Fallece "El Búho", miembro de pandillas tras un tiroteo con policías en Ayutuxtepeque - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Sucesos

Fallece “El Búho”, miembro de pandillas tras un tiroteo con policías en Ayutuxtepeque

PUBLICADO

on

Un reconocido pandillero murió durante un enfrentamiento armado contra agentes de la Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP), mejor conocida como “Jaguares”.

El hecho sucedió la noche del lunes en el cantón Los Llanitos, del municipio de Ayutuxtepeque, indicaron fuentes policiales.

Todo se trató de un nutrido tiroteo donde cerca de 10 pandilleros enfrentaron a las autoridades.

Como resultado fue dado de baja Jorge David Pacheco, de 22 años de edad, palabrero de la Mara Salvatrucha conocido como “El Búho”.

Junto al cadáver del terrorista fue localizado un fusil que era utilizado por la pandilla para delinquir.

Sucesos

Trabajador de una casa comercial desaparece misteriosamente y sus familiar reciben mensajes anónimos

PUBLICADO

on

By

Un hombre desapareció luego de salir a departir con un grupo de amigos, días después, la familia ha comenzado a recibir mensajes que creen son enviados por alguien a quien lo ha comenzado a remorder la conciencia por lo hecho a su pariente de quien no esperan recibir buenas noticias.

La noche del 8 de septiembre, Fernando Salinas Callejas, de 49 años, salió de su casa, ubicada en una colonia de La Libertad, rumbo a una cantina en la que lo esperaban varios de sus amigos para departir con las ganancias que le habían generado su trabajo como vendedor y cobrador de una casa comercial.

“La última vez fue visto por una señora en la cantina y como andaba mucho dinero, ella le manifestó que lo guardara porque de lo contrario se lo podían robar”, señaló una familiar quien no tiene mayores detalles sobre las personas que acompañaban al hombre.

La encargada del establecimiento ha señalado que unas copas más tarde Salinas Callejas se retiró con los conocidos con los que se encontraba, quienes en varias ocasiones lo abrazaban como muestra de cariño. No obstante, el vendedor discutió con otro ebrio que se encontraba en la cantina.

El hijo de Salinas le contó a esta familiar que la noche en que desapareció su padre le estuvo marcando al celular y le contestó con un “aló”, pero al parecer alguien le arrebató el aparato y colgaron. Luego le volvió a marcar pero ya nadie contestó.

“Creo que con los que estuvo tomando y después se fue con ellos lo asesinaron por robarle el dinero que cargaba y ahora que tienen un remordimiento de conciencia, están dando pistas de donde dejaron su cuerpo”, señaló la fuente que conversó con El Salvador Times.

Extraños mensajes anónimos en WhatsApp

Según lo señalado por la familia, luego de varios días en los que no tuvieron noticias del hombre, el hijo recibió un mensaje proveniente de un número identificado como “privado” que le envió una ubicación en un mapa satélital.

Por lo indagado, los miembros de la familia Salina han determinado que la ubicación recibida es la de un pozo en el que presumen se encuentra el cuerpo de Fernando. La intriga no ha podido ser solventada debido a que no han podido determinar el número del cual fue enviado el mensaje.

La familia dice estar preparada para lo peor, ya que luego de los mensajes recibidos un miembro de una iglesia en la que se congregan les manifestó que tuvo un visión espiritual en la que vio a Salinas discutir con un hombre quien le asestó tres balazos y luego lo lanzó a un pozo.

Cinco días de intensa búsqueda

Desde el pasado 14 de septiembre, la familia ha montado una campaña de búsqueda para dar con el paradero de Fernando. Luego de interponer la denuncia elementos de la Policía los han acompañado en diferentes lugares del sector, pero no lo han localizado.

“Me gustaría que las autoridades tomen cartas en el asunto y no lo tomen como que sea un perro, ya que en veces no hacen nada. Pido que lo busquen en donde sea”, demandó la familiar quien participa en el rastreo.

Los agentes policiales le han manifestado a la familia que cuando tengan avances de la investigación se lo harán saber, incluso, advirtiéndoles que una de las diligencias a realizar podría ser el reconocimiento del cadáver de su ser querido.

En tanto, la familia sigue con la esperanza de encontrar con vida a su pariente por lo que piden a las personas que persona lo han visto o tiene información sobre su paradero comunicarlo a los celulares: 7228-6399 y 7987-9565

Por: El Salvador Times. 

Lea Nota Original Acá.

 

SIGA LEYENDO

Sucesos

Niño diagnosticado con leucemia le pide a sus padres morir en su hogar: “Déjenme morir en la casa, ya no me lleven al hospital”

PUBLICADO

on

Familiares del niño sufren una verdadera tragedia desde que su hijo fue diagnosticado con leucemia, un cáncer que no le detectaron en dos hospitales nacionales y que incluso lo ha llevado a pensar en la muerte.

“Déjenme morir en la casa, ya no me lleven al hospital”, fue la súplica que le hizo a sus madres un niño, diagnosticado con leucemia y que se encuentra ingresado en el Hospital Benjamín Bloom.

Diego es un niño de once años, quien cursa 5º grado en una escuela de La Unión. Su familia nunca se imaginó que en su sangre albergaba una terrible enfermedad. Siempre les pareció un niño sano debido a que tenía un poco de sobrepeso y se mostraba bien. El único problema que comenzó a presentar fue un cansancio extraño, aunque se lo atribuyeron a problemas cardiacos que le habían diagnosticado.

Todo cambio hace un poco más de tres meses. A media noche, Diego se puso mal, comenzó a convulsionar y fue trasladado de emergencia al Hospital Nacional de La Unión, lugar en donde le aseguraron a los padres que no podían hacer nada por él.

Fue así, como Diego fue trasladado a San Miguel, en donde le realizaron varios exámenes sin dar con un diagnóstico firme que pudiera alertar a los padres del menor sobre el verdadero mal que estaba atacando a su pequeño.

“En el hospital de San Miguel nos dijeron que no sabían lo que tenía mi hermano, que no podían encontrarlo y que lo mejor era trasladarlo al Bloom”, recordó Azucena, su hermana mayor.

Desde el 15 junio de este año, Diego es parte de los niños ingresados en el Bloom, en donde a su llegada los médicos le realizaron un chequeo general para conocer qué era precisamente lo que tenía. Tras una serie de exámenes, le detectaron leucemia.

La noticia cayó como un fuerte golpe a esta familia, pues nunca pensaron que ellos vivirían una situación como la que están atravesando en estos momentos.

Azucena recuerda la explicación que le dieron los médicos sobre el cáncer que padece el pequeño. “Dijeron que todas las personas tenemos una médula cancerígena, a muchos no se les desarrolla, pero lamentablemente a mi hermano sí se le desarrolló”, expresó con un nudo en la garganta su hermana.

El niño pasó mes y medio al cuidado de su madre dentro del Bloom, pero compartía el turno con Azucena para que ella también pudiera estar junto a él. Durante los primeros días de ingreso, la madre durmió en la calle, para que su hija pasara la noche bajo el mismo techo que Diego.

“Para que yo no me quedara a dormir en la calle, mi mamá estaba durante el día con mi hermano y yo durante la noche”, contó Azucena, quien aseguró que han sido muchas las dificultades que están atravesando.

Diego está ingresado en el octavo piso del hospital Bloom, en donde los especialistas le han asignado un tratamiento de seis meses, el cual ya ha dejado marcas en la vida del pequeño, pues con tres quimioterapias realizadas, ya ha botado casi todo su cabello.

Abandona sus estudios por cuidar de su hermano

Un día, su madre ya no pudo estar en el hospital, pues en el trabajo solamente le dieron un mes y medio de permiso para poder faltar y su padre debía trabajar en una pequeña parcela de tierra para solventar los gastos que en la capital tenían.

Es así como Azucena se vio obligada a abandonar sus estudios de bachillerato en un instituto de La Unión para quedarse a las fueras del hospital Bloom y cuidar de su hermanito, a quien aseguró le ha cambiado el brillo en el rostro que siempre lo había caracterizado.

Además, contó que la falta de dinero ha sido un problema constante para esta familia. Cuando vinieron a San Salvador, solamente contaban con $3, razón por la que tuvo que pasar durante una semana sin poder comer.

Tras la partida de su madre, familiares le dieron $20 para que de alguna manera pudiera pasar durante la semana. Sin embargo, un gasto imprevisto la dejó sin nada en la bolsa para poder alimentarse.

“Los doctores me dijeron que debía comprar una crema para la varicela porque no había en el hospital, yo la compré y me quedé sin nada, pero luego me dijeron que mi hermano no tenía eso y que era salpullido por el calor nada más”, contó desepcionada.

Sin un techo en el que dormir ni comida que llevar a su estómago, se sentía desesperada, angustiada por su hermano y cansada, hasta que de pronto una trabajadora social le extendió una referencia para que fuera aceptada en el Albergue Miramonte Adventista, en donde ya cuenta con una mano amiga que le brindó un poco de la ayuda que tanto necesitaba.

Venden pequeño terreno para poder generar más ingresos

Esta familia sobrevive del sueldo de una mujer que trabaja en una empresa atunera en La Unión y de los ingresos que genera un hombre que trabaja en una pequeña milpa familiar.

El diagnóstico del pequeño ha hecho que los egresos de esta familia se eleven considerablemente, al punto de vender un terreno para poder solventar un poco los gastos que han tenido en los últimos meses.

La venta de este terreno no generó muchos ingresos, pues la condición con la que fue adquirido por el comprador fue que primero aceptaran la mitad del dinero y que en unos meses les pagaría el resto.

Hasta el día de hoy, Diego sigue ingresado en el Bloom y su hermana esperando a que su madre o su padre lleven un poco de dinero para poder comprar comida.

Si usted desea ayudar a esta familia, puede contactarse directamente con este medio. Nosotros brindaremos la información necesaria para que la ayuda a llegue lo antes posible.

Foto Referencia.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

SIGA LEYENDO

Judicial

Comerciante termina cerrando su negocio luego de ser extorsinoado por varios meses

PUBLICADO

on

Cuatro integrantes de pandillas fueron encontrados culpables del delito de extorsión agravada en modalidad continuada en perjuicio de un comerciante de San Vicente.

El Tribunal de Sentencia de dicha ciudad los condenó a pasar sus próximos 20 años en prisión por cometer dichos actos ilícitos durante varios meses de 2016 y 2017.

De acuerdo con fuentes judiciales, los pandilleros exigían al comerciante entre 30 y 50 dólares semanales a cambio de no acabar con su vida.

Debido al temor y para resguardar a su familia, el hombre hizo los pagos exigidos, pero finalmente llegó a un punto insostenible para su negocio y tuvo que cerrarlo.

Los pandilleros que recibieron tal condena han sido identificados como Evelin Lisseth Varela Gómez, Concepción Mercado Inglés, Sandro Antonio Reyes Valencia y José Alfredo Morales Alfaro.

Por: El Blog.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído