Rastra destruye decoración navideña ubicada entre las fuentes Bethoven y provoca congestionamiento - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Sucesos

Rastra destruye decoración navideña ubicada entre las fuentes Bethoven y provoca congestionamiento

Foto: Cortesía

PUBLICADO

on

Una rastra que circulaba sobre el Paseo General Escalón destruyó parte de la decoración navideña colocada en la zona, así lo reportaron personas que transitaban por el lugar.

El lamentable hecho se registró entre las fuentes Bethoven, lugar en el que tradicionalmente la alcaldía de San Salvador ilumina para la el deleite de los capitalinos, durante la navidad y fin de año.

Tras el incidente, se generó un fuerte tráfico vehicular en la zona debido a que el material eléctrico quedó esparcido sobre la arteria.

Elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) y cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) asignados a la seguridad del lugar, se apresuraron para controlar el flujo de los vehículos.

El suceso generó malestar entre la población debido a que durante las noches las Fuentes son visitadas por cientos de familias y niños que disfrutan de la iluminación navideña

Mientras tanto, al cierre de esta nota se desconoce si el conductor que provocó el accidente permaneció en el lugar o huyo para evitar responsabilidades.


Sucesos

Indiferencia de médicos del ISSS termina con la vida de joven doctora: “Yo lo único que pido es que se proceda y se haga justicia”, asegura madre de la víctima

PUBLICADO

on

Un caso más de negligencia médica se vuelve a presentar al interior del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), con la muerte de la doctora Ana Patricia Mina Miranda de 37 años de edad.

Familiares de la víctima, en medio del dolor que les embarga por el fallecimiento de su ser querido, describen el “calvario” que pasó Ana Patricia en sus últimos momentos de vida.

Nadie entiende que un pequeño dolor de abdomen del que comenzó a quejarse Ana Patricia la tarde del 11 de diciembre 2019, terminaría arrebatando su vida en menos de 48 horas, sin recibir la pronta atención médica de sus homólogos en el hospital general del ISSS.

Su madre, Margoth Miranda, aún con el dolor de perder a su hija toma fuerzas y describe el proceso que tuvieron que recorrer con su otra hija y con Ana Patricia, llevándola a consultas y citas que al final serían en vado, razón por la que han presentado una denuncia formal ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra los médicos que atendieron en su momento a Ana Patricia por el delito de homicidio culposo a través de su apodera legal.

La madre asegura que ella llevó a su hija a varias consultas luego que Ana le expresara: “Tengo un dolorcito tonto”, malestar que la llevó a vomitar continuamente, incluso las pastillas que había intentado tomar para el dolor.

Fue en ese momento que tomaron la decisión de pasar consulta en el hospital general del ISSS, pues Ana Patricia, no quiso ser llevada al hospital nacional Santa Teresa de Zacatecoluca, nosocomio donde ella laboraba, según su madre para no molestar a sus compañeros de profesión y porque ellas no manejaran tan lejos.

Al llegar al hospital general del ISSS le realizaron unos exámenes de sangre y orina, le dejaron tabletas de ciprofloxacina y también le indicaron que llegara al día siguiente porque le realizarían una Tomografía Axial Computarizada (TAC). Salieron por la madrugada del hospital y regresaron horas después. Ese mismo día, después de que le realizaran el TAC, le dejaron una cita con un urólogo a la 1:00 de la tarde.

Tras ello, se les dio un diagnóstico que según se constata en una boleta del ISSS identificada como “solicitud de interconsulta, evaluación preoperatoria, referencia a odontología general y procedimientos”. En esta, la doctora que la atendió informó que Ana Patricia padecía de litiasis ureteral e hidronefrosis leve. La hidronefrosis es definida como la dilatación del sistema colector renal debido a problemas para eliminar la orina, provocado por un obstáculo en algún punto del sistema urinario por lo que recibió pastillas y otras que debía comprar porque en el ISSS no las daban y que regresará a las 3 semanas.

“Pero yo aproveché y le dije, mire doctor, ella todo lo que toma vomita, pero se hizo el que no oyó. Para ese entonces, ella ya andaba bien débil, ni podía caminar bien”, lamenta Margoth.

Luego ambas se retiraron a su hogar, pero el dolor se intensificó y Ana Patricia ya no aguantaba. Sus pequeños al verla llorar le preguntaron por qué lloraba y ella respondió que tenía “un dolor de pancita”.

Hospital privado.

Al ver que el dolor ya era insoportable para Ana Patricia, su hermana decidió junto a su madre llevar a un hospital privado en la colonia médica.

Ahí, desde un primer momento, dijeron que Ana Patricia iba en un estado delicado y requería de ingreso inmediato. Le hicieron otros exámenes y le preguntaron si tenían a un urólogo de emergencia. Ana Patricia dio el nombre de un amigo, pero él no podía llegar. Del hospital llamaron a otra doctora, quien dijo que Ana Patricia necesitaba una operación lo más pronto posible, pero que ella no podía en ese momento sino hasta el día siguiente.

Con la muestra de los exámenes que le había realizado a Ana Patricia en el ISSS la doctora del hospital privado le recomendó a la madre y hermana de la paciente que regresarán al ISSS y les emitió una referencia donde señalaba la necesidad de una pronta intervención quirúrgica. “Con esto la van a atender”, les prometió.

Nuevamente al ISSS.

Ana Patricia y Margoth (madre) tenían la esperanza que recibir la atención adecuada que buscaron en un inicio, tras contar con la referencia médica de la anterior doctora. Esta vez sí la ingresaron solo dejaron a Ana Patricia en una camilla del área de Observación. Le dijeron que ella se podía ir, que la visita era al día siguiente a las 11 de la mañana.

En la mañana del siguiente día Margoth encontró a su hija en la misma camilla que la había dejado la noche anterior en la sala de observación, y fue cuando la Ana Patricia le externó. ““Ay mamá, ya no aguanto, todo me duele”.

Ese día Margoth recuerda que un médico que atendió a su hija le dijo que ese día no podían operar a Ana Patricia por ser el “Día del Sindicalista” y no habría sala disponible para realizar la cirugía.

Ana Patricia siguió en la misma camisa y fue ubicada en un pasillo lejano a la vista de los médicos donde tuvo como compañera a otra paciente que se encontraba con su esposo al momento de la visita.

Los últimos instantes de vida de la Dra. Ana Patricia.

Margoth retornó al hospital general del ISSS y fue en ese preciso momento que escuchó el grito de “código…cógido” sin imaginarse que se trataba de su hija Ana Patricia al ver que la camilla donde estaba su hija ya no se encontraba.

La otra paciente con la que se encontraba su hija le dijo a ella que ya la habían movido cerca de la sección donde estaban los médicos.

Posterior a ello, Margoth veía a los médicos correr de un lado a otro preocupados por la situación sobre la camilla de la doctora y al verla, recuerda que le gritaron que se saliera.

“Ella les ha pasado llorando y gritando a los enfermeros. Mi esposo les fue a decir y le dijeron ¡qué joden!. Después él dio agua porque nadie venía. Hasta que vieron que estaba bien mala la movieron”, le comentó la paciente con la que estuvo su hija los últimos momentos de su vida. “Denúncielos, yo he sido testigo”, le dijo la mujer a Margoth.

Una doctora se acercó minutos después a Margoth y le preguntó a qué de dedicaba Ana Patricia y ella le dijo que era doctora.

“¿Ahora para qué hacen todo esto? No me la van a revivir”, se lamentó Margoth. “Ahí la dejaron sola y se fueron. No me dijeron, mire señora, esto ha pasado. Solo entré y me estuve con ella”, comenta la madre con el dolor aún fresco por la pérdida de Ana Patricia.

“Todavía ya fallecida llegaron a tomarle unas placas. Me indigné, ahora para qué están haciendo tantas cosas. Ella lo merecía cuando estaba enferma. Ella es médico, pero médico de médicos, no como ustedes”, le reprochó Margoth en ese momento a la doctora. También le dijo sobre lo que le había contado la paciente de cómo los enfermeros habían respondido, pero la doctora lo desestimó.

De acuerdo a la boleta de defunción emitida por el hospital, Ana Patricia falleció a las 06:45 de la tarde del 13 de diciembre de 2019. Con un diagnóstico de uropatía obstructiva, hipoglucemia, shock séptico. Tenía 37 años.

Los compañeros del hospital de Zacatecoluca le manifestaron a Margoth su tristeza por la pérdida e incluso se lamentaron que ella no hubiera llegado mejor ahí para ser atendida. Parte del coraje que la ha llevado a denunciar ha sido gracias a ellos.   

“Denúncielos porque ahí fue negligencia, la llevaron a tiempo”, han expresados los médicos compañeros de quien en vida fue Ana Patricia Mina Miranda, quien deja a dos hijos ahora bajo el cuido de de Margoth y sus hermanas.

“Yo lo único que pido es que se proceda y se haga justicia. Estando con tantos médicos y murió. Es que duele mucho. Sé que dando dinero no me la reviven, pero es para sobrevivir con los niños. Ahí estamos luchando con ellos”.

SIGA LEYENDO

Sucesos

Conductor pierde la vida por el estrés que le generó el tráfico vehicular en carretera a Santa Ana

PUBLICADO

on

El parque vehicular en El Salvador ha crecido grandemente en los últimos años, a tal grado que casi todos los días hay congestionamientos en las principales carreteras del país.

En algunos conductores el agobio por las presiones laborales y los problemas personales causan que su salud se ve quebrantada y sea motivo de accidentes.

Ese fue el caso de un conductor quien falleció de un paro cardíaco la noche del viernes en el kilómetro 23 de la carretera hacia Santa Ana, municipio de Colón, La Libertad, a raíz del tráfico en la zona, según reportes de una fuente policial consultada.

 La víctima es Wilfredo Dagoberto Jovel de León de 51 años, de acuerdo a informes policiales.

Los cuerpos de socorro y agentes de Tránsito llegaron al lugar para tratar de auxiliar a la víctima, pero constataron que ya había fallecido en el asiento.

“Un informante nos dijo que una persona hizo un zigzag en la carretera y se había estrellado y no le miraba signos vitales…cuando llegamos al lugar, le evaluamos todos los signos y no tenía nada por lo que lo tomamos como muerte natural”, detalló un socorrista.

Según el informe, en el percance sólo se vio involucrado un vehículo y no hubo lesionados.

Accidentado en Moras

Foto cortesía de Noticias en Progreso

SIGA LEYENDO

Sucesos

Marvin, el panadero y presunto violador de estudiantes de la UES en el departamento de San Miguel

PUBLICADO

on

Detrás de quien podría considerarse un ciudadano común y corriente, las autoridades dicen que han descubierto  en Marvin Omar Castro Rodríguez a un violador en serie; entre sus víctimas habían jóvenes universitarias residentes en San Miguel.

Según la Policía, a Castro le vienen siguiendo la pista desde 2019 cuando en los alrededores de la Facultad Multidisciplinaria de Oriente de la Universidad de El Salvador (UES) recibieron la denuncia de que “un pervertido sexual” acechaba y acosaba a las estudiantes.

Las características que le dieron a la Policía del presunto depredador coincidían con las que tenía Castro: complexión robusta, viajaba en motocicleta, portaba un arma de fuego y un tatuaje en el pecho.

Con las denuncias interpuestas, y las características del violador, la Fiscalía General de la República (FGR) giró orden de captura contra Rodríguez, de 23 años, acusado de haber participado en al menos cuatro hechos de violación.

En el desarrollo de las investigaciones, la Fiscalía dice que constató que el sujeto se dedicaba a la panadería y vivía en San Miguel.

Datos oficiales revelan también que el panadero seleccionaba a las jóvenes (o mujeres adultas) que consideraba atractivas, les daba seguimiento por un tiempo y luego buscaba un lugar solitario para interceptarlas y violarlas; también las obligaba a que le hicieran sexo oral. Tras cometer el delito, el delincuente le robaba el celular de cada joven.

Los casos por los que lo acusan

De acuerdo con la Fiscalía, la mañana del 29 de agosto de 2019, dos menores de edad se trasladaban hacia un centro de estudios en San Miguel, y Castro Rodríguez las interceptó, bajo amenazas las llevó hasta un predio baldío donde las obligó a desnudarse.

Mientras abusaba de una de las jóvenes ordenó a la otra que le hiciera sexo oral, a esta última le apuntaba con un arma de fuego.

Una vez consumado el delito robó los teléfonos a las víctimas y se fue.

Otro registro de la fiscalía es que la noche del 21 de septiembre (siempre de 2019) dos hombres y una mujer caminaban hacia el sur de la ciudad de San Miguel cuando un delincuente los amenazó y les dijo que se detuvieran y que se metieran en una casa.

El sujeto se identificó como pandillero y advirtió que si la mujer no se dejaba violar la mataría; era la esposa de uno de los hombres. 

Para consumar el acto sexual, el violador utilizó un preservativo que después guardó en una mochila; a los dos hombres había encerrado en una habitación.

Antes de retirarse, robó los celulares de las víctimas y una computadora.

Las autoridades informaron entre las víctimas también hay una menor de edad y una adulta, las cuales violó el 12 de octubre del año pasado y el 13 de enero de 2020, respectivamente. A una de ellas la obligó a que le practicara sexo oral y después, como sucedió con otras víctimas, robó los celulares.

Al detenido le podrían acumular los casos más víctimas, según dio a conocer la Fiscalía.

Los delitos por los cuales fue arrestado, y luego llevado a los juzgados, son: violación agravada y otras agresiones sexuales agravadas, robo agravado.

Marvin Omar Castro Rodríguez el violador en serie 4

Omar Castro fue presentado ante los medios para que las víctimas lo denuncien. Foto cortesía PNC

Más de 1,700 menores violadas en 2019

Un informe estadístico proporcionado por la Fiscalía a El Salvador Times detalla que durante 2019 los casos de menores violadas fueron 1,748; mientras que en 2018 se registraron 1,871.

En cuanto a los delitos sexuales en general las estadísticas revelan que en 2019 fueron 6,967; en tanto que en 2018 totalizaron 6,602, haciendo una diferencia de 365 crímenes sexuales.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído