¡CONMOVEDOR! Mujer muere en un andén de trenes y su bebé de 2 años hace hasta lo imposible para despertarla

La pandemia del coronavirus ha desencadenado una crisis económica a nivel global, en donde países que en general ya tienen problemas, están atravesando por momentos severos de crisis humanitaria.

Una de esas naciones que está viviendo momentos muy duros es India, en donde millones de personas se han quedado sin empleo, obligando a que miles deban regresar a sus lugares de origen, en condiciones precarias, a pesar de que exista un alto riesgo de contagiarse de coronavirus.

Desgraciadamente, cerca de una decena de personas han perdido la vida durante su trayecto a su hogar. La última, una mujer de 35 años, cuyo caso ha sido desgarrador, ya que se dio a conocer en video por Twitter y además, su pequeño hijo hace hasta lo imposible para despertarla.

Arbina Khatoon se encontraba en el andén de una estación de trenes de Muzaffarpur, luego de haber recorrido más de 1,800 kilómetros, en las peores condiciones. Aún le faltaba un viaje de otros 400 kilómentros para poder llegar a su casa en Katihar.

Arbina viajaba con su bebé de 2 años cuando de repente, se desplomó en el andén. Cuando llegaron a auxiliarla, la mujer ya había muerto. Su cuerpo quedó ahí, tendido, solamente tapada con una tela larga; entonces, alguien que se encontraba en el lugar captó el momento en que su hijo tira varias veces de la manta, como si intentara que su mamá se levantara.

(Imágenes fuertes, sugerimos discreción)

Migrantes deben lidiar con condiciones de viaje inhumanas y hambruna

La familia de Arbina declaró a una televisora local que la mujer habría muerto por no haber comido ni bebido nada durante su viaje, lo que le habría provocado una deshidratación que se agravó con un fuerte golpe de calor; sin embargo, la policía negó esta versión e indicó que su fallecimiento se debió a que padecía una enfermedad, aunque no precisaron cuál.

Un par de días después, la familia señaló que en efecto, la mujer estaba enferma, situación que pocos creyeron, sobretodo las personas que viajaron con ella, ya que confirmaron que durante todo el viaje, no comieron ni bebieron nada.