Segundo conductor de UBER desaparece en menos de una semana: Familia lo busca incansablemente - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Sucesos

Segundo conductor de UBER desaparece en menos de una semana: Familia lo busca incansablemente

PUBLICADO

on

Un joven estudiante de la Universidad de El Salvador (UES) desapareció el pasado 10 de septiembre luego de realizar una carrera en horas de la madrugada a la zona del paseo El Carmen en Santa Tecla. Su familia aseguró que no sabía del trabajo que este tenía.

Carlos Antonio Castillo Rodríguez, de 28 años de edad, salió en horas de la madrugada de su vivienda y según lo relatado por sus familiares al activar la aplicación de Uber le salió una carrera a la cabecera departamental de La Libertad.

El joven confirmó que completó el viaje sin problemas, pero esto fue lo último que sus seres queridos conocieron de él, ya que el registro de WhatsApp señaló que perdió conexión a las 8:43 de la mañana.

“Ni nosotros sabíamos que él andaba trabajando en Uber”, afirmó una familiar del joven quien estaba por iniciar la etapa final de su carrera universitaria en la UES, algo que lo había obligado a buscar ingresos para su familia.

“No sabemos nada de él. el papá es el que se encarga de hacer las llamadas, con él es que se comunica la policía para informarle, o él llama, pero hasta el momento no nos ha dicho nada”, agregó la familiar.

Carro con el que trabajaba fue localizado semidesmantelado y sin placas

Pese a que la familia de Castillo no pierde la esperanza de localizarlo con vida, los hallazgos que han hecho agentes policiales indican lo contrario, sobre todo al inspeccionar el vehículo con el que el joven trabajaba que fue localizado horas más tarde el día de la desaparición.

El reporte policial señaló que el vehículo gris con reporte de robo fue localizado semidesmantelado frente a un centro escolar en el cantón La Quesera de la jurisdicción de Ilobasco, Cabañas.

“Al carro e faltaban algunas piezas y no tenía placas”, dijo una fuente policial quien agregó que hasta el momento “no sabemos si era del desaparecido o de otra persona, pero había sido reportado como robado”.

Elementos de la zona en la que fue encontrado el vehículo señalaron que el caso ha pasado a manos de la División de Investigaciones de la PNC, la cual ha recibido el reporte.

A pesar de tener este panorama, la familia mantiene una intensa campaña de búsqueda de su ser querido en las redes sociales y piden que si alguien tiene conocimiento del paradero del joven comunicarlo al sistema 911 de la PNC.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

Sucesos

Niño diagnosticado con leucemia le pide a sus padres morir en su hogar: “Déjenme morir en la casa, ya no me lleven al hospital”

PUBLICADO

on

Familiares del niño sufren una verdadera tragedia desde que su hijo fue diagnosticado con leucemia, un cáncer que no le detectaron en dos hospitales nacionales y que incluso lo ha llevado a pensar en la muerte.

“Déjenme morir en la casa, ya no me lleven al hospital”, fue la súplica que le hizo a sus madres un niño, diagnosticado con leucemia y que se encuentra ingresado en el Hospital Benjamín Bloom.

Diego es un niño de once años, quien cursa 5º grado en una escuela de La Unión. Su familia nunca se imaginó que en su sangre albergaba una terrible enfermedad. Siempre les pareció un niño sano debido a que tenía un poco de sobrepeso y se mostraba bien. El único problema que comenzó a presentar fue un cansancio extraño, aunque se lo atribuyeron a problemas cardiacos que le habían diagnosticado.

Todo cambio hace un poco más de tres meses. A media noche, Diego se puso mal, comenzó a convulsionar y fue trasladado de emergencia al Hospital Nacional de La Unión, lugar en donde le aseguraron a los padres que no podían hacer nada por él.

Fue así, como Diego fue trasladado a San Miguel, en donde le realizaron varios exámenes sin dar con un diagnóstico firme que pudiera alertar a los padres del menor sobre el verdadero mal que estaba atacando a su pequeño.

“En el hospital de San Miguel nos dijeron que no sabían lo que tenía mi hermano, que no podían encontrarlo y que lo mejor era trasladarlo al Bloom”, recordó Azucena, su hermana mayor.

Desde el 15 junio de este año, Diego es parte de los niños ingresados en el Bloom, en donde a su llegada los médicos le realizaron un chequeo general para conocer qué era precisamente lo que tenía. Tras una serie de exámenes, le detectaron leucemia.

La noticia cayó como un fuerte golpe a esta familia, pues nunca pensaron que ellos vivirían una situación como la que están atravesando en estos momentos.

Azucena recuerda la explicación que le dieron los médicos sobre el cáncer que padece el pequeño. “Dijeron que todas las personas tenemos una médula cancerígena, a muchos no se les desarrolla, pero lamentablemente a mi hermano sí se le desarrolló”, expresó con un nudo en la garganta su hermana.

El niño pasó mes y medio al cuidado de su madre dentro del Bloom, pero compartía el turno con Azucena para que ella también pudiera estar junto a él. Durante los primeros días de ingreso, la madre durmió en la calle, para que su hija pasara la noche bajo el mismo techo que Diego.

“Para que yo no me quedara a dormir en la calle, mi mamá estaba durante el día con mi hermano y yo durante la noche”, contó Azucena, quien aseguró que han sido muchas las dificultades que están atravesando.

Diego está ingresado en el octavo piso del hospital Bloom, en donde los especialistas le han asignado un tratamiento de seis meses, el cual ya ha dejado marcas en la vida del pequeño, pues con tres quimioterapias realizadas, ya ha botado casi todo su cabello.

Abandona sus estudios por cuidar de su hermano

Un día, su madre ya no pudo estar en el hospital, pues en el trabajo solamente le dieron un mes y medio de permiso para poder faltar y su padre debía trabajar en una pequeña parcela de tierra para solventar los gastos que en la capital tenían.

Es así como Azucena se vio obligada a abandonar sus estudios de bachillerato en un instituto de La Unión para quedarse a las fueras del hospital Bloom y cuidar de su hermanito, a quien aseguró le ha cambiado el brillo en el rostro que siempre lo había caracterizado.

Además, contó que la falta de dinero ha sido un problema constante para esta familia. Cuando vinieron a San Salvador, solamente contaban con $3, razón por la que tuvo que pasar durante una semana sin poder comer.

Tras la partida de su madre, familiares le dieron $20 para que de alguna manera pudiera pasar durante la semana. Sin embargo, un gasto imprevisto la dejó sin nada en la bolsa para poder alimentarse.

“Los doctores me dijeron que debía comprar una crema para la varicela porque no había en el hospital, yo la compré y me quedé sin nada, pero luego me dijeron que mi hermano no tenía eso y que era salpullido por el calor nada más”, contó desepcionada.

Sin un techo en el que dormir ni comida que llevar a su estómago, se sentía desesperada, angustiada por su hermano y cansada, hasta que de pronto una trabajadora social le extendió una referencia para que fuera aceptada en el Albergue Miramonte Adventista, en donde ya cuenta con una mano amiga que le brindó un poco de la ayuda que tanto necesitaba.

Venden pequeño terreno para poder generar más ingresos

Esta familia sobrevive del sueldo de una mujer que trabaja en una empresa atunera en La Unión y de los ingresos que genera un hombre que trabaja en una pequeña milpa familiar.

El diagnóstico del pequeño ha hecho que los egresos de esta familia se eleven considerablemente, al punto de vender un terreno para poder solventar un poco los gastos que han tenido en los últimos meses.

La venta de este terreno no generó muchos ingresos, pues la condición con la que fue adquirido por el comprador fue que primero aceptaran la mitad del dinero y que en unos meses les pagaría el resto.

Hasta el día de hoy, Diego sigue ingresado en el Bloom y su hermana esperando a que su madre o su padre lleven un poco de dinero para poder comprar comida.

Si usted desea ayudar a esta familia, puede contactarse directamente con este medio. Nosotros brindaremos la información necesaria para que la ayuda a llegue lo antes posible.

Foto Referencia.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

SIGA LEYENDO

Judicial

Comerciante termina cerrando su negocio luego de ser extorsinoado por varios meses

PUBLICADO

on

Cuatro integrantes de pandillas fueron encontrados culpables del delito de extorsión agravada en modalidad continuada en perjuicio de un comerciante de San Vicente.

El Tribunal de Sentencia de dicha ciudad los condenó a pasar sus próximos 20 años en prisión por cometer dichos actos ilícitos durante varios meses de 2016 y 2017.

De acuerdo con fuentes judiciales, los pandilleros exigían al comerciante entre 30 y 50 dólares semanales a cambio de no acabar con su vida.

Debido al temor y para resguardar a su familia, el hombre hizo los pagos exigidos, pero finalmente llegó a un punto insostenible para su negocio y tuvo que cerrarlo.

Los pandilleros que recibieron tal condena han sido identificados como Evelin Lisseth Varela Gómez, Concepción Mercado Inglés, Sandro Antonio Reyes Valencia y José Alfredo Morales Alfaro.

Por: El Blog.

SIGA LEYENDO

Sucesos

PNC investiga suicidio de una niña de 12 años en San Salvador

PUBLICADO

on

La Policía Nacional Civil (PNC) informó del suicidio de una niña de 12 años, quien estaba en tratamiento psicológico, cerca de la unidad de salud de San Miguelito, a la altura de la 18 avenida norte y 25 calle oriente, de San Salvador.

La menor no ha sido identificada.

Las autoridades policiales informaron que la niña estaba en tratamiento psicológico y no saben, por el momento, lo que la llevó a tomar la fatal decisión.

En este momento la PNC se encuentra en la escena.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído