La Fuerza Naval Salvadoreña: Buen viento y buena mar - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us
[adrotate group="4"]

Opinet

La Fuerza Naval Salvadoreña: Buen viento y buena mar

PUBLICADO

on

La semana anterior la Fuerza Naval área especializada de la Fuerza Armada de El Salvador, fue nuevamente noticia positiva a nivel nacional e internacional; en lo doméstico un nuevo decomiso de droga en alta mar a 388 millas náuticas   al sur de nuestras costas del municipio de Acajutla, con un cargamento  de droga de 1,302 kilos con un valor comercial aproximado de $32,732,280.00 millones de dólares, convirtiéndose en el segundo decomiso más grande efectuado por la Fuerza Naval salvadoreña en la última década, superado únicamente por los 1,681 kilos de cocaína decomisados en octubre del año 2017.

En el plano internacional la Fuerza Naval por medio de su Centro de Formación de Marinos Mercantes en la base naval en La Unión han logrado la concesión de un nuevo certificado de calidad bajo la norma ISO 9001-2015, el cual tendrá vigencia de tres años, y cada año se recibirán auditorias de seguimiento para  constatar que se está cumpliendo con todos los requisitos establecidos para la formación de nuestros marinos mercantes; dicha certificación les brinda la oportunidad de ser reconocidos por la Autoridad Marítima Portuaria de Panamá, de tal manera que los alumnos egresados de nuestro centro pueden embarcarse en alta mar bajo el respaldo de nuestro pabellón nacional, así como con bandera panameña.

A la fecha la Fuerza Naval ha graduado diez promociones de marinos mercantes, con 309 alumnos graduados, de los cuales 115 son mujeres y 194 hombres; contribuyendo de una manera directa al desarrollo económico y social de nuestro país, con trabajo directo y salarios superiores a los de nuestro mercado local en embarcaciones internacionales que navegan por cualquier parte del mundo, y mostrando los estándares de calidad, servicio y formación de la mano de obra salvadoreña compitiendo con los mejores talentos de la Industria marítima.

La certificación de calidad que ha logrado el centro de estudios de la Fuerza Naval, es un orgullo para todo el país, y para nuestra gloriosa Fuerza Armada, y le está permitiendo  a El Salvador competir por un total de 400 becas para jóvenes de seis municipios del departamento de San Salvador, contribuyendo directamente a la prevención del delito y generar oportunidades de calidad para mujeres y hombres. Reconocimiento que la Fuerza Naval logra con el apoyo y liderazgo del Ministerio de la Defensa Nacional al gestionar con Panamá, pero también el Estado Mayor Conjunto de la FAES apoyando con las distintas capacitaciones de los oficiales instructores y sus mandos.

Hace unos días el gobierno anuncio toda la estrategia para el desarrollo de la zona oriental del país, con la posible concesión del Puerto de La Unión que pretende transformar la micro región e impactar directamente 26 municipios de la zona costero marina, por medio de la Ley de la Zona Económica Especial en la región suroriental de la Franja Costero Marina, que se convertiría en el instrumento que promueva niveles de inversión significativos que han estado alejados de la zona oriental históricamente; es oportuno que el Gobierno pueda fijar sus ojos en la alianza estratégica y soporte que puede brindar al país en este marco la Fuerza Naval por medio de su Centro de Formación de Marinos Mercantes en donde se deberían de estar potenciando los presupuestos y recursos para abrir becas y oportunidades a los jóvenes de todo el país, pero en especial de zona oriental para su certificación como marinos mercantes, mecánicos para barcos, cruceros, yates, astilleros, contenedores, equipo portuario, seguridad marítima,  producción   acuícola, tilapia, atún, ostras, sin olvidar los servicios relacionados a turismo, hoteles, idiomas, entre otros.

Hace buen viento y buena mar, aprovechemos el talento de mujeres y hombres salvadoreños, y de aquellas Instituciones que se han preparado y certificado en calidad. Buen trabajo Fuerza Naval no solo defendiendo la soberanía nacional, sino ayudando a la prevención de la violencia y desarrollo nacional con mano de obra de clase mundial.

La Fuerza Naval Salvadoreña Buen viento y buena mar

 

ESCRITO POR RICARDO SOSA. Experto en seguridad, asesor y consultor en temas de seguridad, con más de veinte años de experiencia; con experticia en estudios de seguridad, auditorias, desarrollo integrador de seguridad física electrónica, capacitación y adiestramiento.

www.facebook.com/expertoenseguridad
@jricardososa

Opinet

El país sin crimen organizado y pandillas

PUBLICADO

on

La pregunta que más me han efectuado durante los últimos tres meses es: ¿por qué los candidatos a la presidencia no hablan de las pandillas? y sin darme tiempo a responder continúan más preguntas o comentarios.

En lo particular es un tema que siempre he mantenido en escena desde varios enfoques: sus orígenes, que las pandillas criminales no nacieron en El Salvador, que fue un nicho adecuado sobre el cual deportados encontraron condiciones para incorporarlos a una causa en la que primero sembraron el odio entre salvadoreños para etiquetar que los de la otra pandilla eran sus enemigos, causas estructurales como marginación, exclusión, desigualdad, desintegración familiar, pero también como mutaron hacia verdaderas estructuras criminales nacional y transnacionales, pasando por modalidad de insurgencia criminal, para convertirse en un problema social. Sin dejar de mencionar su dimensión política que existe evidencia por lo menos desde el año 2008 cuando se dieron cuenta que tenían poder para influir.

El señor presidente de los Estados Unidos de Norteamérica considerado el hombre más poderoso del mundo no ha escapado de dedicarles 280 caracteres por la red social twitter y su minuto de fama, en particular a una de las estructuras criminales transnacionales.

La presente campaña presidencial 2019-2024 es completamente atípica en materia de seguridad pública, ciudadana y defensa, solo dos candidatos han presentados esbozos de sus plataformas (Alianza por un nuevo país  y FMLN), dos partidos continúan  sin presentarlas, con únicamente cincuenta días para las elecciones, y en los cuatro candidatos a presidencia y vice presidencia existe el factor común de no mencionar el crimen organizado y las pandillas, parece que durante el presente año no existieran, y se continúa ignorando que son los principales generadores de crimen, delitos y violencia en nuestro amado país.

Hasta acá bien por los asesores y el marketing político, cuidar la imagen de los candidatos, el grave problema es que la población no lo desconoce, lo vive a diario como víctimas directas o por su familia, amigos, vecinos o compañeros de trabajo.

Es innegable que existe preocupación por que con un porcentaje importante entre miembros directos, indirectos, colaboradores, y todos aquellos cercanos a ellos que se benefician  de su accionar criminal y delincuencial,  pueden inclinar la balanza en las próximas elecciones, ya sea impidiendo que los ciudadanos asistan a las urnas o votando ellos por un candidato light, que enfoque su campaña a la corrupción, transparencia y democracia que enviar un mensaje claro y contundente sobre combate y represión de las expresiones delictivas.

Los pocos mensajes son relacionados a prevención y reinserción que son llamativos, y se alejan de la obligación constitucional de utilizar el poder coercitivo del Estado para garantizar derechos fundamentales a los salvadoreños como la seguridad, libertad de movilización, a la vida, a su libertad económica para emprender entre otros.

Con menos de dos meses para las elecciones, y el periodo de fin de año, es necesario hacer un giro en las campañas y exponer con claridad estos aspectos, hasta el cierre de esta nota son 3,175 personas asesinadas de los cuales 28 eran miembros de la PNC, solo durante el presente año, las extorsiones es una de las deudas del Estado y liberar a los ciudadanos del control y accionar delincuencial en el territorio.

No esperen un evento de indignación colectiva para posicionar el tema, las últimas semanas de enero, la posible segunda vuelta o menos ganar las elecciones para decirnos qué acciones concretas implementarán. El crimen organizado y pandillas existen, son reales, y causan daño a la población y economía del país.

ESCRITO POR RICARDO SOSA. Experto en seguridad, asesor y consultor en temas de seguridad, con más de veinte años de experiencia; con experticia en estudios de seguridad, auditorias, desarrollo integrador de seguridad física electrónica, capacitación y adiestramiento.

Experto en seguridad y criminología y con más de 25 años de experiencia.

 

www.facebook.com/expertoenseguridad
@jricardososa

SIGA LEYENDO

Opinet

La realidad de las pensiones: Parte 2

PUBLICADO

on

Las pensiones son una herramienta extremadamente útil para ahorrar y asegura que tengamos un poco de dinero en reserva cuando dejemos de trabajar. Sin embargo, hay un detalle muy importante: las pensiones tienen la función principal de proveerle a la población un ahorro. Ahorrar y poder seguir viviendo con cierta confianza que se tiene un poco de dinero es algo muy importante para cualquiera. Muchas veces no podemos comprender el beneficio de tener una pensión hasta que la necesitemos. Justamente esto, el no entender el beneficio de ahorrar es un grave problema en el salvadoreño común.

Te presento una de las grandes ideas que necesitas saber si deseas tener una buena salud financiera durante todo lo que reste de tu vida. El ahorro es guardar recursos para poder utilizarlos después bajo una situación que lo merezca. Las pensiones tienen esta función, pero con tantos problemas que tienen las pensiones y la amenaza que todos los que somos menores de 36 años no podamos recibir una buena pensión, hay que reconsiderar muchas cosas.

Si, todos los que somos menores de 36 años tenemos una gran probabilidad de no recibir una pensión como deseamos. Cuando hablamos de esto es que pueden presentarse atrasos en los pagos o disminuciones en lo que esperamos. ¿Por qué? Las AFP necesitan dinero para poder pagar las pensiones y cuando no tienen suficiente, todas las personas que van integrándose al mundo laboral e ingresando a cotizar en las AFP, son las que pagan estas faltas de dinero.

En otras palabras, si eres menor a 36 años, por cómo está la situación de las AFP, es muy probable que pases pagando los siguientes 20 a 40 años por las pensiones de las personas antes que tú. Y tu pensión, pues, esa tendrá que ser pagada por la siguiente generación y ocurrirá lo mismo con la siguiente. No es porque el sistema de las pensiones sea totalmente malo, sino que nuestro mismo país no tiene la suficiente sostenibilidad para soportar un buen sistema. Esto se transforma en un círculo vicioso que solo puede ser resuelto si la economía de El Salvador crece lo suficiente, si las personas tienen mejores salarios, si las personas cotizan en las AFP, son tantos aspectos que hacen de las pensiones algo muy complejo y dependiente de factores inciertos.

A pesar de lo anterior, cotizar en las AFP es una acción recomendada para poder tener seguro un poco de dinero en unos años. Sin embargo, el ahorro personal es demasiado fundamental que cotizar en las AFP no debe impedir hacerlo. Este ahorro se descompone en dos aspectos: el ahorro para cuando me retire y el ahorro para eventos específicos. El ahorro para cuando me retire es clave. Algún problema de salud o de inversión en el futuro puede ser resuelto con mucha más facilidad si hemos ahorrado. El ahorro para eventos específicos se basa en usar nuestro dinero para situaciones planificadas. Un buen ahorro es aquel dinero que no se acaba aún cuando pasa esta situación planificada. Es decir, no nos quedamos sin dinero si hemos planificado bien y no solo hemos ahorrado para comprar algo. Si quieres ahorrar bajo este punto de vista, corres el riesgo de quedarte sin dinero cuando en serio lo necesites.

Por ello, te recomendamos que adicionalmente de tu cotización a las AFP, empieces a programar un plan de ahorro. Si te cuesta hacerlo, puedes tomar alguna de estas opciones:

Proponerte ahorrar como una clave de tu futura salud financiera. Es clave porque no permite que se creen problemas de salud en otras áreas de tu vida (social, psicológica, emocional, etc.) en el futuro.

  1. Pedirle ayuda a un familiar cercano o persona de confianza con suficientes conocimientos financieros o económicos que te enseñe cómo hacer un plan de ahorro.
  2. En última opción, ya que esto debe ser voluntario y por cuidado propio, buscar ayuda en un banco para poder guardar cierto monto. Muchos bancos ofrecen varias opciones para guardar tu dinero. Una opción, por ejemplo, es que cierta parte de tu salario vaya directamente a una cuenta separada de ahorro, donde no puede ser retirada bajo una aprobación especial que tu mismo defines.
  3. Recordar que ahorrar es importante, no creas que por no tener algún problema serio que necesite dinero en estos momentos no significa que algo puede pasar en el futuro. La clave es tener cuidado de nosotros mismos; y si somos el jefe de un hogar, entonces de las personas que apreciamos.

________________________________

 

Escritor: Carlos Pacheco. Estudiante de Economía y Negocios en la ESEN. Voluntario de diferentes organizaciones en pro de la juventud, la niñez y el combate a la pobreza. Analista y planificador de estrategias en las áreas mercadeo, negocios, recursos humanos y proyectos.

 

SIGA LEYENDO

Opinet

La realidad de las pensiones: Parte I

PUBLICADO

on

By

Durante este año, el tema de las pensiones ha tomado un camino muy interesante. Por si no lo sabes, una pensión es una cantidad de dinero que, al retirarte de trabajar, recibes durante cierta cantidad de tiempo. Sin embargo, necesitas ahorrar por medio de una institución como las AFP. Ellas se encargan de guardar tu dinero, invertirlo, hacer que se produzca más dinero y regresártelo después. Si suena algo tan sencillo, ¿por qué hay tantos problemas alrededor de ello?

Aunque suena bastante simple, te daré unas cuantas cifras para que empecemos a pensar. Si trabajamos en un empleo formal, entonces se nos pide dar el 7.25% de nuestro salario. Los dueños de la institución donde trabajamos pondrán 7.75%, haciendo un total del 15% de los beneficios otorgables del patrón hacia nosotros. Adicionalmente, ya que las pensiones son manejadas por la empresa privada, ellos piden 1.9%. Es decir, restan 1.9% al 15% y en realidad estamos ahorrando 13.1%.

Las pensiones tienen la naturaleza de ser un seguro que, aunque no nos guste, garantiza que tengamos un poco de dinero cuando ya no podamos o no queramos trabajar. Se que no todos tienen problemas en guardar dinero para el futuro, pero la sociedad salvadoreña no valora el ahorro. El Salvador es un país meramente consumista y al estudiarlo más de cerca, el dinero ahorrado es muy inferior a los gastos mensuales que se hacen.

El problema surge al entender cómo funciona en realidad el sistema de pensiones y qué se hace con nuestro dinero. Aunque funcionen como un lugar donde guardarlo (como un banco), ese dinero que depositamos es utilizado por las AFP para inversiones con el fin de que podamos obtener un poco más de dinero. Las AFP invierten en múltiples empresas, proyectos o préstamos con el fin de obtener un retorno mayor a lo invertido. En un sentido más minimalista, por cada $1, entonces cuando nos jubilemos tendríamos que recibir $1.25 o algo parecido.

La realidad es que esto no pasa tan fácilmente. Las AFP tienen la gran dificultad de que muchas veces no se puede conseguir las inversiones y los retornos deseados. Por ello, a veces ocurre que ese $1 que hemos colocado no pasa a ser más de $1.10 (o menos) durante todos los años en los que hemos confiado que recibiremos una cantidad de dinero por haberle otorgado montos a las AFP.

Si entiendes cómo funciona el sistema de ahorro en un banco, entenderás este también. Los bancos guardan tu dinero pero lo utilizan y así, ellos pueden prometerte que te regresarán un poco más cuando quieras retirarlo. Tú le das este dinero a estas empresas para que lo usen y te regresen un poco más, por eso es que les pagamos ese 1.9% a las AFP, pero los rendimientos son tan bajos que muchas personas no reciben mayor retorno al final de todos los años que han cotizado.

Hace no mucho tiempo, se aprobó la reducción de la cantidad de años necesarios para cotizar a 20 con el fin de poder recibir los retornos de esas inversiones que hacen las AFP con nuestro dinero. Si no cumplimos más de 20 años cotizando, literalmente la AFP solo está obligada a regresarnos únicamente el dinero que le hemos dado, es decir, si durante 15 años que hemos cotizado solo conseguimos ahorrar $3,000, entonces se nos regresarán solo $3,000 (y ojo que en ocasiones no de una sola vez). Pero si pasamos de los 20 años y hemos ahorrado $3,000 entre esos años y las AFP han usado sabiamente el dinero, podríamos estar recibiendo $3,200 o algo similar.

Las AFP funcionan con volúmenes y las personas que menos dinero pueden poner en las AFP son las que menos recibirán al jubilarse. Esto funciona por la capacidad del dinero disponible colocado por cada trabajador.

Un trabajador con salario de $400 y otro con salario de $2,000 obviamente podrán depositar cantidades muy diferentes. Por ello, la cantidad posible que las AFP podrán invertir será diferente. Siempre existe cierto margen de bloqueo entre los más pobres y ricos, pero las AFP intentan usar combinaciones para hacer mejores inversiones.

El problema es que esta decisión no es tan a la ligera, ya que, si se desea hacer uso de varias cuentas, se corre un riesgo un poco mayor de no poder regresarle propiamente a muchas más personas. Por ello, es más fácil usar el dinero de cotizantes que colocan más dinero en las AFP. Por ejemplo, entre 3 o 4 cotizantes de alto rango se puede hacer una inversión considerable a comparación de combinar 40 o 50 cotizantes de bajo rango donde, en caso de haber alguna pérdida, se afectan a más personas.

Por último, las AFP no son instituciones financieras desordenas y desconsideradas. Ellas de verdad intentan hacer buenos márgenes de ganancias porque les beneficia mucho como empresa, pero como hemos hablado esto es bastante difícil por la misma naturaleza económica que tiene nuestro país.

Estas inversiones que las AFP deben hacer a veces se generan en otros países o en empresas extranjeras y no en salvadoreñas. ¿Por qué? Por la misma rentabilidad. Las AFP también fueron creadas para promover la inversión nacional, pero cuando invertir en lo nacional da tan pocos beneficios, las AFP deben mover sus inversiones a otros lados con el fin de cumplir con el compromiso que han agarrado con tantos cotizantes.

Las pensiones son un tema más simple de lo que parece, pero lo importante es saber por qué es que hay tantos problemas:

  • Las inversiones que las AFP deben hacer requieren bastante tiempo y dinero. Las inversiones a veces son exitosas y otras veces no. Solamente por haber depositado más no significa que tendremos más. Han ocurrido casos de personas que cotizan con altos salarios pero sus retornos son tan malos que hasta salen perdiendo.
  • El Salvador sigue evolucionando su sistema de pensiones y por ello hay que estar pendiente si no entras en las categorías de personas “ya jubiladas” o “cerca de jubilación”, ya que son las únicas que recibirán con seguridad su pensión (aunque podrían ser muy bajas aún así).
  • El Salvador no tiene una sostenibilidad económica lo suficientemente buena para poder exigir un sistema de pensiones correcto y un poco más justo (ya que ni aún en los países más avanzados los sistemas de pensiones son perfectos).

Aclaración: esta nota solamente habla acerca del sistema de pensiones privado.

 

________________________________

 

Escritor: Carlos Pacheco. Estudiante de Economía y Negocios en la ESEN. Voluntario de diferentes organizaciones en pro de la juventud, la niñez y el combate a la pobreza. Analista y planificador de estrategias en las áreas mercadeo, negocios, recursos humanos y proyectos.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído