Alumna de cuarto grado de colegio García Flamenco sufrió un intento de estrangulamiento a manos de una compañera - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Judicial

Alumna de cuarto grado de colegio García Flamenco sufrió un intento de estrangulamiento a manos de una compañera

PUBLICADO

on

Padres de familia de una estudiante del Colegio García Flamenco, de San Salvador, denunciaron el intento de estrangulamiento que sufrió su hija a manos de una compañera de estudios dentro de la institución, este viernes 17 de agosto.

Los padres detallaron que su hija fue atacada por la espalda por su compañera de estudios cuando se encontraba colocando en su lugar instrumentos musicales tras completar un ensayo.

“Nuestra hija fue atacada por la espalda por una niña de la misma sección frente a sus compañeros, siendo amarrada de los brazos con una cuerda hasta llegar al cuello e intentar ser estrangulada, a lo cual los alumnos que estaban presentes y siendo testigos del ataque procedieron a auxiliar a nuestra hija y llevarla de emergencia a enfermería”, expresó uno de los padres afectas que se comunicó con este periódico.

Los padres afirman que cuando acudieron a la institución tras ser alertados sobre el ataque, las autoridades intentaron hacerles creer que todo se trataba de un “accidente” que ocurrió cuando ambas menores se encontraban “jugando”.

“Al llegar el personal administrativo ya nos estaba esperando y nos hicieron pasar a enfermería en dónde mi hija estaba sentada en un shock emocional y con marcas en brazos y cuello provocados por la cuerda… lo más indignante es que las autoridades del colegio quisieron disfrazar el hecho con reportarnos que ‘las niñas estaban jugando’  cuando habían más de 10 alumnos presentes los cuales mantienen que mi hija fue atacada por la espalda”, enfatiza uno de los padres de familia.

Según el relato de los padres, esta no era la primera vez que su hija era atacada por su compañera de estudios, pues en ocasiones anteriores habían denunciado ante las autoridades del colegio que su hija sufría de “bullying” por parte de la otra menor.

Actitud arrogante y prepotente

Los padres que se comunicaron con este periódico afirman que les pareció indignante la actitud de los padres de la menor agresora, pues cuando acudieron al colegio llegaron con una actitud burlesca.

“Lo más preocupante es que los padres de la menor agresora se presentaron con actitud prepotente y burlesca saludando efusivamente al representante legal del colegio en una actitud de amistad e identificándose como abogado de la República y aeromoza”, afirman.

Los padres de la menor afecta afirman que llegaránr hasta las últimas consecuencias legales para sentar un precedente en la institución. Actualmente, el caso ya se encuentra en manos Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA), quienes van a realizar una investigación de lo sucedido.

 

Escrita por Warner Velásquez

Nota de El Salvador Times

 

Judicial

Mujer se equivoca de ruta de bus y al caminar a su casa es abusada por un hombre que se ofreció a acompañarla

PUBLICADO

on

By

La Unidad de Atención Especializada para la Mujer, de la oficina Fiscal de Santa Ana, logró que Remberto Anatolio Clara Pintin, de 48 años de edad; fuera encontrado culpable del delito de Violación, en perjuicio de la victima de 52 años de edad; hecho ocurrido el 1° de octubre de 2017, sobre la calle principal que conduce de Cuisnahuat al Caserío El Tular, a la altura del desvío al caserío Los Clara, del municipio de Cuisnahuat, departamento de Sonsonate.

El Jefe de esta oficina, Max Muñoz, dijo que el imputado Remberto Anatolio Clara Pintin, fue capturado en flagrancia, el 2 de octubre de 2017; quien fue llevado a vista pública al Tribunal Segundo de Sentencia de Sonsonate, los días 11 y 13 de septiembre de 2018, donde la representación Fiscal, por medio de un desfile de pruebas de tipo pericial, documental y el testimonio de la víctima, logro demostrar de manera firme y contundente la culpabilidad del imputado en este hecho, por lo que recibió una pena de seis años tres meses de prisión; y civilmente se le condeno al pago de dieciséis sesiones psicológicas  para la víctima.

Manifiesta la víctima, que el día en cuestión, a eso de las 5:00 de la tarde aproximadamente, abordó un bus en la terminal de Sonsonate, y éste la llevaría al municipio de Cuisnahuat, que ella se bajaría en el Cantón San Lucas, por lo que decidió bajarse en un lugar conocido como el Caserío Los Clara, ya que el bus que abordo no la llevaría hasta San Lucas, y  ahí preguntó a unos jóvenes que si estaba cerca del Cantón San Lucas y éstos le dijeron que no, ya que estaba lejos y que le salía mejor que se regresara para Cuisnahuat.

Continua manifestando la victima que en ese momento llegó el señor Anatolio, a quien conoce de vista desde hace muchos años; y Anatolio le dijo que él la acompañaría hasta el centro de Cuisnahuat, para que no se fuera sola ya que eran como las ocho de la noche; comenzaron a caminar sobre la calle principal y fue en ese camino que  Anatolio sacó un cuchillo grande, se lo puso en el cuello y le dijo “hoy si vas a ser mía quieras o no, si no te voy a matar”, y es ahí donde este sujeto la violó; siendo capturado e identificado como Remberto Anatolio Clara Pintin, a quien le hicieron saber el motivo de la detención y los derechos y garantías que la ley le confiere.

SIGA LEYENDO

Judicial

Jóvenes que viajaron a San Salvador desde Usulután se salvan de ser asesinados por pandilleros

PUBLICADO

on

Dos jóvenes usulutecos que viajaron a San Salvador se salvaron de las garras de la muerte luego de ser interceptados por pandilleros quienes se percataron que estos habían tomado una ruta equivocada que los llevó hasta una peligrosa zona de Mejicanos en la cual fueron señalados de ser delincuentes rivales a los que acechan esa zona de San Salvador.

La mañana del 3 de abril del 2017, Carlos y Antonio (nombres modificados por seguridad) salieron de su casa en Usulután hacia San Salvador con el objetivo de realizar una serie de diligencias en los alrededores del mercado del barrio San Miguelito. Era la primera que viajaban a la zona y desconocían la ruta que los llevaría a su destino.

Confiados en su instinto y en las indicaciones verbales que conocidos les dieron, al llegar a la capital los hombres tomaron un bus de la ruta 2 que en efecto pasa por la zona que buscaban, pero que nadie les advirtió en el momento que el bus hizo la parada para que se bajaran.

Luego de varios minutos de recorrido, los dos jóvenes comenzaron a preguntarse si iban en el autobús correcto o si se habían extraviado por lo que decidieron preguntar al conductor, este les confirmo que estaban por llegar al punto de la ruta y que su destino había quedado muchas cuadras atrás.

El conductor les sugirió que debían de abordar un microbús de la ruta 6 para llegar a las cercanías del mercado; dispuestos a seguir con el viaje, Carlos y Antonio abordaron la unidad señalada en la colonia Monterrey.de Mejicanos.

A los pocos minutos, tres sujetos con apariencia de pandilleros se subieron por la parte delantera de la coaster y abordaron a sus víctimas quienes se sentaban en asientos diferentes y comenzaron a asustarse al ver a los delincuentes frente a ellos.

Uno de los criminales se levantó la camisa y le mostró su arma para neutralizar a los usulutecos, mientras otro les indició que se habían bajado de una manera extraña del otro autobús y que tenían la sospecha de ser pandilleros rivales.

La situación se fue tornando cada vez más tensa, a tal punto que uno de los pandilleros golpeó a Carlos en la cara, lo tomó por el cuello  y lo bajaron del microbús junto con Antonio.

Los delincuentes llevaron a sus víctimas hasta un pasaje cercano. Con pistola en mano, les ordenaron que se quitaran la ropa para comprobar que no tenían tatuajes alusivos a estructuras criminales.

Desnudos y con la incertidumbre, los jóvenes negaron en reiteradas ocasiones ser pandilleros y les explicaron a sus victimarios que se habían perdido, sin embargo, dichas palabras no calaron en el razonamiento de los sujetos.

“Llevémoslos a la quebrada, allí los vamos a reventar sino dicen de que mara son”, amenazó uno de los delincuentes que también despojaron de sus pertenencias a las víctimas.

Una llamada que les salvó la vida

En el plan de los malechores no figuraba la denuncia de un testigo que observó cuando los jóvenes fueron interceptados, algo que alertó a la Policía de la zona que terminó ubicando a los sujetos.

Al ver la presencia policial, los delincuentes dejaron a sus víctimas y se dispersaron por varios pasajes de la colonia, de los involucrados solamente uno fue detenido por los agentes.

El reporte policial señaló que el detenido fue identificado como Omar L., de 30 años de edad, quien fue reconocido por las víctimas a quienes despojaron de dos celulares que al momento de la captura ya no portaba.

Omar fue procesado por los delitos de robo agravado y limitación a la libre circulación, sin embargo, el juez decidió absolverlo debido a la falta de colaboración de las víctimas en el proceso judicial.

El juez Tercero de Sentencia de San Salvador decidió dejar sin efecto la acusación presentada por la Fiscalía debido a que las víctimas no se presentaron al juicio que se realizó el 13 de septiembre.

Según la parte acusadora,  la justificación expuesta por ambos ofendidos fue la de vivir en una zona aislada de Usulután por lo que se le imposibilitada su presencia en la sala de audiencia.

Además, la parte juzgadora cuestionó la poca prueba recopilada en el caso para comprobar la participación del imputado quien recobró su libertad.

Foto Referencia.

Por: El Salvador Times.

Lea Nota Original Acá.

 

SIGA LEYENDO

Judicial

Comerciante termina cerrando su negocio luego de ser extorsinoado por varios meses

PUBLICADO

on

Cuatro integrantes de pandillas fueron encontrados culpables del delito de extorsión agravada en modalidad continuada en perjuicio de un comerciante de San Vicente.

El Tribunal de Sentencia de dicha ciudad los condenó a pasar sus próximos 20 años en prisión por cometer dichos actos ilícitos durante varios meses de 2016 y 2017.

De acuerdo con fuentes judiciales, los pandilleros exigían al comerciante entre 30 y 50 dólares semanales a cambio de no acabar con su vida.

Debido al temor y para resguardar a su familia, el hombre hizo los pagos exigidos, pero finalmente llegó a un punto insostenible para su negocio y tuvo que cerrarlo.

Los pandilleros que recibieron tal condena han sido identificados como Evelin Lisseth Varela Gómez, Concepción Mercado Inglés, Sandro Antonio Reyes Valencia y José Alfredo Morales Alfaro.

Por: El Blog.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído