Mujer era chantajeada por su pareja con videos íntimos y ella al final tomó la decisión de suicidarse - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us

Internacionales

Mujer era chantajeada por su pareja con videos íntimos y ella al final tomó la decisión de suicidarse

PUBLICADO

on

Alessio Bianchi la amenazó tras grabar las relaciones sexuales que tuvieron, asegurándole que le enviaría la cinta a toda su familia. “Seguiré destruyéndote”, le dijo a su novia Damilya Jossipalenya.

Este hecho dejó helada a la mujer, la cual hacía tiempo era víctima de violencia por parte del hombre, el cual había enviado anteriormente registro de los encuentros sexuales que tenía con ella a sus amigos por WhatsApp. Incluso, se mofaba de ella al mostrarle las reacciones de ellos.

Todo esto comenzó luego que él la amenazara previamente con enviar los videos a sus contactos. Pero en esa ocasión, cumplió su palabra y mostró a sus cercanos como ella le hacía sexo oral en una cabina telefónica, por lo que la joven de 24 años sabía que él podía hacer efectiva su promesa de enviar la cinta a su familia.

Incluso, le pidió a sus amigos a los cuales le mandó la cinta que se la reenviarán a ella por WhatsApp, para que la mujer supiera que todos habían visto el registro.

Además, el hombre ya había sido acusado previamente por parte de su pareja de golpearla y ahorcarla. Ella lo acusó a la policía y luego se desmayó. “Le dijo que la amaba y que si le decía a alguien sobre el ataque la perseguiría y la mataría”, dijo la fiscal durante el juicio.

Pero pese a todo esto, ella seguía manteniendo la relación amorosa con él. Sin embargo, esa amenaza de enviar la cinta a su familia fue la gota que rebalsó el vaso. Esto porque el hombre además la expulsó de su vivienda y le gritó delante de todos los vecinos, por lo que la mujer salió devastada del lugar.

 

Internacionales

Estados Unidos denuncia a 300 curas por pedofilia e identifican a más de mil víctimas

PUBLICADO

on

La Corte Suprema del estado de Pensilvania publicó hoy un informe de un gran jurado que documenta 300  casos de “sacerdotes depredadores” sexuales en seis diócesis, tras investigar denuncias de abusos de menores.

El jurado explicó en el documento, que consta de 1.356 páginas, que ha identificado a unos 1.000 menores que han sido víctimas, algunos de ellos varones, aunque también hay chicas, y entre los que hay adolescentes y muchos preadolescentes.

“Algunos fueron manipulados con alcohol o pornografía. A algunos les hicieron masturbar a sus agresores, o fueron manoseados por ellos. Algunos fueron violados oralmente, algunos vaginalmente, algunos analmente”, denuncia el texto.

El jurado detalló que para elaborar este documento ha escuchado el testimonio de decenas de testigos y ha revisado medio millón de páginas de documentos internos de las diócesis.

En ese sentido, no descartó que el número real de víctimas ascienda a miles, ya que es posible que los registros de algunos menores se hayan perdido o que el afectado optara por mantener el silencio.

En el informe, el jurado criticó que todos los casos fueron dejados de lado por los líderes de la Iglesia “que prefirieron proteger a los abusadores y a la institución, sobre todo”.

Como consecuencia del encubrimiento, casi todos los casos son demasiado antiguos como para ser juzgados, ya que la mayoría son anteriores al año 2000, aunque el jurado subrayó que ha emitido acusaciones contra un sacerdote de la diócesis de Greensburg y otro de la de Erie, que presuntamente ha estado abusando de menores en la última década.

En una rueda de prensa, el fiscal general del estado, Josh Shapiro, destacó que el informe detalla “un encubrimiento sistemático por altos cargos de la Iglesia en Pensilvania y en el Vaticano”.

Aparte de las diócesis de Greensburg y Erie, el resto de las afectadas son las de Scranton, Allentown, Harrisburg y Pittsburgh, todas ellas en Pensilvania.

El pasado 1 de agosto, la diócesis de Harrisburg, una de las implicadas, publicó una lista de 71 religiosos y seminaristas, algunos de ellos ya fallecidos, “acusados” de abusos sexuales a menores desde 1940.

SIGA LEYENDO

Internacionales

Mujer de 24 años muere por practicarse un aborto clandestino

PUBLICADO

on

Con apenas 24 años y un hijo, Liz falleció este lunes por la noche en el hospital Belgrano del municipio argentino de San Martín, en las afueras de Buenos Aires. Había estado internada durante 24 horas producto de una infección sufrida tras realizarse un aborto de manera clandestina e insegura.

Según informó el diario Página/12, la mujer llegó a la guardia con un shock séptico provocado por intentar interrumpir el embarazo con el tallo de un perejil. Una médica que prefirió preservar su nombre declaró a ese medio: “Hace años que no recibíamos un caso con perejil en las guardias. La ilegalidad somete a las mujeres más pobres a las prácticas más desesperadas”.

La noticia llegó a menos de una semana de que el Senado argentino, el pasado 8 de agosto, rechazara un proyecto de ley para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo en el país.

Referente al caso, desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto y la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir emitieron un comunicado en el que señalaron que “El Estado y lxs senadores que se opusieron a la legalización son responsables”.

¿Quién se hace cargo?

El caso de Liz -que no es su verdadero nombre- provocó la reacción en las redes sociales, donde se hizo tendencia el hashtag #ElSenadoEsResponsable. Referentes del feminismo, pero también dirigentes políticos y organizaciones de Derechos Humanos repudiaron a los legisladores por su votación de la semana pasada.

Daniel Gollan, exministro de Salud, recordó: “Decenas de ellas hemos visto entrar a nuestros hospitales con cuadros sépticos y sabemos que, casi siempre, el desenlace será fatal. Es muy injusto”.

Frente a esta situación desde el Colectivo Ni Una Menos convocaron una protesta en Buenos Aires para denunciar la falta de políticas públicas que llevaron a la muerte de la joven.

 

SIGA LEYENDO

Internacionales

VIDEO: Turistas se llevan el susto de sus vidas cuando un guepardo salta a su todoterreno

PUBLICADO

on

Un grupo de turistas que visitaba el parque nacional Serengueti en Tanzania no quiso perder la oportunidad de hacerse unas fotos inolvidables cuando un guepardo saltó inesperadamente sobre el techo abierto de su todoterreno.

El animal, que al parecer solo trataba de encontrar un lugar donde protegerse del sol, no prestó mucha atención a los ocupantes del vehículo, mientras que los visitantes, que no creían lo que veían sus ojos, se quedaron paralizados.

El guía que les acompañaba fue el primero en recuperarse del shock. “Es una selfi”, dijo el hombre, que se apresuró a autorretratarse frente al felino. Una adolescente siguió su ejemplo y también se atrevió a posar para una foto junto al depredador.

Poco después, el guepardo decidió abandonar el lugar y regresó la sabana sin provocar en los visitantes nada más que un gran susto. Se desconoce la fecha cuando se grabaron las imágenes.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído

Copyright © 2018 Diario Digital Cronio