Alias “Papi” manejaba una red de prostitución desde la cárcel con ayuda de una cómplice

Christopher Thomas, estando preso en Albany (NY), supuestamente dirigió una extensa red de prostitución desde su celda con la ayuda de una cómplice, dijeron autoridades federales.

El presunto proxeneta trabajaba con la joven de 22 años para reclutar mujeres de estados vecinos bajo la premisa de que ganarían $1 mil dólares por noche teniendo sexo, según documentos judiciales.

Thomas fue detectado después de que las autoridades supervisaban un sitio web de citas y se pusieron en contacto con una joven drogadicta de Vermont que estaba desaparecida y que previamente había escapado de su supuesta operación de prostitución.

Los investigadores revisaron las llamadas telefónicas entre la pareja que se hicieron mientras Thomas estaba encerrado en la cárcel del condado Albany en diciembre y enero por una violación de libertad condicional, según documentos judiciales.

En las llamadas, la cómplice no identificada se refiría a Thomas como “Papi”, un término de jerga para proxeneta, y los dos discutieron detalles del negocio.

Thomas supuestamente la entrenó sobre cómo reclutar mujeres de New Hampshire y Maine, diciendo que “no es complicado ir a recoger a las personas”, según documentos judiciales.

En otra llamada, le ordenó que “comenzara a golpear a las perras para que te tomaran en serio”después de decir que estaba molesto por no ser respetado por las posibles prostitutas.

Los investigadores rastrearon a la mujer desaparecida de Vermont, quien les dijo que Thomas la reclutó después de que la agregara como “amigo” en Facebook y le ofreció la oportunidad de ganar $1 mil dólares por noche.

Agregó que tuvo varias “citas” de prostitución en la casa en Colonie (NY) de Thomas, quien le ordenó entregar la mitad del dinero que ganó.

Thomas fue acusado de cargos de tráfico sexual por la supuesta red de prostitución, reportó