La muerte de Juan: "El hombre solo los miró. Se paró de inmediato, sacó su arma y les disparó" - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

ENTREGA ESPECIAL

La muerte de Juan: «El hombre solo los miró. Se paró de inmediato, sacó su arma y les disparó»

PUBLICADO

on

Juan no corrió la suerte de otros. Era un terreno árido para muchos pero conocido para él. Un viernes murió fulminado de varios balazos sin la oportunidad siquiera de salir corriendo como pasó con Toño que fue directo al hospital de dónde salió vivo meses después.

Juan creció en medio de la pobreza junto a su madre y Francisco, su otro hermano. Doña Juana trabajaba en un negocio informal.

Salía temprano y regresaba hasta la noche. Juan Apenas estudiaba. Hizo un par de años y luego desertó. En el camino conoció a pandilleros, una nueva familia, decía él, con quien convivió hasta por muchos años.

El día de su muerte quiso sorprender dentro de una unidad a un sujeto con apariencia lujosa: vestía camisa larga y pantalón fino, zapatos relumbrantes por el lustre y usaba lentes oscuros.

Era fornido y espigado. Iba bien trajeado y no era de acá dijo un testigo. Le gritaron: Hey parate allí. Parate te digo». El hombre solo los miró. Se paró de inmediato sacó su arma y les disparó.

Ahí quedó el cuerpo de Juan sin señales de vida. Había salido de la cárcel dos meses antes. Fue a la iglesia por unos meses pero a los días ya estaba de vuelta, sin dar marcha atrás hasta que la muerte tocó la puerta de su casa.

Escrito por Luis Orellana

ENTREGA ESPECIAL

TESTIMONIO: “Dios es grande y me tiene viva”: relato de vendedora tras salvarse milagrosamente del bus de la ruta 9 accidentando en la fachada del ISSS Amatepec

PUBLICADO

on

Maritza Hernández recordará este miércoles como un día glorioso, quizá porque estuvo a punto de cruzar el umbral de la muerte. 

En un abrir y cerrar de ojos pudo haber muerto, pero “Dios es grande y me tiene viva” asegura.

Ella tiene un negocio improvisado. Vende pupusas, comida, refrescos y otros productos de consumo diario en una caseta cerca a los portones principales del hospital Amatepec, del Seguro Social, en Soyapango. 

Se encontraba preparando la venta cuando vio venir un autobús de la ruta 9 repleto de pasajeros en sentido contrario. La unidad se precipitó contra el muro del hospital y luego chocó contra su negocio, dijo la angustiada mujer por el sucedo que casi le arrebata su vida.

“El bus venía a este lado, venía buscando el negocio, y cuando yo lo vi ya lo tenía cerca, me tiró y las cosas que tenía acá se vinieron abajo. Él venía directo, no le agarraron los frenos”, relata. 

“La gente gritaba, pidiendo auxilio, quedó cruzado (bus) y luego se dio contra un carrito verde”, agregó la mujer que resultó con golpes leves en sus dos rodillas.  

Maritza de milagro no sufrió golpes graves y por lo mismo no la atendieron en el hospital. Le dijeron que habían otros pacientes más graves del mismo accidente.  La comerciante fue testigo presencial de este percance vial que dejó un saldo de 20 personas lesionadas, algunas muy graves. El conductor fue detenido por la Policía Nacional Civil (PNC) por no portar licencia de conducir, está bajo custodia policial en ISSS Amatepec, pues también resultó lesionado en el hecho.   

Por: Luis Orellana.

SIGA LEYENDO

ENTREGA ESPECIAL

Gian Carlos, el niño que lucha contra el cáncer y vende llaveritos para ayudar a sus papás con el pago del tratamiento

PUBLICADO

on

By

Gian Carlos, un pequeñito en Monterrey, Nuevo León, México, lleva casi tres años enfrentando el cáncer que ha requerido que le den quimioterapias y radioterapias, a pesar de su padecimiento el menor de edad ha comenzado a hacer llaveritos PARA AYUDAR a su familia a comprar su medicamento que es bastante caro.

El redes sociales se encuentra la historia de Gian Carlos con la leyenda Cadena de Oración por Gian Carlos se trata de un menor de edad que fue diagnosticado desde hace casi tres años con una enfermedad con la lucha día a día.

Su familia ha hecho de todo para costear este mal, desde organizar rifas, eventos y hasta recibir todo tipo de donaciones para juntar recursos económicos.

Gian Carlos ha sido sometido a infinidad de tratamientos y toma varios medicamentos, tan solo un de ellos el “Xalcori» tiene un costo de 64 mil pesos (aproximadamente unos $3,300 dólares).

Uno de los jugadores del equipo de futbol Tigres lo visitó e incluso le regaló una playera con la firma de los jugadores del equipo para que la familia la pudiera rifar y hacerse de recursos.

En ultimas fechas el pequeños Gian decidió aprender a hacer llaveritos para poder venderlos y ayudar a su familia a pagar sus tratamientos.

Gracias a Dios hoy terminamos las radiaciones, la última muy emotiva al terminar le pusieron unas fanfarreas y le…

Posted by Cadena de Oración por Gian Carlos on Thursday, 22 August 2019
SIGA LEYENDO

ENTREGA ESPECIAL

Testimonio: El infierno que vivió un joven “Uberista” al ser secuestrado por pandilleros de la MS

PUBLICADO

on

By

José (nombre ficticio) recibió aquella noche una llamada de una joven. Era desde un motel, un lugar que en los últimos meses visitaba con más frecuencia para recoger algunos clientes.

Siempre tenía la certeza que no era un mal negocio y las experiencias pasadas terminaban de reafirmar esa teoría. Pero aquel viernes fue diferente.


Acá la conversación de esa noche de viernes y su desenlace:


-Aló, buenas noches, cree que puede venirme a traer sobre la carretera de oro?. –


-Por donde sería?.


-Estamos en un motel, sobre la carretera?. Está bien- Llego en unos cuatro minutos.

Desde que decidió suscribirse a la plataforma de Uber José había esquivado cualquier peligro. Manejaba dice él con el freno en mano. Pero aquel día, un viernes, el exceso de confianza le hizo una mala jugada.

Llegó al lugar, con su vehículo. Lo esperaba la chica, pero con ella subió un hombre, y luego otro y otro. Cuando se percató eran cinco los que se introdujeron al vehículo. .. Eran pandilleros. Ni siquiera tuvo tiempo para pensar que hacían en aquel lugar.

Imagen de referencia

Uno de ellos, le dijo: “vas a conducir y nosotros te vamos a decir para donde”. El primer destino: la colonia Las Margaritas, en Soyapango. Se bajaron dos y más adelante, se subieron otros dos. En el camino se intercambiaron.

Él solo obedecía. Se dio cuenta que había sido privado de libertad por un grupo de pandilleros de la MS 13 que buscaban solo hacer una ronda en el populoso sector.

Imagen de referencia

Lo único que se le cruzó por su mente fue que en caso de ser interceptados por la policía, él también sería detenido por estar con ellos, o según el caso, por el delito de por complicidad.

Pasaron 6 horas, sin mayores aspavientos. Uno le pegó en la cabeza por no entender bien una orden. Solo quedaron dos y luego se bajaron. No recorrió mucho trecho pero suficiente, asegura, para evitar que se repitiera la misma historia.

Lo que para él fue una oportunidad de unos ingresos, resultó ser un día de pérdidas aunque se alegra de haber sobrevivido a un drama en la que muchos no viven para contarlo.

Escrito por Luis Orellana.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído