Madres acusan a monja de maltratar a niños de parvularia en un colegio católico - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Nacionales

Madres acusan a monja de maltratar a niños de parvularia en un colegio católico

PUBLICADO

on

El centro escolar católico “San Luis”, ubicado en la colonia Santa Rosa de Cuscatancingo, ha sido denunciado por los padres de familia debido a un supuesto maltrato de una monja a niños de parvularia.

Madres de familia que tienen a sus hijos estudiando en ese centro escolar manifestaron estar preocupadas por las acciones que la monja, quien tenía el cargo de directora de parvularia, ha cometido contra varios niños. Las madres sostienen que la monja, junto a dos personas más, maltrataban a los niños.

“Ellas no dejaban comer a los niños si no terminaban las cosas antes de salir a recreo y si terminaban durante el receso, tampoco los dejaban. Varias veces llevó mi hija la comida de regreso a la casa”, contó una madre a este periódico.

Tras conocer lo que dentro de la institución estaba sucediendo, un grupo de padres de familia decidieron realizar una queja formalmente ante las autoridades.

El Salvador Times corroboró esta información haciendo uso de la Ley de Acceso a la Información Pública, en donde las autoridades del Ministerio de Educación (MINED) confirmaron los datos que habían llegado al medio.

En el documento, enviado por la Dirección de Transparencia del MINED, estipula que la queja fue puesta anónimamente el pasado 15 de agosto de 2018 por una madre de familia que acusa a la monja de maltratar a los niños y a los padres, además la señala de “tener un poder de manipulación y de carecer de actitud religiosa”.

En la misma información, las autoridades señalaron que los padres de familia “han enviado cartas al MINED, CONNA, Migración y Embajada de México en El Salvador”, pues la monja que está siendo señalada aparentemente es mexicana.

Las autoridades del MINED señalaron que visitarían entre el 5 y el 11 de septiembre el centro escolar para realizar una inspección y deducir responsabilidades. No obstante, hasta el cierre de esta nota se desconoce si esta se llevó a cabo o no.

“El caso se encuentra pendiente de resolución, el pasado cuatro de septiembre la Dirección Departamental de Educación comunicó que realizaran visita al centro escolar”, reza el documento.

Fuentes de cercanas al caso afirmaron que la manera en la que actuaban las monjas no era el indicado. Entre los señalamientos aseguran que lo estricto del centro escolar católico “San Luis”, lejos de ser una disciplina educativa es un atropello para los menores que están pagando mensualmente por la educación que ahí se les brinda.

Según información oficial, han sido despedidas del centro escolar la monja, quien se presume regresó a su país, la profesora de parvularia junto a su asistente y cuatro personas más, de quienes no se tiene referencia.

El Salvador Times se comunicó en reiteradas ocasiones con el centro escolar para conocer la versión de la directora sobre las quejas que se han realizado este año. Sin embargo, las llamadas no fueron  atendidas porque aparentemente se encontraba ocupada o en reuniones.

Humillación a padres de familia y sus hijos

Este no es el único incidente por el cual muchas madres de familia se han mostrado molestas, ya que en varias ocasiones afirmaron que si no habían pagado la colegiatura eran expuestas en público.

“Si uno por alguna razón no ha podido pagar la colegiatura, las monjas en frente de todos nos decían que debíamos tal mes o no dejaban hacer los exámenes a los niños”, aseguró una fuente.

En ese sentido, el documento del MINED al que El Salvador Times tiene acceso también consigna una queja realizada en enero de este año contra la institución, en donde una madre denunciaba que no querían darle el certificado de su hija por no haber podido pagar la colegiatura.

En esa ocasión, el MINED se comunicó con la directora para conocer lo que estaba pasando. Al final la madre de familia pagó la deuda con la institución, según su capacidad económica, y hasta entonces le dieron los documentos de la menor.

Fuentes cercanas al caso aseguran que este centro escolar se conocen como “de ayuda del Guadalupano”, por lo cual los costos de la educación son más bajos que en ese colegio. Sin embargo, denuncian que son muchos los gastos que tienen y que deben sufragar con las colegiaturas.

Por el momento, la institución educativa tampoco quiso sentar postura sobre estos hechos.

Por: El Salvador Times

Sucesos

Tres personas que resultaron lesionadas por fuerte accidente de tránsito en la carretera Troncal del Norte

PUBLICADO

on

Esta tarde de martes, se reporta un fuerte accidente de tránsito, el hecho ocurrió en el kilómetro 29 de la carretera Troncal del Norte, en el municipio de Guazapa, al norte de San Salvador.

Fuentes policiales indicaron que en este percance hubo tres personas que resultaron lesionadas tras el impacto de un vehículo sedán. Personal de Fosalud llegó al lugar de los hechos, cerca del Centro Escolar Cantón San Jerónimo, ubicado en el cantón con el mismo nombre.

Paramédicos trasladaron a las víctimas a un centro médico de Aguilares, municipio vecino. Al parecer, la persona que conducía el auto involucrado se durmió al volante, lo cual causó que se saliera de la carretera.

Por el momento se desconoce la identidad de las víctimas.

Nota en desarrollo

Fotografías cortesía Adriana Gallardo.

SIGA LEYENDO

Sucesos

Posible intoxicación alcohólica termina con la vida de un hombre en Jocoro, Morazán

PUBLICADO

on

La tarde de este martes, agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) dieron a conocer, la localización del cuerpo de un hombre en el cantón Los Laureles del municipio de Jocoro, departamento de Morazán.

El reporte indica que el hombre era ya conocido en la zona por su gusto al alcohol y que el momento de su hallazgo tenía cerca de 48 horas de fallecido.

El hombre fue identificado por las autoridades como David Arístides Granados, quien habría perdido la vida por una posible intoxicación alcohólica.

Al momento el hallazgo del cuerpo, las autoridades encontraron una “pacha de guaro” dentro de uno de los bolsillos del hombre, la cual ya no alcanzó a consumir pues pasó a mejor vida.

Según los expertos, la Intoxicación Etílica Aguda (IEA) es el trastorno orgánico más común inducido por alcohol y la intoxicación aguda más frecuente en nuestro medio. Afecta al 1,1% de la población, sobre todo varones entre 19-28 años. La dosis letal 50 es 5 gr./l con ingesta aproximada de alcohol de 3 gr/ Kg. peso. La mortalidad por coma etílico es del 5%.

SIGA LEYENDO

Judicial

Agente del CAM que fue brutalmente golpeado por policías, ahora es acusado de amenazar a un testigo en su contra

PUBLICADO

on

El imputado ha refutado cada acusación de la supuesta víctima y espera salir libre luego de presentar las pruebas ante el tribunal. La audiencia se realizará hasta abril del 2019.

Un hombre que testificó a favor de los policías que fueron sentenciados por golpear brutalmente en 2015 a Aldo Peña, el agente transgénero del Cuerpo de Agentes Metropolitanos de San Salvador (CAM), ahora lo acusa de haberlo amenazado de muerte. El imputado se declara ser inocente.

José O., de 46 años de edad, es un vendedor de comida en Ciudad Delgado. Desde hace algunos años, su vida cambió luego de ser testigo de cómo un grupo de policías golpearon a Aldo Peña Orellana, quien hasta ese entonces, desconocía que fuera transgénero y que pertenecía al CAM. Según su testimonio, este realizó en dos ocasiones intensiones de atentar contra su vida.

El 27 de junio de 2015, Alicia del Carmen, nombre legal de Aldo, junto con su compañera de vida, se subieron a un microbús de la ruta 4 luego de una larga jornada en la marcha del orgullo LGBTI y al momento de solicitar el alto en la parada de buses en Ciudad Delgado. El motorista optó por hacer caso omiso lo que provocó un altercado que llegó hasta la delegación policial, donde dijo que había sido amenazado.

“En vez de preguntarle qué es lo que pasaba, los agentes policiales lo empezaron a agredir. Lo tomaron del cuello, lo empezaron a golpear”, relató la fiscal del caso días después del hecho.

Ese fue el inicio de un largo proceso judicial que culminó con el juzgamiento de dos de diez de sus victimarios, quienes solicitaron la colaboración de José a su favor, ya que este había sido testigo de los hechos.

Aldo, quien era víctima en ese proceso, y José no se conocían. La primera vez que se vieron fue dentro de una sala de audiencias donde cada uno dio su versión de ese incidente dentro de ese microbús. Al finalizar las diversas audiencias, José asegura que empezó a observar que, al testificar en su contra, podría estar en peligro. Por eso acusó penalmente a Aldo.

José señaló a las autoridades que fueron dos fechas diferentes en las cuales se vio amenazado por el agente del CAM. Una de esas fue el domingo 12 de marzo del 2016 a la 1:30 de la tarde.

Según el expediente judicial, José asegura que este se encontraba colocando una vela en honor a la muerte de su mamá dentro de la Catedral Metropolitana de San Salvador cuando de pronto logró observar a Aldo vestido con su uniforme del CAM, quien hacía gestos amenazantes mientras tentaba con sus manos su arma de fuego otorgada por la alcaldía.

La defensa de Aldo

Sin embargo, esta versión fue desmentida por el agente, quien especificó que la fecha, a la que la supuesta víctima hace referencia, sí estaba realizando labores de seguridad en el parque San Martín, pero que no portaba ningún tipo de arma ya que su licencia estaba vencida. “Si no tiene su licencia vigente la comandante de guardia tiene órdenes estrictas de no entregar armas”, destacó en su declaración.

Aldo aclaró que era imposible que José lo hubiera visto, ya que la zona en la que estaba trabajando estaba cubierta de láminas debido a las construcciones que se realizaban en ese entonces en el centro capitalino.

La segunda fecha que indicó José fue el 2 de abril a las 9:00 de la mañana, frente a su vivienda ubicada en una colonia de Ciudad Delgado. La relación de los hechos señaló ese día el imputado iba caminando hasta detenerse un periodo de tiempo frente y Jose asegura que Aldo le gritó: “¡Culero, hijo de la gran puta te tengo en la mira!”, mientras se agarraba de la cintura como quien simula tener su arma.

“Sentí miedo, ya que esas palabras eran de muerte”, dijo José a las autoridades. Pero nuevamente el agente del CAM especificó que no era cierta tal afirmación, ya que en esa fecha y hora se encontraba grabando un video en contra de la violencia hacia la comunidad LGBTI para una organización internacional.

Ante el juzgado él aseguró que la filmación se desarrolló en la carretera Troncal del Norte, la cual comenzó a las 9:00 de la mañana y que terminó a las 11:40 de la mañana.

El caso transitó por todas las instancias jurídicas hasta llegar al Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador, donde se espera que ambas partes aporten las pruebas pertinentes para que el juez pueda emitir una resolución. La vista pública se realizará en abril del próximo año.

Nota por El Salvador Times 

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído