FOTOS: Extraña criatura causa alarma en los pobladores de Izalco, Sonsonate - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Nacionales

FOTOS: Extraña criatura causa alarma en los pobladores de Izalco, Sonsonate

PUBLICADO

on

Vecinos del cantón Piedras Pachas en Izalco, Sonsonate, se encuentran alarmados tras la aparición de una extraña criatura que merodea en los techos y árboles de la zona.

Según comentan, el animal es tan raro que no se logra distinguir a que especie pertenece; además,  temen que sea salvaje y  ataque a alguna persona.

De hecho, la rareza del peludo ha causado que algunos pobladores aseguren que se trata de un brujo del sector el cual se convierte en “Mico” y no queda otra alternativa que acabar con su vida.

Sin embargo, los denunciantes de este caso solicitan a las autoridades hacerse presente para rescatar al animal y llevarlo a un lugar seguro donde pueda continuar desarrollándose.

DICEN QUE ES UN MICO Y LO QUIEREN MATARUna extraña especie ha sido encontrada en el cantón piedras pachas del municipio…

Posted by Última Hora Sonsonate on Monday, 3 February 2020

Nacionales

Pandilleros que amenazaban y agredían a personas para cumplir la cuarentena fueron detenidos por la PNC en Santa Ana

PUBLICADO

on

By

Ocho pandilleros fueron capturados este día por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), por amenazar a personas para que no salieran de su casa, además de agredir a otros con golpes propinados con un bate en la espalda, según consta en video en redes sociales.

Autoridades de la corporación indicaron que se aprehendieron a seis delincuentes adultos  y privaron de libertad a dos menores de la misma estructura.

Según el reporte, los delincuentes amenazaban a las personas del cantón Natividad, en la ciudad de Santa Ana, para que no salieran de sus viviendas. “Fueron sorprendidos amenazando a la población para no salir de sus casas por la cuarentena”, dijeron oficiales de la Policía. 

De acuerdo con la PNC, en el procedimiento se les decomisó objetos contundentes y diversas porciones de droga. Serán remitidos por los delitos de resistencia, agrupaciones ilícitas y tenencia y posesión de drogas.

SIGA LEYENDO

Economia

Manejo de fondos de pensiones deben analizarse para no causar efectos negativos

PUBLICADO

on

By

El sistema de pensiones que actualmente se tiene, es la esperanza que tienen el salvadoreño para descansar en su vejez, sin embargo, ¿Qué sucedería si ese fondo desaparece?, ¿qué garantías tiene de sobrevivir o adquirir alimentos?, por ello, toda medida en torno al sistema de pensiones debe sustentarse con estudios técnicos o análisis constantes, que garanticen su viabilidad, pero, sobre todo, su sostenibilidad en el tiempo.

En ese sentido, las propuestas de retiro anticipado están en contra de la naturaleza de los sistemas previsionales, porque como su palabra lo indica, su función es principalmente brindar protección por medio de una pensión mensual a las personas para que, al finalizar su vida activa, entren a la vejez, con un deposito mensual que le permita obtener por él mismo alimentos.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de pedir nuestros ahorros en la edad joven y productiva?

El dinero de los Fondos de Pensiones, integradas por todos los ahorros de las cuentas individuales de cada salvadoreño que cotiza, no es dinero líquido (cash) que está disponibles inmediatamente, pues estos recursos se encuentran invertidos en diferentes instrumentos financieros para generar rentabilidad.

Por lo tanto, pedir ese dinero trae consecuencias a la larga, es decir cuando ya toca la jubilación, pueden ser contraproducentes para el cotizante porque no tendrá dinero para su pensión mensual y tendrá que postergar su jubilación, en el peor de los escenarios, el Estado tendría que incurrir en más préstamos y endeudamientos para sostenerlo en su vejez.

En síntesis, en momentos de crisis como los que hoy se viven, es muy difícil hacer uso de los recursos, porque se deja sin protección al cotizante que llega a la vejez.

SIGA LEYENDO

ENTREGA ESPECIAL

“Amigo: ¿me regalaría un plato de comida? Tengo dos días de no comer”… en medio de la crisis del Covid-19, un grupo de salvadoreños ayudó a uno de los sectores más olvidados

PUBLICADO

on

By

Una llamada poco usual a la Sala de Redacción de Diario Digital Cronio fue la alerta e inicio de esta historia.

Desde el ofrecimiento de $300 por familia que hizo el Gobierno para paliar la crisis de desempleo y hambre, lo general es que las personas llamen a la Redacción para solicitar ayuda y verificar si son beneficiarios, piden se les explique qué hacer para recibir la ayuda y hasta expresan que se debe garantizar que ese dinero, en verdad, llegue a manos de los particulares que en verdad lo necesitan.

Pero, contrario a esa gran mayoría de pedidos de orientación y apoyo, ayer la llamada fue distinta. Se indicaba que un grupo de salvadoreños, “amigos todos”, estaban dispuestos a ayudar a uno de los sectores más olvidados de nuestra gente: los que no tienen casa propia, los que sobreviven con limosnas, los que son dueños de lo único que visten y pueden dormir en cualquier rincón, sobre el piso, o, en el mejor de los casos, sobre pedazos de cartón o telas que han recogido en la calle.  

Todos son adultos, hay hombres y mujeres. Hay quienes parecen tener más de 60 o 70 años. Usan prendas gastadas y sucias, zapatos rotos. La mayoría tienen los rostros marcados por cientos de arrugas que parecen competir en número con los pelambres enmarañados en sus cabezas.

A todos los ha unido el mismo destino para que pasen sus días o noches en los antiguos portales de Santa Tecla, en alguna calle céntrica o en el dormitorio público que administra la Fundación Salvadoreña de la Tercera Edad (Fusate).  

Corazones nobles

Con la crisis en ciernes del Covid-19 en El Salvador, muchos salvadoreños están motivados a ayudar a sus hermanos menos favorecidos y este fue el caso de lo vivido, apenas ayer (31 de marzo) en Santa Tecla.

La llamada recibida a nuestra Sala de Redacción daba cuenta de ese noble gesto. Los distinguía como un “grupo de amigos”, “de años atrás”, que se había organizado junto a sus parejas e hijos para brindar la ayuda que les fuera posible. De sus nombres no hay pistas. El propósito era ayudar. 

La tarea parecía simple: dar de comer a personas que en estos momentos no son tomadas en cuenta por instituciones, dada la saturación de todos los sistemas de protección y ayuda, para los afectados directos del Covid-19. 

Fue así como, escogida una de las casas de los amigos como centro de operaciones, se procedió a preparar los alimentos que estuvieran disponibles. Se cocinaron huevos, frijoles molidos, salsa especial de tomate, queso, crema, plátano, tortillas y “frescos” abundantes para acompañar cada plato. 

Por la cuarentena nacional que vive el país, se tomaron en cuenta todas las medidas sanitarias, además de las exigidas en la preparación de alimentos.

Las raciones se depositaron en desechables y ya listos todos, inició la tarea de repartirlos. 

Luego nos trasladamos por algunas calles del centro de Santa Tecla para darle comida a indigentes.

El recorrido

Diario Digital Cronio acompañó de principio a fin esta obra de solidaridad. El “grupo de amigos”, profesionales de distintas ramas, demostró tener un corazón inmenso.

Con ayuda de dos vehículos, y guardando las disposiciones de las autoridades, la comida se entregó poco a poco a los más necesitados. “Los Portales” fueron el primer destino. Algunos de los que se mantienen en el lugar no daban crédito a lo que pasaba: al principio se mantuvieron expectantes, pero en cuestión de minutos hicieron una fila (evitando aglomeración) para recibir su comida.  

Luego, fueron distintas calles céntricas. El común denominador era gente en condición de calle, sola o en grupos.

Luego nos trasladamos por algunas calles del centro de Santa Tecla para darle comida a indigentes.

Al final, se decidió ir a un lugar muy especial. Un dormitorio público para adultos mayores dirigido por Fusate. La sonrisa de los ancianitos al ver que desconocidos les llevaban algo de comer fue de gran emoción para todos. Con un poco de desorden al inicio, que provocó que se abalanzaran al portón cerrado para recibir su plato, todo volvió a la calma al pedirles que se organizaran.

Como era de esperarlo, los platos no fueron suficientes. Hay muchos abuelitos y abuelitas en ese lugar. Pero no cabe duda que todos disfrutaron un poco al decidir ellos mismo compartirse alguna porción de la comida recibida.  

En el asilo, sin duda, las sonrisas y los ojos de alegría de los ancianitos fueron los mejores regalos en tiempos del coronavirus.

Un joven que estaba en la calle se acercó y dijo: «Amigo: ¿me regalaría un plato de comida? Tengo dos días de no comer y tengo mucha hambre». De inmediato, recibió su ración para que esa noche, al menos, no se acostara de nuevo con el estómago vacío.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído