Mostrando artículos por etiqueta: Opinet - Diario Digital Cronio de El Salvador
22 Jan, 2018
Última actualización: 9:25 PM 21 January 2018

PDN01.gif

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 53

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 50

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 49

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 48

POR LAS LIBERTADES

  • Ene 22, 2018
  • Publicado en opinet

Se produce una violenta protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro. Sucede en la ciudad de Villa del Rosario (Estado de Zulia, Venezuela). Durante la misma, una estatua de Hugo Chávez es derribada. Es la mejor metáfora de la agonía que vive el chavismo. Pero en lugar de aceptar su debilidad, el régimen redobla la represión sobre los grupos opositores. Es una huida hacia adelante, un intento a la desesperada por perpetuarse en el poder. Así que los venezolanos siguen sin poder pasar página, desgraciadamente. Todo sigue igual. 

El revanchismo se ensaña con Leopoldo López, la figura que mejor encarna el sufrimiento del pueblo venezolano. Lejos de ser liberado de las garras de la prisión militar donde fue recluido, hasta la familia del líder opositor desconoce su paradero desde hace más de un mes. La preocupación por él es máxima, sobre todo desde que aparecieron unos mensajes respecto a su estado de salud, la que podría ser tan grave como para trasladarlo a un hospital militar. 

Con una cruel ironía, uno de los hombres fuertes de Maduro, Diosdado Cabello, ha querido frenar los rumores desde su programa propagandístico que emite la televisión estatal venezolana. Aquél aseguró que "el monstruo de Ramo Verde", como llaman los chavistas a López, "está metido en su cueva, como debe ser los próximos 13 años". Para tratar de demostrarlo difundió un vídeo en el que supuestamente el líder opositor daba "fe de vida" con un mensaje dirigido a su familia. Pero ni la hermana ni el padre creen en la autenticidad de dicha prueba. 

Más allá de la retórica, la delicada situación en la que se encuentra Leopoldo López exige determinación. No olvidemos que hablamos de un preso político que fue encarcelado por encabezar unas manifestaciones y al que un año después se le declaró culpable de incitación pública a la violencia y en un juicio sin garantías. También hay que recordar que su detención ha sido denunciada por la ONU, igualmente por diversas organizaciones de derechos humanos. Mientras, Maduro no se conforma solo con retenerlo, pues permite que en prisión reciba un trato inhumano y aberrante. 

Dada la situación crítica que está viviendo Venezuela, que cada día que pasa es más caótica, hay que reclamar enérgicamente para el país el Estado de Derecho, donde reinen la democracia y la libertad y se respeten los derechos humanos. Hay que pedir con insistencia unas elecciones democráticas, limpias y transparentes. Por ello, las medidas de presión diplomática deben extremarse para movilizar a la comunidad internacional con el fin de obligar a Maduro a que recapacite de una vez. Y no estaría mal que empezase por liberar a esos más de cien presos políticos que, como Leopoldo López, fueron encarcelados por tratar de expresar y defender sus ideas con libertad. 

Divider.png

BALBINO GONZÁLEZ

Soy escritor. Escribo artículos y relatos. Lo más reseñable son los dos años que escribí una columna semanal para el periódico 16 de León (España ). También he escrito cuentos infantiles, algún guión de cine, un libro y algo de poesía. Ahora estoy escribiendo para dos periódicos de Sudamérica, La Razón de Bolivia y Diario La Noticia de Honduras.

20170417_140003-1-1.jpg

 

 

 

 

e-max.it: your social media marketing partner

EL SALVADOR TIEMPOS DIFÍCILES 

  • Ene 22, 2018
  • Publicado en opinet

 Lejos queda en el tiempo la guerra civil en El Salvador (1980 - 1992 ). Es el momento entonces, tras estos veinticinco años de paz y los acuerdos alcanzados para ella, de desmovilizar a la guerrilla y buscar una colocación rápida al número excedente de soldados. Pero eso no se consigue fácilmente, por lo que se está generando una importante migración hacia EEUU. Allí se van agrupando los jóvenes, no tienen medio de subsistencia, se integran en pandillas y después son deportados a El Salvador, donde se crean las maras. La crisis económica está haciendo que miles de ellos entren a formar parte de esas pandillas, las cuales constituyen una verdadera oposición al Gobierno. Por eso el Ejecutivo tiene que buscar de manera acuciante soluciones para disuadirles, pero también alternativas para que puedan reincorporarse a la sociedad. ¿Cómo reintegrarles? Ante la política migratoria que está adoptando Donald Trump, una alternativa viable seria que trabajasen dura y conjuntamente los tres países del Triángulo Norte - Guatemala, El Salvador, Honduras - para que los jóvenes se puedan quedar, subsistir y no tener que emigrar. 

   A pesar de los años transcurridos desde la guerra civil, El Salvador sigue siendo uno de los países más violentos del mundo, con altas tasas de impunidad y donde las maras son un problema enquistado, sin contar la continua "exportación " de emigrantes hacia EEUU. Por otra parte, algo hizo temblar al país en el pasado mes de julio: la Corte Suprema de El Salvador declaró inconstitucional la Ley de Amnistía de 1993, normativa por la que se perdonaban los delitos cometidos durante el conflicto entre el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y el ejército salvadoreño. De esa forma, esperemos que ahora se haga justicia en todos los casos, que resplandezca la verdad de todo lo sucedido durante el conflicto y que se reparen muchas cosas, sobre todo el daño a las víctimas. 

   La eliminación de la Ley de Amnistía fue una decisión polémica. Hoy día hay dos sectores enfrentados: los que la aceptan y los que consideran que es volver abrir las viejas heridas del pasado, lo que no ayudará mucho a la armonía entre todos. Incluso el presidente, Salvador Sánchez Cerén, se mostró inquieto con tal decisión porque podría desestabilizar el país, quizá solo porque habría  que  hacer demasiadas investigaciones. Entonces la pregunta es: ¿ No se bloquearán muchas investigaciones por miedo a que haya personas del Gobierno implicadas en ellas? Seguramente, pero la verdad debe conocerse e imponerse la justicia por encima de todo. Por tanto, es prioritaria la independencia judicial. Para ello, la Corte Suprema de Justicia no debe tener miedo a las presiones para depurar las responsabilidades oportunas y que no haya impunidad con nadie. 

   De momento, tan solo dos casos de la guerra civil se han reabierto tras la declaración de inconstitucionalidad, entre ellos uno de los más simbolicos: El Mozote, en el que se ha requerido a generales de alto mando para preparar su defensa. También está el de la matanza de jesuitas de 1989, por el que que fue acusado, amnistiado y ahora finalmente condenado al 30 años de prisión el coronel Guillermo Benavides. ¿Qué pasará con el resto de militares implicados en el proceso? Sencillamente, que tiene que haber alguien que recurra a la administración de justicia para que se reabran los casos. De todas maneras, parece que a esos militares no se les podrá extraditar a España como se ha solicicitado, que tendrán que que ser juzgados allí. ¿ Será para cubrir a los culpables? Ahí dejo la pregunta.

Divider.png

BALBINO GONZÁLEZ

Soy escritor. Escribo artículos y relatos. Lo más reseñable son los dos años que escribí una columna semanal para el periódico 16 de León (España ). También he escrito cuentos infantiles, algún guión de cine, un libro y algo de poesía. Ahora estoy escribiendo para dos periódicos de Sudamérica, La Razón de Bolivia y Diario La Noticia de Honduras.

20170417_140003-1-1.jpg

e-max.it: your social media marketing partner

EN DEFENSA DEL ESPAÑOL

  • Ene 22, 2018
  • Publicado en opinet

Hoy quiero hablar del idioma español, de la lengua universal de Cervantes. Dijeron que lo primero que hizo Donald Trump nada más llegar a la Casa Blanca fue suprimir la página web del español. Aclararon después que solo era una actualización momentánea. ¿Era verdad o volvía sobre sus pasos? Sea como fuere, corrieron sentimientos heridos, orgullo abollado de una lengua que hablan seiscientos millones de personas en el mundo. Fue como si dijese... !Fuera ese idioma de esclavos, violadores y drogadictos, fuera la lengua española de la Casa del Gran Blanco! Y cincuenta millones de norteamericanos hispanohablantes se quedaron pasmados antes de jurar en arameo. De esa forma se puso en evidencia, si no lo había hecho ya, toda la tirria que ese tío le tiene al hispano, al spanish, al español, al latino, al guacamole, al chicano, al chapo... Pero no pasó nada. Como si se hubiese puesto a pegar tiros en la Quinta Avenida, que así lo dijo en su momento antes de que le votasen. 

unnamed.jpg

   Dicho lo anterior, la pregunta brota sola y la dejo sobrevolar sutilmente por el aire viciado de esas mentes cerradas a la tolerancia y la comprensión. ¿A qué viene ese odio a una lengua que habla una quinta parte de sus compatriotas? A los tipos como Trump, a los que creen en supremacías de raza, a los que piensan que Dios jamás sería negro, a los que desprecian cuanto ignoran, a los que no importa que muchos escupan sangre para que otros vivan mejor... les aterra el mestizaje y la vecindad. Para ellos, como diría Sartre, " el infierno son los otros ". Cosa mala. Porque cuando el miedo se adueña del poder, la mente se nubla, los nervios arden, los oídos se cierran y el dedo de mandar - que es el mismo de apuntar - pide apretar el gatillo. Así que debería calmarse y tomar un buen tequila.

   ¡ Ándele! 

Divider.png

BALBINO GONZÁLEZ

Soy escritor. Escribo artículos y relatos. Lo más reseñable son los dos años que escribí una columna semanal para el periódico 16 de León (España ). También he escrito cuentos infantiles, algún guión de cine, un libro y algo de poesía. Ahora estoy escribiendo para dos periódicos de Sudamérica, La Razón de Bolivia y Diario La Noticia de Honduras.

20170417_140003-1-1.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

e-max.it: your social media marketing partner

Vespertina

  • Ene 22, 2018
  • Publicado en opinet

Vespertina

Inevitablemente, el día ha empezado a apagarse. El cielo es un enorme manto gris que envuelve la ciudad. Algunos noticieros asocian sus explicaciones con la lluvia que durante la tarde bañó los tejados; otros destacan la incipiente neblina que ya desdibuja las calles inundadas. A este clima hay que sumarle las incesantes emisiones de dióxido de carbono, producto del vaivén de los buses y demás medios de transporte, con lo que el paisaje se oscurece todavía más. El resultado es un ambiente propicio para clandestinidades.

Las manos se han juntado. No como las que se juntan para dar un aplauso. No como las que se juntan para hacer el bendito. Estas son manos que no se desprenden de un mismo tronco. Son disímiles. La de él es grande, venosa, callosa, poseedora de una fuerza agreste extraída de los surcos y las piedras. La de ella es blanca, mansa, sutil, hecha para la caricia, para la veneración, para la poesía.

Escuché que él llegó del Oriente, llegó tal vez con la idea de realizar uno de esos trámites para los que se necesita madrugar. Entiendo que no le alcanzó el día para superar la burocracia. Con la cabeza y los ánimos abajo, se dispuso a volver a casa, a su casa triste y solitaria. Pero entonces, como un evidente acto de confabulación natural, una lluvia torrencial se desplomó sobre la ciudad. Y él tuvo que caminar, y tuvo que correr buscando refugio. Lo encontró bajo el techo de una parada de buses. Allí esperó hasta que se apaciguó la tormenta.

Cuando solo quedó la neblina, vislumbró al otro extremo la silueta embrujadora. Cual estrella que por las noches desafía las tinieblas, su fulgor enfrentó y doblegó la grisácea espesura de la atmósfera. Bastó  que se abriera la puerta para embellecer la fachada de la casa. Aquello fue algo más que los cantos de sirena. Aquello fue el cruce de correspondencia natural y psicomagnética entre la mitad y su complemento. 

El forastero se acercó, un poco tímido, un poco soñador. Se había abrigado lo suficiente, pero se encontraba temblando de frío. Ella lo esperaba estacionada en el umbral, sosteniendo con su diestra la puerta y apoyando en el alféizar la izquierda. El forastero la miró, hizo un paneo de abajo hacia arriba. Estaba ligera de ropas; sin embargo, bastaría tocarla para disfrutar su fuego, para prescindir de la chimenea y de la taza de café. La tocó. Sintió su piel comburente. Era el momento de buscar la asociación.

El día ha empezado a apagarse. La neblina esconde las calles, los vehículos tienen que encender las luces para poder circular. Es frecuente, después de la lluvia, que las calles se pongan resbalosas, que haya fallas en el sistema de semáforos o que cualquier automotor presente desperfectos mecánicos. Por alguna de estas razones, el ruido del tráfico se ha intensificado. Apenas se escucha en la distancia el dulce repique de las campanas de la catedral.

Yo estoy aquí, aferrado a la colilla del cigarro, inhalando solamente el humo de los buses. Veo que las manos, finalmente, se han juntado. Entiendo que han dialogado, que ha habido persuasión, que ha habido propuestas.  Los economistas le llaman valor razonable. De repente, la puerta se cierra, y aquello vuelve a ser tan solo la fachada de una casa vieja y destartalada, en un ambiente propicio para clandestinidades.

 _____________________________________________________________________

CADALSO / David Ayala

Es licenciado en Administración de Empresas. Ha escrito poesía, cuento y ensayo. Buena parte de su producción literaria ha sido publicada en su blog personal y en otros medios digitales.

Pic02.jpg

 

e-max.it: your social media marketing partner

Hijos del extremismo barato

  • Ene 22, 2018
  • Publicado en opinet

La capacidad del ser humano para establecer conductas extremistas tiende a ser cada día más la causa de una bipolaridad social.

La bipolaridad social o crisis existencial mantiene una constante en nuestras sociedades saturadas de niveles de ignorancia dogmática. No tiene nada que ver con el conocimiento adquirido con los estudios, simplemente, es no tener idea del entorno real de las coyunturas que nos rodean. Las sociedades actuales han pasado a un nivel de ceguera y falta de creatividad de nuevas soluciones para enfrentar la pobreza, la falta de empleo, la discriminación, la violación de los derechos humanos e irrespeto de los ideales sociales solidarios.

Casi toda la información no viene del análisis crítico y el autoconocimiento básico, sino de una confusión de conocimientos. La crítica coherente ha mutado en una moda que lleva a la intolerancia prepotente del fanatismo de la extrema izquierda populista y la extrema derecha clasista sobre la preocupación del bien social.

Durante la revolución industrial del siglo XIX, nació la necesidad de efectuar una seria crítica al entorno social para buscar respuestas a los cambios sociales, económicos y políticos. Ver su impacto en las sociedades y cómo aplicar el método científico para lograr conclusiones a ciertos fenómenos.

El método científico nos permite aplicando la observación sistemática, experimentación, formulación, análisis y modificación de una hipótesis ver la falsedad o veracidad de un hecho social. En la actualidad, la mayoría de acciones sociales son vistas con el ojo del extremismo religioso-ideológico. No queda espacio para el análisis racional, pues la irracionalidad ha ido ganando espacio en las mentes moldeables de las masas más ignorantes y desinformadas.

La gente común debe ordenarse en fila hacia el matadero de los ideales impuestos y cuando tiene sueños de cambio, debe formar parte de una línea ideológica decretada por sujetos llenos de odio clasista o resentimiento social.

Las nuevas formulaciones y conjeturas a los problemas, que viven millones de humanos, son minimizadas por un caudal de acusaciones violentas o de simples soluciones sacadas del populismo del discurso oficial. El problema de la humanidad está enclavado en su interior y son los procesos de deshumanización. De esa forma, la muerte de millones de personas por las hambrunas y enfermedades se matiza como algo alejado de las realidades de unos cuantos que pueden sacar la cabeza de la caverna de Platón por uno segundos. Promueven soluciones tan repetidas como los eslóganes de lucha de la Guerra Fría y la falsa religiosidad de la doble moral.

Querer salir de montón nos llevará a ser vistos como extraños y hasta radicales, ya que vivir en la oscuridad puede ser mucho más cómodo. Tocar temas como educación sexual, derechos de la comunidad gay, discriminación laboral y cualquier forma de activismo social, nos conducirá a críticas de odio por grupos extremistas, los cuales piensan que poseen la verdad absoluta cuando sus acciones los condenarían al mismo infierno a la hora de un juicio final.

 

La sociedad recibe una medicina peor que la enfermedad compuesta de intolerancia disfrazada de actos de preocupación. Oscar Wilde vivió en carne propia estas acciones al ser condenado por actos inmorales a dos años de cárcel por su homosexualidad, siendo un autor respetado por su producción literaria en la sociedad inglesa. El mismo Dalí fue tildado de loco por los sectores reaccionarios al pintar la Crucifixión con la perspectiva surrealista.

Si estas personas que gozaban de fama y renombre en sus países sufrieron críticas por los extremistas, no es nada raro que cualquier persona vaya por el mismo camino por nadar diferente en la corriente.

El tema de las extremas define a una sociedad cada día más polarizada entre el bien y el mal, pero hay un punto central para navegar sobre él. Siempre ha existido en la construcción interna de nuestra mente. Sobre ella, nadie tiene potestad solo nuestra capacidad de formar construcciones nuevas espirituales y racionales. No necesitamos asfixiarnos entre la lucha sin fin de los vendedores de mentiras y su séquito de fanáticos. Para ellos, está el estadio y el circo. Los que rompen la fila hacia el matadero consiguen la libertad personal sobre la imposición del extremismo.

Cualquier humano tiene la capacidad de ser él mismo, y no buscar convertirse en otros extremistas bajo las tinieblas. Las mayorías sociales pueden salir de la oscuridad y lograr un rol medio aceptable. No existe mediocridad en eso. Lo malo no es ser mediocre, lo malo es ser mediocre y creerse superior y de vanguardia.

__________________________________________________________________

Zarko Pinkas es un comunicador y analista independiente chileno que ha residido en varios países de América del Sur y Centro América.Es licenciado en Comunicaciones y Periodismo de la UCA y egresado de magíster en Ciencias Políticas de la Universidad de Chile. 

 

e-max.it: your social media marketing partner

Sales a tomar el bus y debes pagar la renta a un delincuente. Tu cama podría ser o es la calle. Te toca buscar la cena para Navidad en el basurero municipal. Al exigir tus derechos al Estado te reciben con un guardia armado psicótico con más poder que un funcionario corrupto. En cierta forma, estás en un Estado fallido bananero, aunque por dentro le podrás decir -vulgarmente- que vives en “una mierda de país “como me dijo una amigo venezolano

Obviamente tienes la posibilidad de buscar la iluminación al leer a Samuel Huntington, Robert Dahl, Giovanni Sartori y Hannah Arendt , para tratar de entender la razón de estar cohabitando en una sociedad donde no existe un control efectivo del territorio, una nula capacidad para tomar decisiones por parte del Estado, sumado a la incapacidad para suministrar servicios básicos y la impunidad de mafias y delincuentes. Sin duda que estamos metidos en serios aprietos al estar en medio de esta peste.

Los autores Gerald Herman y Steven Ratnet mostraron preocupación por un nuevo fenómeno de un Estado el cual se va volviendo incapaz de sostenerse a sí mismo como un miembro de la comunidad internacional. Esta polis moribunda podría poner en peligro a sus propios ciudadanos y provocar fuertes oleadas de refugiados e inestabilidad política. Esto provocaría una contaminación a sus vecinos y expandir su deterioro.

William Olson aumentó la definición a los Estados que enfrentan complejos problemas internos que terminan amenazando su continuidad como tal, presentando serios desafíos internos para el orden político.

Robert H. Jackson habló sobre “failed states” remarcando la parte social al no poder garantizar el mínimo de condiciones civiles a sus ciudadanos. Se refería a los recursos básicos para que un sujeto pueda desarrollarse en un entorno con orden, paz y seguridad doméstica. Un Estado fallido no necesariamente es económicamente subdesarrollado, pero sufre una compleja deficiencia en el aspecto político.

El centro de estudios “Fund for Peace” propone parámetros para identificar un Estado fallido:

  1. Pérdida de control físico del territorio o del monopolio en el uso legítimo de la fuerza.
  2. Erosión de la autoridad legítima en la toma de decisiones.
  3. Incapacidad para suministrar servicios básicos.
  4. Incapacidad para interactuar con otros Estados, como miembro pleno de la comunidad internacional.

Por lo general, un Estado fallido se define por un fracaso económico, social y político, caracterizándose por gozar de un gobierno tan ineficaz y débil, el cual tiene escaso control sobre extensas zonas de su espacio nacional. No suministra ni puede proveer servicios básicos a sus ciudadanos, presenta profundos niveles de corrupción y de criminalidad, refugiados y desplazados hacia otros territorios y una marcada crisis económica.

 

“Una mierda de país”

De esa forma, podemos tener un acercamiento a los conceptos de un Estado fallido, aunque la teoría logra ser más vomitiva al vivirla a diario. La expresión de un gran porcentaje de ciudadanos, herederos fallidos de estos Estados, se define en la palabra con que cierra su obra García Márquez, “El coronel no tiene quien le escriba”:

—Dime, ¿qué comemos?

—El coronel necesitó setenta y cinco años —los setenta y cinco años de su vida, minuto a minuto— para llegar a ese instante. Se sintió puro, explícito, invencible, en el momento de responder: Mierda.

Los autores de estos marcos teóricos solo visitan estos países para comprobar que parte de sus definiciones y parámetros son reales. Viajan a Ruanda, Somalia, Haití, Sudán, Afganistán, para analizar los niveles que van desde “peligroso” a “alerta” para después salir de estas naciones donde, obviamente, la única solución es convertirse en protectorados de la ONU o terminar intervenidos por potencias coloniales.

En esa situación estamos los ciudadanos comunes. Recibiendo los efectos de vivir en un sistema político y económico disfuncional. Con actores con poder que solo quieren favorecer a grupos fácticos, conformados por nuevas clases políticas ansiosas por hundir el diente en los despojos; y sectores de poder económico cuyo único fin es sacar los últimos recursos antes del colapso de estas naciones.

La peor actitud del ciudadano racional y crítico es creer las falsas soluciones a problemas que nunca se van a poder resolver, pues el objetivo del parasitismo de las élites fallidas en la región será provocar la inmigración para mantener un economía con crecimientos ilusorios y estabilidad política inexistente. Aunque ahora con Donald Trump la fiesta se puede acabar. Por eso, la responsabilidad de buscar soluciones está en las manos de los grupos de activismo social equilibrados y de intelectuales libres pensadores, ya que no se puede seguir creyendo en promesas del populismo y la demagogia de las extremas que han fracaso en Latinoamérica.

e-max.it: your social media marketing partner

Querido conejo de pascua: 

Obviamente no me conoces. No recuerdo que hayas visitado mi casa durante mi niñez o adolescencia. Seguramente vos no visitas el campo y, lo admito, yo tampoco soy de los que mendigan y viven de sueños. 

Me presento: soy un periodista casi en retiro que hoy decidió abandonar la razón para apelar a la fantasía. Y esta vez me he tomado el atrevimiento de escribirte para hacerte una petición urgente: necesito una canasta con huevos, pero antes de darte las especificaciones, déjame felicitarte por tu loable labor a lo largo de la historia. 

Volviendo al asunto. No importa que en la canasta no vengan chocolates, eso sí que los huevos sean galanes y preferentemente rayados. Ah, y quiero que los envíes de forma expresa a la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT), en la colonia Escalón. 

¿Conoces a los destinatarios? ¿No?, te creo. No creo que ellos hayan hecho méritos para conocerte o para que tú los conozcas. Tampoco sé si ellos necesiten el obsequio, pero no está demás contribuir para hacerlos entender de una vez por todas que el futuro deportivo de El Salvador pasa por el fútbol playa. 

Conejo, si en tu hora de receso te diste una vueltecita por la Costa del Sol no me dejarás mentir. El estadio se llenó y la gente disfrutó cada vez que Rudis Gallo y sus 12 “guerreros” se pararon sobre la arena. El Salvador ama la humildad y el trabajo de estos muchachos, y aunque esta vez no se logró el viaje a Portugal, los aplausos y la fe en esta modalidad siguen intactos. 

Sé que por ahora no se ha publicado nada oficial, pero existe la rumorología que los servicios de Rudis Gallo son requeridos fuera de las fronteras patrias y la vox populi ya discute la renovación o no de su contrato. 

Eso, mi estimado conejo, seguramente a ti no te incumbe, pero honestamente no deja de preocupar. Para mí la renovación de Gallo ni siquiera merece discusión y tampoco creo que sea tema de debate. 

Dirán algunos que hay tiempo, y no dudo que la FESFUT será fiel a la costumbre salvadoreña de prorrogar a última hora.  

En lo personal, antes que cantos de sirena endulcen el oído de Gallo, es necesario que la FESFUT costure el tema y de ser posible con mejoras salariales. Rudis se lo merece. Con él, la Azul playera ha acudido a cuatro copas del mundo. Nadie pasa por alto que en Rávena, Italia (2011), El Salvador se quedó con un honroso cuarto lugar, y esta vez aunque perdimos en casa, los “guerreros de playa” volvieron a cuajar un buen torneo. Habría sido excelente agenciarse un espacio para Portugal, pero la diosa fortuna aguó la fiesta. ¿No crees conejo? 

Será el tiempo quien le dé un sitial en la historia al fútbol playa y es una pena que esto ocurra cuando por hoy, sin duda, me parece que es la piedra angular en el cual deben descansar todos los cimientos del fútbol en El Salvador. Claro, para ello se necesitan condiciones, y la primera debe ser amarrar a Gallo con un contrato mejorado. 

El técnico lo ha dicho claramente: si las condiciones son adecuadas está en total acuerdo de seguir aportando sus conocimientos a la Azul de playa, y eso pasa también por darle alas a este grupo de jugadores que siguen cogiendo hinchas a su paso. 

Hay que reconocer también que entre los 12 existen jugadores a los que su ciclo está llegando a su final. Unos por edad y otros porque detrás de ellos hay nuevos talentos que reclaman su espacio. De ahí que el reciente traspié en la Costa del Sol, más que un fracaso, se debe ver como la mejor oportunidad para iniciar, con tiempo abundante, un verdadero proceso en pro de la creación de una liga profesional de fútbol playa. 

Con tantas playas ociosas y el talento desbordándose en la costa bueno sería que la FESFUT y los dirigentes de la liga mayor sumaran esfuerzos para incluir en sus clubes la disciplina de fútbol playa. Allí está el tesoro deportivo y el diamante en bruto a explotar para un país acostumbrado a fracasar. Campeón en delincuencia y salpicado de amaños. 

Te imaginas conejo, ¿diez selecciones de fútbol playa, 120 jugadores para que Gallo escoja los 12 que llevará a Bahamas 2017?  

Pero como te explicaba al inicio de mi carta lo que por ahora te estoy pidiendo es una solamente una canasta de huevos rayados para la FESFUT y hacerles entender sobre cuál es el futuro deportivo del país.  

Ahora pienso que, más allá del arranque de fantasía que me ha llevado a escribirte, quizá lo que pido está muy alejado de la realidad, tanto como tu existencia. 

e-max.it: your social media marketing partner

Sentado en la colmada platea del estadio Cuscatlán mientras observaba el partido amistoso entre FAS y el New York Cosmos, en el que milita el exjugador del Real Madrid, Raúl González, reflexioné en algunos aspectos que son importantes mencionar. 

En primer lugar, y quizá el más importante, es la falta de ídolos en el fútbol salvadoreño. Lo anterior porque ese día, más allá de que el partido fuera de carácter benéfico y que jugaría el equipo más laureado del redondo nacional, la presencia de Raúl González sobre el césped del Coloso de Monserrat convocó a una cantidad de aficionados que solo se puede comparar con la que reúne la selección mayor de fútbol o la que registra una final del fútbol mayor. 

Dicha situación vino a dejar en claro que el aficionado salvadoreño esta huérfano de un ídolo que lo represente y que le genere orgullo al verlo en el terreno de juego. 

Por ello, a falta de ídolos criollos, los aficionados se tiene que anestesiar apoyando jugadores extranjeros de calidad como el caso, en la actualidad, de Messi, Cristiano Ronaldo, James Rodríguez, Bale a quienes quizá nunca conocerán, pero se conforman con portar camisetas con sus nombre y festejan sus goles a miles de kilómetros de distancia. 

Y es que hace cuánto El Salvador no ve a otro “Mágico” González, Mauricio Cienfuegos, Raúl Díaz Arce, Mauricio Rodríguez, “Pájaro” Huezo y otra serie de jugadores que en su momento se ganaron el apoyo de la afición. 

La otra, no menos importante, es que la buena organización y promoción de un espectáculo de calidad genera excelentes respuesta por parte de la afición. 

Es increíble cómo los aficionados salvadoreños colmaron los graderíos del estadio Cuscatlán con la intención de ver a un jugador de calidad mundial, a pesar que al final el partido no haya sido un espectáculo del mismo nivel. 

Pero dejando de lado eso. Lo que mostró el partido benéfico es que sí se puede; que cuando la empresa privada apuesta por el deporte se pueden hacer grandes cosas. 

Estas dos, entre otras muchas otras reflexiones, dejó la visita del “Ángel de Madrid”… Ojalá, de verdad, se despierte del letargo en que se encuentra el fútbol nacional para beneficio de los aficionados quienes ya no necesitarían idolatrar tanto a jugadores extranjeros ni avergonzarse de la baja calidad del fútbol local. 

e-max.it: your social media marketing partner

La federación Salvadoreña de Baloncesto arranco oficialmente la primera edición de la Liga Mayor de Baloncesto (LMB) denominada Copa Miller Lite, Torneo Apertura 2015.  

Con un total de 11 equipos en disputa de la Copa: entre los que destacan las escuadras de CD Águila, Isidro Metapán y CD UES como los primeros clubes en tener participación en las ramas de fútbol y baloncesto.  

A la lista de equipos se suman: Biomedica, Brujos de Izalco, CM El Brasil Santa Ana, Cojute, Lobos de Chalchuapa, Tigres Voladores de Santiago de María, el San Miguel y El Rápido de La Unión. 

El torneo se ha planeado en dos vueltas de clasificación con visitas recíprocas. 

Dentro de los requisitos establecidos en las bases de competencias de FESABAL para la LMB está que los equipos estarán obligados a contar con un extranjero y dos jugadores de selección nacional o clase A. 

El primer encuentro de la Jornada #1 se disputó en el Gimnasio Nacional Adolfo Pineda de San Salvador y estuvo a cargo de los equipos CD Águila vs CM El Brasil de Santa Ana, que dejó con una amplia ventaja a favor de los emplumados que se impusieron con marcador de 117 a 69.   

De esta forma se dió vida a este nuevo proyecto para la  trasformación del baloncesto nacional, con la intención de revivir su época dorada en el país. 

e-max.it: your social media marketing partner

El deporte de mis pasiones

Mi nombre es Karen Cruz, soy ciclista de pista desde que tengo 23 años, es decir tengo seis años de practicar un deporte del que me he apasionado y al cual le debo el terminar de formarme como una mujer decidida y capaz de lograr mis metas. 

e-max.it: your social media marketing partner

pdn04.png

tablones 400x500.jpg

PDN02.png