Policía logró escapar de la muerte luego de ser entregado a pandilleros por un motorista de la ruta 140 - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Judicial

Policía logró escapar de la muerte luego de ser entregado a pandilleros por un motorista de la ruta 140

PUBLICADO

on

Un agente policial resistió al ataque de 8 pandilleros y logró escapar a través de una alcantarilla luego de ser entregado por un motorista de la ruta 140 cuando regresaba a su casa en la Urbanización Nuevos Horizonte en San Martín.

Oscar (nombre modificado por seguridad) vivió por doce años en la urbanización Nuevo Horizontes, en San Martín una zona acechada por pandilleros quienes no habían detectado su presencia.

El reloj marcaba las 8:00 a.m. del 30 de septiembre del 2016, Óscar salió de trabajar y tomó la 140 en el centro, como cualquier otro día.

Dentro de la unidad se sentó en el antepenúltimo asiento al lado de la puerta trasera; viajaba con otras cinco personas que iban dispersas en la ruta que inició su recorrido.

Llegando a la colonia se percató que el motorista iba hablando por teléfono, no logró escuchar con exactitud lo que decía pero observó cuando lo miraba a través del retrovisor como si tramara algo en su contra.

“Si, aquí va”, fue lo único que logró escuchar del conductor quien unos 25 metros paró frente a un grupo de pandilleros.

Seis se subieron en la puerta de atrás y dos en la delantera. Como una jauría de lobos hambrientos  se abalanzaron sobre él y comenzaron a golpearlo.

“¡Hey! Este es”, gritó uno de los sujetos al mismo tiempo que le arrebataron su mochila donde llevaba dos uniformes policiales, dos cargadores, su arma policial y sus documentos. La ruta seguía sin detenerse.

El miedo se apoderó de Óscar, por su mente pasaron decenas de imágenes de lo que podría suceder pero cuando forcejeaba con los sujetos decidió levantarse y como pudo logró saltar del microbús a través de una de la puerta de atrás.

El escape de la jauría

Una vez afuera, Óscar comenzó a correr cada vez más rápido ya que los pandilleros lo venían persiguiendo. Vivir en la zona por tanto tiempo le había dado el conocimiento de saber por dónde salir en medio de los estrechos pasajes.

El agente llegó hasta un predio valdío donde observó una alcantarilla abierta y decidió lanzarse sin importarle nada, se precipitó dos metros hacía el suelo.

Óscar siguió corriendo pero a medida iba avanzando el lugar se hacía más estrecho. “Seguí por un tubo de un 150 centímetros, ya no pude caminar y me tuve que agachar y caminar lo más rápido que pude”, recordó.

Fueron 400 metros de oscuridad y de inmundicia que recorrer hasta una quebrada sucia ubicada sobre la carretera Panamericana. Ya no volvió a saber de los agresores por lo que decidió buscar un lugar seguro.

Aprovecho que su apariencia sucia para colarse como pasajero en otra unidad de la ruta 140 y llegó a la delegación donde le tomaron su declaración y posteriormente lo trasladaron a un centro asistencial debido a la gravedad de sus heridas.

Óscar solo logró identificar a dos de los sujetos que los golpearon: Jonatan Orlando G., alias “Dogui”, y José Pedro C., “Mafia”.

Estos mismos imputados están involucrados en el asesinato de un soldado y su hermano luego de ser entregados por el motorista y el cobrador de la ruta tres meses antes de este incidente.

Ambas víctimas fueron privadas de libertad por al menos 15 pandilleros de la zona. Fuentes policiales señalaron a El Salvador Times que esta forma de operar es frecuente y que se han registrado varios casos similares. 

Luego de las investigaciones policiales el caso llegó al juzgado Primero de Sentencia de San Salvador en el que está pendiente la fecha del juicio.

NOTA DE EL SALVADOR TIMES

 

Judicial

Mujer que iba a visitar a sus familiares en Ahuachapán, es forzada y abusada por un pandillero en un cañal

PUBLICADO

on

By

El pandillero de la MS-13  Rubén Edilberto Hernández Salazar, alias “Chino”, fue condenado a cumplir una pena de 13 años con cuatro meses de prisión, por estar acusado de forzar a una mujer a tener relaciones; hecho sucedido en junio de 2016 en Ahuachapán.

En el desarrollo de la audiencia, el tribunal admitió toda prueba aportada por la representación fiscal, que presentó pruebas como: Acta de Detención y Remisión del Imputado, entrevista de la víctima de clave “Jonás”, Peritaje Psicológico, Resultado de análisis de biología forense, entre otras evidencias; logrando establecer de manera certera, los actos que el imputado cometió en el momento de la acción.

El hecho se desarrolló cuando la víctima con clave “Jonás”, llegó a visitar unos familiares, como a las 10:00 de la mañana, y cuando pasaba por una iglesia ubicada sobre la calle principal de un cantón del municipio y departamento de Ahuachapán, le salió al encuentro un sujeto a quien conoce como el “Chino”, que en las diligencias de investigación fue identificado como Rubén Edilberto Hernández, quien al interceptar a la víctima la topa a un cerco, le pone un objeto cortopunzante en las costillas y le hace caminara para un cañal ubicado en el lugar.

Al llegar al cañal, procede a cometer el hecho, y al terminar le dice que no le fuera a decir nada a nadie porque si decía algo le iba a quitar la vida.

Debido a que la víctima tenía que regresar a dicho lugar por unas medicinas, fue interceptada nuevamente por el imputado, quien volvió a cometer contra ella el acto.

SIGA LEYENDO

Judicial

“Pensamos que el asesinato fue porque el esposo de mi hija vivía en una zona contraria”

PUBLICADO

on

Todo ocurrió la noche del 28 de octubre de 2017 en la residencia de María, a las 7:30 de la noche, mientras Agustín y Violeta descansaban dentro de la casa, él miraba la televisión y ella se relajaba sobre su cama.

Todo parecía normal hasta que Jonathan tocó la puerta y desde adentro Agustín abrió sin imaginar lo que estaba a punto de suceder. Jonathan levantó su brazo sin mediar palabras le disparó e inmediatamente cayó al piso. El sujeto se introdujo en la vivienda hasta entrar al cuarto de ella, quien al verlo intentó esconderse debajo de una mesa que estaba cerca de su cama, pero fue en vano.

Uno de los testigos del caso señaló a las autoridades que Jonathan entró con un arma de fuego a la casa, se escucharon una serie de detonaciones. A los pocos minutos lo observó salir del lugar para darse a la fuga hacia un estacionamiento, ubicado al costado de la colonia.

Pasaron varios minutos para que María y su hijo llegaran y descubrieran la escena.

El caso llegó al tribunal Primero de Sentencia de San Salvador, el cual deberá decretar, una resolución en el juicio en contra de Jonathan C., quien es acusado de homicidio agravado.

La vida de María (nombre modificado por seguridad) cambió el mismo día en que su hija y su esposo fueron asesinados.

“Yo andaba con hijo comprando una cosas y cuando regresamos encontramos la puerta abierta y vimos los dos cuerpos tirados en el piso”, relató María luego de duros meses después de la fatídica noche.

“Nosotros no teníamos problemas con nadie pero pensamos que (el asesinato) fue porque el esposo de mi hija vivía en una zona contraria”, sospechó la mujer.

Los días posteriores al asesinato se convirtieron en su mayor pesadilla, ya que cada vez que regresaba de sus diligencias diarias la escena chocante regresaba a su cabeza una y otra vez. “Cuando abría la puerta miraba las imágenes de los dos cuerpos tirados en el piso, me sentía devastada. Pasaba con miedo porque pensaba que regresarían a matarme”, señaló.

El dolor de la pérdida de sus parientes la llevó a tomar terapias psicológicas en una clínica de Soyapango.

María tuvo que huir de su casa junto con su hijo a un lugar más seguro, donde cuida el hijo que Violeta dejó mientras que el viudo decidió escapar del país por miedo a represarías. “Yo me siento muy mal, ya nada es igual para mí”, concluyó con enojo.

Lea nota original: elsalvadortimes.com

SIGA LEYENDO

Judicial

Exfiscal general, Luis Martínez, conocerá el próximo lunes resolución sobre delitos que le imputa la FGR

PUBLICADO

on

By

Ayer concluyó la audiencia preliminar en contra del exfiscal general Luis Martínez, quien enfrenta el delito de Divulgación de material reservado y la petición de la Fiscalía General de la República (FGR), de manera firme ante el juzgador fue, que el proceso sea enviado a la etapa de juicio. La resolución será notificada a las 2:00 de la tarde del próximo lunes 22 de octubre del corriente año.

El Juez Octavo de Instrucción de San Salvador, inició la misma la tarde de este martes 16 de octubre, en la cual los fiscales de la Unidad Especializada Anticorrupción, ofrecieron una serie de elementos probatorios los cuales han sido detallados en el dictamen de acusación.

En el proceso, el cual tiene reserva total, figura como ofendido el sacerdote Antonio Rodríguez, de quien de manera ilegal se divulgó material de audio, en el contexto de una investigación que se realizaba, durante la gestión de Martínez, en el periodo 2012-2015.

“El honorable Juez solamente debe determinar la pertinencia y utilidad de la prueba, que como Fiscalía le hemos ofrecido durante la audiencia, y por ese motivo solicitamos que este caso lo envíe a juicio. La resolución se nos dará a conocer posteriormente”, explicó uno de los fiscales del caso.

Previo a la continuación de esta audiencia, es decir este jueves, Martínez fue notificado sobre nuevos delitos al estar ligado a la “Operación Corruptela”, y por lo cual será sometido a un nuevo proceso por Lavado de dinero y otros ilícitos.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído