Mostrando artículos por etiqueta: FESFUT - Diario Digital Cronio de El Salvador
21 Jan, 2018
Última actualización: 5:46 PM 20 January 2018

PDN01.gif

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 76

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 49

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 53

Recientemente, un grupo de futbolistas viajó a Estados Unidos a realizar varios partidos de exhibición, en los que ilegalmente usaron uniformes de la Selección Nacional y los promotores el logo de la FESFUT.

Un hecho que a todas luces vuelve a dejar en descubierto la falta de profesionalismo de nuestros jugadores y de que sigue existiendo personas que no tienen reparos para buscar lucrarse a costa de lo que no les pertenece o tengan derechos.

Lo de los jugadores es inaceptable, y algunos, como Fito Zelaya y Marcelo Posadas, con antecedentes de haberse involucrado en los amaños de los partidos de la Selección Nacional, es incomprensible.

No podemos dejar de relacionar este caso con los amaños, debido a que se ha violado el derecho deportivo de la FESFUT, y ahora la cosa pasa por lo legal debido al uso de una marca que es exclusiva del fútbol nacional, manejada esta vez por la FESFUT.

Los directivos del ente federativo dicen que va a investigar, les asiste el derecho. Deben llevar a la mesa de juicio deportivo a los jugadores de la primera y segunda divisiones que han participado, y a los organizadores a los tribunales respectivos, ya sea en El Salvador o Estados Unidos por el uso de la marca sin tener el permiso respectivo.

Asimismo, y espero que lo haga, la FESFUT debe pronunciarse junto a su patrocinador MITRE porque se usó su marca sin la debida autorización.

Jugadores como Carlos Ayala, Marcelo Posadas, Javier  Hernández, Mauricio Quintanilla (con Firpo en Segunda), Rafael Fuentes, Ricardo Alvarado, Isidro Gutiérrez, Edwin Sánchez, Óscar Ulloa y Rodolfo Zelaya, deberán responder por este mal paso. Lo mismo que el seleccionado de fútbol playa Frank Velásquez, quien participa de esta actividad.

 

e-max.it: your social media marketing partner

Esta semana la Federación salvadoreña de fútbol (FESFUT) dio a conocer de forma oficial los juegos amistosos de nuestra Selección ante las Selecciones Nacionales de Honduras y Chile a finales de mayo e inicios de junio, respectivamente.

Ambos juegos servirán de preparación para la serie que se nos avecina en el mes de junio ante la Selección Nacional de San Cristóbal y Nieves. Si bien es cierto en el papel es un rival débil, se debe tener en cuenta que en el área del Caribe las selecciones de fútbol han venido creciendo, por tal motivo nuestros jugadores debe concentrarse al momento de esta serie.

No nos podemos quejar de falta de fogueo porque si bien es cierto no ha sido muy seguido, cuando se han dado ha sido con selecciones de primer nivel algunas. Otras no mucho pero han ayudado a ir viendo las piezas que el profesor Albert Roca podrá usar en la eliminatoria.

Por tal razón estos juegos se volverán importantes para pasar con solvencias y sin problemas el primer juego ante los caribeños, correspondiente a las eliminatorias rumbo a Rusia 2018.

Para nadie es un secreto que hay un grupo base, pero no está demás probar. Más que todo en la delantera, que es donde la selecta ha carecido de gol. Siempre se ha atacado con un solo hombre, sea el rival con el que se juegue, y por momentos nos vemos huérfanos al llegar al área rival.

Chile y Honduras son dos rivales que nos ayudarán a ver nuestras debilidades y además a practicar el juego que bien le viene a nuestra azul, como lo es el juego con la pelota en el piso, porque en el juego aéreo damos muchas facilidades. Son cosas que estos juegos nos ayudaran a corregir.

En gestiones anteriores nos hemos quejado de fogueos. Ahora hemos tenido buenos juegos de preparación: España, Costa de Marfil, Colombia, Ecuador, Argentina, Panamá, etc. De todos se ha aprendido por lo que estos debe ser de mucha ayuda.

Hay que dejar atrás los resultados en los juegos amistosos. Nuestra meta y competencia es Rusia 2018 y este largo camino empieza ante San Cristóbal y Nieves, por lo que este juego debe jugarse con la seriedad necesaria.

e-max.it: your social media marketing partner

Hace poco tiempo, la Primera División de Fútbol aprobó durante la reunión de presidentes el incremento a doce equipos en la Liga Mayor, estableciendo un precio de $100 mil para la compra de la franquicia; y Jorge Vidal Hernández, presidente de la Liga Pepsi, explicó que el equipo descendido en este torneo también podrá comprarla; decisión que ahora quedará en manos de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) que dará o no el aval para modificar las bases de competencia para el Apertura 2015.

Dicho anuncio no ha pasado desapercibido, especialmente porque el motivo que los presidentes de la Primera División expusieron sobre el cambio que se realizará en la Liga Mayor es el de hacer más competitivo el campeonato, pero son pocos los equipos de Segunda División y casi nulos los de la Tercera División que podrían pagar el valor franquicia que la Liga de Oro podría tener; y equipos como LA Firpo, y el actual descendido Atlético Marte proporcionaron declaraciones en las cuales aseguran que no pagarán la cantidad que los presidentes establecieron para formar parte de la Primera División.

La medida tiene sus pros y sus contras y los amantes del fútbol no lo toman por inadvertido. Algunos lo miran como una oportunidad para llevar al fútbol de la Primera División a localidades que cuentan con una cantidad grande de aficionados como Chalatenango o Sonsonate; otros lo miran como una técnica para que los equipos que actualmente están en Primera División gocen de un poco del dinero que pagarían los equipos que quieran ascender a la Liga de Oro. Incluso se rumoraba que esta decisión busca facilitar el ascenso a Luis Ángel Firpo, mientras que surgía la interrogante de cuál será el uso de los ingresos que genera la compra de la franquicia, tras desconocer declaraciones de proyectos en los que será invertido. No se sabe si realmente esta medida ayudará a hacer más competitivo el campeonato.

En la historia futbolística del país, en varias ocasiones se ha incrementado o disminuido el número de equipos de la Liga Mayor, en muchos casos para salvar del descenso a los equipos con algún tipo de influencia en el circuito mayor. Solo queda esperar para saber qué equipos podrán pagar la franquicia de la Liga Mayor; aunque es más fácil enumerar 12 problemas realmente palpables en nuestro fútbol en vez de pensar en los 12 equipos que formarán parte de la Liga Mayor:

  • Calidad del espectáculo.
  • Falta de escenarios deportivos.
  • Escenarios deportivos en mal estado.
  • Falta de categorías Infanto-Juveniles.
  • Camerinos en mal estado.
  • Inseguridad dentro y fuera de los estadios.
  • Poca promoción de nuestro fútbol.
  • Déficit en el pago al día a los futbolistas.
  • Incumplimiento de contratos (Tanto de jugadores como de los equipos hacia éstos).
  • Falta de motivación de los jugadores hacia los equipos a los que pertenecen.
  • Mal arbitraje.
  • Mala representación en competiciones internacionales.

 

e-max.it: your social media marketing partner

12 equipos, 60 paquetes

  • Ene 21, 2018
  • Publicado en opinet

No hay duda que el mundo gira al contrario de cómo lo pienso. Cuando buscaba en mi disco duro la manera más sutil de decir en un artículo que no es necesario tanto jugador extranjero para dar espectáculo, los dirigentes del fútbol “profesional” se meten un autogol.

He leído con curiosidad y si se quiere con un poco repugnancia el hecho que la dirigencia de la Primera División apruebe (a falta del aval de la FESFUT) que el número de equipos se incremente de 10 a 12 en el circuito mayor.

Eso a simple vista no es más que una jugada en fuera de juego para evitar que Atlético Marte o Pasaquina se valla al descenso, pero aparte para regresar a Firpo a la liga de privilegio. Claro habrá que esperan quien ascienda de segunda para completar los 12 clubes.

Hasta aquí yo no le veo problema, al contrario, con dos equipos más se abre la posibilidad de brindar empleo a 50 jugadores. Lo que no comparto es que el número de extranjeros se extienda de tres a cinco, porque serían 60 los que militarían en los 12 equipos.

Si tres son multitud, no me imagino cinco extranjeros cobrando por calentar banquillo. Porque honestamente a eso vienen, a calentar banquillo, y los pocos que ven acción en la cancha no hacen ninguna diferencia.

Basta con hacer un repaso por los equipos de primera para confirmar lo dicho. En Alianza de los tres foráneos solo juega habitualmente Jonathan Philippe, en Águila Eder Arias; Héctor Ramos y Romeo Parkes en Isidro Metapán, Ricardo Ferreira en Santa Tecla. Esto por citar algunos que tienen alguna importancia en sus clubes, el resto salvo sus aficiones, muy poca gente los conoce.

Pero ahí están quitando el cupo a los nacionales, y si la nueva disposición de los clubes de primera tiene eco, ahora ya no serán solo 30 jugadores extranjeros, si no el doble porque aunque lleguen de Guatemala, Honduras o Nicaragua para reforzar los equipos, toda persona que nace al otro lado del río Paz o Guascorán no es salvadoreña.

Ya me imagino las notas deportivas de pretemporada: tres nicaragüenses, cuatro hondureños y dos panameños buscan cupo en Águila; tres colombianos a prueba con FAS, armada catracha en Dragón; Alianza apuesta por el talento argentino.

Aclaro no estoy en contra de los jugadores extranjeros, pero sí de la cantidad que pretenden los equipos y su escaso aporte al fútbol y al espectáculo. El Salvador lleva años extrañando a talentos como Raúl Toro, Carlos Reyes, Rubén Alonso, Fernando de Moura, Toninho Do Santos, Hugo Coria y un largo etc, de piezas extranjeras que desembarcaron en tierras cuscatlecas en décadas pasadas. Los resientes que han tenido algún brillo son Alejandro Bentos, Williams Reyes, Nico Muñoz y paremos de contar.

Asumo que en aquel tiempo los dirigentes del fútbol se tomaban el tiempo para observar jugadores, que iban a los equipos de primera, segunda y quizá de tercera en Brasil, Argentina, Uruguay y Chile. Que no les convencían con mostrarles un CD con un video de tres minutos.

Hoy siguen llegando jugadores con acento argentino, colombiano, y otros que hablan portuñol, pero futbolísticamente son futbolistas “made in china”, con poco talento. No les resulta curioso que quienes encabezan la tabla de goleadores sean un panameño y un portorriqueño. Puerto Rico ni siquiera es un país tradicionalmente futbolero.

Desconozco como se ficha a los jugadores, pero por calidad me hace suponer que los traen o de equipos pequeños en provincias o de canchas polvosas. Otros dejan sus mejores años en el fútbol guatemalteco u hondureño y luego llegan acá en el ocaso de su carrera, si es que alguna vez hicieron carrera futbolistica.

Anoche discutíamos este tema con un amigo. Aficionado confeso el muchacho, no duda en reclamar que acá solo traen jugadores “paquetes”, y mi mente perversa inmediatamente relacionó a los equipos de la liga mayor con el Correo Nacional . Si son 12 equipos ya me los imagino recibiendo, y perdonen el término amigos extranjeros, “60 paquetes”.

Pero bueno no quiero criticar solo por criticar y como ya explique arriba mi mundo gira al revés. Yo pienso que lugar de cinco jugadores, los equipos deberían apostar por uno solo, uno que cobre lo que vale, pero que valga la pena verlo jugar; quedé espectáculo para que el aficionado no se queje al momento de pagar la entrada.

Se imaginan ustedes 12 equipos, 12 jugadores talentosos, que inviten a ir al estadio. Yo no dudo en que los escenarios quizá se llenarían. Ya lo confirmó la llegada de Raúl González Blanco. El ex merengue fue capaz por si solo de llenar el Cuscatlán, porque yo por ir a ver al Cosmos de New York, como tal no pagaría ni un dólar. He dicho.

e-max.it: your social media marketing partner

pdn04.png

tablones 400x500.jpg

PDN02.png