9 octubre, 2019

Fiscalía sin presentar avances de investigación contra el empresario Adolfo Salume, acusado de presunto lavado de dinero y activos

Los reflectores en cuanto a procesos de legalidad y la investigación siguen apuntando hacia la Fiscalía General de la República (FGR), en temas competentes a la corrupción, lavado de dinero y activos, en los que el ente fiscal ha dejado ciertas dudas en su proceder.

Un punto específico de ello es que, a diez meses de haber recibido en sus oficinas una denuncia por presunto lavado de dinero y activos por parte del empresario salvadoreño Adolfo Salume, la FGR ha hecho poco o nada para investigar al magante en mención, quien maneja el negocio de la harina en El Salvador casi en su totalidad y un total de 27 sociedad más.

La denuncia fue presentada en la administración del exfiscal general Douglas Meléndez, quien se encargó de archivarla y en la actual administración de Raúl Melera al frente de la FGR, poco o nada se ha hecho al respecto.  

En agosto de 2016, el periódico digital El Faro publicó una investigación de como el empresario Adolfo Salume, propietario de Molinos de El Salvador S.A. de C.V. (Molsa), pagó por asesorías a una sociedad también de su propiedad con base en Nevada, un paraíso fiscal, para evadir impuestos, además de crear 27 sociedades en Panamá.

Detrás de dicha sociedad, según la información periodística relacionada al escándalo de los “Panama Papers”, está el despacho Mossack Fonseca quien es investigado por elaborar una red de empresas que terminaron en el uso fraudulento del nombre de la Cruz Roja Internacional como institución beneficiaria.

El uso de esos pagos para reducir la factura fiscal ha llevado al magnate de las harinas a batallas legales con el Ministerio de Hacienda salvadoreño, quien le reclama más de 749 mil dólares.

Además, el periódico digital confirmó que el bufete panameño le elaboró un contrato a Salume en 2010, pero lo prefecharon como si fue firmado en 2008, una práctica común para el lavado de dinero.

“Mossack Fonseca usó fraudulentamente y con conocimiento de Salume el nombre de la institución de socorro”, reza la publicación.

Según El Faro, Salume es el magnate salvadoreño de las offshore, pues es dueño de decenas de empresas en 19 países, y en los registros de Mossack Fonseca figura Salume como representante legal en 27 sociedades que acumulan un capital de 19 millones de dólares. La investigación de los Panama Papers es un escándalo mundial de empresas y personalidades por estar relacionada a lavado de dinero.

Abogado puso denuncia penal en la fiscalía y fue engavetada

En noviembre de 2018, es decir, hace 10 meses, el abogado Sergio Portillo Toruño interpuso una denuncia penal en contra de Salume en la Fiscalía salvadoreña, que dirigía el exfiscal general Douglas Meléndez Ruiz.

Fuentes internas de la institución confirmaron que la denuncia por lavado de dinero y activos, así como la documentación presentada por el abogado, fue archivada por Meléndez Ruiz. Y la actual Fiscalía de Raúl Melara aún no se pronuncia por dicha investigación.

“Gire órdenes necesarias a fin de que la Unidad Especializada Contra el Lavado de Dinero y Activos inicie una investigación en contra del señor Adolfo Salume Artiñano, por su posible participación en la comisión del delito de Lavado de Dinero y Activos previsto y sancionado en el Art.. 4 de la Ley Contra el Lavado de Dinero y de Activos el cual tiene como delito precedente la Evasión de Impuestos…”, expresa el abogado en su denuncia penal.

Este año Salume adquirió un banco, por lo que considera el abogado Portillo Toruño es “urgente que la fiscalía abra la investigación porque el banco es el último eslabón para lavar los dineros”.

Casualmente, los medios digitales en poder de Salume han denunciado al conglomerado de Promerica por supuesto lavado de dinero. Promerica es competencia de Abank, de Salume.

Sistema Financiero no le cerró las cuentas

A toda persona investigada o denunciada, el Sistema Financiero por ley cierra las cuentas. Sin embargo, no procedieron en contra de Adolfo Salume.

Salume ha dicho en entrevistas que contó con toda la ayuda del superintendente del gobierno anterior.

Salume ha utilizado sus medios de comunicación y afines para atacar a toda empresa y/o propietario que son competencia de sus empresas.