Pandilleros de la MS golpean en la cabeza a un pnc y le roban todo el equipo en Ahuachapán - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Judicial

Pandilleros de la MS golpean en la cabeza a un pnc y le roban todo el equipo en Ahuachapán

PUBLICADO

on

La Unidad de Patrimonio Privado de la oficina fiscal de Ahuachapán logró la condena de Jairo Alexander García Vásquez de 30 años de edad y Carlos Daniel Chávez Vásquez de 18 años,  a cumplir una pena de ocho años de cárcel por el delito de robo agravado, en perjuicio de un agente de la Policía Naciona Civil (PNC). Hecho ocurrido el 20 de diciembre de 2017, en la zona urbana del municipio de Ahuachapán.

Los hechos sucedieron cuando la víctima, quien se encontraba de licencia llegó a comprar comida a un local ubicado en el centro de la ciudad de Ahuachapán. El informe detalla que ambos sujetos al ver la presencia de la víctima se acercan y con un envase de vidrio golpean su cabeza y queda inconsciente, los pandilleros lo golpean y roban todos su pertenencias, incluyendo su arma de equipo y dos cargadores.

Posteriormente la victima optó por interponer la denuncia, manifestando que había sido víctima de dos pandillero de la MS,  y autorizó a la Fiscalía General de la Republica para el ejercicio de la acción penal correspondiente en el caso.

En la vista pública el Tribunal de Sentencia de Ahuachapán, encontró culpables a Jairo Alexander García Vásquez y Carlos Daniel Chávez Vásquez del delito de robo agravado, y en su resolución, dictó un fallo condenatorio de ocho años de prisión.

 

Judicial

Salvadoreña es engañada y prostituida por unos amigos en México: Fingieron su secuestro y familia pagó $1,500

PUBLICADO

on

By

Un salario jugoso, un viaje gratis y regalos para su familia, esas fueron las mentiras que unos hermanos le dieron a una mujer que terminó prostituyéndose para pagar la cuenta de una borrachera con los amigos que desde México inventaron un secuestro para obtener dinero.

Sonia (nombre modificado por seguridad) es la madre de dos niños quien recibía la ayuda desinteresada de Zenaida A., una mujer a quien creía conocer y le tenía mucha confianza, a tal punto de compartir la intimidad de su casa.

Una noche, Zenaida llegó a pasar la noche con Sonia y le explicó que Billy A., su hermano menor, tenía un negocio en el estado de Oaxaca, en México, donde estaba contratando personal para lavar platos y cocinar por 15 días a cambio de $500 diarios.

En un primer momento, Sonia dijo que no estaba interesada, sin embargo, la amiga continuó insistiendo por varios días hasta lograr convencerla y planificar el viaje que fue costeado por la imputada. 

La travesía

Según el expediente judicial, la madrugada del 3 de diciembre de 2016, ambas mujeres salieron rumbo a Guatemala donde se subieron en otro autobús que las llevó a la frontera Tecun Umán, paso fronterizo con México.

La víctima notó que su amiga manejaba a la perfección el camino por lo que se sintió segura. Zenaida le comentó que se dedicaba a trasladar personas que deseaban llegar a Estados Unidos y que además estaba acompañada sentimentalmente con Romario, un mexicano que conoció hace muchos años; todo esto era nuevo para Sonia por lo que le pareció extraño.

Se subieron a bordo de una mototaxi que las llevó hasta una embarcación en la que cruzaron el río de una pequeña localidad donde los esperaría Romario con quien se hospedaron en un mesón donde estuvieron hasta que Zenaida se comunicó con su hermano para pedirle $105 y poder llegar a Oaxaca.

Con el dinero retirado de un banco, Romario, Zenaida y Sonia se subieron a un vehículo con destino a un pueblo llamado Matías Romero, en Oaxaca, lugar al que llegaron en horas de la mañana del 5 de diciembre.

Estando ya instalados, Sonia conoció a Billy quien la llevó al lugar donde iba a trabajar que resultó ser una cervecería llamada “Venus Bar” en el que no iba a lavar platos sino que vender cervezas por $2.64 cada una, donde la mitad de la ganancia sería para ella.

A pesar de quedar en evidencia que todo lo prometido por su amiga fue una mentira, Sonia decidió quedarse ya que no tenía dinero para regresar al país.

La coca y la cerveza la convirtieron en prostituta

Luego de tres días de arduo trabajo en el bar, los cuatro salieron a beber unas cervezas a otro bar cercano. Se sentaron alrededor de una pequeña mesa y comenzaron a beber, el lugar era ensordecedor y estaba lleno de personas.

Billy y Zenaida tenían como meta embriagar lo más que pudieran a Sonia quien al estar casi inconsiente recibió una pequeña bolsa con cocaína que tras la insistencia de sus acompañantes inhaló. “Con eso no la vas a pasar ebria y así podrás ir a trabajar mañana y no vas a sentir nada”, le explicó Billy.

Llegado el momento de pagar la cuenta, los involucrados en el caso constataron que no tenían dinero paga pagar las bebidas, pero al fondo del bar vieron a un hombre al que le pidieron les ayudara a solventar su problema.

Mientras Billy le pedía prestado los $184 que necesitaban, el prestamista no le despegaba la vista a Sonia, a quien le terminó ofreciendo la ayuda a cambio de tener relaciones sexuales con ella. El trato fue aceptado por Billy quien llevó a la fuerza a la mujer que terminó en un motel con el desconocido.

Minutos después, Sonia regresó al bar donde la esperaban los demás, no dijo ni una sola palabra. Aquel hombre le entregó a Billy un dinero extra para la mujer a quien este prometió guardárselos mientras le pasaba la borrachera, sin embargo, esto nunca pasó.

El supuesto secuestro

Sonia se despertó a las 10:00 a.m.del día siguiente  y en medio de la resaca se dio cuenta que estaba sola, con las puertas cerradas con candados, sin nada que comer y beber se comenzó a desesperar a tal punto de ingerir agua sucia de una pila.

12 horas más tarde, los imputados llegaron acompañados de unos amigos, todos en estado de ebriedad, algo que Sonia aprovechó para salir y buscar algo que comer. Además necesitaba conexión a Internet para comunicarse con su familia en El Salvador.

Una vez en línea, Sonia comenzó a recibir decenas de mensajes de varios familiares que se mostraban preocupados al no tener noticias de su paradero. Inmediatamente la mujer llamó a su casa para aclarar que se encontraba con bien.

“¿Hija, es cierto que usted estás secuestrada?”, fue la primer pregunta que su madre le hizo y que Sonia extrañada contestó que no. “Es que recibimos una llamada de un hombre donde nos dijo que Zenaida y vos estaban secuestradas. Nos pidieron $1,500 por tu rescate. Nosotros ya pagamos.”, le dijo su madre.

El escape

Con el panorama aclarado, la progenitora de Sonia le recomendó que se regresara al país lo más pronto posible, algo que llevó a Sonia a regresar a la casa para sacar sus cosas de manera sigilosa sin que nadie se diera cuenta.

Como última parada en el pueblo, la mujer decidió llegar al bar a contarle todo lo que vivió a una de sus compañeras de trabajo para pedirle que le regalara dinero porque no tenía dinero para regresar a su país.

Fueron $18 los que la llevaron hasta la frontera de México y Guatemala, sin saber que hacer, le comentó lo sucedido a un hombre que viajaba hasta San Vicente, El Salvador, quien se compadecido de ella y le pagó el viaje. En la frontera su familia la estaba esperando luego de varios días de no verlos.

En 2017, medios mexicanos informaron que el bar donde había laborado fue clausurado por las autoridades luego de denuncias de prostitución de menores y acciones irregulares. 

De regreso en el país, Sonia vio a los hermanos en Plaza Mundo y por temor a que estos tomaran represarías en su contra decidió denunciarlos.

El caso pasó hasta el Juzgado Sexto de Sentencia de San Salvador donde enfrentarán juicio por tráfico ilegal de personas con fines a la prostitución.

Por: El Salvador Times. 

Lea Nota Original Acá.

 

SIGA LEYENDO

Judicial

Vendedor de fruta es asesinado por el honor de la pandilla en Mejicanos

PUBLICADO

on

By

Un tributo para la pandilla, eso fue lo que la vida de un comerciante de frutas significó para los miembros de una estructura criminal quienes a pesar de no tener nada en su contra le dispararon en repetidas ocasiones frente a una escuela en Mejicanos.

Guillermo Duran, era un pequeño comerciante de frutas que nunca imaginó que caminar por la avenida José Matías Delgado, en Mejicanos, le iba a costar la vida por el ataque de cuatro pandilleros que lo escogieron a lazar.

El 8 de septiembre del 2016. Guillermo observó que había muchas personas a las afueras de un centro escolar esperando que los estudiantes salieran, le dio igual y pasó de largo sin percatarse que cuatro sujetos le seguían el paso.

Dos de ellos estaban pegados a una lámina de un chalet afuera de la escuela y otros dos estaban dentro de un vehículo con vidrios polarizados que rondaba despacio la calle.

Desde la tienda uno de los terroristas comenzó a darle indicaciones con las manos a los dos del vehículo. La mano se alzó y su dedo apuntó a Guillermo.

El conductor se aproximó lentamente, tal cual el cazador acecha a su presa. Se detuvieron justo a la par del vendedor quien reacciona de manera agitada buscando una salida, pero estaba acorralado.

Fueron tres balas las que traspasaron su cabeza y otras más que impactaron en varias partes de su cuerpo quitándole la vida inmediatamente.

El sonido de las detonaciones causó el espanto de las personas que estaban en el lugar, mientras que los asesinos escapaban en el carro.

Durante las investigaciones, la Policía Nacional Civil (PNC) capturó a un pandillero que pertenece a la clica que opera en esa zona quien al aceptar colaborar confesó que el asesinato del joven era parte de un ritual que hace en la pandilla.

“Estos sujetos son los que andan matando a varias personas en honor a la pandilla”, confesó el imputado quien agregó que en muchos casos quienes no cooperan son asesinados e incluso quien “hace un desprecio de inmediato lo matan”.

Uno de los testigos, que se encontraba a unos metros de donde ocurrió el asesinato, logró identificar a los responsables y dijo que quienes se conducían en el vehículo eran: Diego Alejandro A., alias “Streed boy”, de 19 años de edad; Jhonatan Alexander P., alias “Jhon”, de 20. 

Mientras que Marvin G., alias “el chele Rugrats” y Kevin L., “el grillo”, eran los que vigilaban y dieron la orden de la muerte.

Luego del reconocimiento, los hombres fueron capturados y ahora esperan su resolución en el tribunal Primero de sentencia de San Salvador.

Por: El Salvador Times. 

Lea Nota Original Acá.

 

 

SIGA LEYENDO

Judicial

Menor es abusada cuando se dirigía a centro de estudio en Santa Catarina Masahuat

PUBLICADO

on

By

Por el delito de violación en menor e incapaz en contra de una adolescente de 14 años, fue condenado a una pena de 17 años de cárcel Walter Ernesto Ramírez Hernández. Hecho ocurrido  el 12 de marzo de 2018, en finca La Sultana, calle antigua a Santa Catarina Masahuat.

La Unidad de Delitos Relativos a la Niñez  Adolescencia y la Mujer en su relación Familiar, ordenó la detención de Walter Ernesto Ramírez Hernández, quien fue intimado en las bartolinas del sistema de emergencia 911 de la PNC, el 22 de mayo de 2018.

La vista pública se realizó en el Tribunal Segundo de Sentencia de Sonsonate, en la cual después del desfile probatorio el Juez manifestó que se tiene por acreditada la conducta atribuida al imputado por el delito de violación en menor e incapaz;  por lo que Walter Ernesto Ramirez Hernández, es condenado a cumplir 17 años de prisión con responsabilidad civil en abstracto.

La investigación inició mediante denuncia interpuesta por la madre de la víctima, quien en su declaración detalló que cuando su hija se dirigía al centro de estudios fue llevada por la fuerza por  Ramírez Hernández, quien la llevo hasta unos cafetales ubicados en calle antigua a Santa Catarina Masahuat, donde la violó.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído