Conoce cuales son algunas de las consecuencias más peligrosas de tatuarse - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Ciencia

Conoce cuales son algunas de las consecuencias más peligrosas de tatuarse

PUBLICADO

on

Investigadores rusos han revelado algunas de las dolencias más peligrosas que pueden ser provocadas por los tatuajes en la piel. Un estudio realizado por el Centro Científico y Práctico de Dermatovenereología y Cosmetología de Moscú asegura que esta práctica puede verse acompañada de complicaciones que van desde procesos infecciosos locales hasta enfermedades crónicas en la piel, como psoriasis y dermatitis, entre otras.

Basados en el caso clínico de una paciente con un tatuaje negro y rojo en un pie, los especialistas descubrieron que padecía de liquen plano, una enfermedad inflamatoria poco común y asociada a una reacción alérgica o inmunitaria. La joven se quejaba de ardor, escozor, descamación e inflamación, que provocaron además cambios en la apariencia del diseño en la piel.

Alergias

Según la investigación, las causas pueden estar asociadas a una alergia a los pigmentos introducidos en la piel, especialmente al color rojo, que “estadísticamente provoca más a menudo complicaciones tardías” y está ligado a la dermatitis —la hinchazón y el dolor—, debido a que contiene sulfuro de mercurio.

En este caso fue necesario acudir a procedimientos médicos complejos, como fotoquimioterapia, y al uso de antialérgicos y antinflamatorios. Sin embargo, la enfermedad no siempre desaparece por completo; incluso, tras una exitoso tratamiento, puede reaparecer.

Estafilococo y hepatitis

La dermatóloga Elena Kovtunova advierte sobre otro problema común: el Estafilococo dorado (‘Staphylococcus aureus’), que se desarrolla si un individuo con un tatuaje nuevo no practica los cuidados necesarios, y el proceso de curación se acompaña de una inflamación purulenta.

La especialista subraya que también existe una conexión directa entre la cantidad de tatuajes y el riesgo de contraer hepatitis C, sobre todo si el proceso de tatuado no se lleva a cabo con materiales esterilizados. “Las personas con tatuajes, sobre todo si tienen grandes zonas del cuerpo cubiertas, son el grupo de riesgo más alto para contraer hepatitis”, subraya.

Cáncer

Se ha demostrado que hacerse un tatuaje puede generar problemas en el sistema inmunológico al cabo de los años, ya que los pigmentos de la tinta —que contiene hollín, óxidos metálicos y sales— pueden acumularse en los nodos linfáticos, incluso de forma vitalicia, y propiciar inflamaciones cutáneas y otras adversidades.

Una investigación realizada en 2016 por la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas determinó que algunos de los pigmentos, incluso, podrían ser cancerígenos o capaces de producir mutaciones y efectos tóxicos. Los colores rojo, azul, verde y púrpura podrían causar granulomas: pequeñas inflamaciones en la piel; y el negro podría contener altos niveles de sustancias tóxicas prohibidas para su uso en la piel humana.

“Entre más alteramos al sistema inmune, mayores son los riesgos de enfermedades oncológicas. Los tatuajes de gran tamaño no son una alegría para la inmunidad. Todo los que recibimos del exterior, nuestro organismo intenta eliminarlo”, explica Kovtunova.

Finalmente, la dermatóloga aconseja evitar hacerse tuajes en zonas de la piel donde existan lunares, porque esto puede aumentar el riesgo de melanomas.

Ciencia

ENTÉRATE: Científicos revelan cuál ha sido el peor año para la raza humana

PUBLICADO

on

By

Científicos de la Universidad de Harvard (Massachusetts, Estados Unidos) sugieren que el peor año para los humanos fue el 536 de nuestra era, que no destacó por sus guerras o pandemias, según refleja un estudio que han publicado en la revista Antiquity.

“Fue el comienzo de uno de los peores periodos para estar vivo”, ha destacado el arqueólogo e historiador medieval Michael McCormick. Esa opinión concuerda con la descripción que realizó Procopio de Cesarea en su informe sobre las guerras contra los vándalos.

Ese historiador bizantino escribió que, durante ese décimo año del reinado de Justiniano, “el Sol daba su luz sin brillo, como la Luna” y, desde el momento en que comenzó ese fenómeno, “los hombres no estuvieron libres ni de la guerra ni de la peste ni de ninguna cosa que no llevara a la muerte”.

No solo en Bizancio

Una niebla misteriosa y polvorienta bloqueó los rayos solares, provocó que las temperaturas se desplomaran y desencadenó años de caos en todo el mundo: generó que en China nevara en agosto, sequías como la que afectó a la cultura moche en el actual Perú y una hambruna general en todo el mundo debido a las cosechas pérdidas.

Las evidencias que citan estos investigadores sugieren que la culpa fue de diversas erupciones volcánicas catastróficas. Las consecuencias del enfriamiento global que provocaron quedaron reflejadas desde en los núcleos de hielo de la Antártida hasta en los anillos de los árboles de Groenlandia (Dinamarca).

De hecho, este documento indica que en el año 536 se mezclaron cenizas volcánicas y escombros con las capas de hielo y no se observan signos de recuperación económica de esta catástrofe hasta el año 640, más de un siglo después.

Un siglo de desastres

Esos restos indican que se produjo una segunda erupción en 540 que habría prolongado los desastres, mientras que el año siguiente surgió la plaga de Justiniano y todo fue de mal en peor hasta que los restos de plomo en torno al 640 ofrecen una señal de ‘recuperación humana’.

Posteriormente, los picos de los años 660 y 695 indican que el hombre acuñaba monedas de plata, un signo de recuperación económica.

Finalmente, los núcleos de hielo también carecen de contaminación por plomo entre 1349 a 1353, un lapso de tiempo que coincide con la época en que la peste bubónica asoló Europa.

 

SIGA LEYENDO

Ciencia

Se desarrolla gel para proteger de intoxicación

PUBLICADO

on

Un equipo de investigadores ha desarrollado un gel que se aplica a la piel con potencial de proteger a los agricultores de los efectos tóxicos de la exposición sistemática a pesticidas.

El gel contiene una fórmula química capaz de desactivar los pesticidas cargados de organofosfato.

Para probar la eficacia del gel, los investigadores expusieron a tres grupos de ratas a los efectos de un pesticida de ese tipo.

El primer grupo estaba formado por ratas a las que no aplicaron el gel, al segundo les pusieron una versión inactiva del gel y las del tercero sí contaban con la protección del gel activo.

Posteriormente analizaron la sangre de las ratas para detectar la presencia de acetilcolinesterasa activa 96 horas después de la exposición al pesticida.

Las ratas tratadas con el gel activo sobrevivieron sin problemas a la exposición al pesticida, pero el resto mostró síntomas de envenenamiento e incluso algunas murieron, de acuerdo con el estudio.

SIGA LEYENDO

Ciencia

Vida en la tierra ¿Qué tan antigua es?

PUBLICADO

on

En los años dos mil se daba la fecha de 3.900 millones de años atrás, lo que era verdaderamente notable, puesto que la Tierra se formó hace 4.500 millones de años, de modo que las primeras bacterias se habrían originado solo 600 millones de años después; y esos 600 millones de años fueron un periodo infernal de impactos de enormes meteoritos.

Estas prisas se aliviaron poco después, cuando los fósiles de 3.900 millones de años perdieron su credibilidad: en realidad se formaron por procesos geológicos comunes, sin contribución biológica. Un engaño de las piedras. La fecha más creíble para los primeros fósiles pasó a ser 3.450 millones de años atrás (casi mil millones de años después de la formación de la Tierra).

Y así hasta 2016, cuando el deshielo de Groenlandia permitió a un grupo de científicos examinar algunas de las rocas más antiguas del planeta, con unos 3.700 millones de años.

Los autores concluyeron que estas rocas contenían estromatolitos, unas estructuras geológicas estratificadas que, en su día, se formaron por la actividad de las bacterias, y por tanto se consideran signos de la presencia de vida. Así que se lleva dos años datando el origen de la vida en 3.700 millones de años atrás (800 millones después de la formación del planeta).

Ahora se puede decir que las evidencias más antiguas de vida datan de 3.450 años atrás. En el caso de estos estromatolitos australianos, las pruebas de su origen biológico son mucho más sólidas.

La mayoría de los científicos creen que la evolución de la vida es un fenómeno probable en las circunstancias astronómicas adecuadas, y con la cantidad de soles que hay por ahí (200.000 millones de estrellas solo en nuestra galaxia), y el gran porcentaje de ellos que tienen planetas en su órbita, la hipótesis de que estamos solos en el universo parece cada día más extravagante. Pero la ciencia es esclava del mundo.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído