En Barcelona no pasó del empate ante la Real Sociedad, previo al clásico español ante el Real Madrid

La Real Sociedad logró sacar un punto en la visita del FC Barcelona al Reale Arena (2-2). Comenzaron mandando los de Imanol Alguacil tanto en ocasiones como en juego y, de hecho, fueron los primeros en inaugurar el marcador. El colegiado señaló un penalti cometido por Sergio Busquets sobre Llorente que convirtió el capitán Oyarzabal.

Tras el gol de los locales, los de Valverde reaccionaron y adelantaron líneas, tirando de la artillería pesada con la que salieron de inicio: Griezmann, Suárez y Leo Messi. Precisamente entre ellos tres tejieron los dos tantos con los que dieron la vuelta al partido los azulgranas.

El primero, un balón elevado del francés que tiró de velocidad para dejar atrás a la defensa txuri-urdin. El segundo, una jugada ‘made in Messi’ que, en el momento de chutar, le cedió la bola al uruguayo, que llegaba solo a la meta blanquiazul.

Sin embargo, la alegría del conjunto culé duró apenas 10 minutos. Se sobrepasaba la hora de partido cuando un desafortunado rechace de Ter Stegen le cayó directamente a los pies a Alexander Isak, que batió al alemán, ya vencido, sin problemas, para poner de nuevo el empate en el marcador.

En los últimos compases, el Barça reclamó un penalti de Llorente sobre Piqué que parecía claro, pero ni el colegiado ni el VAR consideraron. Con este pequeño tropiezo del Barça, el Real Madrid tiene la oportunidad de llegar líder al Clásico del próximo miércoles si gana al Valencia en Mestalla.