Luego de dos meses y medio España reabre bares y restaurantes

Por primera vez desde hace dos meses y medio las terrazas de bares y restaurantes tienen permitido abrir en Madrid, después de que la región abandone esta semana la fase 0 de la desescalada y comience una flexibilización que también tiene como finalidad la reactivación económica.

A partir de este lunes por primera vez en toda España no hay ningún territorio en fase 0 de la desescalada. La Comunidad de Madrid, Barcelona y su área metropolitana y la mayoría de Castilla León, las únicas regiones que permanecían en el nivel inicial, han avanzado a la fase 1 de la desescalada. Además, otras provincias y áreas, que suponen el 42 % del país, avanzan también esta semana hasta la siguiente fase 2.

Desde hoy todos la población del país podrá salir a una terraza y podrán reencontrarse con familiares y amigos. Siempre dentro de la misma provincia o área sanitaria y manteniendo la distancia de seguridad o usando mascarillas faciales.
Ambas fases tienen en común la libertad de movimientos para ir a comprar, visitar a un allegado o ir a la terraza de un negocio de restauración y la apertura de comercios con diferentes requisitos, entre otros, pero tienen también algunas diferencias de calado.

¿Qué se puede hacer en la fase 1?
Este primer escalón de la desescalada permite de nuevo, aunque restringido, el contacto social. A partir de este lunes muchos nietos se reencontrarán con sus abuelos, a los que en muchas ocasiones llevan sin ver desde la primera quincena de marzo. Mientras que las mascarillas han llegado para quedarse: son obligatorias en espacios cerrados y en todo aquellos lugares donde no se pueda garantizar la distancia de seguridad de dos metros.

Se podrá circular por toda la unidad territorial (provincia o área sanitaria).

Se permite el contacto social en grupos de un máximo de 10 personas tanto en domicilios, como al aire libre o en terrazas.

La hostelería puede abrir sus terrazas con un 50 % del aforo.
Se eliminan las franjas horarias para comprar, acudir a negocios de restauración o visitar a amigos o familiares, mientras que se mantienen para los paseos y para realizar deporte no federado al aire libre.

Pueden abrir los comercios con una superficie máxima de atención al público de 400 metros cuadrados con un 30 % de su aforo.

Los hoteles pueden abrir de nuevo sus puertas, aunque no está permitido el uso de sus zonas comunes, como restaurantes, spa, saunas, piscinas u otros.

¿Qué se puede hacer en la fase 2?
El segundo nivel flexibiliza más alguna de las medidas estrenadas en la fase anterior e introduce algunas novedades, la más esperada es la que afecta a las playas en vísperas del periodo estival y con unas temperaturas en el país que están superando en numerosas ocasiones los 30 grados.

Por primera vez se abren las playas para un uso recreativo, hasta ahora solo estaba permitido pasear por ellas y hacer ejercicio.
Se eliminan las franjas horarias para paseos y deporte al aire libre, salvo para las personas mayores de 70 años y otros colectivos vulnerables y dependientes.

Se permite la apertura total del comercio con un aforo entre el 30 y el 40 %.

Las reuniones sociales se amplían a grupos de hasta 15 personas.
Por primera vez se puede abrir el interior de bares y restaurantes, aunque con un aforo entre el 40 y el 50 %.