacer agua a EE.UU. que ha devenido en una potencia financiera basada en una moneda fiat (dólar) que tiene como único respaldo su fuerza militar mientras China conocedora de su realidad tiene el yuan contante y sonante respaldado por oro y, que, en una alianza militar indestructible con Rusia les permite hacer una dupla dinámica y atractiva para la economía y geopolítica.

Es sencillo pero complejo explicar lo que sucede en el mundo. Básicamente estamos a las puertas del fin  unilateralista estadounidense iniciado desde la caída de la URSS. De facto viendo los fracasos geoestratégicos militares de Trump en Siria, Corea del Norte, Irán, Turquía o Venezuela ya dio inicio el trilateralismo que compartirán –se tarde en aceptar o no- China, Rusia con EE.UU.

II            

La base económica que acompañó el unilateralismo propuesto e impulsado por Estados Unidos era la globalización y el neoliberalismo. Finalmente estos dos pilares han sido derrotados, uno por Donald Trump al imponer el nacional-populismo y el segundo, por los pueblos afectados por las políticas económicas impulsadas por el FMI-BM u organismos similares amparados en la teología económica del bautizado consenso de Washington.

Sudan, Grecia, Argentina, Haití y Portugal son ejemplos clásicos de los errores del neoliberalismo. Igual podríamos con las protestas vistas por 10 días sumar al alumno aventajado de los chicago boys: Chile y, desde luego, El Salvador con la anunciada por Alfredo Cristiani teoría del rebalse en 1989, la privatización de las pensiones por Armando Calderón Sol; la dolarización de Paco Flores que prometió hacernos el Hong Kong de Centroamérica. Esto que ya era una bomba de tiempo obligó a Tony Saca a llamarse gobierno con rostro humano implementando una serie de medidas paliativas sin entrarle al problema económico. El FMLN incapaz cuando menos de lograr la paz social, administró el sistema económico neoliberal e incluso se animo a privatizar CORSAIN y vender parte del oro nacional desaprovechando el proyecto ALBA para crear un aparato productivo agrícola y no hizo nada ante el aumento de la migración de salvadoreños tanto interna como hacia el exterior. Todas fueron promesas fracasadas plagadas de corrupción, castigadas el 3F pasado.

Corolario:

¿Qué lección nos dejan las protestas contra los impuestos en Líbano, Ecuador, Irak, Chile, Francia, los fracasos económicos de Venezuela, las desigualdades del triángulo norte de Centro América que depositaron la esperanza personal en el narco, migración o corrupción?  Que el sistema económico que deberíamos impulsar es el neoclásico, aquel que sostiene que invertir en capital humano potencia el crecimiento. Más matemáticas, más profesionales, gente feliz y educada solo lo puede lograr un gobierno de personas para personas.

La solución del despegue económico nacional pasa por las MYPES, cierto, pero por la MYPES agrícolas o tecnológicas antes que las de servicios que son las que predominan desde hace 30 años y no lograron sacarnos del estancamiento económico.

Los problemas salvadoreños se derivan del incumplimiento del artículo 118 de la Constitución. De allí se originan las crisis de desempleo y que el dinero no alcance a fin de mes. Entonces si la clase política está decidida a no cumplirlo (art 118) obligada esta a entender como lo decía Adam Smith (fundador del capitalismo) que no puede haber una sociedad sana y feliz cuando la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados.

Dispuestos a ignorar el 118 Cn. Debemos entonces aceptar que la educación, salud, empleo y pensiones nunca serán suficientes para todos y nunca de calidad a quienes lleguen, que eso hará siempre pender de un hilo la seguridad pública y que nunca la clase política dejará de decepcionarnos. La paradoja salvadoreña radica en el miedo a reconocer que entre menos educados más conservadores (cerebro concreto) y entre más educados más liberales (cerebro abstracto). 



ESCRITO POR MARVIN AGUILAR. Cineasta documentalista. Columnista.

@_aguilarumana
      

SIGA LEYENDO

Opinet

El proceso de paz en Marruecos y la contribución de Centroamérica

PUBLICADO

on

El 30 de abril pasado, el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) enfocó nuevamente el Sáhara Occidental y el plan de autonomía presentado por el Reino de Marruecos el año 2007 -el cual ha sido calificado con anterioridad como una propuesta “seria, realista y creíble” por la comunidad internacional- de tal suerte que emitió la Resolución 2498 (2019) para prorrogar así por seis meses -hasta el 31 de octubre del presente año- el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO).

Esta importante Resolución ocurrió siete días después de que, en Ciudad de Guatemala, los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), junto al Secretario General, Vinicio Cerezo, y la Secretaria de Estado de las Relaciones Exteriores y de la Cooperación Internacional de Marruecos, Mounia Boucetta, suscribieran un Memorando de Entendimiento que permitirá el establecimiento del Foro de Diálogo Político y de Cooperación entre los países del SICA y Marruecos.

El acuerdo permitirá mayor intercambio de información y coordinación de la cooperación marroquí con los países del SICA. “Es un momento histórico para el Sistema y estamos seguros de que este paso fortalecerá los lazos de amistad política y colaboración entre nuestros países, así como estrechar la cooperación de ambas partes en el marco del proceso de la integración centroamericana”, afirmó Cerezo.

Marruecos ha reforzado sus relaciones de amistad y cooperación con Centroamérica desde que instaló el año 2011 su primera embajada en Guatemala, la cual es concurrente ante El Salvador. El 2014, Marruecos fue admitido, por unanimidad, como Observador Extra-Regional del SICA. Un año después, las dos cámaras legislativas de Marruecos ingresaron como Observador Permanente en el Parlamento Centroamericano. Y ahora se profundiza la relación con este Memorando de Entendimiento.

Frente a esta nueva Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. ¿Qué hacer por nuestro socio y cooperante?

EL CONSENSO SOBRE EL PLAN DE AUTONOMÍA

Desde el lanzamiento del plan de autonomía por Marruecos, la propuesta ha ganado el consenso en la comunidad internacional, contando, lamentablemente, con la oposición del Frente Polisario y los vecinos Argelia y Mauritania.

En abril de 2018, con 12 votos a favor y 3 abstenciones, el Consejo de Seguridad llamó al Polisario a retirarse “inmediatamente” de la zona de separación en el área de Guerguerat, al sur del Sáhara Occidental. Repetidamente, el Consejo de Seguridad ha condenado los avances armados del Polisario.

Ciertamente, el Polisario ya no es la organización de los 70s, 80s, cuando impulsó el reconocimiento a una “República Árabe Saharaui Democrática”. En fecha reciente, Marruecos ha denunciado los lazos del Polisario con Irán y Hezbollah (milicia pro-iraní en El Líbano). Esta denuncia, junto con el rompimiento de relaciones diplomáticas entre Marruecos e Irán, arribó a Washington D.C. El 29/09/18, los congresistas republicanos Joe Wilson y Carlos Curbelo junto con el demócrata Gerry Connolly, presentaron un proyecto de ley que reafirma la relación entre Estados Unidos y Marruecos, condena la colusión entre el Polisario y Hezbollah, y las finalidades desestabilizadoras de Irán en el Norte de África y en otras regiones. “El Reino de Marruecos fue la primera nación en reconocer a los Estados Unidos en 1777 y sigue siendo un aliado estratégico importante y un socio por la paz en el Oriente Medio y en el Norte de África”, afirmó el congresista Wilson.

El proyecto de ley califica al Polisario como “una organización terrorista financiada por Irán” al tiempo que reafirma el apoyo al plan marroquí de autonomía, calificándolo de “serio, creíble y realista” en términos de constituir “un paso adelante con el fin de satisfacer las aspiraciones de las poblaciones del Sáhara a gestionar sus propios asuntos en paz y dignidad”. El texto llama al presidente Donald Trump, al Secretario de Estado, Mike Pompeo, y a la representación estadounidense en la ONU, a apoyar los esfuerzos de la ONU por un arreglo pacífico al conflicto en el Sáhara.

La propuesta marroquí desde el año 2007 no ha sido vetada dentro del Consejo de Seguridad por potencia alguna. Esta nueva Resolución del 30 de abril fue aprobada por 13 votos registrándose la abstención de Rusia (permanente) y Sudáfrica (alterno). Francia, potencia que ocupó militarmente Marruecos y el norte de África, reiteró que el plan de autonomía de Marruecos debe considerarse como base de negociación para la solución del conflicto. “Me gustaría aprovechar esta oportunidad para reafirmar que Francia considera el plan de autonomía marroquí como una base seria y creíble para las negociaciones destinadas a alcanzar una solución política definitiva a la cuestión del Sahara”, señaló la representante adjunta francesa ante la ONU, Anne Gueguen.

Por su parte, los representantes de Costa de Marfil y Guinea Ecuatorial, miembros alternos del Consejo de Seguridad, también respaldaron el plan de autonomía presentado por Rabat al que calificaron como “un esfuerzo realista, viable y creíble”. Al mismo tiempo, destacaron el imperativo de respetar la soberanía e integridad territorial de Marruecos.

La resolución del Consejo de Seguridad destaca el papel de Argelia y Mauritania como actores en el diferendo y les demanda su contribución positiva en la búsqueda de una solución en la mesa de negociaciones con Marruecos. Mauritania tiene adyacencia geográfica con Marruecos y Argelia, y consanguíneos con la población saharaui y otros grupos étnicos en el Sáhara Occidental, pero en general su papel en el conflicto ha sido de “neutralidad”, si bien en algunos momentos Mauritania ha roto comunicación con el Polisario y nunca ha permitido una representación en su capital Nuakchot.

El papel de Argelia, al contrario, ha sido crucial en el conflicto no sólo por el apoyo político y financiero del gobierno militar a la dirigencia del Polisario y que en su territorio se localizan campamentos de refugiados saharauis, sino también porque, hoy día, experimenta una transición cuyo motor son las multitudinarias manifestaciones en la calle que forzaron la dimisión de Abadelaziz Bouteflika, entronizado gobernante desde 1999 quien, a sus 82 años y gravemente enfermo, se había presentado a su quinta reelección.

Las multitudes en las calles desconfían de los militares aliados de Bouteflika que han tomado el poder, a pesar que ya se estableció el 4 de julio próximo como la fecha para elecciones presidenciales. Los manifestantes y la sociedad civil reclaman que se construyan instituciones dedicadas a una verdadera transición política, y no a la extensión del régimen autoritario sólo que sin Bouteflika. “El pueblo es más grande que la Constitución”, se ha leído en las mantas y carteles de los ciudadanos. Para los manifestantes, las elecciones del 4 de julio no pueden ser libres ya que están siendo organizadas por las instituciones y personalidades heredadas de 20 años de poder de Bouteflika, marcados por comicios fraudulentos. Esta presidencial es “legal pero no legítima”, sentenció Louisa Dris-Aït Hamadouche, una reconocida politóloga de la Universidad de Argel.

Cabe esperar que esta misma transición política se traduzca en un viraje positivo para las negociaciones hacia la autonomía del Sáhara Occidental. El territorio argelino, especialmente la región de Tinduf, ha sido huésped de miles de refugiados saharauis desde hace 40 años. A estas alturas, la ONU estima que alrededor del 60 % de la población saharaui refugiada es menor a los 30 años, es decir, nacieron en los campamentos. Cientos de estos jóvenes se han beneficiado de medidas de confianza supervisadas por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) desde el año 2004, entre ellas el establecimiento de vuelos comerciales entre Tinduf y el Sáhara marroquí propiciando así el reencuentro de familias separadas por el conflicto. 

Organizaciones no gubernamentales africanas han condenado, los últimos años, el desvío por el Polisario, en complicidad con funcionarios de Argelia, de la ayuda humanitaria que debe llegar a los campamentos en Tinduf. Esas organizaciones insisten en la demanda, hecha también por el ACNUR, para que Argelia deje de oponerse a la identificación y censo de las poblaciones de esos campamentos a fin de cuantificar de forma realista la ayuda humanitaria que se les asigna. Han denunciado, igualmente, la malversación financiera y el desvío de alimentos y medicamentos que son vendidos en el sur de Argelia, en Mauritania y hasta en Mali.

Los refugiados en Tinduf sobreviven, en gran medida, gracias a la cooperación internacional que por momento decae debido a que debe enviar fondos para asistir a refugiados generados por otros conflictos. En las proximidades, Marruecos prosigue con la ejecución de la autonomía del Sáhara. El 2015, fueron electas, bajo supervisión internacional, autoridades regionales y municipales las cuales cuentan con un presupuesto quinquenal para el desarrollo de alrededor de US$ 8 mil millones.  Estas elecciones contaron con una participación del 79% de la población. Los proyectos de desarrollo que se ejecutan están orientados a facilitar el retorno a Marruecos de los refugiados, de conformidad al Derecho Internacional.

Marruecos ha expuesto en la ONU evidencias de que en los campamentos en Tinduf la situación se agrava para los refugiados quienes, por diversos medios, han expresado su descontento ante restricciones impuestas por el Polisario que habría llegado a desplegar hasta vehículos blindados para mantener el control sobre los campamentos. Es de esperar así que florezca la primavera democrática en Argelia y ella facilite una reorientación de su política exterior en términos de su colaboración efectiva en las negociaciones para alcanzar la autonomía del Sáhara Occidental.

¿HACIA UN SOLUCION DURADERA?

Centroamérica no posee los recursos naturales de Argelia, ni por cerca. En el otro ángulo, la evolución democrática desde finales de los ochenta en Centroamérica, aún sin una plena reconciliación dentro de cada país y entre los países, nos coloca a los centroamericanos en una mejor posición institucional con todo y el déficit de desarrollo atribuido a la corrupción que cada día se combate con mayor fuerza y determinación.

La riqueza del gas natural y el petróleo se la han repartido los militares, los empresarios y los líderes políticos afines al régimen de Bouteflika. Al gasto militar se destina el 10% del PIB lo que representa la mitad de lo que gasta todo el continente, convirtiéndolo en el mayor importador de armas de África. Argelia, miembro de la OPEP desde 1969, ha caído en la incapacidad para producir su cuota por la falta de inversión en su industria petrolera. Aunque posee la décima reserva de gas natural más grande del mundo y las terceras de gas de esquisto, no capta inversión extranjera pues el Estado retiene el 51% de la propiedad de los proyectos. Por ello, las exigencias ciudadanas por democracia en el corto y largo plazos son determinantes incluso para rescatar a Argelia del desastre económico y productivo. “El mantenimiento del estatus quo ya no es viable”, explicó Dalia Ghanem, investigadora argelina del Carnegie Middle East Centre en Beirut.

Desde Centroamérica, vemos con claridad los obstáculos para la pacificación del Sáhara Occidental. No fueron en balde los conflictos armados, y la turbulencia político-militar articulada con la Guerra Fría, que padecimos por décadas. Así se plasmó en el Protocolo de Tegucigalpa de 1991: “El SICA tiene como objetivo fundamental la realización de la integración de Centroamérica, para constituirla como Región de Paz, Libertad, Democracia y Desarrollo” (Art. 3).

El SICA debe respaldar como bloque de ocho naciones la Resolución del Consejo de Seguridad del 30 de abril en todos sus puntos, no sólo por ser Marruecos nuestro socio sino también por la paz en África y el mundo. Debe el SICA sumarse al respaldo internacional para el plan de autonomía presentado responsablemente por Marruecos desde el 2007 y llamar al Polisario a una rectificación histórica por la población saharaui que dice aún representar, igualmente a Argelia confiando que arribe a ese país “la primavera democrática”.

Aquí tiene un tema relevante de política exterior el nuevo Gobierno de El Salvador 2019-2024, en varias vías. El presidente Nayib Bukele, quien asumirá la presidencia semestral del SICA a finales de junio próximo, desde la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, puede invitar a sus homólogos a brindar el respaldo político y diplomático a la Resolución del Consejo de Seguridad, respaldo que contribuiría a robustecer el nuevo nivel de diálogo y cooperación con Marruecos tras la firma del Memorando de Entendimiento. Por otra parte, en la Asamblea General de la ONU, el Gobierno de El Salvador puede expresar este apoyo en nombre del SICA, potestad que le brinda dicha presidencia pro témpore pues a una voz elevaría una posición común regional en el foro planetario.

Finalmente, a título nacional, pues constitucionalmente dirige las relaciones exteriores, el presidente Bukele puede declarar su respaldo a la Resolución. El fortalecimiento de la relación bilateral El Salvador-Marruecos es importante por igual, en aras de facilitar las inversiones desde Marruecos en ámbitos comunes como el turismo, la migración y la lucha contra el cambio climático en los que Marruecos es líder internacional. Una visita oficial a Rabat dinamizaría, sin duda, la relación bilateral.

Ciertamente, la causa de la paz de Marruecos y el Sáhara Occidental es a la vez causa para la paz del planeta -en el marco de las Naciones Unidas- así como la paz, la seguridad, la democracia y el desarrollo siguen constituyendo motivo de cooperación y solidaridad de la comunidad internacional con Centroamérica.

Artículo de Opinión: Doctor Napoleón Campos.

SIGA LEYENDO

Opinet

Plan de seguridad “Cuscatlán”

PUBLICADO

on

La campaña presidencial recién pasada estuvo marcada por varios hallazgos que marcaron un antes y un después, pero destacó dos, inicio y los cuatro partidos políticos no tenían su plataforma de gobierno, y la inseguridad no fue el tema principal, ni ocupó entrevistas principales en prensa, radio y televisión; el ahora señor  presidente electo Nayib Bukele ganó con legalidad y legitimidad la presidencia de la república contra todo pronóstico de encuestas y expertos analistas políticos. La ciudadanía expresa que la inseguridad es el principal reto y desafío del país

 El ahora presidente electo Nayib Bukele lanzó su plataforma denominada “Plan Cuscatlán” como su apuesta estratégica para El Salvador y dentro de ella se encuentra el componente de seguridad. Esta semana tuve la oportunidad de entrevistar al Lic. Edwin Nuñez emisario nacional del partido Nuevas Ideas y coordinador del plan de seguridad de lo cual comparto un estracto de los componentes y estrategias principales:

  • El plan de seguridad “Cuscatlán” se desarrolló por medio de tres fuentes principales de participación: aportes por medio de su página web y otras plataformas donde se recibieron cantidad de insumos, proyectos y recomendaciones;  en segundo lugar de diferentes mesas técnicas académicas conformadas por expertos, analistas, profesionales, y un tercer aporte por medio de asociaciones, sectores, tanques de pensamiento que finalmente fueron analizadas y sistematizadas por una comisión que desarrolló el plan ejecutivo para consolidarlo en el “Plan Cuscatlán”
  • El plan de seguridad contiene tres grandes ejes estratégicos: prevención, combate y represión del delito y reinserción que incorpora dentro de estos la atención a víctimas y el tratamiento a los privados de libertad.
  • Se ejecutará en sus cinco años de gestión presidencial una inversión social inédita en todo el país, que se espera facilite los servicios asistenciales del Estado a la población. Y permita que en estos territorios la presencia del Estado sea real y efectiva.
  • Desde que el señor presidente electo Nayib Bukele ganó las elecciones giró instrucciones para que el equipo técnico revisara nuevamente el plan de seguridad, incorporara algunas recomendaciones e insumos que recibieron cuando el plan había sido presentado, y además están elaborando los cronogramas, indicadores, controles y otros aspectos que lo fortalecerán. Dicha consulta ciudadana se encuentra abierta para poder aportar.
  • El exitoso programa penitenciario “Yo Cambio” el señor presidente electo Nayib Bukele no solo lo va a mantener sino que lo fortalecerá y ampliará con otros componentes.
  • Habrá una apuesta estratégica en la seguridad pública por la prevención y disuacion del delito, brindando espacio a la criminología y ciencias forenses; se fortalecerá la investigación científica del delito con apoyo de tecnología y capacitación especializada.
  • Se trabajará decididamente en generar oportunidades integrales a la juventud, no se les va a etiquetar de ninguna manera y se les permitirá la participación en sus proyectos.
  • La comunidad será líder indiscutible en las decisiones y en las propuestas de solución de sus barrios, cantones, caseríos, colonias
  • Se fortalecerá  la PNC y FAES dotándolas de mejores condiciones en equipos, armas, uniformes, sedes policiales y una inversión en tecnologia de punta para los policías y miembros de la Fuerza Armada de El Salvador que les permitirá ser más eficientes y efectivos contra el crimen
  • La presencia de la Fuerza Armada en apoyo a tareas de seguridad pública continuará hasta que sea necesario y las condiciones lo ameriten para una posible salida escalonada.
  • Se brindarán oportunidad en abandono de violencia, pero de igual forma se desarrollará un combate al crimen organizado como atribución constitucional y legal del gobierno.
  • El Plan Cuscatlán y en especial el componente de seguridad está diseñado para mediano y largo plazo, revisable y ajustable durante el próximo quinquenio, como un proyecto de nación que trascienda su gestión presidencial.
  • El señor presidente electo Nayib Bukele está desarrollando una revisión junto a su equipo técnico asesor, de programas y proyectos en ejecución, y aquellos que estén generando buenos resultados, serán retomados, mejorados, fortalecidos, para romper la mala tradición de desechar todo lo de un gobierno anterior.

ESCRITO POR RICARDO SOSA. Experto en seguridad, asesor y consultor en temas de seguridad, con más de veinte años de experiencia; con experticia en estudios de seguridad, auditorias, desarrollo integrador de seguridad física electrónica, capacitación y adiestramiento.

Experto en seguridad y criminología y con más de 25 años de experiencia.

www.facebook.com/expertoenseguridad
@jricardososa



SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído