Taxista hispano es golpeado salvajemente por siete jóvenes que quedaron en libertad luego del ataque

El sindicato de taxistas está pidiendo justicia después de que el conductor hispano Hernando Rangel fuese brutalmente golpeado en Brooklyn.

La Federación de Conductores de Taxis de NYS calificó la agresión como “crimen de odio” debido a que Rangel es latino, y denunció que el 17 de julio el taxista recogió a siete adolescentes que solicitaron ser conducidos a diferentes lugares en East New York.

Cuando los adolescentes no le daban un lugar para dejarlo, Rangel les dijo que salieran de su camioneta SUV. Cinco de ellos lo hicieron, pero los otros dos comenzaron a golpearlo, tomando turnos.

Dos policías notaron la conmoción y arrestaron a uno de los adolescentes en el taxi. El otro fue perseguido y finalmente arrestado.

Rangel fue llevado al hospital de Woodhull con la nariz rota y lesiones graves en la cara, detalló ABC News.

Los adolescentes fueron trasladados a la Comisaría 79, pero fueron liberados porque eran menores de edad.

“La práctica de liberar a los delincuentes debido a su edad debe terminar”, dijo el portavoz de la Federación, Fernando Mateo. “La práctica de justificar un crimen debido a su edad debe terminar. La práctica de que los fiscales no presenten cargos contra un menor que cometió un crimen brutal debe terminar”, insistió.