ESTUDIO: Científicos advierten de un gran peligro para el planeta tierra en poco tiempo - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Ciencia

ESTUDIO: Científicos advierten de un gran peligro para el planeta tierra en poco tiempo

PUBLICADO

on

Un grupo de científicos de la Universidad de Estocolmo (Suecia) advierte que podríamos estar a solo unas décadas de que se desencadene un calentamiento global que ponga en peligro el futuro de la humanidad en nuestro planeta, según una investigación científica.

El punto límite se alcanzaría cuando la temperatura promedio global se sitúe alrededor de 2ºC por encima de la que hubo en la época preindustrial, establece el estudio, precisando que, de momento, la temperatura cuenta con un grado más, mientras sigue aumentando.

Los expertos creen que los mecanismos de retroalimentación que actúan “como una hilera de fichas de dominó” conducirían a nuestro planeta a un estado de “Tierra invernadero” con un cambio climático incontrolable, de tal forma que, a largo plazo, la temperatura se estabilizaría en un promedio global de entre cuatro y cinco grados centígrados por encima de los niveles preindustriales.

Escenario irreversible

De ser ciertos estos pronósticos, las franjas de la Tierra alrededor del ecuador se volverían inhabitables, aumentando el nivel del mar 60 metros respecto a los actuales, poniendo en riesgo las ciudades costeras. Asimismo, los sumideros de carbono se convertirían en poderosos emisores de gases de efecto invernadero.

Una ‘Tierra invernadero’ supondría “graves riesgospara la salud, las economías, la estabilidad política y, en última instancia, la habitabilidad del planeta para los humanos”, reza el estudio. La investigación destacó diez procesos de retroalimentación que tendrían lugar de alcanzarse dichas temperaturas globales.

Entre los peligros augurados figuran el descongelamiento del permafrost, la liberación del metano almacenado en el fondo del océano, el aumento de la producción de dióxido de carbono por parte de las bacterias oceánicas, así como la reducción del hielo marino del Ártico.

Los científicos creen que todavía estamos a tiempo de evitar dicha situación disminuyendo las emisiones de gases de efecto invernadero, eliminando el dióxido de carbono de la atmósfera y preservando los sumideros de carbono naturales. No obstante, aclaran que si se diera el citado escenario, ya “no podría revertirse” de ningún modo.

Ciencia

Se desarrolla gel para proteger de intoxicación

PUBLICADO

on

Un equipo de investigadores ha desarrollado un gel que se aplica a la piel con potencial de proteger a los agricultores de los efectos tóxicos de la exposición sistemática a pesticidas.

El gel contiene una fórmula química capaz de desactivar los pesticidas cargados de organofosfato.

Para probar la eficacia del gel, los investigadores expusieron a tres grupos de ratas a los efectos de un pesticida de ese tipo.

El primer grupo estaba formado por ratas a las que no aplicaron el gel, al segundo les pusieron una versión inactiva del gel y las del tercero sí contaban con la protección del gel activo.

Posteriormente analizaron la sangre de las ratas para detectar la presencia de acetilcolinesterasa activa 96 horas después de la exposición al pesticida.

Las ratas tratadas con el gel activo sobrevivieron sin problemas a la exposición al pesticida, pero el resto mostró síntomas de envenenamiento e incluso algunas murieron, de acuerdo con el estudio.

SIGA LEYENDO

Ciencia

Vida en la tierra ¿Qué tan antigua es?

PUBLICADO

on

En los años dos mil se daba la fecha de 3.900 millones de años atrás, lo que era verdaderamente notable, puesto que la Tierra se formó hace 4.500 millones de años, de modo que las primeras bacterias se habrían originado solo 600 millones de años después; y esos 600 millones de años fueron un periodo infernal de impactos de enormes meteoritos.

Estas prisas se aliviaron poco después, cuando los fósiles de 3.900 millones de años perdieron su credibilidad: en realidad se formaron por procesos geológicos comunes, sin contribución biológica. Un engaño de las piedras. La fecha más creíble para los primeros fósiles pasó a ser 3.450 millones de años atrás (casi mil millones de años después de la formación de la Tierra).

Y así hasta 2016, cuando el deshielo de Groenlandia permitió a un grupo de científicos examinar algunas de las rocas más antiguas del planeta, con unos 3.700 millones de años.

Los autores concluyeron que estas rocas contenían estromatolitos, unas estructuras geológicas estratificadas que, en su día, se formaron por la actividad de las bacterias, y por tanto se consideran signos de la presencia de vida. Así que se lleva dos años datando el origen de la vida en 3.700 millones de años atrás (800 millones después de la formación del planeta).

Ahora se puede decir que las evidencias más antiguas de vida datan de 3.450 años atrás. En el caso de estos estromatolitos australianos, las pruebas de su origen biológico son mucho más sólidas.

La mayoría de los científicos creen que la evolución de la vida es un fenómeno probable en las circunstancias astronómicas adecuadas, y con la cantidad de soles que hay por ahí (200.000 millones de estrellas solo en nuestra galaxia), y el gran porcentaje de ellos que tienen planetas en su órbita, la hipótesis de que estamos solos en el universo parece cada día más extravagante. Pero la ciencia es esclava del mundo.

SIGA LEYENDO

Ciencia

Nuevo descubrimiento sobre el núcleo de la Tierra

PUBLICADO

on

El experto en sismografía Hrvoje Tkalcic y el aspirante a doctorado Than-Son Pham, de la Universidad Nacional Australiana (ANU, por sus siglas en inglés), pudieron detectar en el núcleo interno terrestre las llamadas ondas J ondas Osborn, que solo se desplazan a través de objetos sólidos.

“Si nuestros resultados son correctos, el núcleo interno terrestre comparte algunas propiedades elásticas similares con el oro y el platino”, dijo Tklacic en un comunicado de la ANU.

“El núcleo terrestre es como una cápsula del tiempo. Si lo entendemos bien, entenderemos cómo se formó el planeta y cómo evoluciona”, añadió.

Las ondas J del núcleo interno de la Tierra son tan diminutas y débiles que no pueden ser observadas directamente, por lo que el poder detectarlas siempre ha sido un reto para los sismólogos desde que los científicos dijeron por primera vez en la década de 1930 y 1940 que este era sólido.

Para intentar detectarlas, los científicos aplicaron el llamado método de la correlación del campo de onda,que observa las similitudes entre las señales que llegan a dos receptores distintos tras un terremoto potente en lugar de observar las ondas que llegan directamente.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído