Conoce cuales son algunas de las consecuencias más peligrosas de tatuarse - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us
[adrotate group="4"]

Ciencia

Conoce cuales son algunas de las consecuencias más peligrosas de tatuarse

PUBLICADO

on

Investigadores rusos han revelado algunas de las dolencias más peligrosas que pueden ser provocadas por los tatuajes en la piel. Un estudio realizado por el Centro Científico y Práctico de Dermatovenereología y Cosmetología de Moscú asegura que esta práctica puede verse acompañada de complicaciones que van desde procesos infecciosos locales hasta enfermedades crónicas en la piel, como psoriasis y dermatitis, entre otras.

Basados en el caso clínico de una paciente con un tatuaje negro y rojo en un pie, los especialistas descubrieron que padecía de liquen plano, una enfermedad inflamatoria poco común y asociada a una reacción alérgica o inmunitaria. La joven se quejaba de ardor, escozor, descamación e inflamación, que provocaron además cambios en la apariencia del diseño en la piel.

Alergias

Según la investigación, las causas pueden estar asociadas a una alergia a los pigmentos introducidos en la piel, especialmente al color rojo, que «estadísticamente provoca más a menudo complicaciones tardías» y está ligado a la dermatitis —la hinchazón y el dolor—, debido a que contiene sulfuro de mercurio.

En este caso fue necesario acudir a procedimientos médicos complejos, como fotoquimioterapia, y al uso de antialérgicos y antinflamatorios. Sin embargo, la enfermedad no siempre desaparece por completo; incluso, tras una exitoso tratamiento, puede reaparecer.

Estafilococo y hepatitis

La dermatóloga Elena Kovtunova advierte sobre otro problema común: el Estafilococo dorado (‘Staphylococcus aureus’), que se desarrolla si un individuo con un tatuaje nuevo no practica los cuidados necesarios, y el proceso de curación se acompaña de una inflamación purulenta.

La especialista subraya que también existe una conexión directa entre la cantidad de tatuajes y el riesgo de contraer hepatitis C, sobre todo si el proceso de tatuado no se lleva a cabo con materiales esterilizados. «Las personas con tatuajes, sobre todo si tienen grandes zonas del cuerpo cubiertas, son el grupo de riesgo más alto para contraer hepatitis», subraya.

Cáncer

Se ha demostrado que hacerse un tatuaje puede generar problemas en el sistema inmunológico al cabo de los años, ya que los pigmentos de la tinta —que contiene hollín, óxidos metálicos y sales— pueden acumularse en los nodos linfáticos, incluso de forma vitalicia, y propiciar inflamaciones cutáneas y otras adversidades.

Una investigación realizada en 2016 por la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas determinó que algunos de los pigmentos, incluso, podrían ser cancerígenos o capaces de producir mutaciones y efectos tóxicos. Los colores rojo, azul, verde y púrpura podrían causar granulomas: pequeñas inflamaciones en la piel; y el negro podría contener altos niveles de sustancias tóxicas prohibidas para su uso en la piel humana.

«Entre más alteramos al sistema inmune, mayores son los riesgos de enfermedades oncológicas. Los tatuajes de gran tamaño no son una alegría para la inmunidad. Todo los que recibimos del exterior, nuestro organismo intenta eliminarlo», explica Kovtunova.

Finalmente, la dermatóloga aconseja evitar hacerse tuajes en zonas de la piel donde existan lunares, porque esto puede aumentar el riesgo de melanomas.

Ciencia

ALERTA: Estudio descubre que cada vez que te agachas al ver tú celular se deforma el esqueleto

PUBLICADO

on

Una investigación realizada por la Universidad de la Costa del Sol en Queensland, Australia, descubrió que los teléfonos móviles están cambiando el esqueleto humano, ya que la gente se encorva tanto tiempo para ver su celular que ahora se desarrolla la «espigas óseas» en la parte posterior del cráneo humano.

Según los científicos esto ha sido producto habitual de los humanos con el celular o tabletas inteligentes, ya que el «pico» huesudo de la parte posterior de la cabeza está creciendo.

Este tipo de protuberancias occipitales externas se desarrollan en la base del cráneo y el número de personas que lo desarrollan va incrementando.

(Foto: Nature Cientific Reports)
(Foto: Nature Cientific Reports)

En los inicios de la década de 1800 no era tan notable esa protuberancia, pero ahora se puede sentir los bultos óseos con los dedos o verlos en personas calvas. Solo que las personas que lo están desarrollando más rápido son los jóvenes.

Las investigaciones mencionan que este tipo de excesos aparecen en jóvenes de 18 a 30 años. Motivo por el cual los científicos de la Universidad de la Costa del Sol en Queensland realizaron una investigación detallada del fenómeno.

Los científicos escanearon más de mil cráneos de personas de 18 a 86 años, según mencionó el medio BBC Future.

El Dr. David Shahar, investigador principal, comentó: «He sido médico durante 20 años, y solo en la última década, he estado descubriendo cada vez más que mis pacientes tienen este crecimiento en el cráneo».

Además, señaló que la razón por la cual la espina ósea se va colocando en esa posición es porque los jóvenes agachan su cabeza mucho más tiempo, de lo que anteriormente se hacía.

Las horas que le dedicas al celular pueden poner tanta presión en las partes que no utilizas (Foto: Getty)
Las horas que le dedicas al celular pueden poner tanta presión en las partes que no utilizas (Foto: Getty)

Las horas dedicadas al uso de los teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras portátiles pueden poner tanta presión en las partes menos utilizadas del cuerpo que realmente cambian.

Es más, los músculos que conectan el cuello con la parte posterior de la cabeza se usan en exceso al tratar de mantener quieto el cráneo; una cabeza de adulto promedio puede pesar alrededor de 5 kg.

En respuesta a que esos músculos se hacen más grandes y más fuertes, sugirió el Dr. Shahar, que el esqueleto crece para reforzar y ensanchar el área.

¿Cuánto tiempo pasan en el teléfono?

La persona promedio en Reino Unido pasa unas 24 horas por semana en sus teléfonos celulares (Foto: Espeeial)
La persona promedio en Reino Unido pasa unas 24 horas por semana en sus teléfonos celulares (Foto: Espeeial)

Según una investigación realizada en el 2017, la persona promedio en el Reino Unido pasa unas 24 horas por semana, en sus teléfonos inteligentes.

En promedio, las personas verifican sus teléfonos cada 12 minutos, según reveló las estadísticas del Regulador de Comunicaciones Ofcom.

Alrededor del 78 por ciento de los británicos posee un teléfono inteligente y uno de cada cinco adultos pasa 40 horas o más en línea cada semana.

Este tipo de excesos aparecen en jóvenes de 18 a 30 años  (Foto: Getty)
Este tipo de excesos aparecen en jóvenes de 18 a 30 años  (Foto: Getty)

El Dr. Shahar y sus colegas escribieron en su estudio que la «carga mecánica repetitiva y sostenida» conduce a la adaptación de los tendones y los tejidos conectivos.

«Los trastornos musculoesqueléticos relacionados con la mala postura durante el uso de computadoras y tabletas se han investigado exhaustivamente y se identificaron como un factor de riesgo para el desarrollo de síntomas relacionados en el cuello, los hombros y los antebrazos».

El Dr. Shahar mencionó que, aunque es poco probable que los bultos óseos causen efectos dañinos, tal vez nunca desaparezcan.

SIGA LEYENDO

Ciencia

ALERTA: Adicción al sexo y los videojuegos, en la lista de enfermedades de la OMS

PUBLICADO

on

Imagen de referencia

Por primera vez en tres décadas, la OMS actualiza su catálogo de enfermedades, incluyendo trastornos como la adicción a los juegos de computadora y la obsesión patológica por el sexo.

Que la adicción a los videojuegos y el comportamiento sexual compulsivo tienen rasgos patológicos es sabido, al menos por todo aquel que se haya visto directa o indirectamente afectado. Lo nuevo es que ahora se incluyen en la lista actualizada de enfermedades, cuya aprobación formal está prevista en la Asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que comenzó este lunes (20.05.2019) en Ginebra.

Su incorporación al catálogo, que incluye aproximadamente 55.000 enfermedades, síntomas y causas de lesiones, no está, sin embargo, exenta de polémica. Ello obedece, en primer lugar, a que el diagnóstico es complejo.

Obsesión por el sexo

Robert Jakob, jefe del Grupo de Clasificaciones (ICD) de la OMS, explica que el consumo desproporcionado de pornografía o de sexo telefónico puede ser considerado un comportamiento sexual compulsivo.

DW Sendung Shift Heimat Videospiel (DW)

La neurobióloga y psicoterapeuta alemana Heike Melzer lo define como una ocupación obsesiva con las fantasías sexuales. Además, explica que con el tiempo el afectado va requiriendo dosis mayores, en este caso, por ejemplo, películas más explícitas o actores cada vez más jóvenes. Para la especialista, el hecho de que sea reconocido como enfermedad marca un hito, porque «para los afectados será más fácil encontrar terapeutas”.

Heike Melzer indicó a la agencia dpa que en Alemania hay una cantidad estimada de medio millón de adictos al sexo y la pornografía, en su mayoría hombres (cerca del 90 por ciento). A ellos se suma un número aún mayor de personas indirectamente afectadas, como las parejas y otros familiares.

Symbolbild Prostitution

El vicio de los videojuegos

También los videojuegos y juegos en línea pueden provocar adicción. Su inclusión en el catálogo de la OMS provocó lógicamente protestas en la industria del ramo, que manifestó el temor de que quienes juegan con mucha frecuencia sean catalogados como personas necesitadas de terapia. Robert Jakob aclara que «nadie que simplemente juegue mucho en la computadora o el celular puede ser calificado de enfermo”. Para la OMS, el problema se plantea cuando una persona, durante más de 12 meses, subordina todos los aspectos de su vida al juego, cuando pierde a sus amigos y descuida hasta la higiene personal. «No hay motivo para retirar ese juego patológico del catálogo”, indicó el experto, en vísperas de la asamblea de la OMS.

En Alemania, cerca de un 70 por ciento de los adolecentes juegan videojuegos. De acuerdo con un estudio realizado por el Centro Alemán de Adicciones y una caja de seguro de salud, se calcula que unos 465.000 niños y jóvenes presentan perturbaciones en su comportamiento relacionado con el juego, hasta llegar a la adicción.

Discusión han provocado también algunos otros cuadros que la OMS considera pertinente incluir en el catálogo de enfermedades, como el «trastorno persistente de duelo”. Una organización alemana que se ocupa de enfermos terminales se manifestó en principio satisfecha de que se establezca un diagnóstico que «permita a las personas que han sufrido una pérdida recurrir a la ayuda psicoterapéutica”. Pero objetó la designación del cuadro, advirtiendo que conlleva el peligro de concebir el proceso natural de duelo como un «trastorno” y de querer normar cuánto debe durar el proceso.

SIGA LEYENDO

Ciencia

ESTUDIO: Adicción al sexo y los videojuegos ya son catalogados como una enfermedad por la OMS

PUBLICADO

on

Que la adicción a los videojuegos y el comportamiento sexual compulsivo tienen rasgos patológicos es sabido, al menos por todo aquel que se haya visto directa o indirectamente afectado.

Lo nuevo es que ahora se incluyen en la lista actualizada de enfermedades, cuya aprobación formal está prevista en la Asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que comenzó este lunes (20.05.2019) en Ginebra.

Su incorporación al catálogo, que incluye aproximadamente 55.000 enfermedades, síntomas y causas de lesiones, no está, sin embargo, exenta de polémica. Ello obedece, en primer lugar, a que el diagnóstico es complejo.

Obsesión por el sexo

Robert Jakob, jefe del Grupo de Clasificaciones (ICD) de la OMS, explica que el consumo desproporcionado de pornografía o de sexo telefónico puede ser considerado un comportamiento sexual compulsivo.

La neurobióloga y psicoterapeuta alemana Heike Melzer lo define como una ocupación obsesiva con las fantasías sexuales. Además, explica que con el tiempo el afectado va requiriendo dosis mayores, en este caso, por ejemplo, películas más explícitas o actores cada vez más jóvenes. Para la especialista, el hecho de que sea reconocido como enfermedad marca un hito, porque «para los afectados será más fácil encontrar terapeutas”.

Heike Melzer indicó a la agencia dpa que en Alemania hay una cantidad estimada de medio millón de adictos al sexo y la pornografía, en su mayoría hombres (cerca del 90 por ciento). A ellos se suma un número aún mayor de personas indirectamente afectadas, como las parejas y otros familiares.

El vicio de los videojuegos

También los videojuegos y juegos en línea pueden provocar adicción. Su inclusión en el catálogo de la OMS provocó lógicamente protestas en la industria del ramo, que manifestó el temor de que quienes juegan con mucha frecuencia sean catalogados como personas necesitadas de terapia.

Robert Jakob aclara que «nadie que simplemente juegue mucho en la computadora o el celular puede ser calificado de enfermo”.

Para la OMS, el problema se plantea cuando una persona, durante más de 12 meses, subordina todos los aspectos de su vida al juego, cuando pierde a sus amigos y descuida hasta la higiene personal. «No hay motivo para retirar ese juego patológico del catálogo”, indicó el experto, en vísperas de la asamblea de la OMS.

En Alemania, cerca de un 70 por ciento de los adolecentes juegan videojuegos. De acuerdo con un estudio realizado por el Centro Alemán de Adicciones y una caja de seguro de salud, se calcula que unos 465.000 niños y jóvenes presentan perturbaciones en su comportamiento relacionado con el juego, hasta llegar a la adicción.

Discusión han provocado también algunos otros cuadros que la OMS considera pertinente incluir en el catálogo de enfermedades, como el «trastorno persistente de duelo”.

Una organización alemana que se ocupa de enfermos terminales se manifestó en principio satisfecha de que se establezca un diagnóstico que «permita a las personas que han sufrido una pérdida recurrir a la ayuda psicoterapéutica”. Pero objetó la designación del cuadro, advirtiendo que conlleva el peligro de concebir el proceso natural de duelo como un «trastorno” y de querer normar cuánto debe durar el proceso.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído