20 febrero, 2018

Desalojan a empresas que operan de manera ilegal en residencial de Antiguo Cuscatlán

Por El Salvador Times – Yéssica Hompanera/ Vecinos de la residencial Madre Selva 2 en Antiguo Cuscatlán denuncian a la alcaldía de este municipio por permitir la operación ilegal de diversos negocios en zona residencial. Las peticiones de las personas por desalojar estos puestos vienen desde el 2016 sin respuesta favorable por parte de la comuna liderada por Milagro Navas.

Madre Selva 2 es una residencial en la zona de Santa Elena y está habitada por 300 familias que son afectadas por tres empresas que han incrementado el tránsito vehicular en la zona que genera inconvenientes y malestares a los habitantes. “Nos hemos salvado de tener accidentes”, dijo una de las habitantes a El Salvador Times.

La comuna, a través de la Jefatura de Catastro, se defendió diciendo que estos negocios han sido procesados y desalojados, pero aseguraron que una de ellas apeló la decisión a la alcaldía para que se le diera un periodo de tres meses para abandonar el lugar. Los representantes de la empresa justificaron que el desalojo es muy apresurado y deben resolver temas como: contratos laborales, búsqueda de un nuevo local, entre otros.

Sin embargo, en diciembre de 2017, la comuna resolvió cerrar dos negocios colocando cinta amarilla, por lo que dos de estos negocios ya han sido cerrados. Solo ha quedado pendiente el tercer local que ha pedido una nueva prórroga.

Los vecinos sospechan de las actividades dentro de las casas que son rentadas para colocar empresas, pues los negocios no cuentan con una identificación comercial afuera de la residencia.

Asimismo, dicen sentirse preocupados, ya que desconocen las actividades comerciales de las mismas. Especulan que estos establecimientos han incrementado el tránsito de vehículos extraños. “Hay personas que se quedan por mucho tiempo en los vehículos”, comentó con preocupación una persona del lugar.

El inspector de Catastro de la alcaldía, Jorge Carranza, aseguró que hay muchas empresas que operan de manera ilegal en zonas que son netamente residenciales. Señaló que hacen chequeos en estos lugares para evitar que empresas coloquen negocios.

A pesar de las constantes peticiones de audiencia con Milagro Navas, aseguran solo les ha resuelto a través de redes sociales donde según los lugareños la edil les afirma que el problema está por resolverse. Sin embargo, los habitantes desconfían de sus palabras debido a la temporada electoral y temen que “después de las elecciones vuelva a darse”.

El pasado 20 de diciembre de 2017 se reunió el concejo municipal, donde se debatió la problemática dando como resultado, un mes después, la prohibición: “bajo ningún pretexto, establecer comercios o servicios en la zona metropolitana”.

Los habitantes están a la espera que la última empresa salga y el caso no se vuelva repetir.