TODO ACERCA DE ROMERO - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us
[adrotate group="4"]

Opinet

TODO ACERCA DE ROMERO

PUBLICADO

on

Esta era una de las frases que más me gustaba repetir en mis años en la Oficina de Canonización. Conocí perfectamente todo – o casi todo- acerca de Romero, y me tocó leer no una, sino varias veces sus escritos, escuchar tantas veces sus homilías, y revisar hasta las historias más íntimas del gran Arzobispo, porque eran una fuente de recursos para las tareas que me encomendaban. Pero todo eso pasó en mi vida, y ahora solo quedan los años y las experiencias vividas.

Cuando uno lee sobre la deformación de la imagen de Romero (por ignorancia o por maldad), uno se da cuenta que poco hemos conocido acerca de él, de su figura y de su legado. Creo y estoy convencido que hay 3 dimensiones de Romero: la política, la que todos conocemos; la humana, que pocos conocen y la teológica, que menos se conoce aún.

El Romero político. Siempre ha habido dos tipos de corrientes de pensamiento sobre la imagen de Romero: los que lo tildan de guerrillero, del que se metió a defender a la izquierda, del subversivo que merecía morir. Y la otra: del que cree que estuvo de lado de los pobres, pero quizá tan del lado de los pobres, que lo confundieron con los ideales de la izquierda de este país. No puedo descalificar a nadie, cada quien crea su propio juicio sobre las figuras públicas, pero creo firmemente que la figura de Romero, aun a casi 40 años de su muerte, sigue sin ser entendida políticamente y las explicaciones -que me surgen- son las siguientes: Romero fue un “hombre” en todo el sentido de la palabra, porque fue condescendiente con el dolor de los que sufren; porque estuvo con ellos, pero sobre todo, porque no solo fue discurso, sino acción encarnada del que cree que su misión era sentir con el pueblo salvadoreño. En ese sentido, el sesgo político -tan típico de nuestro país- los lleva a unos a entender que Romero se metió donde no debía meterse, porque su deber era dar misa y recoger limosnas; pero, al otro extremo, los que entendieron a Romero como parte de sus luchas sociales y reivindicativas y que su martirio es el ejemplo de valentía de tipo heroico. Con quienes conversé con franqueza y que fueron sus más íntimos colaboradores, comprendieron que la figura de Romero no era la del héroe social, muchos menos la del agitador de masas; era más bien la encarnación de la palabra que denunciaba el pecado social, y sus manifestaciones más perversas, y que inclusive, cuando empezó a incomodar a la “izquierda revolucionaria” en sus homilías, pocos han querido recordar o difundir esas expresiones tan claras. En resumen, hemos visto una parte de Romero, y políticamente apenas hemos hecho el esfuerzo de comprender las dimensiones de su permanente llamado a la construcción de una sociedad mas justa y solidaria. Eso no solo le compete a los que tienen el poder.  

El Romero humano. Creo que la figura de Romero no es solo la que se limita a la frase “Cese la Represión”, porque tenia claro que esta represión, injusticia y desigualdad no solo se debían a criterios de izquierdas, derechas, burguesía o de clase popular; Romero anunciaba que la transformación del país era algo estructural, no solo se debía al poder de los “ricos”, y el arribo al poder del partido de izquierda en el reciente pasado, lo ha confirmado. El odio de clases y entre clases, es parte de ese veneno que daña la primera capa de tierra de este país, y su denuncia era clara. Por eso mencionaba: “¿Dónde están las fuentes de ese pecado social?: En el corazón de cada hombre. La sociedad actual es como una especie de sociedad anónima en que nadie se quiere echar la culpa y todos son responsables. Todos son responsables del negocio, pero es anónimo. Todos somos pecadores y todos hemos puesto nuestro grano de arena en esta mole de crímenes y de violencia en nuestra Patria”. O. A. Romero

El Romero desde la dimensión teológica de la fe. No soy un experto en temas teológicos ni creo aspirar a serlo, solo lo hago como una evidencia de lo que viví. El martirio de Romero está basado (y lo sé exactamente palabra a palabra) en la demostración de que fue asesinado por odio a la fe, desde la teoría del martirio: ese odio se manifiesta en la materialización del asesinato, pero el centro del martirio, es la expresión de intolerancia social que lleva a que Romero -por su constante llamado a la conversión- sea asesinado (por odio, por descomprensión, y por interés). Pero la duda existencial es: ¿quiénes estamos llamados a la conversión? ¿Por qué el país sigue siendo el mismo lecho de sangre? ¿Por qué nos seguimos desangrando entre hermanos? Esa dimensión es la que Romero describía en la primera parte de sus homilías, y estaba claro que la conversión a la que llamaba era estructural, generalizada. En este sentido, esto no se trata de si soy o no católico, o si profeso o no una religión, se trata de un llamado de Romero a renunciar al pecado y atravesar un proceso de conversión, lo que descubre la dimensión mas esencial de la persona humana, tal como lo dijo: Lo que hemos dicho al señalar el pecado de los hombres, repito, es llamarlos a conversión”. Claro, esto interesa poco, sobre todo a quienes solo quieren ver la dimensión política, como si la política fuera el sentido más primordial del ser humano.

Creo que la canonización de Romero no ha calado el mensaje en su dimensión política, humana y teológica, incluso la misma Iglesia católica sigue sin entenderlo; o al menos, evidencian que la figura de Romero implicaría abandonar viejas tradiciones de comodidad y placer a las cuales muchos sacerdotes y obispos no piensan renunciar, o solo vociferan su identificación con Romero, pero sin expresar con el ejemplo de sus vidas, su opción preferencial por los que sufren. La iglesia católica de hoy está pasando por una crisis de identidad, a la cual el mismo Romero les pediría: conviértanse.

Por otro lado, quienes piden justicia por su asesinato, tampoco dan signos de comprometerse por cambios estructurales en esta nación, y el rio revuelto de los intereses partidarios, sigue dominando el rumbo de lo que realmente llegaría a ser un juicio con sentido restaurativo, así como la Alemania Post-Hitler lo logró hacer: justicia, pero con compromiso de la población de cerrar heridas, desde todos los ángulos.

El lunes, ya Romero será santo oficialmente, como un hecho simbólico, pero en esta tierra llamada El Salvador, seguiremos discutiendo sin entender ¿qué significa la figura de Romero?; criticándolo sin haber leído una milésima de su mensaje, o alabando su imagen, pero sin comprometernos hacia una conversión profunda; y pasaremos a la historia como el país que posee a una de las figuras más emblemáticas del Siglo XX, pero que desde izquierdas a derechas, poco hemos aprendido de él. Monseñor, su muerte fue luz, ya trascendió la oscuridad. Y perdone, aún no sabemos lo que hacemos.

 

 Lic. Guillermo Gómez, Economista con Maestría en Política Económica Internacional con enfoque en la definición de políticas públicas y formulación de proyectos. Posee más de 10 años de experiencia (2005 a la fecha) como Experto en Monitoreo y Evaluación, Planificación, Evaluaciones de Impacto y Resultado en el marco del Desarrollo Local, Empleo, Áreas sociales y Competitividad Municipal. Posee más de 5 años de experiencia como Consultor Senior en temas de marco de indicadores, marco lógico, estrategias, gestión del conocimiento, gestión por resultados, planificación estratégica y operativa, mercado laboral, pequeñas y medianas empresas entre otros. Así mismo ha impartido seminarios y capacitación en los temas de Gestión del conocimiento, Marco Lógico, Indicadores y Planificación estratégica y operativa con énfasis en el desarrollo local, mercado laboral y desarrollo económico y social. Trabajo durante más de 10 años en la Oficina de Canonización Mons. Romero.

 

Opinet

OPINET /¿Cómo se eliminó el desorden y corrupción de las tiendas en los centros penales?

PUBLICADO

on

By

El señor Ministro de Justicia y Seguridad Comisionado Mauricio Ramírez Landaverde, acompañado del Señor Vice Ministro de Justicia y Seguridad licenciado Raúl López, el señor Director General de Centros Penales Licenciado Marco Tulio Lima, y el sub director general de Centros Penales licenciado Orlando Molina, como de otros funcionarios del Ministerio de Justicia y de la Dirección General de Centros Penales en conferencia de prensa ante los medios de comunicación informaron de manera detallada sobre la denominada Asociación Yo Cambio que se abrevia ASOCAMBIO que fue fundada por acuerdo ejecutivo N.188 de fecha 20 de agosto del año 2018 emitido por la autoridad competente el Ministerio de Gobernación y desarrollo territorial, e inscritos en el registro de Asociaciones y Fundaciones sin fines de lucro el 30 de agosto del mismo año, y son estos funcionarios los que presiden la Junta Directiva de dicha Asociación, y que  todos en pleno dieron un informe detallado, incluyendo ingresos con sus partidas y flujos de efectivo,  respondieron los cuestionamientos de los medios de comunicación luego de una presentación detallada cerca de las seis de la tarde.

El  Sistema Penitenciario salvadoreño fue desde su fundación y por muchas décadas, en mi opinión el último eslabón de nuestra sociedad, a inicios de la presente década cuando los centros penales eran un caos, y reinaba la corrupción, y el mando lo tenían los internos, uno de ellos me dijo en una visita al Centro Penal La Esperanza golpeando con su mano derecha el piso del sector uno “sabe que: acá debajo de este piso a pocos centímetros está el infierno”y entre muchas anomalías las denominadas “tienditas”eran un verdadero problema, sin control de ningún tipo; se cometían cualquier cantidad de arbitrariedades y decisiones discrecionales, y era un verdadero “portón” para actos de corrupción, al no existir ningún control, registro, ni siquiera un cuaderno donde se anotaran los ingresos y egresos, había oportunidad para cometer abusos. Incluso en pleno año 2019 existen ex funcionarios procesados por atribuírseles la comisión de los delitos  actos arbitrarios y administración fraudulenta. Los internos no compran con dinero en efectivo sino por medio de cuentas controladas por DGCP depositadas por sus familiares y con montos establecidos.

        Como resultados de un exámen especial de las administraciones anteriores y como parte de una serie de conclusiones y recomendaciones luego de exponerse una cantidad de arbitrariedades e irregularidades, se decidió crear la Asociación Yo Cambio (AsoCambio) la cual trabaja de la mano con la DGCP brindando servicio en tiendas, los fondos obtenidos se invierten en programas de apoyo para la rehabilitación y reinserción social, contratación de personal administrativo y personal médico y enfermeras para los privados de libertad, entre otras acciones, buscando siempre mejorar cada día el Sistema Penitenciario Salvadoreño ya que el presupuesto asignado a la DGCP no es suficiente para una población penitenciaria que sobre pasa los 40,000 internos. Desde el año 2010 se cuenta con un sistema contable que registrar todas las operaciones, es decir una contabilidad formal y sus implicaciones.

AsoCambio tiene la misión de apoyar a la DGCP en el desarrollo de programas de rehabilitación y reinserción social de los privados de libertad y su visión es ser conocida como una organización comprometida con el mejoramiento de la calidad de vida de los privados de libertad en El Salvador, y yo agrego,  en el mundo, y aunque parezca extraño el programa Yo Cambio es de mucho interés ya en América Latina y considero que en pocos años será un referente mundial para sistemas penitenciarios y será premiado lo que se ha sembrado en estos últimos cinco años.

Estos recursos no son del presupuesto general de la Nación, son ingresos de las denominadas “Tiendas Institucionales”  y dentro de las principales obras que se pueden destacar  donde AsoCambio apoya a la DGCP son:  trabajos complementarios en la construcción y equipamiento de reclusión temporal para los privados de libertad de baja peligrosidad en el municipio de Izalco, suministro e instalación de sistema de purificación de agua en los centros penales de: Ilopango, La Esperanza y Ciudad Barrios, compra de medicamentos para la atención en salud a los privados de libertad, provisión de materias primas e insumos para programas de rehabilitación y reinserción de los internos de centros penales, entre las principales. 

Los funcionarios terminan su gestión y relación con AsoCambio el treinta y uno de mayo del 2018, será el nuevo gobierno que tomara la decisión que estime conveniente, ya sea mantenerlo y fortalecerlo, o desecharlo; si decide por no continuarlo deberá implementar una solución inmediata que mantenga la disposición de ser de bendición y apoyo a los internos, y que no permita la corrupción, ni que se quebrante el orden y disciplina que tienen los internos. 

Para poder opinar, criticar, juzgar o condenar hay que ser testigo, y en mi caso por conocer de cerca el programa Yo Cambio, e investigar desde la óptica de la criminología, puedo asegurar y corroborar la transformación del sistema de centros penales, ahora El Salvador cuenta con un primer modelo de seguridad penitenciaria, que le brindará resultados a la sociedad a mediano y largo plazo.

El Modelo penitenciario YO CAMBIO tiene en AsoCambio la logística, apoyo, servicios, pago de profesionales y personal de servicio, necesidades de los penales, y de la DGCP, es un pilar del programa que necesita mejorarse y fortalecerse, ya que los resultados son innegables y de bendición a los internos que ahora cuentan con un sistema digno y humanizado.


ESCRITO POR RICARDO SOSA. Experto en seguridad, asesor y consultor en temas de seguridad, con más de veinte años de experiencia; con experticia en estudios de seguridad, auditorias, desarrollo integrador de seguridad física electrónica, capacitación y adiestramiento.

Experto en seguridad y criminología y con más de 25 años de experiencia.

www.facebook.com/expertoenseguridad
@jricardososa

SIGA LEYENDO

Opinet

¿Cuál debería ser el rol de la Fuerza Armada en tareas de seguridad 2019-2024?

PUBLICADO

on

¿Sin lugar a ninguna duda la Fuerza Armada de El Salvador-FAES es la Institución que mejor ha cumplido y adaptado a los acuerdos de paz de 1992, su apoyo a la población en diferentes circunstancias durante los últimos veintisiete  años ha sido fundamental y se ha ganado el corazón de los salvadoreños superando incluso a las iglesias cristianas; y tan pronto como menos de un año de los acuerdos de paz fue girada la orden que saliera apoyar en tareas en seguridad pública y no solo se ha mantenido sino incrementado su personal efectivo.

Han pasado ya seis presidentes de la República  y todos han incrementado la fuerza efectiva de la FAES en tareas de seguridad pública, y en otras columnas he desarrollado las funciones y atribuciones constitucionales de la FAES, y no son relacionadas a seguridad pública y ciudadana, los presidentes no han  asumido el liderazgo y posiblemente el costo político con la población quien pide a la FAES en las diferentes encuestas de opinión  en la calle, lo cual también le ha generado duras críticas y detractores.

Con más de tres meses para que asuma el nuevo gobierno  y el presidente electo que se convertirá además en comandante general de la FAES es mi respetuosa sugerencia al él y su gabinete de seguridad, que consideren la necesidad de comenzar a retirar a los más de siete mil elementos de la FAES de manera escalonada; recomiendo un primer contingente durante los primeros siete meses de su gobierno, y luego en los siguientes años hasta finalizar su quinquenio con la fuerza efectiva que la FAES requiere para cumplir sus funciones constitucionales: la defensa de la soberanía del Estado y de la integridad del territorio.

Además mientras se cumple con la programación recomiendo que el despliegue del grupo que estará  al servicio de los ciudadanos, lo haga en lo rural, apoyando a una Policía Nacional Civil rural renovada, y una corporación policial reforzada en su presupuesto, operativamente y tecnológicamente,

 Por su parte la FAES debe de continuar su plan estratégico Institucional, cumplir y prepararse para sus funciones constitucionales, seguir ayudando a la población al desarrollo nacional por medio de sus múltiples actividades  en construcción de obras de beneficio público, ayuda humanitaria, medio ambiente, educación, cultura, auxilio a la población en casos de desastres, seguridad en puntos fronterizos apoyando el combate del crimen organizado transnacional, mar territorial salvadoreño, formación de marinos mercantes y otras modalidades flexibles de educación, cuidando del prestigio y reconocimiento internacional por apoyos en misiones de paz, en inteligencia integrada al gabinete de seguridad, formación de cultura de Seguridad Nacional y reserva moral en los territorios, fortaleciendo las relaciones civiles militares con un esfuerzo para llevar gobernabilidad y bienestar social a zonas con alta incidencia del crimen y exclusión social.

Admiro, reconozco, defiendo y honro el trabajo de la Fuerza Armada de El Salvador pero de igual forma es momento de tomar decisiones a mediano y largo plazo. Señor presidente electo necesitamos que tanto la FAES y PNC atiendan sus mandatos constitucionales y establezcamos las bases de un nuevo modelo de seguridad ciudadana, con una FAES en proporción adecuada a la necesidad con tecnología de punta y adiestramiento especializado.

ESCRITO POR RICARDO SOSA. Experto en seguridad, asesor y consultor en temas de seguridad, con más de veinte años de experiencia; con experticia en estudios de seguridad, auditorias, desarrollo integrador de seguridad física electrónica, capacitación y adiestramiento.

Experto en seguridad y criminología y con más de 25 años de experiencia.

www.facebook.com/expertoenseguridad
@jricardososa

 

SIGA LEYENDO

Opinet

Carlos Calleja y su Plan de Seguridad 2019-2024

PUBLICADO

on

El candidato a la presidencia de la República de la Alianza por un nuevo País, Carlos Calleja, ha presentado esta semana su plataforma presidencial denominada “Nueva Visión de País” la que permite a toda persona que desea conocer e ilustrarse sobre las prioridades y grandes líneas estratégicas que propone el candidato de la denominada “Alianza por un nuevo País” que la conforman los partidos políticos ARENA, PCN, PDC, DS para el quinquenio 2019-2024 y en la cual se exponen las políticas, objetivos, estrategias y programas para lograr esa visión que pueda encaminar a El Salvador en la vía del desarrollo tanto de las personas como del bien común.

La plataforma general contiene un estructura con cinco grandes contenidos en las cuales destacan: la exposición de la Nueva Visión de País,   doce principios rectores para desarrollar un mejor gobierno y las estrategias para lograrlo, un marco conceptual del plan con el denominado triángulo de la esperanza (economía audaz,  seguridad ciudadana y educación integral) y las apuestas programáticas para ocho grandes áreas a priorizar.

Precisamente me referiré a la apuesta programática número tres denominado “Seguridad ciudadana” que contiene cinco apuestas, lo primero que debo expresar es que me sorprendió gratamente la visión del candidato, su compañera de fórmula Licda. Carmen Aida Lazo quien se anunció que será nombrada secretaria técnica de la presidencia responsabilidad de coordinar los gabinetes social y económico, seguimiento a las políticas públicas y recomendar al presidente las acciones y estrategias de manera técnica; pero además del equipo consultivo y asesor que proponen en este eje tres, una serie de propuestas de programas y estrategias combinadas, para combatir y erradicar las raíces y factores criminógenos de la violencia  combinando inversiones sociales focalizadas, en educación e infraestructura sobre el componente de represión y combate logrando convivencia ciudadana, lo cual es un cambio trascendental, novedoso y que se distancia  de la visión tradicional del partido ARENA y sus políticas  implementadas con mayor impulso en sus dos últimos gobiernos en el presente siglo.

  De acuerdo a la plataforma el candidato Carlos Calleja propone priorizar y privilegiar la prevención sobre la represión y fundamenta su planteamiento en su exposición de motivos sobre cuál ha sido la base del diagnóstico y como han llegado a estas propuestas; de igual forma menciona al Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia-CNSCC expresando que debe continuar con el respaldo gubernamental, por lo cual debo de expresar mi satisfacción por esta apuesta y decisión de un mantener esta instancia plural, representativa, en donde se puede facilitar el dialogo y acuerdos en materia de prevención y convivencia, además que el CNSCC se ha mantenido por más de tres años con el apoyo técnico del PNUD y la Unión Europea.

  En cuanto al combate y represión del delito se compromete a efectuarlo con firmeza, pero se manifiesta que por sí mismo no es solución sostenible, por lo que se propone desmantelar las estructuras criminales que ejercen dominio en comunidades y llevar la prestación efectiva de servicios públicos coordinado con la política social.

La PNC tiene en la propuesta mucho énfasis en aspectos de fondo, en beneficio de los policías, rendición de cuentas, restructuración de la corporación, inversión en tecnología, capacitación en ciencias forenses, inteligencia policial, rescatar la vocación civil de la PNC, respeto a derechos humanos.

 El componente de rehabilitación y reinserción propone inversión en infraestructura y sensibilización en la sociedad, apuestas de asocios públicos privados.

  En resumen un plan audaz, novedoso, integral, ambicioso, que trasciende cinco años, privilegia prevención, atiende PNC y FAES, que pretende transformar la vida de los ciudadanos poniéndolos al centro para dignificarlos.

Acá más sobre la plataforma “Nueva Visión de País”

ESCRITO POR RICARDO SOSA. Experto en seguridad, asesor y consultor en temas de seguridad, con más de veinte años de experiencia; con experticia en estudios de seguridad, auditorias, desarrollo integrador de seguridad física electrónica, capacitación y adiestramiento.

Experto en seguridad y criminología y con más de 25 años de experiencia.

www.facebook.com/expertoenseguridad
@jricardososa

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído