Esta es la historia de José a quien dejaron sin zapatos y dinero todo por ayudar a un anciano que lo engañó con un“billete de lotería premiado”

José caminaba tranquilamente en los contornos del Mercado Central, en San Salvador, pero cuando llegó a la intersección de la calle Gerardo Barrios y la avenida 29 de Agostos, frente a la iglesia El Calvario, un sujeto le salió al paso pidiéndole información sobre la ubicación de las oficinas de la Lotería Nacional de Beneficencia.

El sujeto, de aproximadamente 50 años, explicó a José que debía presentarse a dicha oficina para reclamar un premio en efectivo gracias a que había participado en uno de los sorteos.

Y mientras el sospechoso hablaba con José, otro sujeto, de similar edad, intervino en la plática y dijo que conocía las oficinas de la Lotería que están ubicadas en otro punto del Mercado Central.

No obstante, manifestó que podía acompañarlos para mostrarles el lugar, siempre y cuando José fuera con ellos.

En el camino, el supuesto ganador del premio mencionó que no podían reclamarlo porque no cargaba su Documento Único de Identidad (DUI), pero que en este caso, podía ser reclamado por otra persona.

Pidió a José que fuera por el premio en su representación; el segundo sujeto también rogó a José para que hiciera la “caridad”. Al aceptar, le entregaron al joven un paquete cubierto con papel de diario en el que habían ocultado el “billete ganador”.

Le pidieron que no lo destapara porque “los ladrones se lo podían robar”.

Antes que José se dirigiera hasta donde supuestamente estaban las oficinas de la Lotería, el presunto ganador del premio le dijo que debía dejarle como garantía cierta cantidad de dinero para que compensara en caso ya no regresara.

Pero la coartada de los dos sujetos iba más allá, pues mientras uno convencía a José de entregarle el dinero, el segundo se ausentó unos minutos con la excusa de que iba a brindar la descripción de José para que no tuviera problemas cuando ingresara en las supuestas oficinas a reclamar el “premio” siendo que no era el dueño del “billete ganador”.

José dio todo el dinero que cargaba, poco más de $50; y además, entregó a los sujetos los zapatos tenis que llevaba puestos, todo sucedió en la vía pública.

Le pidieron que no lo destapara porque “los ladrones se lo podían robar”.

Antes que José se dirigiera hasta donde supuestamente estaban las oficinas de la Lotería, el presunto ganador del premio le dijo que debía dejarle como garantía cierta cantidad de dinero para que compensara en caso ya no regresara.

Pero la coartada de los dos sujetos iba más allá, pues mientras uno convencía a José de entregarle el dinero, el segundo se ausentó unos minutos con la excusa de que iba a brindar la descripción de José para que no tuviera problemas cuando ingresara en las supuestas oficinas a reclamar el “premio” siendo que no era el dueño del “billete ganador”.

José dio todo el dinero que cargaba, poco más de $50; y además, entregó a los sujetos los zapatos tenis que llevaba puestos, todo sucedió en la vía pública.

A cambio, recibió los zapatos viejos de uno de los hombres porque le dijeron que la persona que cobraría el premio llegaría con ese tipo de calzado.

José se dirigió a las oficinas de la Lotería donde le entregarían el “premio”, pero al llegar al lugar se dio cuenta que no habían tales oficinas.

Sin dinero y sin zapatos

De inmediato fue al lugar donde los dos sujetos le dijeron que lo esperarían, pero al llegar se dio cuenta que se habían retirado con su dinero y los zapatos deportivos nuevos que tanto le gustaban.

José cayó en la cuenta que fue engañado y que todo el discurso del “billete premiado” fue una mentira para despojarlo de manera voluntaria de sus pertenencias.

Por temor, y para evitar alguna represalía, prefirió no denunciar el caso; no obstante, contó lo sucedido a su familia.

El caso de José se suma a la larga lista de víctimas que fueron engañadas con la modalidad del “billete de lotería premiado”.

Recientemente la Policía alertó a la población a no dejarse engañar por delincuentes y denunciar.

“Para esta época de Navidad y Fin de Año, tu Policía te recomienda tener cuidado con personas inescrupulosas que tratan de vender billetes falsos de lotería, este es el anzuelo más común utilizado por los estafadores en el centro capitalino”, fue la recomendación de las autoridades.

Casos similares, pero con otra modalidad, fueron reportados a lo largo de este año a la Policía, como el de dos mujeres que fueron arrestadas cuando intentaban estafar a una persona con billetes falsos en Sonsonate.