Sujeto sufre muerte de su padre por coronavirus y en el hospital pierden su cadáver

Mientras hay ciudadanos que hacen caso omiso a las medidas sanitarias para frenar los contagios de coronavirus y salen a las calles a hacer su vida normal, otras personas están padeciendo lo que es el COVID-19, ya sea en carne propia o porque alguno de sus familiares lo padece, o peor aún, perdió la vida, como es el caso de Irving Hernández Gallegos.

De acuerdo al testimonio de Irving, su padre murió el pasado jueves en el Hospital General 8 del IMSS, en la Alcaldía Alvaro Obregón, al norponiente de la Ciudad de México, pero al solicitar sus restos, se llevó una desagradable sorpresa, de la que aún no asimila, pues el cadáver de su progenitor no apareció.

Cuenta que su padre ingresó al hospital por un cuadro de neumonía y dos tumores, pero su conforme pasó el tiempo, su condición empeoró hasta llevarlo a la muerte.

Los médicos le dijeron a Irving que su padre había muerto por  COVID-19, pese a que no se le realizó una prueba.

Aún sin pasar el trago amargo por la sorpresiva muerte de su padre, Irving acudió al hospital para recoger los restos, pero después de un tiempo, el personal médico le comentó que no encontraban el cuerpo ni tenían dato respecto a su paradero.

Le aseguraron que desconocía el paradero del cuerpo, ya que la morgue estaba vacía. Así que Irving pidió hablar con el director.

“Me dijeron que lo iban a buscar, que ellos en realidad no sabían si estaba vivo o muerto, que no tenían el dato exacto y no sabían nada. Que yo estaba en mi derecho de demandar, que yo decidía si hacía algo o no”, señaló Irving.

En el proceso, Irving también exigió que se le realizara a él y su familia la prueba de COVID-19, la cual le condicionaron a cambio de firmar un documento en el que aceptaba las cenizas ofrecidas, incluso le prometieron una prueba de ADN para comprobar que fueran las de su padre.

Irving afirma que no firmó ningún documento, ya que él quiere que le entreguen en cuerpo de su padre, y que no puede recibir las cenizas de alguien que no conoce para después comprobar si son las de su progenitor o no.

Así decidió acudir al Ministerio Público en Álvaro Obregón para realizar la denuncia correspondiente, sin embargo, le señalaron que se levantarían el acta, pero su caso era muy difícil y que no pasaría nada.

Por lo anterior, se desplazó a la Agencia 50 del MP, en Cuauhtémoc, para realizar la denuncia, ya que busca solución a su situación, en la que aseguró que también se encuentran dos familias más.

Las autoridades de Salud afirman que aún hay capacidad hospitalaria para atender a los pacientes con coronavirus, pero personal médico ha denunciado que los nosocomios están colapsando ante el incremento de contagios y de decesos.