Más de 125 policías junto a otras unidades especializadas estarán brindando seguridad a la población que asistirá al espectáculo de pólvora en San Salvador

Más de 125 policías de la Delegación de la Policía Nacional Civil (PNC) de San Salvador, con el apoyo de otras unidades especializadas, brindarán seguridad durante la quema de luces de bengala que una empresa privada realizará en el estadio Cuscatlán, de esta capital.

El objetivo de este dispositivo es que las personas puedan disfrutar del espectáculo de luces, y prevenir hechos delictivos al interior y en los alrededores de las instalaciones deportivas.

Asimismo, se establecerán controles vehiculares para regular el tránsito en la zona y garantizar la libre circulación de los conductores.

Los policías de Seguridad Pública y Tránsito Terrestre extenderán los dispositivos en las bulevares, calles y avenidas de San Salvador, desde donde los salvadoreños se detendrán a ver la quema tradicional de pólvora.