#LOMÁSLEÍDO | Así fue cómo se planificó y asesinó a la enfermera de Metapán por su excompañero de estudios - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us
[adrotate group="4"]

Judicial

#LOMÁSLEÍDO | Así fue cómo se planificó y asesinó a la enfermera de Metapán por su excompañero de estudios

PUBLICADO

on

Un capricho sexual de un excompañero de bachillerato y la coartada planificada por la madre del asesino mantuvieron durante dos meses con incertidumbre a los pobladores de Metapán quienes lloraron la muerte de una joven enfermera quien se destacaba por su labor en el servicio humanitario dentro del Hospital Nacional de Metapán,

Lo que fue alertado en una llamada anónima como un accidente de tránsito terminó siendo en realidad un brutal crimen ejecutado Víctor Alfonso Vides Valle, un hombre que en 2012 había sido procesado por el delito de violación y quien recibió la colaboración de su progenitora para despistar a las autoridades.

El ministerio público presentó el caso y señaló que se tiene un 90% de claridad en los hechos ocurridos durante la tarde y noche del pasado27 de septiembre cuando la enfermera fue interceptada por el que hasta ese entonces llamaba su amigo.

A las 2:08 de la tarde, la enfermera Ruth Esther Rivas Mojica junto a su novio enfermo abordaron un mototaxi para dirigirse al hospital en el que ella laboraba para que él fuera atendido por complicaciones en su estado de salud que provocaron que quedara ingresado.

A eso de las 6:58 de la tarde y con la noche por caerRivas Mojica se despidió de su pareja y salió del centro de salud con la promesa de regresar al día siguiente a primera hora para ver como seguía de salud.

La enfermera camino tres cuadras adelante, sin percatarse se alguien le estaba siguiendo los pasos.Eran las 7:13 de la noche cuando giró su vista y observó que una motocicleta se le había colocado a su lado, era Vides con quien comenzó a conversar con ella sin bajarse del vehículo.

Dt1vrVWU4AEiU7B

El reloj marcaba las 7:33 de la nochecuando el imputado logró convencer a su víctima de que se subiera a la moto y partir con rumbo al caserío Mal Paso ubicado en el kilómetro 117 de la carretera que conduce a la frontera de Anguiatú.

El recorrido realizado por ambos fue de aproximadamente 40 minutos, Vides Valle intentó persuadir a la mujer para poder tener relaciones sexuales, algo a lo que la enfermera se negó y que provocó el enojo del hombre de quien se desconoce si años atrás tuvo alguna relación sentimental con la mujer.

NOTA RELACIONADA. 

PNC y FGR logran la captura del supuesto asesino de una enfermera encontrada en la frontera Anguiatú

Eran cerca de las 8:13 de la nochecuando el acusado agarró a la fuerza a su víctima a quien introdujo en unos matorrales para violarla. La enfermera se defendió de la agresión pero las características físicas de él no le dieron ventaja.

Dt1w-urVAAEUlsQ

Consumada la agresión sexual que duró aproximadamente 10 minutos y en medio de la oscuridad, el hombre procedió a golpear con el casco de su motocicleta y también con sus puños lo que provocó que quedara inconsciente.

A las 8:24 de la noche, Vides, sucio y desprolijo, dejó a su víctima entre los arbustos y caminó hacia su motocicleta y como si nada, comenzó a manejar hasta llegar hasta su casa, ubicada en el centro de Metapán, donde llamó a su madre para comentarle lo que había ocurrido.

La investigación fiscal estima que en las conversaciones entabladas con la progenitora se comenzó a fraguar una coartada para hacer creer que lo ocurrido fue un accidente de tránsito.

A las 11:40 de la nochetres horas después de abandonar a Ruth agonizando, el agresor regresó al lugar de los hechos para mover el cuerpo hacia la orilla de la carretera creyendo que estaba muerta.

Ejecutado el movimiento clave para la coartada, el hombre regresó a su casa y avisó a su madre sobre lo realizado con ayuda de otro sujeto. Eran las 12:15 de la media noche cuando una llamada anónima al 911 avisó de una persona atropellada en el caserío Mal Paso.

Dt1yqutUUAA6n5h

Fue hasta las 2:00 de la madrugada del 28 de septiembre que una patrulla policial llegó al lugar señalado para encontrar a la mujer agonizando, algo que llevó a los agentes a trasladarla al hospital donde está ingresado su novio.

Tres días después, el 1 de octubre de 2018Ruth murió debido a la gravedad de las lesiones que presentaba en el cráneo y que la mantuvieron ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos.

La investigación que esclareció la misteriosa muerte

Las dudas sobre la muerte de la enfermera llevaron a las autoridades a indagar sobre lo ocurrido y detectar a través del seguimiento de las cámaras que en el caso estaba involucrado un hombre que en 2012 había sido procesado por violación y que en mayo del presente año fue deportado de Estados Unidos.

Según señaló el fiscal general de la República, Douglas Meléndez, para esclarecer el caso se utilizaron las antenas telefónicas que lograron establecer el recorrido de la enfermera y las conversaciones que Vides mantuvo con su progenitora.

Dos meses después, la PNC procedió con la captura del imputado para iniciar el proceso judicial por el feminicidio de la profesional de salud que ha sido repudiado publicamente por autoridades y colegas del gremio que exigen que al acusado le caiga todo el peso de la ley.

Dt1wBAZU4AApSgY

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

Judicial

Detienen a ex cabo de la Guardia Nacional implicado en homicidio de 2 norteamericanos y el presidente del ISTA en enero de 1981

PUBLICADO

on

Fotos PNC

Jose Dimas Valle Acevedo, ex cabo de la extinta Guardia Nacional, fue detenido este dia a las 6:30 am en el kilómetro 34 de la carretera Panamericana, jurisdicción de San Emigdio, en el departamento de La Paz, por orden del juez Quinto de Instrucción de San Salvador.

Valle era reclamado por la justicia por estár implicado en el homicidio de José Rodolfo Viera, Michael Peter Hammersmith, y Mark David Pearlman, ocurrido el 3 de enero de 1981 en la cafetería del Hotel Sheraton.

Hammersmith, y Pearlman de nacionalidad norteamericana pertenecían en ese entonces al sindicato estadounidense AFL-CIO, y Viera fungía como presidente del ISTA.

SIGA LEYENDO

Judicial

245 años de cárcel para asesino serial que ejecutó a 9 personas en San Salvador

PUBLICADO

on

El Juzgado Especializado de Sentencia “A” de San Salvador condenó a 22 mareros a penas que oscilan entre los 3 y 245 años por diversos hechos.

Los que mayor condena recibieron son Wilber Gerardo Calero Martínez, quien fue condenado a 245 años de prisión, por haber participado en nueve casos ejecución; además, fue condenado a 169 años de prisión el pandillero Bryan Eduardo Pérez Salamanca, por siete hechos donde personas perdieron la vida.

El juzgador advirtió a la representación fiscal que también debe de ser investigado el testigo con criterio de oportunidad, debido a que hubo casos donde no se logró establecer responsabilidades, por lo tanto “sería injusto no investigar los hechos donde el testigo tuvo la mayor participación”, acotó el juzgador.

En esta condena se logró hacer justicia en los hechos contra las víctimas Ernesto Ulloa Méndez, Walter Ernesto Alvarado, Yasmin Elizabeth Medina, Sidney Esmeralda Castellano y otros.

Asimismo, en la vista pública se había dado a conocer que los hechos se habían producido por disputas con la pandilla contraria, recordando que la zona de operación de los ahora condenados era Barrio Modelo, Calle Prado, Condominios Emmanuel, Condominios 15 de Septiembre, entre otras zonas del departamento de San Salvador.

Finalmente, el juzgador manifestó que 30 de los acusados eran encontrados inocentes, debido a que algunos no habían sido reconocidos por el testigo y otros porque no se pudo comprobar su participación con la prueba periférica que podía fortalecer el dicho del testigo.

SIGA LEYENDO

Judicial

Ahuachapaneco se muda a la capital para buscar una mejor vida y termina procesado por extorsión tras pedirle la hora a un hombre en una farmacia

PUBLICADO

on

En busca de un mejor trabajo, un hombre originario de Ahuachapán llegó a San Salvador sin imaginar que iba a terminar siendo procesado injustamente por el supuesto cobro de una exrtorsión cuando se desempeñaba como auxiliar de parrilla.

Con apenas 19 años, José V., vivió un largo proceso judicial que lo pudo haber condenado injustamente hasta con 20 años de prisión, sin embargo, el juzgador creyó en su declaración de inocencia y que todo se trató de una confusión.

Durante el año 2016, el joven comenzó a trabajar en un negocio de carne asada ubicado sobre la 5 avenida norte de San Salvador, logrando obtener ingresos para sobrevivir en la capital y ayudar a su familia en el interior del país.

Fueron 10 meses en los que José comenzó a ver el progreso en su vida, esto fue hasta que una falla en su teléfono celular lo llevó a iniciar una conversación con un desconocido que le valió para ser considerado un extorsionista.

El reloj marcaba las 11:00 de la mañana del 2 de abril de 2017 cuando minutos antes de entrar a trabajar José pasó por una farmacia, contiguo al restaurante, para recargar su celular que observó tenía una hora equivocada.

Queriendo solucionar el error, José se acercó a un hombre que estaba al otro lado de la calle y le preguntó la hora, actualizó el dispositivo y siguió con normalidad a su trabajo donde inició con la jornada laboral que repentinamente fue cortada por policías.

Sin explicarle con exactitud los delitos que supuestamente había cometido lo arrestaron. En la delegación fue señalado junto a otros dos sujetos identificados como Juan L., y Erick C., ambos de 22 años; de cobrar una extorsión frente al restaurante.

José se contaminó en la escena de extorsión

Durante todo el proceso judicial, los representantes de la Fiscalía General de la República (FGR) presentaron al cocinero como la pieza clave de la extorsión, esto pese a que era Eric y Juan los que aparecían en todas las entregas controladas realizadas por el caso.

Respecto a José, este tuvo la mala fortuna de aparecer en el operativo que iba a dar con la captura de los dos extorsionistas con quien el ahuachapaneco intercambió palabras para poder corregir el fallo de su celular.

El cruce de palabras entre uno de los extorsionistas y José fue interpretado por los agentes como que el segundo estaba dando las indicaciones finales para hacer efectivo el cobro del dinero.

Finalmente, la entrega del dinero se dio por parte de un agente encubierto que terminó deteniendo a los dos extorsionistas que intentaron escapar, pero fue en vano ya que minutos más tarde se reencontraron con José en la delegación.

En el Tribunal Primero de Sentencia de San Salvador, el juez a cargo del proceso decidió absolver de toda responsabilidad a José, mientras que los otros dos señalados fueron condenados a 10 años de prisión por el delito de extorsión agravada. 

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído