Policía logró escapar de la muerte luego de ser entregado a pandilleros por un motorista de la ruta 140 - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us
[adrotate group="4"]

Judicial

Policía logró escapar de la muerte luego de ser entregado a pandilleros por un motorista de la ruta 140

PUBLICADO

on

Un agente policial resistió al ataque de 8 pandilleros y logró escapar a través de una alcantarilla luego de ser entregado por un motorista de la ruta 140 cuando regresaba a su casa en la Urbanización Nuevos Horizonte en San Martín.

Oscar (nombre modificado por seguridad) vivió por doce años en la urbanización Nuevo Horizontes, en San Martín una zona acechada por pandilleros quienes no habían detectado su presencia.

El reloj marcaba las 8:00 a.m. del 30 de septiembre del 2016, Óscar salió de trabajar y tomó la 140 en el centro, como cualquier otro día.

Dentro de la unidad se sentó en el antepenúltimo asiento al lado de la puerta trasera; viajaba con otras cinco personas que iban dispersas en la ruta que inició su recorrido.

Llegando a la colonia se percató que el motorista iba hablando por teléfono, no logró escuchar con exactitud lo que decía pero observó cuando lo miraba a través del retrovisor como si tramara algo en su contra.

“Si, aquí va”, fue lo único que logró escuchar del conductor quien unos 25 metros paró frente a un grupo de pandilleros.

Seis se subieron en la puerta de atrás y dos en la delantera. Como una jauría de lobos hambrientos  se abalanzaron sobre él y comenzaron a golpearlo.

“¡Hey! Este es”, gritó uno de los sujetos al mismo tiempo que le arrebataron su mochila donde llevaba dos uniformes policiales, dos cargadores, su arma policial y sus documentos. La ruta seguía sin detenerse.

El miedo se apoderó de Óscar, por su mente pasaron decenas de imágenes de lo que podría suceder pero cuando forcejeaba con los sujetos decidió levantarse y como pudo logró saltar del microbús a través de una de la puerta de atrás.

El escape de la jauría

Una vez afuera, Óscar comenzó a correr cada vez más rápido ya que los pandilleros lo venían persiguiendo. Vivir en la zona por tanto tiempo le había dado el conocimiento de saber por dónde salir en medio de los estrechos pasajes.

El agente llegó hasta un predio valdío donde observó una alcantarilla abierta y decidió lanzarse sin importarle nada, se precipitó dos metros hacía el suelo.

Óscar siguió corriendo pero a medida iba avanzando el lugar se hacía más estrecho. “Seguí por un tubo de un 150 centímetros, ya no pude caminar y me tuve que agachar y caminar lo más rápido que pude”, recordó.

Fueron 400 metros de oscuridad y de inmundicia que recorrer hasta una quebrada sucia ubicada sobre la carretera Panamericana. Ya no volvió a saber de los agresores por lo que decidió buscar un lugar seguro.

Aprovecho que su apariencia sucia para colarse como pasajero en otra unidad de la ruta 140 y llegó a la delegación donde le tomaron su declaración y posteriormente lo trasladaron a un centro asistencial debido a la gravedad de sus heridas.

Óscar solo logró identificar a dos de los sujetos que los golpearon: Jonatan Orlando G., alias “Dogui”, y José Pedro C., “Mafia”.

Estos mismos imputados están involucrados en el asesinato de un soldado y su hermano luego de ser entregados por el motorista y el cobrador de la ruta tres meses antes de este incidente.

Ambas víctimas fueron privadas de libertad por al menos 15 pandilleros de la zona. Fuentes policiales señalaron a El Salvador Times que esta forma de operar es frecuente y que se han registrado varios casos similares. 

Luego de las investigaciones policiales el caso llegó al juzgado Primero de Sentencia de San Salvador en el que está pendiente la fecha del juicio.

NOTA DE EL SALVADOR TIMES

 

Judicial

FOTOS: Carros, ranchos y un millón de dólares le son incautados a sujetos vinculados a la pandilla MS

PUBLICADO

on

En $1,782,479.13 están valorados los bienes y dinero en efectivo que la Fiscalía General de la República (FGR) incauta a un grupo de sujetos que están siendo procesados judicialmente.

Se trata de una serie de vehículos y otras pertenencias ubicadas en diferentes partes del país, sobre todo en la zona de San Miguel y La Libertad, indican las autoridades.

Estos estarían a nombre de las 14 personas capturadas en la Operación Cuscatlán a mediados del mes de febrero del presente año.

Entre los afectados, se encuentra un reconocido distribuidor de San Miguel y sus familiares, quienes colaboraban con las estructuras delincuenciales, según las acusaciones.

En el referido operativo, se ejecutaron ordenes de captura en seis departamentos, dejando 520 personas a la orden de la justicia y con lo que se logró “impactar nuevamente a las estructuras financieras de la “Mara Salvatrucha”, principalmente en el Oriente de la República”, detalla la FGR.

A estas personas, “por la vía judicial, se les quitará todos los bienes que obtuvieron de manera ilícita” agrega la fuente.

Un informe fiscal señala que entre ayer y hoy se han materializado las medidas cautelares contra 41 inmuebles ubicados en San Miguel, Usulután, La Unión, Cuscatlán y San Salvador, los cuales han sido valorados en $762,314.80.

“Son 14 personas las afectadas en este proceso y contra quienes se ha presentado la correspondiente solicitud ante el Juzgado Especializado en Extinción de Dominio con el objetivo de que todos los bienes que poseían sean transferidos a favor del Estado”, explicó el fiscal del caso.

También se ha incluido el despojo de 26 vehículos cuyo valor está determinado en $623,863.76. Además, hay un monto de $324,723.43 los cuales fueron decomisados en efectivo y en cuentas bancarias; y también se ha fijado un total de $71,577.14 descubiertos en acciones de todo tipo.

De todos los bienes descritos anteriormente, la FGR ha obtenido el monto de $1,782,479.13.

Entres los procesados a quienes se les ha incautado bienes se encuentra el comerciante mayoritario de Buenaventura Gómez Hernández, alias “Tomatero” y 3 miembros de su familia, quienes mantenían estrecha colaboración con la MS de San Miguel.

 

SIGA LEYENDO

Judicial

Condenan a la “Nena”, miembro de la MS-13 a pagar 28 años de cárcel por el asesinato de un hombre en Cuscatlán

PUBLICADO

on

Adilia Roxana Bautista Flores, de 23 años, alias “Nena”, miembro de la MS-13 estará tras las rejas sus próximos 28 años, luego de ser encontraba responsable de liderar la ejecución de Ludwin Armando García Granados, de 25 años, quien fue semienterrado en un terreno rústico de la colonia Santa Bárbara, del municipio de Santa Cruz Michapa, Cuscatlán.

El hecho tuvo lugar en el 2014, cuando “La Nena” contaba con a penas 19 años de edad. Según el detalle de las autoridades, la joven lideró la privación de libertad y posterior ejecución del joven debido a que esta pensaba que era miembro de la 18.

García Granados, fue quemado de la cara y del cabello con un encendedor, por parte de “La Nena”, quien además fue la primera, según la prueba testimonial, de propinarle varias lesiones en la cabeza y la nuca.

Posteriormente, por orden de “La Nena”, los otros mareros que se encontraban en el lugar comenzaron a lesionar al joven hasta quitarle la vida.

SIGA LEYENDO

Judicial

Jefe de farmacia del hospital psiquiátrico suministró anestesia vencida a casi 100 pacientes y ahora enfrentará juicio

PUBLICADO

on

By

El jefe de farmacia del hospital psiquiátrico de Soyapango es señalado de permitir el suministro de medicamento vencido a casi un centenar de pacientes que fueron intervenidos quirúrgicamente en 2015 y de los cuales en varios casos se tiene registro de complicaciones en el quirófano del sanatorio del cual el director estaba al tanto de dicha situación.

Pese a tener ocho años de laborar en el hospital nacional psiquiátrico “Dr. José Molina Martínez”, el químico farmacéutico y jefe de farmacia, Mauricio F., de 37 años de edad, decidió suministrar Propofol 1% que ya había caducado a 94 pacientes quienes no se enteraron de lo sucedido. 

La denuncia de los 94 casos fue interpuesta por miembros del sindicato de los trabajadores del Ministerio de Salud (Sitramisal) la cual llegó a oídos de la Dirección General de Medicamentos (DGM) quienes realizaron una investigación en la farmacia que dio como resultado el hallazgo de 66 ampollas vencidas en dos lotes diferentes.

El 14 de septiembre de 2015, inspectores fiscales y miembros de la DGM llegaron la farmacia central, almacenes y quirófanos del hospital, para verificar lo que hasta ese entonces se manejaba como rumores.

El informe de las autoridades señaló que 43 ampolletas vencieron en enero de 2015 y que otras 23 en abril del mismo año. Es decir que el producto disponible en farmacia tenía más de siete meses de caducidad.

Luego de las investigaciones, se determinó que en mayo 31 pacientes fueron inyectadas con la anestesia vencida, mientras que en junio se contabilizaron otros 63 pacientes a los que se le aplicó el medicamento.

El director estaba al tanto de todo

Tras ser procesado, el 6 de noviembre del 2018 -durante la audiencia preliminar-, la defensa del imputado señaló que no había pruebas suficientes para comprobar un daño certero en la salud de las personas que habían sido atendidas con dicho anestésico debido a que ningún paciente ha interpuesto alguna denuncia.

Asimismo, señalaron que el imputado no era el único que estaba de acuerdo en dicho procedimiento y apuntaron a otras autoridades de avalar dicha decisión entre ellos el director del centro de salud.

“Si tenía conocimiento previo que el medicamento estaba vencido, de hecho tuvimos una reunión con el director y con otro doctor que en ese momento era jefe de operaciones. Para mí mala suerte no quedó ningún documente que estableciera que si tuvimos esa reunión y que llegamos al acuerdo de utilizar el medicamento”, señaló el imputado.

Al mismo tiempo, Mauricio señaló que una tecnóloga del centro asistencial también estaba al tanto de la situación y que únicamente se limitó a revisar la receta para llevarla a la sala de operaciones donde se introdujo a uno de los pacientes.

Otro de los puntos de los cuales la defensa se auxilió fue en la falta de abastecimiento de dicho insumo, elemento que no ha sido comprobado ante el tribunal a cargo del proceso.

“Cambio de conducta” en pacientes

En el expediente judicial presentado por este caso se señaló el caso de pacientes a quienes los médicos y enfermeras que los atendían observaron extraños comportamientos luego de aplicarles la anestesia.

En un documento firmado por los galenos se informó que el paciente experimentó “cambios de conducta” luego de finalizar el efecto de Propofol 1%; mientras que otro, luego de salir del efecto de la anestesia, “presentó un lenguaje arrastrado y somnoliento y que no se podía mantener en pie”.

Por su parte, la Junta de Vigilancia de la Profesión Químico Farmacéutico emitió una sanción económica en contra del hospital -que no está especificada en el expediente judicial- por lo que debido a esto tomaron medidas en la utilización de Propofol 1%.

Luego de más de tres años de procesos judiciales, este jueves el tribunal Tercero de sentencia realizara la vista pública en contra del jefe de farmacia del hospital a quien se le atribuye el delito de despacho o comercio indebido de medicamentos en perjuicio de la salud pública.

 

Nota de El Salvador Times

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído