Segunda reconstrucción de la desaparición de la agente Carla Ayala deja más dudas para el juez que lleva el caso - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Judicial

Segunda reconstrucción de la desaparición de la agente Carla Ayala deja más dudas para el juez que lleva el caso

PUBLICADO

on

El juez a cargo del caso de la desaparición de la agente Carla Ayala aseguró que luego de la segunda reconstrucción de los hechos se siguen teniendo muchas dudas.

La declaración realizada por los dos testigos que fueron admitidos en el proceso a inicios del mes de mayo permitió la segunda fase de la reconstrucción.

Según lo señalado por el juez, Roberto Arévalo Ortuño, se ha definido que “los agentes en el punto del Árbol de la Paz, pero por qué no capturaron al agente Castillo”, se cuestionó.

“Este hecho permitió un nuevo escenario y quedan muchas preguntas”, aseveró el juzgador quien estuvo presente en la escena.

La segunda recreación finalizó ya entrada la madrugada y se realizó con el objetivo de depurar testigos para el proceso judicial en contra de erxagentes del GRP.

Otro de los hechos que se detectó y confirmó en este procedimiento fue que la patrulla en la que ocurrieron los hechos y que se ha detectado que llegó hasta Usulután.

A cinco meses de haber sucedido los hechos las autoridades siguen sin localizar el cuerpo de la agente ni dar con el paradero del agente a quien se le atribuyen los hechos, Juan Josúe Castillo.

La reconstrucción

Dos nuevos testigos admitidos  el pasado 2 de mayo por el Juzgado Sexto Instrucción de San Salvador fueron trasladado, la noche de este martes, hacia las instalaciones en donde funcionaba la unidad del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP), para ejecutar la segunda fase de reconstrucción de caso de desaparición de la agente policial Carla Ayala.

El proceso fue desarrollado en la residencial San Fernando, situada sobre la calle antigua a Huizúcar, donde se presentaron miembros de la unidad Antipandillas de la Fiscalía General de la República (FGR) y el juez a cargo del caso, Roberto Arévalo.

Además, estuvieron presentes los abogados defensores de los exagentes que han resultado señalados de haber participado en la desaparición de la agente que estaba destacada en la Unidad de Disciplinaria de Apopa.

El ex GRP, Antonio Pineda, explicó a los fiscales e investigadores policiales lo que vio cuando Juan Josué Castillo dejó el vehículo policial en que se llevó a la agente Ayala, el principal sospechoso y quien ha huido de la justicia.

Ayala fue vista por última vez el 29 de diciembre del año pasado, luego de que asistiera a una fiesta navideña organizada por los agentes del GRP, misma a la que fue invitada.

El tramo que estará cerrado es el carril que conduce desde la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, hacia el Estadio Cuscatlán, en el bulevar Los Próceres y el carril del Grupo de Reacción Policial en la residencial San Fernando hacia el Árbol de la Paz.

El pasado 5 de mayo las autoridades habían programado esta misma actividad desarrollada este martes, pero tuvo que ser suspendida debido al partido de fútbol entre el Firpo y el Águila, mismo que se llevó a cabo en el estadio Cuscatlán, situado por la zona.

Los resultados de la primera reconstrucción del caso

El pasado 26 de marzo, las autoridades iniciaron con la primera reconstrucción de los hechos. En ese momento, el fiscal general de la República, Douglas Meléndez, señaló un recorrido que habría realizado la agente, mismo que fue descifrado a través de su teléfono celular.

La bitácora del aparato móvil de Ayala señaló que ella salió por la autopista a Comalapa y se detuvo a la altura de Olocuilta. Posteriormente, continuó su rumbo a la carretera El Litoral hasta llegar al cantón Cruzadilla de San Juan, en Jiquilisco, Usulután.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

Judicial

Alumna de cuarto grado de colegio García Flamenco sufrió un intento de estrangulamiento a manos de una compañera

PUBLICADO

on

By

Padres de familia de una estudiante del Colegio García Flamenco, de San Salvador, denunciaron el intento de estrangulamiento que sufrió su hija a manos de una compañera de estudios dentro de la institución, este viernes 17 de agosto.

Los padres detallaron que su hija fue atacada por la espalda por su compañera de estudios cuando se encontraba colocando en su lugar instrumentos musicales tras completar un ensayo.

“Nuestra hija fue atacada por la espalda por una niña de la misma sección frente a sus compañeros, siendo amarrada de los brazos con una cuerda hasta llegar al cuello e intentar ser estrangulada, a lo cual los alumnos que estaban presentes y siendo testigos del ataque procedieron a auxiliar a nuestra hija y llevarla de emergencia a enfermería”, expresó uno de los padres afectas que se comunicó con este periódico.

Los padres afirman que cuando acudieron a la institución tras ser alertados sobre el ataque, las autoridades intentaron hacerles creer que todo se trataba de un “accidente” que ocurrió cuando ambas menores se encontraban “jugando”.

“Al llegar el personal administrativo ya nos estaba esperando y nos hicieron pasar a enfermería en dónde mi hija estaba sentada en un shock emocional y con marcas en brazos y cuello provocados por la cuerda… lo más indignante es que las autoridades del colegio quisieron disfrazar el hecho con reportarnos que ‘las niñas estaban jugando’  cuando habían más de 10 alumnos presentes los cuales mantienen que mi hija fue atacada por la espalda”, enfatiza uno de los padres de familia.

Según el relato de los padres, esta no era la primera vez que su hija era atacada por su compañera de estudios, pues en ocasiones anteriores habían denunciado ante las autoridades del colegio que su hija sufría de “bullying” por parte de la otra menor.

Actitud arrogante y prepotente

Los padres que se comunicaron con este periódico afirman que les pareció indignante la actitud de los padres de la menor agresora, pues cuando acudieron al colegio llegaron con una actitud burlesca.

“Lo más preocupante es que los padres de la menor agresora se presentaron con actitud prepotente y burlesca saludando efusivamente al representante legal del colegio en una actitud de amistad e identificándose como abogado de la República y aeromoza”, afirman.

Los padres de la menor afecta afirman que llegaránr hasta las últimas consecuencias legales para sentar un precedente en la institución. Actualmente, el caso ya se encuentra en manos Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA), quienes van a realizar una investigación de lo sucedido.

 

Escrita por Warner Velásquez

Nota de El Salvador Times

 

SIGA LEYENDO

Judicial

Capturan a sargento que supuestamente ayudo a escapar a un agente condenado a 60 años de prisión

PUBLICADO

on

By

El director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, confirmó esta mañana la captura del sargento que supuestamente ayudó a escapar a un exagente policial de las bartolinas de la subdelegación de Olocuilta, en el departamento de La Paz.

La FGR de Zacatecoluca giró orden de captura para el sargento del sargento Miguel Ángel Molina Marroquín, acusado del delito de favorecimiento culposo a la evasión.

De acuerdo a información oficial, el sargento ayudo al expolicía quien había sido condenado a 60 años de prisión por el delito de homicidio agravado.

La PNC sigue sin tener ninguna pista del agente Ramírez.

NOTA DE EL SALVADOR TIMES

SIGA LEYENDO

Judicial

Ayudante de soldador le cercenó el dedo a su jefe por no pagarle $10 de un trabajo mal hecho

PUBLICADO

on

By

Un descuento de $10 provocó la ira de un ayudante de soldador quien con un machete le arrancó un dedo a su jefe luego de ser acusado de un mal trabajo que realizaron en el municipio de San Martín.

Según el expediente judicial, Mario (nombre modificado por seguridad), un soldador con más de 40 años de experiencia, recibió la visita de Ricardo J. un jornalero que le pidió trabajo como ayudante debido a que no tenía una fuente de ingresos que le permitiera llevar dinero a su casa.

La situación de su vecino llevó a la víctima a acceder a la petición y descartar a otros auxiliares que también le pedían ser tomados en cuenta, esto pese a tener claro que su nuevo ayudante no tenía experiencia en el área que se iba a desempeñar.

Días después, Mario llamó a Ricardo para indicarle que tenían que realizar una obra para un ingeniero que identificó como Toño, y que a pesar de que no recibiría mucho dinero como paga, estaba dispuesto a entregarle un pequeño porcentaje de la ganancia. Algo a lo que el imputado aceptó.

La obra mal hecha

Ambos hombres trabajaron durante ocho días en una construcción en la que tenían que soldar varios metros de lámina. El trabajo estaba listo y fue entregado a los propietarios del inmueble.

Sin embargo, Toño llamó a Mario para reclamarle por la calidad del trabajo realizado, alegando que las láminas estaban mal colocadas y que esto provocó daños en la construcción, razón por la que optó por descontarle $40.

Sorprendido, Mario aceptó los errores cometidos y el descuento de su empleador. Además, el soldador se preocupó por la mala imagen que había dejado y de la que responsabilizó a su inexperto ayudante.

Por este motivo, se dirigió a la casa de su empleado para pedirle una explicación sobre lo sucedido y anunciarle que no le pagaría nada por. Sin imaginar lo que estaría a punto de suceder.

Luego de escuchar al soldador, Ricardo -quien es reconocido por sus vecinos como una persona violenta- optó por ingresar a su vivienda para sacar uno de sus corvos y atacarlo.

El ataque del jornalero era con la intención de matar al soldador que con sus manos y brazos evitaba que el filo del arma le provocara los daños que intentaba su agresor, quien en cada intento se enfurecía más.

Sin embargo, las fuerzas del soldador se fueron debilitando y esto fue aprovechado por su ayudante logrando hacer contacto con uno de los dedos de Mario, quien al ver cercenado su dedo comenzó a gritar de dolor.

Pese a esto, Mario seguía luchando con Ricardo y logró quitarle el arma la cual lanzó a un lado. Pero su agresor estaba dispuesto a seguir su ataque y tomó varias piedras para tirarlas a la cabeza de la víctima.

La riña entre los hombres se terminó cuando la víctima comenzó a correr. Buscó ayuda para curar su dedo y fue trasladado a un hospital de Apopa, en el que fue atendido. Las heridas recibidas tardaron 10 días en curar.

Los dos errores del caso

Durante la recuperación, Mario interpuso la denuncia en contra de su excompañero de trabajo por el delito de agresiones graves y pedía una indemnización por el servicio hospitalario que recibió y la pérdida de sus dedos, esenciales para el trabajo que realiza.

En la etapa de instrucción, Mario decidió darle una segunda oportunidad a Ricardo y llegó a un acuerdo de conciliación. Sin embargo, el imputado no respetó el acuerdo y volvió a agredir a su víctima.

Por esta razón, el juzgado Tercero de Sentencia de San Salvador celebró un juicio en el que se decidió absolver de los cargos al jornalero. La parte juzgadora alegó que las pruebas presentadas por Fiscalía eran insuficientes por lo que ordenó la libertad inmediata del imputado.

Desde la última semana de julio de 2018, Ricardo regresó a la vida de drogas y alcohol en la que ha estado sumergido durante muchos años. Además, sigue siendo una amenaza para Mario quien aseguró no ha vuelto a ser el mismo desde el ataque.

La agresión sufrida ha perjudicado al soldador quien manifestó que para hacer un trabajo que antes le llevaba una hora “hoy me tardo el doblo del tiempo”, lo cual le genera problema con sus patrones.

 

Nota de El Salvador Times. Vea más

 

 

 

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído

Copyright © 2018 Diario Digital Cronio