Ayudante de soldador le cercenó el dedo a su jefe por no pagarle $10 de un trabajo mal hecho - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Judicial

Ayudante de soldador le cercenó el dedo a su jefe por no pagarle $10 de un trabajo mal hecho

PUBLICADO

on

Un descuento de $10 provocó la ira de un ayudante de soldador quien con un machete le arrancó un dedo a su jefe luego de ser acusado de un mal trabajo que realizaron en el municipio de San Martín.

Según el expediente judicial, Mario (nombre modificado por seguridad), un soldador con más de 40 años de experiencia, recibió la visita de Ricardo J. un jornalero que le pidió trabajo como ayudante debido a que no tenía una fuente de ingresos que le permitiera llevar dinero a su casa.

La situación de su vecino llevó a la víctima a acceder a la petición y descartar a otros auxiliares que también le pedían ser tomados en cuenta, esto pese a tener claro que su nuevo ayudante no tenía experiencia en el área que se iba a desempeñar.

Días después, Mario llamó a Ricardo para indicarle que tenían que realizar una obra para un ingeniero que identificó como Toño, y que a pesar de que no recibiría mucho dinero como paga, estaba dispuesto a entregarle un pequeño porcentaje de la ganancia. Algo a lo que el imputado aceptó.

La obra mal hecha

Ambos hombres trabajaron durante ocho días en una construcción en la que tenían que soldar varios metros de lámina. El trabajo estaba listo y fue entregado a los propietarios del inmueble.

Sin embargo, Toño llamó a Mario para reclamarle por la calidad del trabajo realizado, alegando que las láminas estaban mal colocadas y que esto provocó daños en la construcción, razón por la que optó por descontarle $40.

Sorprendido, Mario aceptó los errores cometidos y el descuento de su empleador. Además, el soldador se preocupó por la mala imagen que había dejado y de la que responsabilizó a su inexperto ayudante.

Por este motivo, se dirigió a la casa de su empleado para pedirle una explicación sobre lo sucedido y anunciarle que no le pagaría nada por. Sin imaginar lo que estaría a punto de suceder.

Luego de escuchar al soldador, Ricardo -quien es reconocido por sus vecinos como una persona violenta- optó por ingresar a su vivienda para sacar uno de sus corvos y atacarlo.

El ataque del jornalero era con la intención de matar al soldador que con sus manos y brazos evitaba que el filo del arma le provocara los daños que intentaba su agresor, quien en cada intento se enfurecía más.

Sin embargo, las fuerzas del soldador se fueron debilitando y esto fue aprovechado por su ayudante logrando hacer contacto con uno de los dedos de Mario, quien al ver cercenado su dedo comenzó a gritar de dolor.

Pese a esto, Mario seguía luchando con Ricardo y logró quitarle el arma la cual lanzó a un lado. Pero su agresor estaba dispuesto a seguir su ataque y tomó varias piedras para tirarlas a la cabeza de la víctima.

La riña entre los hombres se terminó cuando la víctima comenzó a correr. Buscó ayuda para curar su dedo y fue trasladado a un hospital de Apopa, en el que fue atendido. Las heridas recibidas tardaron 10 días en curar.

Los dos errores del caso

Durante la recuperación, Mario interpuso la denuncia en contra de su excompañero de trabajo por el delito de agresiones graves y pedía una indemnización por el servicio hospitalario que recibió y la pérdida de sus dedos, esenciales para el trabajo que realiza.

En la etapa de instrucción, Mario decidió darle una segunda oportunidad a Ricardo y llegó a un acuerdo de conciliación. Sin embargo, el imputado no respetó el acuerdo y volvió a agredir a su víctima.

Por esta razón, el juzgado Tercero de Sentencia de San Salvador celebró un juicio en el que se decidió absolver de los cargos al jornalero. La parte juzgadora alegó que las pruebas presentadas por Fiscalía eran insuficientes por lo que ordenó la libertad inmediata del imputado.

Desde la última semana de julio de 2018, Ricardo regresó a la vida de drogas y alcohol en la que ha estado sumergido durante muchos años. Además, sigue siendo una amenaza para Mario quien aseguró no ha vuelto a ser el mismo desde el ataque.

La agresión sufrida ha perjudicado al soldador quien manifestó que para hacer un trabajo que antes le llevaba una hora “hoy me tardo el doblo del tiempo”, lo cual le genera problema con sus patrones.

 

Nota de El Salvador Times. Vea más

 

 

 

Judicial

“Aquí te manda el dinero la jefa”, dijo el atacante cuando le disparó a su víctima por una deuda en sala de belleza

PUBLICADO

on

Ada Nubia Torres Parada Rodríguez, de 33 años, mantuvo una relación sentimental con un hombre, el cual le otorgó un crédito y le entregó en venta una sala de belleza para que ella fuera cancelando en cuotas.

Pasaron los días y la mujer contrajo matrimonio con otra persona de nombre Diego Stantey García González, de 28 años, y a raíz de esa situación Parada Rodríguez ya no le pagó al primer hombre con quien tuvo un romance y que le había vendido la sala de belleza.

La víctima relató en la audiencia inicial que Diego García le dijo a su esposa que si le seguía cobrando el dinero lo iban a matar. 

A raíz de esa situación García contactó a Noé Gilberto Beltrán Ibáñez, de 20 años; y ambos optaron por asesinar a la víctima la noche del 21 de mayo cuando se encontraba en la acera de la 10ª Avenida Sur y pasaje Salazar en el barrio San Jacinto, al sur de la capital.

No le tocaba morir

Ese día cuando la víctima sufrió el atentado, uno de los hechores, Beltrán Ibañez, le dijo: “Aquí te manda el dinero la jefa”, y después le disparó; sin embargo, la víctima resultó ilesa.

Después de haber cometido el atentado y creyendo que habían cometido el asesinato, Beltrán y García escaparon en un vehículo de la escena, y aunque se dieron a la fuga la Policía logró obtener el número de placa y su ubicación.

El vehículo fue interceptado por las autoridades, era conducido por una mujer quien al ser detenida explicó tener conocimiento de quienes habían realizado el atentado.

Un día después del ataque, los sujetos fueron localizados y capturados por las autoridades; ambos fueron presentados al Juzgado Quinto de Paz de San Salvador acusados del delito de homicidio agravado tentado y les decretaron detención.

Ada Parada también enfrentó audiencia inicial y el Juzgado 7° de Paz de San Salvador le decretó detención por el delito de homicidio agravado tentado.

El proceso judicial será acumulado y los tres enfrentarán la audiencia preliminar en el Juzgado Quinto de Instrucción de San Salvador.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

SIGA LEYENDO

Judicial

Estudiante de la UES es condenada por difamar a catedrático

PUBLICADO

on

El Juzgado Sexto de Sentencia de San Salvador, condenó a 200 días multa a una estudiante de la Universidad de El Salvador (UES) de nombre Lissania Carolina Zelaya, por difamar de acosador, agresor y violador sexual, al catedrático Ricardo Mendoza.

Lissania Carolina Zelaya y Guadalupe Yamileth Hernández, habrían calumniado al catedrático de forma pública de ser un acosador, abusador y violador, por lo que ambas fueron demandadas el mes de julio y cuyo juicio se llevó recientemente, por lo que el miércoles se dio a conocer la lectura del fallo, donde Hernández fue exonerada de cargos.

Los jueces determinaron que únicamente Lissania Carolina Zelaya cometió el delito. En ese sentido y según días multa de un salario mínimo, la condenada debe pagar $2,087.00 en calidad de responsabilidad civil.

Se informó que ambas forman parte de una Asociación de Defensa de Derechos Humanos y que interrumpían obras de teatro de Mendoza donde aprovechaban para gritarle violador sexual.

Los jueces también detallaron que deben de establecer los daños materiales y psicológicos del profesor Ricardo Mendoza.

Berta Deleón, apoderada legal de Lissina Carolina Zelaya, manifestó que va a esperar que le entreguen la sentencia y que va a interponer un recurso en contra de la misma, «hubo desigualdad del Juzgado al momento de valorar los testimonios de las víctimas».

«Voy a pedir apoyo a los colectivos feministas para sumarse a la defensa del caso y espero que algunas profesionales en derecho también se sumen en favor de la estudiante que fue condenada», expresó.

La víctima detalló, que las estudiantes buscaban que las autoridades de la Universidad de El Salvador lo despidieran y que los hechos se habría cometido entre los años 2016 y 2018.

SIGA LEYENDO

Judicial

Imponen 21 años de cárcel a profesor que abusó de un menor en San Miguel

PUBLICADO

on

El Juzgado Primero de Sentencia de San Miguel encontró culpable a un profesor de haber violado a un menor de edad.

El caso fue descubierto el pasado 9 de abril, cuando revelaron que el profesor Humberto Rauda Solórzano, de 46 años de edad, violó a un menor de edad al interior de una vivienda ubicada en las afueras del municipio de Nueva Guadalupe, en el departamento de San Miguel.

Debido al impacto emocional sufrido, el menor no lo denunció inmediatamente pero se armó de valor y contó a sus familiares lo sucedido, acudiendo estos a interponer la denuncia ante la policía.

Tres días después, por medio de una orden administrativa girada por la oficina regional de la Fiscalía, capturaron a Rauda Solórzano por el delito de violación en menor o incapaz agravada.

Las investigaciones de las autoridades demostraron posteriormente que efectivamente cometió el crimen, por lo que fue sentenciado a pagar una pena de 21 años en prisión.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído