Indiferencia de médicos del ISSS termina con la vida de joven doctora: “Yo lo único que pido es que se proceda y se haga justicia”, asegura madre de la víctima - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Sucesos

Indiferencia de médicos del ISSS termina con la vida de joven doctora: “Yo lo único que pido es que se proceda y se haga justicia”, asegura madre de la víctima

PUBLICADO

on

Un caso más de negligencia médica se vuelve a presentar al interior del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), con la muerte de la doctora Ana Patricia Mina Miranda de 37 años de edad.

Familiares de la víctima, en medio del dolor que les embarga por el fallecimiento de su ser querido, describen el “calvario” que pasó Ana Patricia en sus últimos momentos de vida.

Nadie entiende que un pequeño dolor de abdomen del que comenzó a quejarse Ana Patricia la tarde del 11 de diciembre 2019, terminaría arrebatando su vida en menos de 48 horas, sin recibir la pronta atención médica de sus homólogos en el hospital general del ISSS.

Su madre, Margoth Miranda, aún con el dolor de perder a su hija toma fuerzas y describe el proceso que tuvieron que recorrer con su otra hija y con Ana Patricia, llevándola a consultas y citas que al final serían en vado, razón por la que han presentado una denuncia formal ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra los médicos que atendieron en su momento a Ana Patricia por el delito de homicidio culposo a través de su apodera legal.

La madre asegura que ella llevó a su hija a varias consultas luego que Ana le expresara: “Tengo un dolorcito tonto”, malestar que la llevó a vomitar continuamente, incluso las pastillas que había intentado tomar para el dolor.

Fue en ese momento que tomaron la decisión de pasar consulta en el hospital general del ISSS, pues Ana Patricia, no quiso ser llevada al hospital nacional Santa Teresa de Zacatecoluca, nosocomio donde ella laboraba, según su madre para no molestar a sus compañeros de profesión y porque ellas no manejaran tan lejos.

Al llegar al hospital general del ISSS le realizaron unos exámenes de sangre y orina, le dejaron tabletas de ciprofloxacina y también le indicaron que llegara al día siguiente porque le realizarían una Tomografía Axial Computarizada (TAC). Salieron por la madrugada del hospital y regresaron horas después. Ese mismo día, después de que le realizaran el TAC, le dejaron una cita con un urólogo a la 1:00 de la tarde.

Tras ello, se les dio un diagnóstico que según se constata en una boleta del ISSS identificada como “solicitud de interconsulta, evaluación preoperatoria, referencia a odontología general y procedimientos”. En esta, la doctora que la atendió informó que Ana Patricia padecía de litiasis ureteral e hidronefrosis leve. La hidronefrosis es definida como la dilatación del sistema colector renal debido a problemas para eliminar la orina, provocado por un obstáculo en algún punto del sistema urinario por lo que recibió pastillas y otras que debía comprar porque en el ISSS no las daban y que regresará a las 3 semanas.

“Pero yo aproveché y le dije, mire doctor, ella todo lo que toma vomita, pero se hizo el que no oyó. Para ese entonces, ella ya andaba bien débil, ni podía caminar bien”, lamenta Margoth.

Luego ambas se retiraron a su hogar, pero el dolor se intensificó y Ana Patricia ya no aguantaba. Sus pequeños al verla llorar le preguntaron por qué lloraba y ella respondió que tenía “un dolor de pancita”.

Hospital privado.

Al ver que el dolor ya era insoportable para Ana Patricia, su hermana decidió junto a su madre llevar a un hospital privado en la colonia médica.

Ahí, desde un primer momento, dijeron que Ana Patricia iba en un estado delicado y requería de ingreso inmediato. Le hicieron otros exámenes y le preguntaron si tenían a un urólogo de emergencia. Ana Patricia dio el nombre de un amigo, pero él no podía llegar. Del hospital llamaron a otra doctora, quien dijo que Ana Patricia necesitaba una operación lo más pronto posible, pero que ella no podía en ese momento sino hasta el día siguiente.

Con la muestra de los exámenes que le había realizado a Ana Patricia en el ISSS la doctora del hospital privado le recomendó a la madre y hermana de la paciente que regresarán al ISSS y les emitió una referencia donde señalaba la necesidad de una pronta intervención quirúrgica. “Con esto la van a atender”, les prometió.

Nuevamente al ISSS.

Ana Patricia y Margoth (madre) tenían la esperanza que recibir la atención adecuada que buscaron en un inicio, tras contar con la referencia médica de la anterior doctora. Esta vez sí la ingresaron solo dejaron a Ana Patricia en una camilla del área de Observación. Le dijeron que ella se podía ir, que la visita era al día siguiente a las 11 de la mañana.

En la mañana del siguiente día Margoth encontró a su hija en la misma camilla que la había dejado la noche anterior en la sala de observación, y fue cuando la Ana Patricia le externó. ““Ay mamá, ya no aguanto, todo me duele”.

Ese día Margoth recuerda que un médico que atendió a su hija le dijo que ese día no podían operar a Ana Patricia por ser el “Día del Sindicalista” y no habría sala disponible para realizar la cirugía.

Ana Patricia siguió en la misma camisa y fue ubicada en un pasillo lejano a la vista de los médicos donde tuvo como compañera a otra paciente que se encontraba con su esposo al momento de la visita.

Los últimos instantes de vida de la Dra. Ana Patricia.

Margoth retornó al hospital general del ISSS y fue en ese preciso momento que escuchó el grito de “código…cógido” sin imaginarse que se trataba de su hija Ana Patricia al ver que la camilla donde estaba su hija ya no se encontraba.

La otra paciente con la que se encontraba su hija le dijo a ella que ya la habían movido cerca de la sección donde estaban los médicos.

Posterior a ello, Margoth veía a los médicos correr de un lado a otro preocupados por la situación sobre la camilla de la doctora y al verla, recuerda que le gritaron que se saliera.

“Ella les ha pasado llorando y gritando a los enfermeros. Mi esposo les fue a decir y le dijeron ¡qué joden!. Después él dio agua porque nadie venía. Hasta que vieron que estaba bien mala la movieron”, le comentó la paciente con la que estuvo su hija los últimos momentos de su vida. “Denúncielos, yo he sido testigo”, le dijo la mujer a Margoth.

Una doctora se acercó minutos después a Margoth y le preguntó a qué de dedicaba Ana Patricia y ella le dijo que era doctora.

“¿Ahora para qué hacen todo esto? No me la van a revivir”, se lamentó Margoth. “Ahí la dejaron sola y se fueron. No me dijeron, mire señora, esto ha pasado. Solo entré y me estuve con ella”, comenta la madre con el dolor aún fresco por la pérdida de Ana Patricia.

“Todavía ya fallecida llegaron a tomarle unas placas. Me indigné, ahora para qué están haciendo tantas cosas. Ella lo merecía cuando estaba enferma. Ella es médico, pero médico de médicos, no como ustedes”, le reprochó Margoth en ese momento a la doctora. También le dijo sobre lo que le había contado la paciente de cómo los enfermeros habían respondido, pero la doctora lo desestimó.

De acuerdo a la boleta de defunción emitida por el hospital, Ana Patricia falleció a las 06:45 de la tarde del 13 de diciembre de 2019. Con un diagnóstico de uropatía obstructiva, hipoglucemia, shock séptico. Tenía 37 años.

Los compañeros del hospital de Zacatecoluca le manifestaron a Margoth su tristeza por la pérdida e incluso se lamentaron que ella no hubiera llegado mejor ahí para ser atendida. Parte del coraje que la ha llevado a denunciar ha sido gracias a ellos.   

“Denúncielos porque ahí fue negligencia, la llevaron a tiempo”, han expresados los médicos compañeros de quien en vida fue Ana Patricia Mina Miranda, quien deja a dos hijos ahora bajo el cuido de de Margoth y sus hermanas.

“Yo lo único que pido es que se proceda y se haga justicia. Estando con tantos médicos y murió. Es que duele mucho. Sé que dando dinero no me la reviven, pero es para sobrevivir con los niños. Ahí estamos luchando con ellos”.

Nacionales

Pandilleros que amenazaban y agredían a personas para cumplir la cuarentena fueron detenidos por la PNC en Santa Ana

PUBLICADO

on

By

Ocho pandilleros fueron capturados este día por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), por amenazar a personas para que no salieran de su casa, además de agredir a otros con golpes propinados con un bate en la espalda, según consta en video en redes sociales.

Autoridades de la corporación indicaron que se aprehendieron a seis delincuentes adultos  y privaron de libertad a dos menores de la misma estructura.

Según el reporte, los delincuentes amenazaban a las personas del cantón Natividad, en la ciudad de Santa Ana, para que no salieran de sus viviendas. “Fueron sorprendidos amenazando a la población para no salir de sus casas por la cuarentena”, dijeron oficiales de la Policía. 

De acuerdo con la PNC, en el procedimiento se les decomisó objetos contundentes y diversas porciones de droga. Serán remitidos por los delitos de resistencia, agrupaciones ilícitas y tenencia y posesión de drogas.

SIGA LEYENDO

Sucesos

Esta misma tarde, mueren dos agentes policiales en accidente de motocicleta y uno más resulta lesionado, en diferentes hechos

PUBLICADO

on

Imagen de referencia

Santa Ana

Un motociclista murió esta tarde de miércoles tras sufrir un accidente de tránsito, sobre la carretera que de Ahuachapán conduce hacia Santa Ana, a la altura del caserío Amaya, en el municipio de Atiquizaya.

Según el informe preliminar de las autoridades, el conductor de la motocicleta perdió el control y salirse de la vía se estrelló contra un árbol, perdiendo la vida de inmediato, a la altura de la parada de buses “Los Amaya”.

El fallecido ha sido identificado como Carlos Alberto Cadenas Lucha, un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) que estaba destacado en el 911 de Santa Tecla, con el ONI 30659.

La Libertad

En otro lamentable hecho similar, otro agente de la PNC murió esta tarde tras accidentarse sobre el kilómetro 7 y medio, a la altura del municipio de Talnique, en el departamento de La Libertad.

Según el informe de las autoridades, el agente se conducía a bordo de de la motocicleta placas M 299-621 y choco contra un autobús de la ruta 673, que se conducía sobre la calle Vía Cumbres.

El agente fallecido fue identificado como Luis Alfredo Méndez Madrid, ONI 32759, quien se encontraba destacado en la Sección Táctica Operativa (STO).

Ambas escenas fueron acordonada por las autoridades para determinar cómo ocurrió aunque no se descarta que el hecho fue consecuencia de la excesiva velocidad.

San Vicente

Otro accidente de tránsito, en el que también se vio involucrado un agente de la PNC, se registró sobre el kilómetro 49.5 de la carretera Panamericana, a la altura del cantón La Virgen, San Vicente.

De acuerdo al informe, el agente destacado en la Base Rural de San Miguel, solo resultó con lesiones leves y daños materiales en su vehículo tras impactar contra una pipa que transitaba por el sector.

Autoridades policiales inspeccionaron la escena.

SIGA LEYENDO

Sucesos

Enfrentamiento armado con agentes y soldados, deja un pandillero eliminado, en Cuscatlán

PUBLICADO

on

Un pandillero perdió la vida durante  este miércoles, al intentar agredir a un grupo de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y soldados de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), en el caserío Los Morales del cantón Barrio Abajo, en el municipio de Santa Cruz Analquito de Cuscatlán.

Según los primeros reportes, el delincuente inició el ataque con un arma, al observar a los agentes y soldados que patrullaban la zona, dichos elementos de seguridad se defendieron de la agresión.

El enfrentamiento ocurrió cerca de una cancha de fútbol del cantón Barrio Abajo, explicó una fuente policial.

Los agentes como los soldados salieron ilesos y realizaron un operativo en la zona para realizar capturas de otros delincuentes que podrían haberlo acompañado.

La PNC explicó que los agentes patrullaban brindando seguridad en el marco del Plan Control Territorial que ejecuta el Gobierno del Presidente, Nayib Bukele, para llevar seguridad a la ciudadanía.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído