La penosa reacción de Diego Maradona cuando firmaba autógrafos a unos niños de Sinaloa - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Internacionales

La penosa reacción de Diego Maradona cuando firmaba autógrafos a unos niños de Sinaloa

PUBLICADO

on

Otra vez «Maradona» es tendencia en Twitter. Esta vez no es por ningún conflicto familiar del Diez, ni por alguna reacción suya durante algún partido de su Gimnasia y Esgrima La Plata. Esta mención se da producto de un video que se viralizó en las redes sociales en el que se lo ve a Diego con una reacción fuerte ante unos chicos, mientras dirigía a Dorados de Sinaloa.​

Son apenas unos segundos de un fragmento de la serie de Netflix ​»Maradona en Sinaloa», en la que se muestran los días del ex campeón del mundo en 1986 en su paso como entrenador en tierras mexicanas.

En el fragmento, unos chicos, detrás de las rejas del estadio, le piden incansablemente a Maradona que les firme sus camisetas. El Diez, amablemente primero, acepta, se acerca a los jóvenes y comienza a rubricar todo lo que le dan. “¡Diego! ¡Diego! ¡Maradona! ¡Maradona!”, gritan los chicos, emocionados.

Pero en cierto momento, la paciencia del entonces entrenador de Dorados de Sinaloa, se colma. Enfurecido por los gritos, Maradona reacciona de mala a manera con los chicos y los reta con tono enérgico.

«Escúchenme una cosa. Si siguen gritando, me voy a la mierda. ¿Okey? Yo estoy acá respetándolos a ustedes, ustedes respétenme a mí. La próxima vez, me voy. No tengo ningún problema», dice el actual DT de Gimnasia.

Luego de eso, los jóvenes fanáticos se quedan paralizados tras las palabras de Maradona.

Internacionales

Pastor de una iglesia embarazaba a niñas y luego las llevaba a clínicas para aborto, entre ellas niñas de hasta nueve años

PUBLICADO

on

Un pastor religioso identificado como Michael Oluronbi, fue condenado a prisión por aprovecharse y embarazar a cuatro niñas a quienes obligó a abortar.

Investigaciones detallan que estos crímenes fueron cometidos en la ciudad de Birmingham, Inglaterra, donde él ejercía el pastorado, durante 20 años.

El hombre de 60 años de edad cometió estos atropellos a las niñas cuando les iba a realizar un “baño espiritual”. Cuatro de sus víctimas, entre ellas una pequeña de 9 años, quedaron embarazadas y el hombre las llevó a una clínica de aborto.

En declaraciones para BBC, una de las menores sostuvo que las experiencias que pasaron las niñas fueron “terribles” y “afectaron la vida de todos”.

Se conoció que además de las 4 embarazadas, hay un niño y otras dos jovencitas más. Ante ello, el Tribunal de la Corona de Birmingham lo declaró culpable de 15 cargos, siete cargos de actos indecentes y dos de agresión. Su esposa, Juliana Oluronbi, también fue condenada por incitación al cometimiento de estos hechos.

“Todo fue culpa mía, y como lo dije antes, no estaba destinado a ser un humano. Dije que era un animal” afirmó el pastor a un familiar que le confrontó por los actos señalados.

Oluronbi señaló que procedió contra las menores debido a que el diablo se apoderó de él. Incluso, el hombre les dijo a sus víctimas que con el “baño espiritual” podrían mejorar sus calificaciones en la escuela.

SIGA LEYENDO

Internacionales

INSÓLITO- Matan y torturan a una mujer embarazada y es enterrada junto a seis niños en un acto de culto de una secta religiosa en Panamá

PUBLICADO

on

El pasado miércoles, la policía local encontró en una comunidad perdida en el noroeste del país una fosa común con los restos de una mujer embarazada y seis menores de edad -algunos de entre 1 y 3 años- que fueron torturados y luego asesinados por los miembros de una secta religiosa.

“Es algo inédito, algo que nunca se ha visto en la historia de este país. Nunca hemos visto algo así y no es normal que se observe este tipo de culto, es algo insólito lo que ha pasado”, le dice a BBC Mundo Alexis Muñoz, director encargado de la Policía Nacional de Panamá.

Otras 15 personas, algunas con signos de tortura, fueron liberadas y trasladadas a una ciudad cercana para recibir atención médica.

Las autoridades apresaron entonces a diez personas (uno de ellos menor de edad) y nueve de ellos fueron sometidos este viernes a una audiencia en el que la fiscalía pidió juzgarlos por delitos que van desde homicidio y feminicidio hasta delitos sexuales y de privación de libertad.

Los acusados, según informó la prensa local, son señalados de pertenecer a una secta evangélica casi desconocida llamada La nueva luz de Dios, cuya único rastro público era una página en Facebook que desapareció poco después de los sucesos del miércoles.

¿Qué pasó?

Según cuenta Muñoz, el primer reporte sobre lo que sucedía lo tuvieron el pasado domingo, cuando tres personas se presentaron en un hospital de la ciudad de Santiago de Veraguas (centro) con signos de quemaduras, golpes y otras marcas de violencia en sus cuerpo.

“Cuando se les pregunta por qué estaban así, es que cuentan lo que estaban pasando en su población y eso es lo que hace que el Ministerio Público y la Policía Nacional vayan a esa comunidad”, cuenta.

Fue entonces cuando las autoridades llegaron a El Terrón, una población remota de unos 300 habitantes de origen indígena en la comarca de Ngäbe-Buglé, en el noroeste de Panamá.

“Lo que se encuentran entonces es una población atemorizada que se aproximaron a pedir ayuda. Informan que hay fallecidos y le indican a la policía dónde habían sido enterrados. La policía se aproxima al cementerio, se corrobora que estaba la tierra removida y se encuentra la fosa con los cuerpos”, dice.

Poco después, cuenta el oficial, las autoridades se dirigieron hacia un rancho donde tenía su sede el “culto” y donde estaban los presuntos responsables de las muertes.

“Cuando la policía llega al rancho encuentran que había un grupo de 10 personas rodeando a otras que estaban arrodilladas en el centro y los estaban sometiendo a un tipo de oraciones y ritual”, afirma.

¿Qué se sabe de la secta?

De acuerdo con Muñoz, se trata un grupo religioso con pocos miembros que estaban tratando de adoctrinar por la fuerza a los residentes de El Terrón.

Los miembros del grupo son personas que tienen vínculos familiares. El mayor de todos era el pastor, que tiene 60 años, pero también había mujeres y un menor de edad”, señala.

Según las investigaciones, el grupo comenzó a ejercer violencia en la aldea poco después de que uno de sus miembros regresara de un viaje en el que aseguraba que había tenido una “manifestación divina”.

En Bocas del Toro, Ministerio Público solicitará imputar los delitos de homicidio, femicidio, delitos sexuales y privación de libertad en contra de nueve personas vinculadas con los hechos en donde mueren siete personas en la comunidad El Terrón en la Comarca Ngábe Buglé.

Ver imagen en Twitter

“Uno de ellos que era el hijo del pastor, se había ido del pueblo a otra comunidad vecina por espacio de un par de meses. Al retornar, esta persona viene con estas ideas de que él había tenido un encuentro con Dios y que había recibido instrucciones de que debían inculcarle las creencias y que el que se resistiera tenía que ser castigado”, indica Muñoz.

En un inicio, el culto fue vinculado con otro grupo evangélico llamado “Iglesia de Dios vivo columna y apoyo de la verdad, la luz del mundo”, pero esta última negó cualquier relación con sus integrantes.

¿Cómo operaba la secta?

De acuerdo con el director encargado de la policía panameña, los miembros de la secta comenzaron a tratar de someter a través de diferentes métodos de tortura a los miembros de la comunidad que no quisieran seguir sus preceptos.

Los diez miembros principales eran los que se encargaban de buscar a las familias en viviendas y los trasladaban bajo amenazas a ese templo, a algunos los amarraban y los desnudaban, y realizaban entonces los ritos, indicó el Ministerio Público.

“Todos aquellos que no se sumaban a sus creencias eran objeto de maltratos, vejaciones, algunos tipos de tortura y cometieron homicidio sobre alguno de ellos”, indica el oficial.

El testimonio de varias personas de la comunidad y otras víctimas llevó a la policía a determinar que entre las principales formas de tortura que se utilizaban estaban quemar y golpear a sus víctimas con diferentes objetos.

Utilizaban trozos de madera encendido, les halaban la lengua y se los introducían en la boca. También a muchos en estos ritos les daban golpes con la Biblia y con los puños. También utilizaban machete, y les daban golpes con el plano”, indica el oficial.

La policía encontró en el lugar del culto machetes y animales muertos, que supuestamente también eran empleados para ritos de exorcismo.

Según la prensa local, las personas eran golpeadas hasta que vomitaran, como señal de que habían “expulsado al demonio”.

¿Qué se sabe de las víctimas?

Según datos del Ministerio Público entre los siete cadáveres encontrados, seis pertenecen a menores de edad de 1, 3, 9, 9, 11 y 17 años respectivamente.

El otro era el de una mujer adulta que estaba embarazada. de entre cuatro a seis meses, y que era la madre de cinco de los menores.

Al parecer, todos perdieron la vida durante un “acto de exorcismo” practicado por los pastores para convertirlos al culto.

El Ministerio de Seguridad Pública publicó el jueves un comunicado en Twitter en el que enviaba sus condolencias a un cabo de la policía, que, al parecer, era el esposo de la mujer y padre de cinco los niños.

El organismo indicó que los familiares del oficial habían sido “víctimas de la secta religiosa que los privó de su libertad, los torturó y mató sin misericordia”.

El estado de las otras 15 personas que había sido “privada de libertad” por la secta se desconoce, aunque se sabe que fueron trasladadas en helicópteros a hospitales de la ciudad de Santiago de Veraguas.

De acuerdo con Muñoz, las autoridades no habían identificado más víctimas e investigan si sectas similares operan en otras áreas cercanas.

“Se desplazó personal al sitio y se está tratando de obtener mayor información sobre lo que está sucediendo y si hay algún tipo de práctica en algún otro sitio”, indicó.

¿Cuál es el poder de las iglesias evangélicas en Panamá?

De acuerdo con datos de la encuestadora Latinobarómetro, que estudió la población religiosa en América Latina entre 1995 y 2017, el 72% de la población panameña se identifica como católica, aunque el número de seguidores de religión cayó notablemente en ese lapso.

Una “encuesta de hogares” realizada en el país centroamericano entre 1998 y 2009 indicaba que ya entonces, con el 18% de la población, los evangélicos eran la segunda religión más practica.

Evangélicos en las calles de Brasil.
En las calles y en las urnas de Latinoamérica, los evangélicos se muestran cada vez más influyentes.

Los datos de Panamá están en consonancia con el resto de Centroamérica, donde el número de evangélicos ha crecido exponencialmente en los últimos años, principalmente por el trabajo pastoral en comunidades pobres o en áreas de poblaciones indígenas o minoritarias.

Las iglesias evangélicas representan prácticamente a uno de cada cinco latinoamericanos y ejercen una creciente presión en el debate político sobre cuestiones de familia, género y sexualidad en la actualidad.

También han sido señaladas de promover el fundamentalismo religioso, de promover esquemas en los que se enriquecen sus pastores a base del diezmo de sus fieles y de promover formas de abuso que van desde sometimientos hasta sexual.

SIGA LEYENDO

Internacionales

Brutal asesinato en el colgaron a un niño y descuartizan a dos jóvenes

PUBLICADO

on

En la comunidad de Villa Estación Chontalpa en el municipio de Huimanguillo en el estado de Tabasco, fue descubierto el cadáver de un pequeño de 4 años de edad el cual se encontraba colgado en su casa mientras que el de su hermana mayor fue hallado descuartizado por lo que todo apunta a una narcovenganza.

El pequeño fue identificado como Moises “N”, quien estaba colgado del cuello en medio de la sala, además presentaba huellas de tortura así como heridas en todo el cuerpo.

También se informó que este mismo día la hermana mayor de entre 17 y 18 años de edad fue encontrada descuartizada y envuelta en bolsas negras.

Sobre otro menor de 13 años se encuentran en calidad de desaparecido pues no se sabe nada de él, aunque existen versiones de que también fue privado de la vida y luego liberado pero con varias heridas.

Todo apunta a que se trata de una narcovenganza, ya a decir de testigos, que el grupo armado que arribó al domicilio buscaba a un hermano mayor de la familia por presuntamente estar involucrado en el narcotráfico.

En tanto, madre de los menores, una mujer identificada como María Simona “N” se negó a rendir declaraciones sobre lo sucedido.

Hasta el momento las autoridades no han dado información sobre el caso.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído