Vendedor de frescos asesinado de 12 balazos estaba a punto de retomar sus estudios de bachillerato - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us
[adrotate group="4"]

Judicial

Vendedor de frescos asesinado de 12 balazos estaba a punto de retomar sus estudios de bachillerato

PUBLICADO

on

Doce disparos fueron suficientes para que le quitaran la vida a un joven vendedor de refrescos cuando comenzaba su jornada laboral sobre la carretera de Oro, en Soyapango. Otro hombre salió lesionado, logró sobrevivir y ahora irá a los tribunales para enjuiciarlos.

Edgar Mauricio Romero tenía 19 años de edad cuando fue asesinado por dos pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS-13) cuando apenas llevaba un par de horas laborando en una intersección de la carretera.  Por falta de un trabajo formal había iniciado un negocio de refrescos y a pesar de los peligros que enfrentaba en la zona, corría el riesgo y solía meterse a los pasajes para llevar algo de dinero a su casa.

La angustiada madre, cuando llegó a la escena del crimen, contó a las autoridades que él tenía pensado regresar a estudiar su primer año de bachillerato y aclaró que no estaba involucrado en pandillas. 

Todo ocurrió el 10 de marzo de 2016 a las 12:46 del mediodía. Decidió hacer una parada frente al restaurante “Oasis de Oro”. Fueron unos cuantos segundos para descansar cuando de pronto un vehículo blanco se aproximó estrepitosamente hacia él. 

Dentro del vehículo venía Jonny E., de 27 años de edad, miembro activo de la MS. Ese día iba acompañado de otro hombre que hasta el momento no ha logrado ser identificado. Uno de los dos sujetos se bajó del carro, empuñó su arma y soltó varias balas. Inmediatamente el joven cayó al suelo con 12 balas en su cuerpo. 

Un hombre que estaba en el lugar y que conocía a Edgar corrió a comunicarle lo sucedido a la mamá, quien al saber lo que había pasado llegó a la escena donde vio a su hijo desangrado junto con los productos. Aún estaba con vida y ella lo lloró abajo del sol del mediodía. 

Con el crimen cometido los verdugos huyeron hasta la comunidad Valle Las Delicias, en San Martín, donde se resguardaron de las autoridades con la certeza de no ser encontrados. 

Mientras tanto a unos cuantos kilómetros de su guarida, confiados en que su plan había salido como esperaban, personas que transitaban en la zona auxiliaron a Edgar, quien aún se debatía entre la vida y la muerte. Fue traslado al hospital nacional de San Bartolo, donde fue ingresado en cuidados intensivos pero a las 7:00 de la noche los doctores informaron que había fallecido por la gravedad de las lesiones. 

Un operativo se desplegó por toda la zona hasta dar con la captura de Jonny, sin embargo, el otro de sus compinches no fue capturado. Sus huellas dactilares estaban en el vehículo que fue abandonado en uno de los pasajes de la colonia. 

Las investigaciones no han logrado determinar el verdadero móvil, pero podría estar relacionado con el consumo de drogas por parte de la víctima, ya que según el informe toxicológico del Instituto de Medicina Legal (IML) se encontró partículas de cocaína y marihuana en su sangre. 

Un lesionado ahora testigo

José y Edgar nunca se conocieron pero la balacera de ese día hizo que sus vidas se entrelazaran. Mientras Edgar estaba dando sus últimas boqueadas de aire, José fue atendido por los médicos debido a que una bala le perforó su pantorrilla.

Señaló a las autoridades que cuando escuchó los disparos se tiró al suelo e inmediatamente sintió algo caliente y fue ahí cuando se dio cuenta que estaba sangrando de manera excesiva. Él también fue llevado por personas que lo ayudaron a llegar al centro de salud. 

Ahora él es único sobreviviente y uno de los testigos clave del hecho. 

Se espera que en los próximos meses se desarrolle la audiencia en el Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador en contra del imputado quien es acusado de homicidio agravado e intento de homicidio contra las víctimas del caso.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

Judicial

Dos trabajadoras sexuales son acusadas de asesinar un hombre que las acusó de robarle y las insultó con palabras soeces

PUBLICADO

on

Foto de referencia


Dos trabajadoras sexuales son procesadas judicialmente por ser acusadas de participar en el asesinato de un hombre que las acusó de robarle las pertenencias y las insultó con palabras soeces.

Este martes se instaló la audiencia inicial contra las dos mujeres en el Juzgado 6° de Paz de San Salvador en cual decretó instrucción formal con detención provisional.

Las acusadas por el delito de homicidio agravado en perjuicio de José Walter García Figueroa son Blanca Estela García, de 32 años y Eugenia Leonor Cornejo Velásquez, de 33 años.

Según la fiscalía el hecho ocurrió el 15 de diciembre del año pasado, a las 10 de la noche, en la 20ª Avenida Norte y Calle Castro, de San Salvador, donde las imputadas junto con otra mujer identificada como Linda Yesenia Cortez Martínez, de 41 años y un homosexual que trabajan en esa zona iniciaron una discusión con la víctima.

Lo que generó la discusión es que la víctima, quien se encontraba en estado de ebriedad, acusaba a las mujeres de haberle robado su dinero y pertenencias al mismo tiempo que las ultrajaba con palabras soeces.

Después de la discusión se acercaron dos hombres y la imputada Eugenia y su hijo Jonathan Michael Torres Cornejo (quien está siendo procesado por ese mismo caso como reo ausente) aprovecharon para pedirles a los dos hombres con gritos que «le bajaran los dientes a la víctima».

Los dos sujetos le propinaron una brutal golpiza al sujeto. Uno de ellos se llama Eduardo Oliver Díaz Chávez, de 47 años, quien se encuentra a la orden del Juzgado 6° Instrucción desde el 10 de enero del presente año, procesado por este mismo caso.

Por su parte, la incoada Cortez Martínez, de 41 años, pasará al Juzgado 6° de Instrucción con medidas sustitutivas a la detención como presentarse a ese juzgado cada ocho días, no cambiar de domicilio y además tiene prohibido involucrarse en un nuevo hechos delictivo.

SIGA LEYENDO

Judicial

Instalan audiencia inicial contra tres sujetos capturados en una casa de la colonia Santa Mónica en Santa Tecla con armas y marihuana

PUBLICADO

on

Foto de referencia

El Juzgado 3° de Paz de Santa Tecla instalará este miércoles 17 de julio a partir de las 2.30 p.m. la audiencia inicial contra tres hombres capturados recientemente en una vivienda ubicada en la 7. ª Avenida norte de la colonia Santa Mónica, en Santa Tecla.

En el procedimiento la Policía Nacional Civil (PNC) decomisó varias  porciones de marihuana, celulares y un revólver. 

Los sujetos son identificados como Manuel de Jesús Campos, Wilber Alexander Salmerón Martinez y Amílcar Vladimir Garmendez Carias, quienes son acusados por los delitos de tráfico ilícito, agrupaciones ilícitas y tenencia, portación o conducción ilegal de armas de fuego, en perjuicio de la salud pública y la paz pública, respectivamente.

La Fiscalía  presentó el requerimiento el lunes 15 de julio en horas de la mañana ante el Juzgado 3ro de Paz y ha solicitado la instrucción formal del proceso y la detención provisional para los imputados.

SIGA LEYENDO

Judicial

Imponen prisión provisional a pandillero capturado en lujosa residencia en Ataco

PUBLICADO

on

La mañana de este martes, autoridades de la Fiscalía General de la República (FGR) informaron que el Juzgado de Paz de Ataco, en Ahuachapán, decretó la instrucción del proceso con la aplicación de la medida cautelar de la detención provisional en contra de Gustavo Adolfo Martínez, alias “Smayling”.

Según las autoridades, el sujeto es procesado por el delito de tenencia portación o conducción irresponsable de arma de fuego.

Asimismo, la FGR detalló que el caso será enviado a un Juzgado de Instrucción de Ataco para desarrollar la siguiente audiencia.

Martínez fue capturado la noche del pasado miércoles 10 de julio en una lujosa residencia ubicada en Concepción de Ataco, departamento de Ahuachapán.

De acuerdo con el reporte de la Policía Nacional Civil (PNC), investigadores de la División Élite Contra el Crimen Organizado (DECO) intervinieron la vivienda donde se ubicaba el sujeto, un inmueble por el que pagaba 1,500 dólares de alquiler mensuales.

La Policía aseguró que el cabecilla tenía una orden de captura girada por el Juzgado Especializado de Instrucción de San Salvador por el delito de financiación por actos de terrorismo.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído