Urge aprobación de los fondos que recibirán las alcaldías y los veteranos de la guerra

Los préstamos que requieren aprobación urgente permitirán dotar de recursos a las alcaldías y pagar las pensiones de los veteranos de la guerra civil. Este proceso de autorización también incluye fondos para el Hospital Nacional El Salvador, los agricultores y para proteger a las mipymes, de acuerdo a la información que el mismo Ministerio de Hacienda (MH) ha compartido con los diputados en reiteradas ocasiones.

En la Asamblea Legislativa está pendiente de pasar por dos votaciones un paquete de $500 millones en préstamos, concedidos por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) entre abril y mayo. El paquete se divide en dos de $250 millones y uno de $50 millones; este último, dirigido exclusivamente a salud pública.

También está otro préstamo de $20 millones, concedido por el Banco Mundial y que ya iría para su última ronda de votación antes de sumarse a los fondos públicos.

Para las alcaldías se han destinado $171 millones, equivalentes al 30 % del total de los fondos. Hacienda destacó que este dinero se entregará directamente a las alcaldías según los procedimientos establecidos en el FODES. También servirá este dinero para que las municipalidades puedan enfrentar sus obligaciones financieras y también atender a casos locales sospechosos de ser COVID-19.

Los préstamos tienen otros componentes como $70 millones para subsidiar el pago de salarios en las mipymes que resultaron afectadas por la pandemia. Con este componente, las empresas beneficiadas podrán mantener a sus empleados y trabajar en la recuperación, porque el Gobierno les subsidiaría la mitad de lo gastado en salarios durante agosto y septiembre. Dicha facilidad es parte del fideicomiso de Bandesal, que los empresarios están esperando que comience a funcionar.

La propuesta de ARENA es agregar $5 millones para la alcaldía de San Salvador, sustrayendo ese dinero del monto que se había destinado para proteger los empleos de las mipymes con el subsidio a la planilla.
Los partidos aprobaron la moción y con esa modificación es que se discutirá en el pleno. Durante el receso, no se confirmó si hubo más cambios.

Por ahora, el paquete incluye $175 millones para salud y para responder a la emergencia, de los cuales, $30 millones son para el Hospital Nacional El Salvador. Otros US$60 millones, para los agricultores que enfrentan pérdidas en sus cosechas y para proteger la producción de este año.

El BID había establecido que uno de los préstamos, por un monto de hastaS$250 millones, debía estar ratificado el 31 de julio. De lo contrario, retirará los fondos al país. Esto ya era del conocimiento de los diputados desde el 18 de mayo.

Una de las aprobaciones que también queda pendiente, sin que los legisladores hayan mostrado interés en discutirla, es incluir la partida del proyecto FOMILENIO II, por US$70 millones. El dinero debe incorporarse a los fondos públicos, para que se pueda continuar con la ejecución de 35 obras.

El Presidente Nayib Bukele, desde su cuenta de Twitter, lamentó la actitud de los diputados en el desarrollo de la plenaria: “Dejan nuestros hospitales sin recursos, veteranos y ex combatientes sin pensión, agricultores sin ayuda, empresa privada sin fideicomiso, FOMILENIO II en riesgo de perderse y hasta a sus alcaldías dejan desfinanciadas. Increíble. ¿Por qué tanto odio al pueblo salvadoreño?”, publicó el mandatario en sus redes sociales.