Conductor de Uber acusado de agredir sexualmente a una clienta asegura que no fue una violación: "Fue una relación casual como pasa en el siglo XXI" - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Judicial

Conductor de Uber acusado de agredir sexualmente a una clienta asegura que no fue una violación: “Fue una relación casual como pasa en el siglo XXI”

PUBLICADO

on

El conductor de UBER acusado de agredir sexualmente a una de sus clientas fue llevado esta mañana ante un juzgado de Paz, donde se defendió de las imputaciones y aseguró que no la violó, sino que se dio una “relación casual” de mutuo acuerdo. 

“No fue una violación, fue una relación casual normal como pasa con una persona y yo todavía fui a dejar a la persona a su casa y luego yo seguí trabajando. Llegué a mi casa y llegó la Policía”, aseguró el joven acusado.

José Edgardo Morales Minero, de 21 años de edad, fue capturado el pasado 5 de noviembre horas después de que presuntamente agredió sexualmente a una de sus clientas que pidió el servicio de UBER. 

El imputado aseguró que no conoce a la joven, pero que solo fue un encuentro sexual que se dio de mutuo acuerdo. “De repente se la tirás a una chera y pasa. Todavía me dio cigarros y me dijo ‘dejame aquí porque más adelante es peligroso, no te metás hasta ahí’. La dejo hasta su pasaje, me da cigarros para el camino y me dice `tranquilo, escríbime’. Yo no esperaba que esto me pasara”, dijo el joven ante la prensa.

Según la acusación de la Fiscalía, la víctima habría pedido servicio de UBER hasta su casa, pero el joven se habría detenido a la orilla de la carretera para agredir a la clienta. El imputado asegura que sí se estacionaron a la orilla de la calle y fue cuando sostuvieron relaciones sexuales. 

La Fiscalía asegura que la mujer contactó a Morales Minero a través de la la plataforma Uber, luego de que la fuera a recoger aprovechó que eran aproximadamente las 5:30 de la mañana. El imputado sostiene que la mujer venía de una fiesta disfraces esa madrugada cuando ocurrieron los hechos. 

“Yo no la he violado, ni tampoco la agredí, simplemente fue una relación casual como pasa en el siglo XXI. Me han matado civilmente, ni siquiera se me preguntó nada”, sostuvo. 

El imputado señaló que a raíz de lo ocurrido se ha afectado a su familia, a su hija y a su pareja actual, porque no han ocurrido los hechos como se han señalado. “Los dos estábamos de acuerdo con que pasaran las cosas. Yo en ningún momento la forcé. Se me acusa de algo que es mentira”, sentenció. 

Durante su detención a Morales se le incautó un vehículo marca Toyota modelo Yaris color gris con placas P 335-616 así como tres celulares.

El detenido será acusado por el delito de violación sexual, el cual está previsto y sancionado según el artículo 158 del Código Penal.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

Judicial

Exfiscal Luis Martínez enfrentará vista pública este próximo lunes

PUBLICADO

on

By

El Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador desarrollará la audiencia de vista pública en contra  del exfiscal general de la República,  Luis Antonio Martínez, luego de que el Juzgado Octavo de Instrucción ordenara la apertura a juicio.

El proceso fue ordenado por el juez Mario Mira Montes, el pasado 22 de octubre, en donde se acusa al exfuncionario por divulgación de material reservado en perjuicio del sacerdote  Antonio Rodríguez, conocido como “Padre Toño”.

Martínez enfrentará la vista pública por uno de tres casos de revelación de material reservado,  mismo que supuestamente divulgó y trataba sobre aspectos de la vida privada de la víctima.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 
SIGA LEYENDO

Judicial

Hombre vivió las tres horas más aflictivas de su vida al ser secuestros por sujetos que le robaron su motocicleta

PUBLICADO

on

By

Un hombre vivió las tres peores horas de su vida a manos de sujetos que tras robarle su motocicleta lo mantuvieron privado de libertad dentro de una vivienda de lámina ubicada en una colonia del sur del municipio de San Salvador.

Reynaldo (nombre modificado por seguridad) salió a realizar unas diligencias que no pudo cumplir debido a que tres sujetos armados lo interceptaron cuando se desplazaba por la calle que lo sacaba de su lugar de residencia.

Eran las 10:00 de la mañana del 21 de febrero del 2018, cuando el calvario de la víctima inició ya que sus victimarios lo obligaron a bajarse de la moto para que ingresara a un vehículo polarizado.

Las ordenes dadas por los delincuentes que lo apuntaban con armas de fuego fueron obedecidas por Reynaldo quien les entregó el caso que portaba y los documentos de la motocicleta que se llevó uno de ellos.

Los otros dos asaltantes se introdujeron al carro que emprendió la marcha hacia un lugar desconocido; recorrieron varios kilómetros hasta que salieron de la carretera y a unos 200 metros se detuvieron en un lugar desolado.

Al bajarse del carro, Reynaldo vio a otros hombres fuertemente armados quienes lo obligaron a ingresar a una casa que había sido elaborada con lámina. Los captores despojaron de su ropa al motociclista quien no entendía lo que estaba sucediendo.

Sentado en una silla en medio de la oscuridad, la víctima logró observar como uno de los delincuentes revisaba la cartera con sus documentos de la cual extrajo los únicos $30 que portaba.

A criterio del motociclista, el lugar estaba diseñado especialmente para mantener en cautiverio a personas ya que solamente había una mesa, cuatro sillas, una hamaca y poca ropa tirada en el piso de tierra.

Conforme pasaba el tiempo, el temor se comenzó a apoderar del ofendido quien seguía sin tener certeza de lo que ocurría. La agonía llegó cuando escuchó la orden para traer picos, palas y azadones. En ese momento sintió que sería su fin.

Cuando los secuaces salieron a cumplir con la orden del cabecilla del grupo una llamada cayó en su celular: “¿Qué hacemos con este?”, consultó. La respuesta no fue escuchada por Reynaldo. Sin embargo al finalizar la llamada se le ordenó vestirse y salir del lugar.

Incluso, antes de salir de la vivienda uno de los delincuentes le recomendó que debía de buscar un pick up que realizaba viajes hasta el centro del municipio de Soyapango. Además, le advirtieron que no tenía que decir nada a nadie sobre lo sucedido.

No obstante, pasado el peligro Reynaldo no estaba dispuesto a quedarse callado por el robo de su motocicleta y toda la tortura vivida por lo que procedió con la denuncia a las autoridades correspondientes.

Con la declaración, se logró identificar a tres de los implicados quienes responden a los nombres de Jairo José F., alias “el coqueto”, de 22 años de edad, y Juan C., de 22. Quienes fueron capturados posteriormente.

El proceso judicial llegó al juzgado Tercero de Sentencia de San Salvador donde los imputados esperan la vista pública, fijada para el 26 de noviembre del presente año, en la cual se determinará su participación y responsabilidad por los delitos de robo de vehículo y privación de libertad.

Foto Referencia. 

Por El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

SIGA LEYENDO

Judicial

Sentencian a varios años de cárcel a integrantes de una banda que operaba en agencias bancarias del país

PUBLICADO

on

By

Fuentes judiciales informaron sobre la condena de hasta 40 años de prisión impuesta para una banda que se dedicaba a aprovecharse de usuarios de agencias bancarias, además expusieron la forma en que estos sujetos operaban.

Los imputados fueron llevados al Juzgado Especializado de Sentencia “C” donde fueron procesados. Dicho tribunal los envió a prisión y les ordenó pagar altas sumas de dinero en concepto de responsabilidad civil.

A 40 años de cárcel fue enviado Luis Alexander Muñoz Serrano, quien tendrá que pagar 16 mil 200 dólares por daños a las víctimas.

Por su parte, Mauricio Alberto López Carballo estará 20 años en prisión y pagará 4 mil 700 dólares.

Mientras que el ex agente supernumerario, Salvador Alexis Magaña Reyes, tuvo una condena de 20 años de prisión y un pago de 4 mil 500 dólares en responsabilidad civil.

Además, fueron condenados a 10 años de prisión César Balbino Guzmán Méndez, Jefferson Mauricio Muñoz Platero, Marlon Roberto Meléndez López, Ricardo Ernesto Meléndez, Manuel de Jesús Cruz, Manuel Ernesto González y David Francisco Romero Flores.

Este último tendrá que cancelar entre mil 500 dólares y 10 mil dólares en responsabilidad civil. 

El modo de operar: 

Según la declaración de un testigo criteriado los hechos ocurrieron entre enero del 2015 a agosto del 2016, siendo el “modus operandi” el enviar a alguien de la banda a los bancos como usuarios para determinar quiénes retiraban dinero y luego en vehículo daban seguimiento a las víctimas, las interceptaban y las obligaban a que les dieran el dinero que habían retirado del banco.

La fuente sostiene que en siete casos se les quitaron a las víctimas joyas, vehículos y dinero en efectivo, el cual iba desde los 500 a los 15 mil dólares.

Estos hechos fueron realizados en San Vicente, San Salvador, Sonsonate, Chalatenango, entre otros departamentos. 

Una de las víctimas narró que en agosto de 2016, en un banco ubicado en Sonsonate, retiró 7 mil dólares, se dirigió en un vehículo con rumbo a su casa y cuando se bajó del carro cuatro sujetos se acercaron y le quitaron el dinero.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído