Mujer de Texas es detenida por llevar regalos a niños inmigantes

Una pareja de padres de Katy, una ciudad al oeste de Houston en Texas, estaba pidiendo la liberación de su hija, que fue a entregar regalos a los niños en los campamento de inmigrantes en México, cuando fue arrestada por tener una caja de balas en su automóvil.

Esta Nochebuena, una pareja de Texas se siente aliviada después de que su hija y otra mujer fueron liberadas después de ser detenidas por las autoridades mexicanas.

Los padres de Anamichelle Castellano dicen que las mujeres fueron arrestadas el lunes en el cruce del Puente Gateway desde Brownsville hacia Matamoros, México.

Estaban en un automóvil cargado con más de 300 regalos de Navidad que planeaban entregar a los niños que viven en campamentos improvisados, ​​mientras esperan sus casos de asilo en Estados Unidos.

”Quiero decir, ¿esta es Papá Noel entrando para dar juguetes a los no deseados y estás haciendo qué? ¿Estás haciendo qué? ¿La estás amenazando, por qué?” dijo el padre de Castellano, Genaro López.

Las mujeres estaban con la fundación sin fines de lucro Socorro, de Anamichelle Castellano, y estaban haciendo un viaje de rutina a Matamoros para visitar los campamentos.

Debido a que los cientos de regalos fueron envueltos individualmente, el automóvil pasó por una máquina de rayos X.

Fue entonces cuando sus padres dijeron que una pequeña caja de balas, sobrante de un viaje de caza de su esposo, fue descubierta en el automóvil.

“Su esposo las había puesto allí hace mucho tiempo y se había olvidado de ello”, dijo su madre, Mary López.

Tanto Castellano como su voluntaria fueron detenidas el lunes por la tarde. Fueron liberados más tarde esa noche.

La familia dice que la policía y los abogados mexicanos habían estado haciendo una serie de amenazas.

En una breve llamada telefónica con su hija el martes por la tarde, supieron que la acusaron de posesión de municiones.

“(Están) amenazándola con una prisión federal, cargos criminales y federales, y creemos que todo esto es un gran escenario en el que están tratando de ver qué pueden sacar de eso”, dijo Genaro.

El esposo de Castellano y su hija de nueve años estaban en un segundo automóvil para ayudar a repartirlos.

Ambos estaban en Matamoros esperando la liberación de Castellano.

Jehu Castellano ha estado publicando actualizaciones en las redes sociales diciendo que recientemente habló con un fiscal en Matamoros.

“Se niegan a comprometerse con nada a pesar de que es algo tan menor, por lo que no se entiende”, dijo Jehu Castellano a través de un video de Facebook. “Teníamos un abogado, era un abogado diferente, y él vino y cuando fue a hablar con ellos, regresó y dijo que necesitaba mucho dinero para poder ayudarnos y que era una cantidad ridícula de dinero, en los miles “.

“Es mi hija, y odio verla en este tipo de situación”, dijo Mary.