Presidente Bukele asegura que se aplicarán los protocolos del primer mundo a pacientes con COVID-19 en la fase 3

Pese a las medidas implementadas por el gobierno de El Salvador para frenar el covid-19, la enfermedad se ha seguido expandiendo, y este día, las autoridades de Salud informaron que se ha entrado a una fase III de la pandemia, lo cual significa que el virus ya se encuentra esparcido por todo el territorio y que los contagios serán cada vez más numerosos.

El presidente Nayib Bukele, anunció esta madrugada: «Nuestro país ha entrado en la FASE 3 de la pandemia. Fue imposible contener el virus con el aislamiento de nexos epidemiológicos. Ya el virus está regado por todo nuestro país. Su velocidad de contagio fue más rápida que nuestros equipos de búsqueda y contención», dijo.

Bukele aseguró que en esta fase, El Salvador «aplicará los mismos protocolos que aplica el primer mundo en el trato de pacientes y trataremos de no llegar a la FASE 4″. Al mismo tiempo, detalló que el país ya pasó de la etapa de contención a la de mitigación de la enfermedad, y reiteró «tenemos aún una oportunidad: la cuarentena«.

El Gobierno advirtió este día en conferencia de prensa que en estos momentos hay un alto riesgo de contagio masivo, y exhortó a la población a acatar estrictamente las recomendaciones preventivas para evitar contagiarse del virus.

“Estamos en Fase 3 de la pandemia de coronavirus por lo que todos los protocolos sanitarios por esta crisis cambian”, informó en conferencia de prensa el ministro de Salud, Francisco Alabi, y reveló que se ha acelerado la curva de contagios en las últimas horas.

El ministro explicó que durante esta fase de la pandemia es necesario aplicar más rigurosamente la cuarentena domiciliar para romper la cadena de transmisión del coronavirus.

“También se redistribuye la prioridad en las pruebas. Asimismo, se dará atención en áreas hospitalarias solo a pacientes que requieran tratamiento médico de intermedio a crítico”, explicó.

La Fase 3, cambia totalmente la estrategia en el manejo de los pacientes, los casos confirmados asintomáticos se van a manejar en casa, mientras que en los hospitales se va a atender los casos considerados intermedios y críticos, detalló.

Por su parte la comisionada presidencial para Operaciones y Gabinete de Gobierno, Carolina Recinos, informó que “entrar a la Fase 3 significa que estamos en riesgo de contagio masivo”.

“Ahora necesitamos más que nunca de la población. Aquí no estamos hablando de política. Necesitamos cortar la cadena de transmisión del virus y solo lo vamos a poder hacer si aplicamos las medidas y somos conscientes que los hospitales en este momento y todas las instancias de salud están presionadas ya por la demanda de servicios”, subrayó la comisionada presidencial.