Hombre lleva a juicio a su hermano por acoso sexual - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Judicial

Hombre lleva a juicio a su hermano por acoso sexual

PUBLICADO

on

“Él está obsesionado conmigo y me tiene amenazado con las pandillas”, dijo Ernesto A., un joven de 28 años de edad que acusó en dos ocasiones a su hermano mayor, Edgardo A., de 30 años, de cometer el delito de acoso sexual en contra de él.

Según lo relatado por el afectado, el principal escenario en donde su hermano lo ha atacado constantemente es en su vivienda, un departamento situado en la colonia Zacamil, en Mejicanos, en el departamento de San Salvador.

En ese hogar, la víctima vive con el que se convirtió en el supuesto atacante desde el año 2012 y el progenitor de ambos, don Porfirio, un hombre pensionado de 67 años. La madre y esposa, respectivamente, de los tres sujetos murió hace 12 años. Cuando la mujer falleció la edad de Ernesto era de 14 y la de Edgardo 16.

El ambiente en el departamento se tornó hostil desde que –según los relatos de la víctima- iniciaron acciones de contenido sexual por parte de Edgardo hacia Ernesto.

“Cuando me baño, él se sube a una escalera para verme. Me toca el trasero y me dice: ‘esto es mío’”, comentó el afectado.

Las actitudes y comentarios negativos hechos por su hermano llevaron a Ernesto a amenazar con interponer una denuncia en el 2012 ante la Fiscalía General de la República (FGR). En ese momento, no las cumplió, pero un año debido a la indignación que sintió hizo realidad la advertencia.

En el 2013, bajo un procedimiento abreviado, Edgardo fue sancionado por un Juzgado de Paz de San Salvador, por lo que debía presentarse a firmar por tres años y, a la vez, le ordenaron que debía alejarse de la víctima, por ende abandonar la vivienda.

Durante dos años, la víctima convivió solo con su padre, pues en enero de 2015 el imputado retornó al apartamento y con ello regresó el hostigamiento, según dijo Ernesto.

La víctima explicó que en varias ocasiones, mientras desayunaba, su hermano le colocó los genitales en uno de sus brazos. Además, dijo se masturbaba frente a él y la de su padre.

“¡Mirá qué rico! Esto va por vos”, “Mirá de lo que te perdés”, eran las frases que la víctima escuchó cada vez que su hermano se autocomplacía.

El 8 de abril de 2015 el ofendido llegó por segunda ocasión a la FGR y  presentó nuevamente el requerimiento ante un juzgado bajo el mismo delito de la primera acusación: acoso sexual.

“Él me quiere sacar de la casa”

El Tribunal 1° de Sentencia desarrolló la audiencia de vista pública para resolver el caso. Ante el juez a cargo, Edgardo –el acusado- expuso que él no es de pandillas como estaba diciendo su hermano y que además no cometía tal delito.

“Él me quiere sacar de la casa y es por eso que me está haciendo esas acusaciones”, explicó.

Esas palabras fueron confirmadas por el mismo acusador: “Quiero que Edgardo se vaya de la casa y me pague $500 por los daños que me ha causado”.

El abogado defensor indicó en sus alegatos que la víctima fue muy ambigua al momento de brindar sus declaraciones, pues no determinó fechas específicas. Además, explicó que la FGR no presentó a un supuesto testigo que podía ser clave en el hecho: el padre de ambos hermanos.

Luego de escuchar a ambas partes, tanto defensora como acusadora, el juez determinó absolver a Edgardo penal y civilmente al tomar en cuenta diversos detalles que indicaban que no era culpable del delito, entre ellos el peritaje psicológico hecho a la víctima.

Erotomanía, el trastorno sexual de Ernesto

Ante el juez del tribunal fueron presentadas diversas pruebas, entre ellas, un peritaje psicológico. En él se reflejaba que la víctima, Ernesto, padece de erotomanía, un trastorno mental inusual en el que una persona mantiene la creencia ilusoria de que otra está enamorada de ella.

Unas de las evaluaciones forenses indicó que se le detectaron ideas referenciales, básicamente de contexto sexual y que presenta una alteración mental.

Por otro lado, el evaluado no muestra afectaciones emocionales por la denuncia interpuesta en contra de su hermano mayor.

Además, el peritaje social determinó que Ernesto emerge de una familia nuclear con la figura de ambos padres hasta la edad de 14 años, debido a la muerte de su madre.

Esto originó que el joven desarrollara una baja autoestima, rechazo y resentimiento hacia su padre y hacia el denunciado.

Los dos hijos dependen económicamente de la pensión que recibe su padre, por lo que el mayor de ellos (el acusado) no puede mudarse a otra vivienda por estar desempleado desde hace tres años.

Gran parte de estas conclusiones fueron las que ayudaron a que el juez emitiera su veredicto a favor del imputado.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

Judicial

Juez declara inocente a Jaime “La Chelona” Rodríguez, a quien se le acusaba de malversación pública

PUBLICADO

on

El juez Primero de Sentencia de San Salvador declaró inocente al expresidente del Instituto Nacional de los Deportes (INDES), Jaime “La Chelona” Rodríguez, quien había sido acusado de malversar $125,000 en gestión como titular de esa entidad.

A Rodríguez se le acusaba del delito de actos arbitrarios y de malversación de fondos, en el primero la pena era de salarios multa, mientras que el segundo podría haber tenido una pena de hasta cuatro años de prisión.

El defensor del exdeportista se mostró satisfecho por la resolución y dijo se pudo comprobar que los hechos que se le imputaban no eran constitutivos de delito.

Junto a “La Chelona” también estaban siendo procesados Marcos Jacobo Menjívar Vides, de 53 años, y José Ricardo Liévano Rodríguez, de 62, quienes eran acusados de malversación en perjuicio de la administración pública, debido a que presuntamente desviaron  los fondos  a un fin distinto a lo que ya se había comprometido el dinero.

De acuerdo al dictamen presentado por la Fiscalía General de la República (FGR), el exfutbolista realizó un acto ilegal cuando suscribió un convenio de cooperación económica entre la municipalidad de Santa Tecla y el INDES, luego de entregar un monto de $125,000 a efecto de ejecutar un proyecto de obras civiles en el estadio Las Delicias. Sin embargo, el juez no encontró suficiente prueba para encontrarlo culpable de los hechos acusados.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

SIGA LEYENDO

Judicial

FGR no logra demostrar culpabilidad de joven acusado de agredir a niña de 4 años y juez lo deja en libertad

PUBLICADO

on

By

La falta de pruebas fiscales dejaron en la impunidad la agresión sexual que realizó un albañil de 18 años a una niña huérfana que llegaba a comprar tortillas a la casa donde vivía el hombre que fue absuelto recientemente.

La noche del sábado 13 de noviembre de 2017, Andrea (nombre cambiado por protección a la víctima), una niña de cuatro años de edad, se dirigió como era costumbre a la casa de su vecina, una vendedora de tortillas de una comunidad situada en San Ramón, en el municipio de Mejicanos.

En esa vivienda también reside Mauricio A., un joven de 18 años de edad que se dedica a la albañilería quien en un descuido de sus familiares metió a la menor a uno de los cuartos para abusar sexualmente de ella.

La infante, quien quedó huérfana luego de que su padre falleciera en enero de 2017 y que de su madre no se sabe nada desde que la reportaron como desaparecida, se retiró del lugar sin decir nada a nadie.

No obstante, la víctima regresó a su casa y mostró una conducta distinta. La tía a cargo de su custodia la sorprendió lavando sus áreas genitales  tras haber sufrido el ataque de Mauricio quien también era conocido como “El Chele”.

“’El Chele’ me tocó con las manos ‘chucas’”, comentó la menor tratando de justificar su actuación que provocó que la mujer interpusiera una denuncia ante la Policía Nacional Civil (PNC) por las agresiones sexuales que sufrió su sobrina.

De acuerdo a lo plasmado en el expediente judicial, el joven conocido como “El Chele” habría acostado a la menor de edad sobre una cama y fue ahí en donde la despojó de su ropa interior.

Ante los señalamientos, la Fiscalía General de la República (FGR) acusó a Mauricio por el delito de agresión sexual cometida en contra de la niña y de manera continuada ya que la niña manifestó que fueron seis veces que el hombre la agredió.

Luego de que la tía paterna de Andrea llamara a la PNC, Mauricio fue detenido en flagrancia, a las 9:30 de la noche del 13 de noviembre del año pasado, por los cargos de violación pero luego judicialmente se tipificó el delito a agresión sexual.

Incongruencias en el caso

Los agentes policiales llevaron al joven a las bartolinas de la Delegación de Mejicanos, en donde pasó unos días, pero la Cámara 1° de lo Penal revocó la detención provisional dictada por el Juzgado 2° de Paz de Mejicanos y le impusieron medidas sustitutivas, debido a que no se había establecido la imputación penal en su contra. Por ello, Mauricio fue procesado en libertad.

La Cámara estableció un total de 17 puntos explicativos del porqué la toma de la decisión mencionada anteriormente. Entre ellos indicaban que al comparar lo declarado por la menor de edad con el reconocimiento médico de genitales existían incongruencias.

Otro detalle tomado en cuenta fue el dictamen médico forense, en el que se concluyó que en la víctima no existían laceraciones ni desgarros en las áreas genitales. Lo que sí encontraron fue una infección producida por falta de higiene, pero no por otra causa.

En el peritaje psicológico, la niña no evidenció algún signo o síntoma que se relacionaran con los hechos.

El juicio

Pese a lo anterior, el Juzgado de Instrucción de Mejicanos ordenó la apertura a juicio en contra del supuesto joven agresor, por lo que el Tribunal 5° de Sentencia de San Salvador desarrolló la vista pública.

El proceso llevó su curso, pero debido a que la FGR no pudo comprobar que el sujeto era culpable de lo señalado, por pruebas escasas, el juez emitió un fallo absolutorio tanto penal como civilmente a favor de Mauricio, por lo que recuperó totalmente su libertad.

“Con la prueba presentada por la Fiscalía General de la República no se acreditó la conducta libidinosa del imputado, por ende no se demostró la culpabilidad del mismo”, indica el acta de audiencia de vista pública.

NOTA DE EL SALVADOR TIMES

 

SIGA LEYENDO

Judicial

Alumna de cuarto grado de colegio García Flamenco sufrió un intento de estrangulamiento a manos de una compañera

PUBLICADO

on

By

Padres de familia de una estudiante del Colegio García Flamenco, de San Salvador, denunciaron el intento de estrangulamiento que sufrió su hija a manos de una compañera de estudios dentro de la institución, este viernes 17 de agosto.

Los padres detallaron que su hija fue atacada por la espalda por su compañera de estudios cuando se encontraba colocando en su lugar instrumentos musicales tras completar un ensayo.

“Nuestra hija fue atacada por la espalda por una niña de la misma sección frente a sus compañeros, siendo amarrada de los brazos con una cuerda hasta llegar al cuello e intentar ser estrangulada, a lo cual los alumnos que estaban presentes y siendo testigos del ataque procedieron a auxiliar a nuestra hija y llevarla de emergencia a enfermería”, expresó uno de los padres afectas que se comunicó con este periódico.

Los padres afirman que cuando acudieron a la institución tras ser alertados sobre el ataque, las autoridades intentaron hacerles creer que todo se trataba de un “accidente” que ocurrió cuando ambas menores se encontraban “jugando”.

“Al llegar el personal administrativo ya nos estaba esperando y nos hicieron pasar a enfermería en dónde mi hija estaba sentada en un shock emocional y con marcas en brazos y cuello provocados por la cuerda… lo más indignante es que las autoridades del colegio quisieron disfrazar el hecho con reportarnos que ‘las niñas estaban jugando’  cuando habían más de 10 alumnos presentes los cuales mantienen que mi hija fue atacada por la espalda”, enfatiza uno de los padres de familia.

Según el relato de los padres, esta no era la primera vez que su hija era atacada por su compañera de estudios, pues en ocasiones anteriores habían denunciado ante las autoridades del colegio que su hija sufría de “bullying” por parte de la otra menor.

Actitud arrogante y prepotente

Los padres que se comunicaron con este periódico afirman que les pareció indignante la actitud de los padres de la menor agresora, pues cuando acudieron al colegio llegaron con una actitud burlesca.

“Lo más preocupante es que los padres de la menor agresora se presentaron con actitud prepotente y burlesca saludando efusivamente al representante legal del colegio en una actitud de amistad e identificándose como abogado de la República y aeromoza”, afirman.

Los padres de la menor afecta afirman que llegaránr hasta las últimas consecuencias legales para sentar un precedente en la institución. Actualmente, el caso ya se encuentra en manos Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA), quienes van a realizar una investigación de lo sucedido.

 

Escrita por Warner Velásquez

Nota de El Salvador Times

 

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído