Hombre lleva a juicio a su hermano por acoso sexual - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Judicial

Hombre lleva a juicio a su hermano por acoso sexual

PUBLICADO

on

“Él está obsesionado conmigo y me tiene amenazado con las pandillas”, dijo Ernesto A., un joven de 28 años de edad que acusó en dos ocasiones a su hermano mayor, Edgardo A., de 30 años, de cometer el delito de acoso sexual en contra de él.

Según lo relatado por el afectado, el principal escenario en donde su hermano lo ha atacado constantemente es en su vivienda, un departamento situado en la colonia Zacamil, en Mejicanos, en el departamento de San Salvador.

En ese hogar, la víctima vive con el que se convirtió en el supuesto atacante desde el año 2012 y el progenitor de ambos, don Porfirio, un hombre pensionado de 67 años. La madre y esposa, respectivamente, de los tres sujetos murió hace 12 años. Cuando la mujer falleció la edad de Ernesto era de 14 y la de Edgardo 16.

El ambiente en el departamento se tornó hostil desde que –según los relatos de la víctima- iniciaron acciones de contenido sexual por parte de Edgardo hacia Ernesto.

“Cuando me baño, él se sube a una escalera para verme. Me toca el trasero y me dice: ‘esto es mío’”, comentó el afectado.

Las actitudes y comentarios negativos hechos por su hermano llevaron a Ernesto a amenazar con interponer una denuncia en el 2012 ante la Fiscalía General de la República (FGR). En ese momento, no las cumplió, pero un año debido a la indignación que sintió hizo realidad la advertencia.

En el 2013, bajo un procedimiento abreviado, Edgardo fue sancionado por un Juzgado de Paz de San Salvador, por lo que debía presentarse a firmar por tres años y, a la vez, le ordenaron que debía alejarse de la víctima, por ende abandonar la vivienda.

Durante dos años, la víctima convivió solo con su padre, pues en enero de 2015 el imputado retornó al apartamento y con ello regresó el hostigamiento, según dijo Ernesto.

La víctima explicó que en varias ocasiones, mientras desayunaba, su hermano le colocó los genitales en uno de sus brazos. Además, dijo se masturbaba frente a él y la de su padre.

“¡Mirá qué rico! Esto va por vos”, “Mirá de lo que te perdés”, eran las frases que la víctima escuchó cada vez que su hermano se autocomplacía.

El 8 de abril de 2015 el ofendido llegó por segunda ocasión a la FGR y  presentó nuevamente el requerimiento ante un juzgado bajo el mismo delito de la primera acusación: acoso sexual.

“Él me quiere sacar de la casa”

El Tribunal 1° de Sentencia desarrolló la audiencia de vista pública para resolver el caso. Ante el juez a cargo, Edgardo –el acusado- expuso que él no es de pandillas como estaba diciendo su hermano y que además no cometía tal delito.

“Él me quiere sacar de la casa y es por eso que me está haciendo esas acusaciones”, explicó.

Esas palabras fueron confirmadas por el mismo acusador: “Quiero que Edgardo se vaya de la casa y me pague $500 por los daños que me ha causado”.

El abogado defensor indicó en sus alegatos que la víctima fue muy ambigua al momento de brindar sus declaraciones, pues no determinó fechas específicas. Además, explicó que la FGR no presentó a un supuesto testigo que podía ser clave en el hecho: el padre de ambos hermanos.

Luego de escuchar a ambas partes, tanto defensora como acusadora, el juez determinó absolver a Edgardo penal y civilmente al tomar en cuenta diversos detalles que indicaban que no era culpable del delito, entre ellos el peritaje psicológico hecho a la víctima.

Erotomanía, el trastorno sexual de Ernesto

Ante el juez del tribunal fueron presentadas diversas pruebas, entre ellas, un peritaje psicológico. En él se reflejaba que la víctima, Ernesto, padece de erotomanía, un trastorno mental inusual en el que una persona mantiene la creencia ilusoria de que otra está enamorada de ella.

Unas de las evaluaciones forenses indicó que se le detectaron ideas referenciales, básicamente de contexto sexual y que presenta una alteración mental.

Por otro lado, el evaluado no muestra afectaciones emocionales por la denuncia interpuesta en contra de su hermano mayor.

Además, el peritaje social determinó que Ernesto emerge de una familia nuclear con la figura de ambos padres hasta la edad de 14 años, debido a la muerte de su madre.

Esto originó que el joven desarrollara una baja autoestima, rechazo y resentimiento hacia su padre y hacia el denunciado.

Los dos hijos dependen económicamente de la pensión que recibe su padre, por lo que el mayor de ellos (el acusado) no puede mudarse a otra vivienda por estar desempleado desde hace tres años.

Gran parte de estas conclusiones fueron las que ayudaron a que el juez emitiera su veredicto a favor del imputado.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

Judicial

Pastor evangélico agredió sexualmente a una menor de edad en La Libertad

PUBLICADO

on

By

José Miguel Ángel García fue condenado por el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla a cumplir una pena de diez años de cárcel por el delito de agresión sexual en menor o incapaz.

La oficina fiscal de Santa Tecla, detalla en su informe que el hecho ocurrió en San Pablo Tacachico, departamento de La Libertad.

Según la relación de los hechos García sometió a la víctima, aprovechando que la madre no se encontraba en la vivienda; además relata que la niña por temor a que le fueran a pegar no quiso manifestar lo sucedido.

El ahora condenado era pastor evangélico y denunciado posteriormente por la madre de la víctima; la FGR giró orden de detención en contra del sujeto de 50 años de edad y procesado ante la justicia por el delito de agresión sexual en menor o incapaz.

SIGA LEYENDO

Judicial

Acusan de acoso y amenazas a empleado del Ministerio de Cultura

PUBLICADO

on

By

Un empleado del Ministerio de Cultura identificado como Arturo López Guardado quedó detenido por estar acusado de acoso sexual y amenazas en contra de tres compañeras de trabajo y luego que el juez decidiera que el caso pase a la etapa de instrucción, donde se tendrán que reforzar las pruebas de cargo y descargo.

López Guardado, de 46 años, fue capturado el pasado 21 de mayo en horas de la noche en el caserío El Tule, cantón Potrero Grande de El Paisnal, San Salvador.

Fuentes policiales aseguran que el hombre, además de ser capturado por acoso sexual, cometió el delito de resistencia al momento del arresto.

Este viernes se instaló la audiencia inicial en su contra en el Juzgado de Paz de El Paisnal. Guardado mantendrá prisión hasta que se programe la siguiente fase del proceso judicial.

Se informó que son personas quienes acusan a López Guardado por acosarlas y amenazarlas dentro del Ministerio de Cultura.

Por: El Salvador Times

SIGA LEYENDO

Judicial

Hombre abuso varias veces a su hijastra y la medicaba para que no quedara embarazada

PUBLICADO

on

By

El Tribunal Tercero de Sentencia de San Salvador condenó a Noé N., a una pena de 26 años cuatro meses de cárcel, más el pago de $1000.00 en concepto de responsabilidad civil, por el delito de violación en menor o incapaz agravada en la modalidad continuada, en perjuicio de su hijastra.

 

Según la declaración de la víctima a través de cámara Gesell, su padrastro abusó sexualmente de ella por primera vez, en el mes de septiembre de 2015, en su casa de habitación donde abusó sexualmente, aprovechando que ella se encontraba solo con las hijas de él, y que después de agredirla le dijo, que, si le decía a su mamá lo sucedido, la iba a matar a ella y a su madre, y se retiró de la casa.

 

La segunda vez de que la violó fue el mes de abril de 2016, en esa ocasión ella se encontraba sola en la casa, cuando llegó su padrastro quien la obligo a que se quitara la ropa y se acostara en la cama, lo cual ella hizo por miedo a él, posteriormente a verla violado, volvió a decirle que no le dijera nada a su mamá, de lo contrario a las dos las mataría.

 

De esa misma manera, la violó a finales del mes de abril, dos veces en mayo del mismo año, en una oportunidad que ella se negó a tener relaciones sexuales la golpeo, y le dijo a su madre que se la llevaría a trabajar en la feria de San Salvador, cuando regresaron a la casa la violo nuevamente, diciéndole nuevamente que sí decía algo a su mamá, la iba a matar y que si le contaba a la policía  les diría que ella lo buscaba y lo provocaba.

 

En el mes de junio de 2017, ya no le vino su menstruación y Noé N., le dio unas pastillas de color rojo, que debía tomara seis al día, dos por la mañana, dos por la tarde y dos por la noche; dándole un aproximado de treinta pastillas, así como también unas hojas para vomitar, y que ella se tomó la mayoría de pastillas, él le llamaba por teléfono para preguntarle si  se había tomado las pastillas, que sentía  y le recordaba que tenía que tomárselas para que le “bajara”.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído

Copyright © 2018 Diario Digital Cronio