Mostrando artículos por etiqueta: nicolas maduro - Diario Digital Cronio de El Salvador
19 Jan, 2018
Última actualización: 10:53 AM 19 January 2018

PDN01.gif

POR LAS LIBERTADES

  • Ene 19, 2018
  • Publicado en opinet

Se produce una violenta protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro. Sucede en la ciudad de Villa del Rosario (Estado de Zulia, Venezuela). Durante la misma, una estatua de Hugo Chávez es derribada. Es la mejor metáfora de la agonía que vive el chavismo. Pero en lugar de aceptar su debilidad, el régimen redobla la represión sobre los grupos opositores. Es una huida hacia adelante, un intento a la desesperada por perpetuarse en el poder. Así que los venezolanos siguen sin poder pasar página, desgraciadamente. Todo sigue igual. 

El revanchismo se ensaña con Leopoldo López, la figura que mejor encarna el sufrimiento del pueblo venezolano. Lejos de ser liberado de las garras de la prisión militar donde fue recluido, hasta la familia del líder opositor desconoce su paradero desde hace más de un mes. La preocupación por él es máxima, sobre todo desde que aparecieron unos mensajes respecto a su estado de salud, la que podría ser tan grave como para trasladarlo a un hospital militar. 

Con una cruel ironía, uno de los hombres fuertes de Maduro, Diosdado Cabello, ha querido frenar los rumores desde su programa propagandístico que emite la televisión estatal venezolana. Aquél aseguró que "el monstruo de Ramo Verde", como llaman los chavistas a López, "está metido en su cueva, como debe ser los próximos 13 años". Para tratar de demostrarlo difundió un vídeo en el que supuestamente el líder opositor daba "fe de vida" con un mensaje dirigido a su familia. Pero ni la hermana ni el padre creen en la autenticidad de dicha prueba. 

Más allá de la retórica, la delicada situación en la que se encuentra Leopoldo López exige determinación. No olvidemos que hablamos de un preso político que fue encarcelado por encabezar unas manifestaciones y al que un año después se le declaró culpable de incitación pública a la violencia y en un juicio sin garantías. También hay que recordar que su detención ha sido denunciada por la ONU, igualmente por diversas organizaciones de derechos humanos. Mientras, Maduro no se conforma solo con retenerlo, pues permite que en prisión reciba un trato inhumano y aberrante. 

Dada la situación crítica que está viviendo Venezuela, que cada día que pasa es más caótica, hay que reclamar enérgicamente para el país el Estado de Derecho, donde reinen la democracia y la libertad y se respeten los derechos humanos. Hay que pedir con insistencia unas elecciones democráticas, limpias y transparentes. Por ello, las medidas de presión diplomática deben extremarse para movilizar a la comunidad internacional con el fin de obligar a Maduro a que recapacite de una vez. Y no estaría mal que empezase por liberar a esos más de cien presos políticos que, como Leopoldo López, fueron encarcelados por tratar de expresar y defender sus ideas con libertad. 

Divider.png

BALBINO GONZÁLEZ

Soy escritor. Escribo artículos y relatos. Lo más reseñable son los dos años que escribí una columna semanal para el periódico 16 de León (España ). También he escrito cuentos infantiles, algún guión de cine, un libro y algo de poesía. Ahora estoy escribiendo para dos periódicos de Sudamérica, La Razón de Bolivia y Diario La Noticia de Honduras.

20170417_140003-1-1.jpg

 

 

 

 

e-max.it: your social media marketing partner

ESTALLIDO SOCIAL

  • Ene 19, 2018
  • Publicado en opinet
Amnistía Internacional acusa al Gobierno de Nicolás Maduro de graves violaciones de derechos humanos en Venezuela, algunos de los cuales constituyen crímenes de derecho internacional. La organización insta al líder chavista a cesar de forma inmediata la persecución a los opositores y a respetar la manifestación política. Mientras, se suceden los arrestos, encarcelamientos, actos de vandalismo y se van contabilizando nuevas víctimas durante esa oleada de protestas que recorre las calles desde finales de marzo. Tampoco se debe olvidar el hostigamiento que sufre la gente tras su detención, por lo que se multiplican las denuncias por tortura y malos tratos. Son casos sangrantes y vergonzosos que hay que condenar enérgica y rabiosamente, ya que los jóvenes son golpeados sin compasión por funcionarios policiales y se les traslada sin autorización judicial a la cárcel de Uribana, en la que sufren continuas vejaciones: les arrojan bombas lacrimógenas a la celda o les dan comida caliente para que les caiga de las manos y vaya a parar a un suelo lleno de residuos de aguas negras. 
 
La situación es insostenible. La represión que los colectivos chavistas ejercen sobre las manifestaciones pacíficas que toman las calles va dejando un reguero de muertos. La escalada de violencia continúa y los altercados y saqueos se suceden por culpa del desabastecimiento de alimentos que sufre la población. Tales saqueos son consecuencia del hambre que ha provocado la nefasta gestión económica de quien gobierna uno de los países más ricos del mundo en recursos naturales. No deja de ser paradójico que Venezuela sea el quinto exportador de petróleo del planeta y muchos de sus ciudadanos estén en situación de emergencia alimentaria. Aunque no hay datos oficiales sobre la hambruna, hablar de hambre en Venezuela refleja el fiasco que ha supuesto el chavismo. 
 
Los abusos de poder han provocado un estallido social. Más allá de la profunda crisis política en la que está sumida el país, la carestía y el hambre han desatado el caos en las calles. La situación requiere una solución urgente que no tiene visos de llegar por la cerrazón de Maduro. Las marchas pacíficas convocadas por la oposición son necesarias, pero insuficientes para devolver la democracia y la unidad a Venezuela. Se hace imprescindible que la comunidad internacional actúe contra quien quiere perpetuarse en el poder. De otro modo, el desgarro social de los venezolanos puede acabar en el peor de los escenarios imaginables. 
 
En esta situación de emergencia y ante ese silencio a la fuerza impuesto, ante la intolerancia a las críticas, la disidencia y la oposición a las políticas gubernamentales, hay que repudiar esas medidas de represión, pues la política debe ser el ejercicio del diálogo. Pero Maduro parece impasible en su huida hacia adelante y, para despistar a los ciudadanos, sigue recurriendo a la inventiva: ha ordenado abrir una investigación a la filial de Telefónica en el país porque la acusa de apoyar a la oposición. Pero su problema es que la tensión social está haciendo trizas su máscara. Las imágenes de las calles de Caracas difuminadas por los gases lacrimógenos mientras los soldados combaten a una oposición pacífica hablan por sí solas. Así que debe entender que es hora ya de convocar unas elecciones limpias y abrir una transición hacia la normalidad que ponga fin a la aventura chavista. Si no lo hace, sus vecinos latinoamericanos tendrán que redoblar su presión para que en Venezuela se restaure el Estado de Derecho. 
 
___________________________________________________
 
BALBINO GONZÁLEZ
Soy escritor. Escribo artículos y relatos. Lo más reseñable son los dos años que escribí una columna semanal para el periódico 16 de León (España ). También he escrito cuentos infantiles, algún guión de cine, un libro y algo de poesía. Ahora estoy escribiendo para dos periódicos de Sudamérica, La Razón de Bolivia y Diario La Noticia de Honduras.

20170417_140003-1-1.jpg

 
e-max.it: your social media marketing partner

pdn04.png

tablones 400x500.jpg

PDN02.png