La conmovedora historia de Charlie: "Quiero reunirme con Dios y morir”, que a sus 7 años es víctima de bullying - Diario Digital Cronio de El Salvador
Connect with us
[adrotate group="4"]

Internacionales

La conmovedora historia de Charlie: “Quiero reunirme con Dios y morir”, que a sus 7 años es víctima de bullying

PUBLICADO

on

“Buenos días. Soy Charlie y tengo siete años. Voy a la escuela Notre Dame, en Verdun (Lorena, Francia). Desde el año pasado hay un niño que se llama Nathan. Me golpea todo el tiempo y hoy le pegó a mi pequeño hermano”.

El niño apenas puede contener el llanto mientras relata su estremecedora historia. Sin saber cómo afrontar la desesperación que le genera el hostigamiento permanenteque sufre en la escuela, Charlie siente que no hay salida.

“Le dicho a mi mamá que quiero reunirme con el buen Dios… y morirme”, dice.

El video fue grabado por su hermana, que pensó que contar lo que le pasaba podía ayudarlo. Lo publicó en sus redes sociales, pero lo borró al poco tiempo, arrepentida y temerosa de las consecuencias.

“Estoy cansado de ese niño. No para de pegarme todos los días. Quiero reunirme con el buen Dios para siempre”, dice Charlie hasta que el estallido de lágrimas le impide continuar.

Una estudiante secundaria vio y descargó el video antes de que fuera borrado. Luego lo publicó en Twitter. Entonces, se viralizó de manera extraordinaria.

El rebote fue tan grande que llegó a manos de las autoridades escolares y municipales. Se abrió una investigación y el colegio empezó a trabajar con la víctima, con el victimario y con sus familias.

“No creo que pueda devolverle la sonrisa al pequeño Charlie solo por un tuit, pero gracias a todos por ponerse en contacto con la familia para intentar ayudarlo”, escribió la joven luego de que el niño se contactara con ella para agradecerle.

 

 

Internacionales

VIDEO: Sujeto se lanza de un crucero al mar por obtener más seguidores en Instagram

PUBLICADO

on

Con el objetivo de conseguir seguidores, un hombre se grabó en video cuando se lanza de un crucero desde una altura de 35 metros aproximadamente. Un acto por el que luego tuvo que pagar el precio.

Se trata de  Nick Naydev, quien se lanzó desde un balcón del crucero Symphony of the Seas al mar cerca de Bahamas y grabó la caída para publicarla en su cuenta de Instagram.

Según contó Naydev, y aunque esta parte no aparece en el video, tras hacer ese “clavado” no pudo caminar durante tres días por el dolor en el trasero.

Asimismo, Royal Caribbean, la compañía dueña de la embarcación, le prohibió de por vida abordar otro crucero. Owen Torres, un portavoz de Royal Caribbean, calificó el incidente de “estúpido”.

“Este fue un comportamiento estúpido e imprudente y se les ha prohibido a él ya sus compañeros volver a navegar con nosotros”, dijo Torres en un correo electrónico enviado a Sun Sentinel, al tiempo que agregó que “están explorando tomar acciones legales”.

Si bien ya nunca podrá viajar con Royal Caribbean y pasó algunos días sin poder caminar, al parecer Naydev logró su objetivo, pues el video en Instagram ya cuenta con más de 119,000 visualizaciones y miles de comentarios, una cifra que aún continúa en aumento.

El salto de Naydev coincidió con el fallecimiento de un menor de 16 años de edad que cayó desde el octavo piso del Harmony of the Seas mientras intentaba entrar a su habitación desde el balcón porque había perdido su tarjeta de acceso al camarote.

Ver esta publicación en Instagram

Full send

Una publicación compartida por Nick Naydev (@naydev91) el

SIGA LEYENDO

Internacionales

“Es una rutina para mí y no me arrepiento de haber ahorcado a tanta gente”, asegura verdugo de 300 reos

PUBLICADO

on

Bisnieto, nieto e hijo de verdugos, Sabir Masih ha ejecutado a unos 300 reos, un trabajo que considera “rutinario” y que no le provoca remordimientos, en un momento en el que Pakistán se ha convertido en uno de los principales países en aplicar la pena de muerte en todo el mundo.

“Es una rutina para mí y no me arrepiento de haber ahorcado a tanta gente. Yo solo sigo las órdenes”, afirma tranquilo el hombre de 34 años, espigado, de facciones marcadas y un pronunciado tartamudeo.

Su primera ejecución la llevó a cabo en julio de 2006, el caso de un reo condenado por asesinato durante el robo de un banco, con solo 22 años de edad, debido a que su padre estaba ocupado en el ahorcamiento de un preso en otra ciudad.

El preso “estaba recitando unos versos del Corán. El superintendente me hizo una señal, tiré de la palanca y el convicto quedó colgando. Yo no estaba asustado porque ya había visto una ejecución”, recuerda Masih.

En ocho meses superó las 100 ejecuciones y siguió sumando hasta que en 2008 el Gobierno impuso una moratoria sobre la pena de muerte.

Durante los dos años largos de moratoria, Masih continuó cobrando su salario como empleado público de prisiones de la provincia del Punjab, sin ejecutar a nadie.

Hasta que el 16 de diciembre de 2014 un grupo de talibanes mató a 125 estudiantes en un ataque a una escuela de la ciudad de Peshawar (noroeste), lo que llevó al entonces primer ministro Nawaz Sharif a poner fin a la moratoria para casos de terrorismo y tres meses después para todos.

Sabir Masih posa en la ciudad paquistaní de Lahore (EFE)
Sabir Masih posa en la ciudad paquistaní de Lahore (EFE)

Tan solo tres días después del ataque, Masih ahorcó a los dos primeros presos tras años y desde entonces ha llevado a cabo unas 100.

Pakistán ha ejecutado a 506 personas desde el fin de la moratoria, lo que le ha convertido en uno de los principales países en aplicar la pena de muerte en el mundo, solo por detrás de Arabia Saudí, Irán e Irak.

La última ejecución de Masih fue la de Imran Ali, condenado por la violación y asesinato de una niña de siete años, en un controvertido caso que desató protestas violentas para reclamar seguridad y una acción rápida contra el violador, a quien ahorcó en octubre.

“Permaneció callado. El superintendente le dijo que si quería pedir perdón al padre de Zainab, pero permaneció en silencio”, explica el verdugo.

Grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional (AI) consideran que Pakistán “viola el derecho y las normas internacionales” en su aplicación de las condenas a la horca, mientras que organizaciones locales critican el sistema policial y judicial paquistaní por ser poco eficaces, lo que deviene en sentencias injustas.

Nada de ello afecta a Masih, quien sostiene que la pena de muerte ayuda a reducir los crímenes, a pesar de las evidencias contra ello, y remarca la tradición de su familia.

“Me gusta esta profesión porque es la profesión de mi familia. Estoy contento con lo que hago y no siento ninguna incomodidad”, afirma con orgullo.

Su familia ha realizado este trabajo durante seis generaciones, el abuelo de su padre ya se dedicaba a ello, desde los tiempos en que Pakistán era parte de la India británica.

Su tío abuelo Tara Masih fue el encargado de ejecutar al ex primer ministro Zulficar Ali Bhutto en 1977 tras ser depuesto en un golpe de Estado y condenado por un tribunal.

La ineficacia del sistema judicial paquistaní quedó de manifiesto en 2016 cuando el Tribunal Supremo absolvió a los hermanos Ghulam Qadir y Ghulam Sarwar por asesinato, para descubrir que habían sido ejecutados meses antes.

Masih había sido el encargado de ahorcarlos.

“Si un inocente es ahorcado no es culpa mía, es culpa del juez que ordenó la ejecución”, asegura con parsimonia.

El momento en el que Masih se entusiasma es cuando explica gesticulando cómo se practica la ejecución, cómo coloca la soga en el cuello del reo, le cubre la cabeza, le ata las manos atrás y los pies, cómo le explica al preso que no saque la lengua ya que se la puede cortar durante el ahorcamiento.

Y cómo los ajusticiados cuelgan durante media hora, para asegurarse de que han muerto, ya que unos mueren en unos pocos minutos, mientras que otros pueden tardar mucho más y se asfixian lentamente.

Masih recuerda que ha visto todo tipo de comportamientos en el patíbulo, desde presos que lloran, algunos que rezan, hasta otros que guardan silencio.

Incluso algunos que parecen orgullosos de morir así.

“Personas de grupos terroristas y extremistas lanzan cánticos como Alla- hu-Akbar(dios es grande) y dicen que han ganado, que para ellos es un triunfo, no una derrota”, sentencia el verdugo.

SIGA LEYENDO

Internacionales

Gobierno de Colombia adjudica atentado a escuela de policías al grupo terrorista Ejército de Liberación (ELN).

PUBLICADO

on

El ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, confirmó que el atentado en Bogotá fue perpetrado por el grupo terrorista Ejército de Liberación (ELN).

“Tenemos el corazón arrugado”, dijo el funcionario del presidente Iván Duque al comenzar la conferencia de prensa en la que brindó detalles sobre lo ocurrido este jueves.

Subrayó que apenas sucedió el hecho, “se ordenó los controles de entrada y salida de la ciudad”. “La seguridad es un concepto colectivo, la seguridad es de todos”, destacó Botero.

Luego confirmó que el autor material del atentado es José Aldemar Rodríguez, alias “Mocho” o “Kiko”, quien había perdido su mano derecha en su rol de “explosivista” del ELN.

José Aldemar Rojas Rodríguez, el autor material del atentado
José Aldemar Rojas Rodríguez, el autor material del atentado

Dijo que Rojas Rodríguez nació en 1962 y que, desde 1994, se desempeñaba como miliciano del ELN. Estuvo como cabecilla de este grupo en algunos frentes.

En 2003, se convirtió en cabecilla “explosivista”, en 2011 fue instructor en cursos con desplazamiento a Venezuela, en los que enseñó sobre el manejo de explosivos. En 2013, se transformó en el responsable del frente “Domingo Saenz” del ELN.

 Tenemos el corazón arrugado (Botero)

Botero detalló que en 2015, el terrorista buscó ser incluido en la lista de integrantes de las FARC para obtener beneficios para acogerse a un proceso de paz. Pero aclaró que no formó parte de las FARC y que solo lo intentó.

Esta es la primera imagen que se conoce de Ricardo Andrés Carvajal , de 39 años, uno de los autores intelectuales del atentado terrorista
Esta es la primera imagen que se conoce de Ricardo Andrés Carvajal , de 39 años, uno de los autores intelectuales del atentado terrorista

También dijo que el ataque “se estaba planeando desde hacía más de 10 meses” y que el vehículo explotó cerca de un dormitorio donde había mujeres.

Por su parte, el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, pidió la colaboración de la ciudadanía para saber de dónde salió el vehículo que explotó en la escuela de cadetes de la Policía.

Además, confirmó que Ricardo Andrés Carvajal, el primer detenido, reconoció haber participado del acto terrorista. Será imputado por homicidio agravado y terrorismo.

SIGA LEYENDO
Advertisement

Lo Más Leído