Familia suplica a universitario: “Por favor, entrégate”, luego de matar a dos hombre, herir a uno más y secuestrar a una mujer

Aunque está siendo buscado activamente por la policía en al menos tres estados, el estudiante universitario Peter Manfredonia (23) continúa prófugo, sospechoso de haber matado a dos hombres, herido gravemente a otro y secuestrado a una mujer en Connecticut, usando armas de fuego y un machete.

Fue visto por última vez caminando por unas vías del tren en East Stroudsburg (Pensilvania) el domingo por la noche. El lunes, una mujer de 23 años que dijo que fue secuestrada por él tras matar a su novio y robar su auto, fue encontrada sana en Nueva Jersey, dijo la policía.

Se ha adviertido al público que el sujeto está “armado y es peligroso”. Ahora su familia le suplica que se entregue a la policía.

Mike Dolan, abogado de la familia Manfredonia, dijo: “Peter, si estás escuchando, eres amado (…) Es hora de que comience el proceso de curación. Es hora de rendirse. Tienes el apoyo total de tus padres y tus hermanas y de tu familia. Entonces, por favor, entrégate”.

Dolan agregó que Manfredonia había “buscado la ayuda de varios terapeutas” para sus problemas.

Trascendió además que Robert Manfredonia, padre del estudiante prófugo de la Universidad de Connecticut, fue arrestado el mes pasado por presuntamente abusar de dos menores de edad a las que suministró alcohol. Quedó libre con una fianza de $50 mil dólares.

Se sospecha que el joven Manfredonia comenzó su cadena de asesina el viernes por la mañana  en un camino de tierra en Willington (CT) que dejó a Ted DeMers (62) muerto y otro hombre gravemente herido, tras ser atacados con una espada o machete.

Según la policía, ese ataque fue al azar. Más tarde Manfredonia supuestamente se dirigió a la casa de su amigo Nicholas Eisele (23) en Derby (CT). Presuntamente lo mató con un arma de fuego y secuestró a su novia, huyendo en su auto Volkswagen Jetta negro 2016.

Irónicamente, en el pasado, Manfredonia usó su ahora eliminada cuenta de Instagram  para hablar en contra de la violencia armada.