PNC escapa de pandilleros quienes lo pretendían enterrar vivo tras torturarlo - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Judicial

PNC escapa de pandilleros quienes lo pretendían enterrar vivo tras torturarlo

PUBLICADO

on

Un policía logró escapar de las manos de pandilleros quienes lo querían enterrar vivo luego de torturarlo en un bus de la ruta 11-C que realizaba su recorrido de San Salvador a San Marcos y que fue obligado a cambiar su ruta hasta la colonia 10 de Octubre.

Eran las dos de la tarde del 28 de julio de 2015, José (nombre modificado por seguridad) se desplazaba a bordo de la unidad de transporte colectivo cuando a la altura de un centro comercial de San Jacinto se subieron cinco sujetos con apariencia de pandilleros.

El que los sujetos no se sentara, la forma de vestir y la manera de hablar alertó al hombre para salir del microbús. Estaba solo y no había nadie quien lo respaldara, aunque ninguno de los sujetos sospechaba que era policía.

Al llegar a una parada conocida como “La Alpina”, José se puso la mochila en la espalda y se levantó para bajarse, pero al posicionarse enfrente de tres de los sujetos, uno de estos le dio un puñetazo y al mismo tiempo le grito furioso: “¡Aquí nadie se baja, hijo de puta!”.

Estando en el suelo, el agente comenzó a ser golpeado por uno de los delincuentes quien fue ayudado de otro de sus compinches al ver que la víctima trataba de defenderse con el microbús en ruta. El espacio era estrecho y por temor ninguno de los pasajeros ayudó al hombre.

Tras varios minutos de golpear al agente, otro de los delincuentes que estaba de espectador se percató del arma de trabajo de José: “¡Ey! Este hijo de puta anda mortero”, procediendo inmediatamente a desarmarlo. Los pandilleros también lo despojaron de una mochila en la que llevaba $200.

Estando por ingresar a San Marcos, uno de los delincuentes le dio indicaciones al motorista sobre el cambio de ruta que debía de hacer: “Dale de un solo a la terminal, tirá a la gente ahí y le das de un solo para la 10 de Octubre”.

Obedeciendo a los delincuentes, el motorista bajó a los asustados pasajeros en el lugar indicado para seguir hasta la referida colonia. Durante el camino los delincuentes se valieron de la estructura del microbús para torturar al policía.

Según el relato del agente, sus agresores en tono burlesco señalaban que: “A este hijo de puta le vamos a dar”. Los golpes provocaron que José perdiera el conocimiento antes de llegar a la zona sugerida.

El expediente judicial señala que los pandilleros bajaron a su víctima en un predio baldío y arrastraron al agente hasta una zona con abundante maleza, bambú y pinos.

Los delincuentes siguieron golpeando a la víctima hasta que el agente comenzó a vomitar sangre y dejo de moverse. En ese momento uno de los atacantes expresó: “este ya se murió”, por lo que los delincuentes dejaron de agredirlo para ir a buscar herramientas con las que excavarían un hoyo para enterrar al cuerpo.

No obstante, hacerse el muerto era parte del plan del agente quien procedió a escapar al percatarse que tres de sus victimarios se fueron de la zona y otros dos se encontraban de espaldas.

Moribundo, el agente comenzó a correr hasta llegar abajo de un puente que se ubica sobre la carretera a Comalapa, zona en la que luego de varias horas fue auxiliado por una patrulla policial.

El relato del agente ayudó para que se pudiera identificar y capturar a Samuel Ernesto Berthran Martínez, alias “Huezo”, de 32 años de edad, como uno de los cinco involucrados en el hecho.

El ministerio público le atribuye el delito de robo, homicidio imperfecto y privación de libertad; será el juez del tribunal Primero de Sentencia de San Salvador quien determinará la responsabilidad penal por los hechos que se le atribuyen a este pandillero.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

Judicial

Hombre que abuso de una menor de nueve años tras amenazarla es condenado

PUBLICADO

on

By

La Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer en su Relación Familiar de la oficina fiscal de Santa Tecla logró la condena de Elías A., a cumplir una pena de 12 años de cárcel por el delito agresión sexual en menor o incapaz.

El expediente fiscal describe que el 18 de abril de 2017, la madre de la víctima interpone denuncia en contra de Elías A., refiriendo en su declaración que su hija menor había sido agredida sexualmente por el ahora condenado; y que la niña había callado lo sucedido por temor, ya que el sujeto la amenazaba con asesinar a miembros de su familia. Además la niña de nueve años de edad manifestó en su declaración que su tío le tocaba diferentes partes del cuerpo y que lo hacía cuando su mamá salía a trabajar en la zona de Ciudad Arce.

La representación fiscal presentó ante el Tribunal Primero de Sentencia de Santa Tecla toda la evidencia en contra del imputado, las cuales fueron valoradas por el juzgador, y en resolución judicial fue sentenciado a una pena de 12 años de cárcel y el pago de dos mil dólares en concepto de responsabilidad civil.

 

SIGA LEYENDO

Judicial

Hombre se esconde en cuarto de niña de 14 años, su padre lo descubre y lo acusa de violación

PUBLICADO

on

By

La familia Gutiérrez (apellido cambiado por protección a la víctima) se dispuso a descansar en su casa, situada en una colonia al Sur de San Salvador, pero la calma de esa noche se vio empañada por un intruso que ingresó a la vivienda y supuestamente agredió a una de las hijas menores de edad. El caso llegó a los tribunales, pero el relato tan inverosímil de la niña de 14 años le valió el acusado la absolución. 

Todo inició la noche del pasado 4 de septiembre de 2016 cuando la menor no lograba conciliar el sueño, por lo que a eso de las 10:00 de la noche le pidió permiso a su padre para ver televisión en su habitación. 

La respuesta por parte de su progenitor fue positiva, por lo que la niña encendió el electrodoméstico y el resto de su familia descansaba cada uno en su habitación.

Según relatos de Sara (nombre cambiado), unos minutos habían transcurrido cuando escuchó unos ruidos afuera de las habitaciones, por lo que decidió ir a ver qué ocurría.

Al abrir una puerta, que tiene conexión con el exterior de la vivienda encontró a Carlos M., un joven de 22 años de edad, a quien conocía por ser propietario de una tienda de la colonia. Lo reconoció de inmediato, pues ese hombre desde hacía dos meses que la acosaba cuando esta se dirigía a la iglesia o al centro de estudio este la interceptaba y ella le huía.

Carlos amenazó a Sara –según indicó ella-, le tapó la boca y la llevó hacia su habitación. El joven tuvo que someter a Sara con golpes en el rostro, luego este habría cometido una violación, según determinó la Fiscalía General de la República (FGR).

Un supuesto delito

En el interior de la habitación de Sara se originó un escándalo, por lo que el padre de esta decidió ingresar, pero para su sorpresa la puerta tenía llave.

Al tocar, la víctima abrió, pero antes de ello Carlos se había escondido a un costado de la cama de Sara y se cubrió con una sábana para pasar desapercibido.

El cuestionamiento de lo que pasaba en esa habitación surgió cuando el rostro de la niña estaba golpeado, por ello el padre de ella ingresó al cuarto y logró observar el fallido escondite del sujeto que habría agredido sexualmente a su hija.

Inmediatamente, alertó a unos agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), al hacer una llamada a la Unidad de Emergencia del 911, quienes ingresaron a la vivienda y extrajeron al joven involucrado en el delito.

Recobra su libertad por una versión incoherente

Carlos fue presentado ante el Juzgado 1° de Paz, luego de haber sido detenido en flagrancia y acusado por la FGR del delito de violación cometido en contra de una menor incapaz, pero fue el Juzgado 1° de Instrucción que dio apertura al juicio.

Debido a ello, el Tribunal 1° de Sentencia desarrolló la vista pública, en donde el juez consideró que no se acreditaba la existencia del delito ni la participación delincuencial del imputado, pues la menor de edad habría cambiado la versión de lo sucedido.

Las circunstancias descritas sobre el hecho no habrían sido coherentes ni veraces al momento de aportar la información y por ello no solo se puede tomar la parte que afecta al imputado, según fue registrado en el expediente judicial.

En ese momento, Carlos fue absuelto tanto de la responsabilidad penal como civil y fue por ello que la FGR apeló el fallo que le benefició.

Actualmente, el caso se encuentra en el Tribunal 6° de Sentencia, pues fue la Cámara 1° de lo Penal la que anuló lo decidido por el anterior juez.

Es por eso, que el caso será ventilado por segunda ocasión el próximo 21 de noviembre de este 2018. Ahí se sabrá si el joven es o no culpable de lo que Sara y su familia lo acusan.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

SIGA LEYENDO

Judicial

Condenan a hombre que abusó de su sobrina con discapacidad intelectual en Ciudad Delgado

PUBLICADO

on

By

La Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer en su Relación Familiar de la Oficina Fiscal de Mejicanos, logró condenar a un sujeto a 14 años de prisión, por el delito de Violación Agravada, en perjuicio de una mujer adulta con discapacidad intelectual, y a la vez, su sobrina; ocurrida el 27 de julio de 2017, en Ciudad Delgado; explicó el jefe de esta unidad, Ruth Lara.

El implicado ha sido identificado como Francisco N., el cual enfrentó la vista pública en un Tribunal Primero de Sentencia de San Salvador, durante la cual el imputado recibió la condena de 14 años de cárcel, por el delito de Violación Agravada, previsto y sancionado en el artículo 161 del Código Penal.

Los hechos sucedieron el 27 de julio de 2017, como a eso de las 4:00 de la tarde, en ocasión que la víctima  se encontraba en su casa de habitación ubicada en una colonia de la jurisdicción de Ciudad Delgado, escuchando música, cuando llegó Francisco N., quien es su padrino y a la vez su tío; quien le manifestó que lo había mandado la esposa a poner un cerco, ella hasta le fue a enseñar  hasta donde tenía que llegar el mencionado cerco.

Luego de esto, ella ingresó de nuevo a la casa y comenzó a barrer en el interior de su cuarto, al momento de estar en esa actividad vio que entró su padrino, quien la tomó de la mano la comenzó a tocar y besar en diferentes partes de su cuerpo, hasta que concluyo con la violación de manera anal.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído